viernes, 27 de junio de 2008

La Ronda I: La Peor Cerveza de mi Vida

Hemos recibido una invitación por parte de la Compañía Asturiana de Amigos de la Cerveza para participar en una iniciativa llamada "La Ronda", propuesta por el Filósofo Cervecero, consistente en realizar una publicación común al final de cada mes sobre el tema a tratar. Desde Hipos Urinatum participaremos gustosamente, quizá incluso varias veces por mes, puesto que somos varias personas las que colaboramos en este blog. Sin más dilaciones, esta es La Ronda correspondiente al mes de Junio:

Cuál fue la peor cerveza que han tomado en su vida? No me refiero a los sospechosos de siempre, ni a una mala partida/botella/tirada de una cerveza que nos gusta. Me refiero a esa cerveza que una vez probaron por primera vez y les resultó simplemente repugnante. Quiero saber cuál fue la ocasión, que hicieron con la cerveza y si alguna vez la volvieron a probar para ver si de hecho se trataba de una mala partida/botella/tirada?

Ciertamente, he tenido la oportunidad de probar muchas cervezas con evidentes carencias, e incluso las he bebido y las bebo con asiduidad... hay ocasiones en las que es el bolsillo el que manda y, como estudiante que soy, estas ocasiones no son poco comunes. Sin embargo, la peor cerveza de mi vida no la bebí, por desgracia, en una de estas ocasiones, ya que me costó un buen dinero.

Tengo la suerte de vivir en un barrio donde la inmigración, ya sea del Este, de África Subsahariana o de Sudamérica, tiene una fuerte presencia. Esto me permite conseguir con facilidad cervezas del extranjero, que de otra forma se me haría casi imposible. Hace algunos años pasé por delante de una tienda de alimentación y llamaron mi atención unas botellas de cerveza de marcas que nunca antes habia visto. Sin pensarlo dos veces, entré a preguntar por ellas y le pedí consejo al dependiente sobre cual comprar. Y, también sin pensarlo dos veces, me ofreció una de África, con la botella fabricada en Camerún (aún me acuerdo de esto), llamada Castel Beer.

La llevé a casa y fué darle un sorbo y comprobar como una especie de agua amarga me inundaba toda la boca. No es que tuviese poco cuerpo, ¡es que no tenía en absoluto! La única parte buena es que estaba fresca, así que le pegué varios tragos más, pero fuí incapaz de acabármela entera (para ponerlo aún más difícil, la botella era de 0'5 l) No he vuelto a probarla y, la verdad, no sé si me atrevería a volver a hacerlo.

3 comentarios:

Pivní Filosof dijo...

Aha!!! yo pensé que se trataba de la Castle Lager sudafricana cuando la mencionaste en el blog de Chela. Tu castle tiene un origen aún más oscuro.....
Gracias por pasar por la ronda.
Saludos
MAX

Chela dijo...

Si yo tambien creía que era el pis surafricano que dió germen a SAB-Miller. Es muy típico de África que muchas cervezas se llaman igual, me refiero a que Hay Stella en Egipto y en Tanzania, Castle en Gambia y en Suráfrica y multitud más con nombres similares e igual sabor jejejeje.
Creo que la real revolución africana en cuanto a cerveza se produce cuando las elaboran con cereal autóctono como el sorgo y el mijo.Serán mejores o peores pero al menos tienen personalidad.

A pesar de la tremenda mediocridad de las cervezas Africanas probadas(stella egipcia,Casablanca marroquí, tuskers keniata, windhoek de Namibia y Castle de Suráfrica) hay una que me llamó la atención por su tremenda frescura( dentro de una neutralidad de sabores absoluto) la Serengeti que mi cuñao-y sin embargo amigo- me trajo de su viaje a Zamzibar. El Leopardo de la etiqueta, su poca comercialización-las leyes sobre alcohol son severas allí- y su envase de medio litro me ganaron para la causa.De lo malo no sabe a nada.

Yo también vivo en Oviedo en un barrio multiétnico, yo lo llamo Little Quito( aunque es el barrio del Milán) por la comunidad ecuatoriana tan grande que hay. Es una verdadera riqueza cultural-no sólo por la cerveza- la que hay en mi barrio y estoy orgulloso de pertenecer a un sitio donde, con sus más y sus menos, la mezcla se está consoguiendo.La Cesta Latina, que es como se llama la mega tienda de productos americanos, no sólo me surte de ajís, tamales, harina de maiz morado, chiles y demás si no que tiene una buena oferta de cerveza americana de varios países.La mayoría suaves y neutras para nuestro concepto pero todas ella ricas por lo que representan. Espero que sigan viniendo y algún día quizás las fabelhaft, Antares, Otro Mundo o Kross, por poner ejemplos lleguen a las estanterías de estas tiendas. Eso será la ostia.
Haya salud

Pivní Filosof dijo...

Amigos, ya pueden encontrar la recapitulación de La Ronda de junio, gracias a todos por participar.
Na Zdraví!