miércoles, 24 de junio de 2009

Fürstenberg Premium Lager

MARCA: Fürstenberg
MODELO: Fürstenberg Premium Lager
ESTILO: Münchner Hell (5'3% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Fürstlich Fürstenbergische Brauerei fue fundada en 1283 en Donaueschingen, en plena Selva Negra alemana, muy cerca de la frontera con Suiza, y fue absorbida en Octubre del 2004 por la gigantesca Heineken. Se dedican desde hace más de 700 años a la elaboración de cervezas abarcando la mayoría de los estilos tradicionales alemanes, llegando en la actualidad a la comercialización de 22 modelos diferentes.

A simple vista parece una lager normal y corriente, de color dorado transparente con una moderada cantidad de espuma blanca y una carbonatación considerable que se pone de manifiesto con la gran cantidad de burbujas gruesas que ascienden por el vaso, y de hecho es exactamente lo que es, con una pequeña diferencia respecto a otras marcas: está bien hecha. Ya el aroma indica que nos vayamos preparando para una buena cerveza, puesto que frente a la unidimensionalidad a la que nos tienen acostumbrados las eurolager, esa nos ofrece un aroma cargado de leves matices florales y herbales (estos últimos algo más discretos) con quizá un mínimo dulzor frutal.

El sabor es más sencillo, de cuerpo ligero, define la malta y se acompaña con notas herbales. Cada trago entra con facilidad y se disfruta mucho, en parte gracias a su largo final, de amargor suave y duradero adornado por un fugaz toque a hierba aportado por el lúpulo. Podría ser de las pocas cervezas que se autocalifican como Premium Lager que realmente merecen ese apelativo, y además tiene a su favor el que no supone un desembolso importante de dinero, ante lo cual no puedo evitar recomendarla para refrescar una sofocante noche veraniega.

NOTA:

sábado, 20 de junio de 2009

Gulden Draak

MARCA: Gulden Draak
MODELO:
Gulden Draak
ESTILO:
Quadrupel (10'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN:
Bélgica


CARACTERÍSTICAS: Sentaos ante el fuego y os contaré una historia fantástica. Una historia de dragones:

En los cuentos siempre son los dragones los que protegen los tesoros y los "belfort" (casas consistoriales). Estos, durante la época medieval en Flandes, eran los lugares donde se guardaban los tesoros y fueros, por lo que no es de extrañar que en lo alto de la torre de la casa consistorial de Gent se encuentre un dragón dorado, símbolo de los fueros obtenidos en la época medieval.
La leyenda cuenta que el rey noruego Sigrid Magnusson regaló esta escultura de oro exótica al emperador de Constantinopla (ahora Estambul) durante la cruzada del año 1111. Un siglo más tarde el flamenco Balduino XI, fue el emperador de Constantinopla y trasladó la figura a su lugar de origen. En 1382 las ciudades de Gent y Brugge se enfrentaron en una gran batalla por esta estatua y el lugar donde se encuentra ahora nos permite adivinar quién ganó esta batalla.


Gulden draak, el dragón dorado, el vino de cebada... es, sin duda, una de las mejores cervezas creadas por el hombre. El color blanco característico de la botella, contrastado con la etiqueta negra poseedora de un dragón dorado, provocan en ella un aura de misticismo y heroicidad que llama la atención de todo bebedor de cerveza.

Gota a gota, transmite un fuerte y fresco sabor, una mezcla poderosa de aromas dulces y amargos. Deja un regusto persistente en la boca, desde el primer trago, hasta los últimos posos, con un final amargo que aporta notas de torrefacto y caramelo; al ser una cerveza poco filtrada pueden observarse al trasluz resquicios de levadura en suspensión. Cada trago, aunque contundente, atraviesa la garganta con una facilidad peligrosa, pues sus casi 11º de alcohol en seguida hacen aparición en el organismo.

Su botella blanca ayuda a proteger este tesoro contra los efectos de la luz, manteniendo sus excelentes características durante muchos años. Tiene una espuma abundante y espesa, con un color cremoso que, al igual que ocurre en la botella, contrasta con el oscuro color negro caramelo de la cerveza.

Definitivamente, y desde hace mucho tiempo, la Gulden Draak es mi cerveza favorita. Quizás por su sabor, quizás por su cuerpo y fuerza, o por todas las buenas fiestas de las que ha sido partícipe. Recomendada a todo bebedor de cerveza, se puede encontrar en tiendas especializadas o cervecerías a un precio no muy elevado.

Exquisita y practicamente perfecta.

NOTA:



Actualizado por Embracing Darkness:

CARACTERÍSTICAS: En un cotillón de Nochevieja en el Lago Ness, hace ya muchos años, dediqué mi tiempo a probar todas las cervezas que pude de la amplia gama de marcas que ofrecían en barra libre. No fueron pocos los descubrimientos interesantes que hice esa noche, pero hubo una cerveza que llamó mi atención sobre todas las demás gracias al drakkar dorado de la etiqueta, a su alta graduación alcohólica y a la robustez de su sabor. Mi capacidad para apreciar la calidad de las cervezas en aquel entonces era muy limitada, de hecho no son pocas las que en esa fecha me encantaron y con el paso del tiempo me di cuenta de que no tenían nada remarcable, sin embargo no sucedió lo mismo con Gulden Draak y actualmente sigue siendo una de mis favoritas.

