sábado, 6 de junio de 2009

Fischer Bière Speciale

MARCA: Fischer
MODELO: Fischer Bière Speciale
ESTILO: Pale Lager (6% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Francia

CARACTERÍSTICAS: La cervecera Fischer se fundó en 1821 junto a Estrasburgo, capital de la región francesa de Alsacia, muy próxima a la frontera con Alemania (de hecho, durante determinados periodos de los siglos XIX y XX estuvo aún más próxima), por lo que es probable que durante sus dos siglos de existencia haya absorbido algo de los hábitos cerveceros de este país. Por desgracia, es otra de las marcas absorbidas por Heineken y cualquier rastro del buen hacer alemán ha quedado totalmente eclipsado en favor de aumentar beneficios.

Se puede encontrar facilmente en los supermercados, una botella marrón cuya forma recuerda a la de Grolsch, incluyendo el tapón, marcada con un precio abusivo, que sobrepasa los dos euros. Dentro esconde una cerveza de color amarillo muy pálido, clara, con una espuma escasa y no demasiado duradera, cuyo olor es ligerísimo, casi inexistente, que recuerda quizá a malta, y que da la sensación de ser completamente artificial.

En este punto, el panorama es cualquier cosa menos alentador, y en absoluto mejora más adelante, cuando el paladar sufre una agresión al sentirse invadido por un sabor extraño, desagradable, aguado, cuya principal y casi única característica es el amargor, muy seco, con un cuerpo prácticamente inexistente. Aconsejo evitar esta cerveza a toda costa, practicamente cualquier otra que se escoja será más barata y, además, más disfrutable.
NOTA:


Recordando la crítica tan poco favorable que se llevó esta cerveza por parte de Embracing, decidí hacerme con una Fischer para comprobar por mi mismo su calidad. He de reconocer que tras ver el comentario a esta entrada de quien se sentía contrariado por la nota, con la posterior argumentación de mi compañero de blog de que aquí damos opiniones subjetivas, partí con la idea de: "ahora la probaré yo y me encantará, y quedará demostrada la subjetividad del mundo de las cervezas". Pero por desgracia, creo que no podría estar más de acuerdo con Embracing en la valoración de esta lager.

En el vaso presenta un color amarillo cercano al ambar, con espuma blanca y consistente, algo cremosa. La presencia no está mal, pero a partir de aquí todo es cuesta abajo. El aroma no toma mucha presencia, evocando levemente al anís y la malta. Una vez en la boca se presenta tal y como es: una cerveza de un amargor y una agriedad inusitados, con algo de sabor a cereal tostado, muy soso. La presencia se concentra en los laterales de la lengua y el paladar, dejándolos secos y con una sapidez muy desagradable.

Fenomenal si hay gente a la que le sabe buena, a mi personalmente me ha parecido una de las peores cervezas que he tomado este año.

NOTA:




4 comentarios:

Anónimo dijo...

ostia es la primera vez que me pasa que una cerveza que me gusta tanto reciba una nota tan baja. la primera vez que la probe fue en un bar, y estaba fria y bien tratada y me encanto. a partir de ahi en repetidas ocasiones la he cogido y me ha gustao mucho.

no entiendo la nota tan baja, por ello es por lo que he decidido hacer este comentario.

supongo que para sabores los paladares, pero no se, 1 y medio...

Embracing Darkness dijo...

Yo no fui capaz de acabármela... sin embargo, lo que describo no es otra cosa que mi sensación al tomarla, y por supuesto puede haber diferentes opiniones, como en este caso.

La verdad, agradezco el comentario porque pone de manifiesto que las reseñas cerveciles son muy subjetivas y que no hay que tomar lo escrito aquí, ni en ningún otro blog de esta temática, como verdades universales: la mejor manera de saber si te gusta una cerveza (y realmente la única) es probándola. Nosotros solo ofrecemos una guía según nuestros gustos.

Muchas gracias tanto por la visita como por el comentario. ¡Un saludo!

Iker dijo...

Una cerveza que ha desaparecido hasta del portafolios de Heineken, ya que hasta ahora la comercializaban ellos en España, no dice mucho en su favor, aunque tampoco lo diría que permaneciese en él... que contradicción no?

Anónimo dijo...

arcuñao, pue ayer la probé, y la encontré algo sosa, con muy poco sabor, pero que entraba muy bien. osea no me pareció desagradable.

saludos