Visualmente es muy atractiva, al servirla un torrente de espuma beige amarillenta surge para coronar repartiéndose de forma desigual un líquido de color pardo oscuro con reflejos caoba. En ese mismo momento un olor intensísimo invade las fosas nasales, a malta torrefacta, caramelizada, con marcadas notas a chocolate con leche sobre un fondo de anís o quizá regaliz, un toque de alcohol bastante moderado y suavemente recuerdos de café. Sugiere además, aunque no tan claramente, frutas oscuras o quizá pasas, para completar un aroma dulce pero perfectamente nivelado.

Esta complejidad es también la tónica en el gusto, que comienza con la malta y el caramelo con una suavidad excepcional, a los que se añaden suaves frutas maduras y hacia el final chocolate con leche, justo antes de que se acompase de forma magistral un sabor enólico que rompe la tranquilidad en un segundo y da forma a un regusto seco y totalmente alcohólico que provoca que una sensación de calor baje por la garganta. Equilibrio, complejidad y fuerza, no le puedo pedir más a una cerveza.

NOTA:

miércoles, 17 de junio de 2009

Spaten München

MARCA: Spaten
MODELO: Spaten München
ESTILO: Münchner Hell (5'2% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: La cervecería Spaten tiene una riqueza histórica apasionante, ya que desde su fundación en 1397, el contrato de propiedad ha cambiado de dueño muchas veces. En el año 1867, tras una evolución positiva, la cervecería Spaten se sitúa como la mayor cervecera de Múnich. Años más tarde, su comercialización al resto de Europa e incluso a Estados Unidos, hace que su fama crezca; hasta que llega la Primera Guerra Mundial, en la que la Spaten Brewery se une con la Franziskaner-Leist Brewery en una misma empresa, para sobrellevar la crisis. Tras la Segunda Guerra Mundial, en la que se pierden trabajadores y estructura, la cervecera atraviesa los peores momentos, pero se ve recuperada a partir de 1950, quedando consolidada como una de los grupos cerveceros más importantes de Alemania.

Estamos viviendo unos días muy calurosos, que reblandecen la sesera y no nos dejan estudiar bien. Pero por suerte nuestro pasatiempo favorito nos brinda una solución refrescante y agradable. Esta vez una de las conocidas, la cerveza que se presenta con el símbolo de una pala sobre un escudo rojo: Spaten.

La Spaten es una cerveza completamente Oktoberfest, ya que además de que es una de las que más se consumen en esta fiesta, tiene una variedad denominada Spaten Oktoberfest Beer. Color dorado con espuma blanca y cremosa que flota sobre un sinfín de burbujas finas que ascienden a la superficie. Emana un aroma suave a malta que continúa en el primer trago, dejando un final amargo bastante equilibrado, refrescante y prolongado.
Es apropiada para acompañar carnes de cerdo y quesos (en la foto maridando con Bratwurst y queso), y sin duda para disfrutar de una fiesta cervecil de lo más animada.

NOTA:

lunes, 15 de junio de 2009

Maredsous 10 Triple

MARCA: Maredsous
MODELO: Maredsous 10 Triple
ESTILO: Tripel (10% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS: Presentada como la auténtica cerveza de los monjes Benedictinos de la abadía de Maredsous, que está situada junto a la villa belga de Denée, es elaborada actualmente por Brouwerij Duvel Moortgat, eso sí, bajo la supervisión del abad Bernard Lorent y utilizando la receta tradicional. Existen actualmente tres modelos, que además estrenaron recientemente una nueva etiqueta (mucho mejor que la anterior según mi punto de vista): 6 Blonde, 8 Dubbel y 10 Triple, siendo esta última la que voy a comentar.

Es de color naranja algo amarillento, ligeramente turbio, con una capa moderada de espuma blanca y cremosa, un aspecto muy representativo de lo habitual en este estilo. Al olfato lo primero que aparece es un dulzor intenso, muy afrutado, donde destaca la naranja y quizá también cilantro, fuertemente especiado y con clara presencia de alcohol. Se aprecia sin demasiado problema la malta, pese a que está algo disimulada, y un deje cítrico que cuesta un poco encontrar detrás de dulce aroma.

Con buen cuerpo, el sabor sigue las mismas directrices: se presenta almibarado, probablemente demasiado, con intensas notas de albaricoque y naranja, las mismas especias picantes que se encontraban en el aroma, y un fuerte gusto enólico. El final es algo brusco, el trago dulce pasa a ser astringente por culpa del alcohol y deja la boca totalmente seca. Una cerveza que, para mi gusto, no es mala pero sí tiene una falta de equilibrio importante que le impide estar al nivel de otras Ales Belgas.
NOTA:

lunes, 8 de junio de 2009

Aventinus

MARCA: Aventinus
MODELO: Aventinus
ESTILO: Weizenbock (8'2% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Weissbierbraeuerei G.Schneider & Sohn es una cervecera alemana fundada en 1872 en Münich por Georg Schneider I y su hijo. Es un negocio familiar que ha pasado hasta el momento por las manos de 5 Georg Schneider más y una Mathilde Schneider, y que se ha dedicado desde el primer momento a la elaboración de cervezas de trigo.

Su producto estrella, con una merecida reputación, es Aventinus, una weizenbock de color pardo, muy turbia, que forma una capa de espuma beige muy abundante y tan cremosa que hace la boca agua. Por si fuera poco, una vez servida un olor dulce y penetrante inunda la habitación, donde aparece de inmediato un intenso aroma a platano maduro, también con fuerza malta de trigo tostada en el estilo de las Dunkelweizen, con recuerdos de batido de chocolate, sirope, suave caramelo y matices levadurosos y especias de fondo que completan el espectro. Todo esto, además, en un espléndido equilibrio que hace que no resulte en absoluto empalagosa, ante lo cual en este momento se hace difícil contener las ganas de saborearla.

El sabor es similar en cuanto a intensidad, dulzor y equilibrio. Cada trago comienza con una leve acidez cítrica, predomina igualmente el platano maduro sobre una base de malta tostada y chocolate, como un banana-split, más leve caramelo, y pese a presentar un cuerpo completo se bebe con una fluidez que parece que acaricie la boca. Surgen de repente potentes matices especiados que le dan un punto bastante curioso, muy agradable, y hacia el final aparece el alcohol, tan bien controlado que se convierte en una parte indispensable del gusto, manteniendose hasta el final donde junto con notas frutales da una sensación muy reconfortante mientras se va desvaneciendo poco a poco en un regusto larguísimo que recuerda en cierta medida al ron. Una cerveza quizá algo agresiva pero de un nivel altísimo, obligatoria para los amantes de las de trigo.

NOTA:





Tenía muchas ganas de probar la Aventinus, y por fin el otro día dí con una estantería repleta de ellas en el Alcampo, por lo que me agencié una botella para sobrellevar de una forma agradable la nube de exámenes que me está lloviendo estos días. Una gran compra, he de decir.

La Aventinus es una señora weizenbock, que ya con su etiqueta morada y ampliamente ornamentada con detalles dorados se presenta de una forma exquisita. Hace gala de un color marrón oscuro muy turbio y tiene una corona burbujeante, de color beix claro, que se mantiene cremosa y duradera. En seguida envuelve el espacio con un aroma a plátano dulce y malta que invita al trago. Su sabor es fantástico, desplegando una infinidad de matices de café bombón, chocolate, frutas y un final alcohólico perfecto, que recuerda a un licor señorial, dejando la garganta vibrante y con muy buen sabor. En la boca se forma una espuma que acrecenta estos matices y los mantiene trago tras trago.


Una cerveza intensa, equilibrada y riquísima, ideal para acompañar un buen rato de relax tras un examen, vaya que sí.

NOTA:



domingo, 7 de junio de 2009

Tropical

MARCA: Tropical
MODELO: Tropical
ESTILO: Pale Lager (4'7% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: La Compañía Cervecera de Canarias es una empresa nacida en 1994 de la fusión de otras dos, CCC y SICAL, que a su vez fueron fundadas a mitad del siglo XX. Forma parte del grupo SAB-Miller, por lo que además de producir las cervezas Dorada y Tropical se encarga de la distribución de marcas de esa compañia, Carlsberg o Guiness entre otras. Esta lata me llego directa desde las Islas Canarias por cortesía de la forzuda señora Ana, y estuvo "madurando" en mi armario/bodega hasta la semana pasada.

Me decidí a probarla más que nada porque a 38º C practicamente cualquier cerveza sienta bien, y viendo que el envase de esta promete que es una "cerveza de sabor refrescante" parecía un momento perfecto. Visualmente aparenta ser fiel a su slogan, con su color dorado transparente adornado por infinitas burbujas que suben a toda velocidad hasta la parte superior, donde descansa una densa capa de espuma que recuerda a la de afeitar, da la impresión de quitar la sed al instante. Además, se le suma un suave aroma definido exclusivamente por la malta, con mínima presencia de lúpulo, al que acompaña una cierta acidez muy apropiada si se pretende conseguir una bebida refrescante.

Dentro de sus posibilidades, por el momento tampoco pintaba mal la cosa. Sin embargo, el primer trago destroza estas optimistas expectativas: la malta suave percibida por el olfato se vuelve en este punto inconsistente, hay una total ausencia de cuerpo que se intenta disimular con un amargor completamente descontrolado. Este se hace patente ya desde el momento en el que los labios rozan la espuma y permanece en todo momento, creando así un sabor vacío y desagradable que llega incluso a superarse cuando aparecen notas metálicas en el regusto (espero que provenientes de la lata) Debido a su inusitada agresividad ni siquiera sirve como refresco, deja la boca aspera y muy necesitada de líquidos, todo un despropósito de cerveza.

NOTA:

sábado, 6 de junio de 2009

Fischer Bière Speciale

MARCA: Fischer
MODELO: Fischer Bière Speciale
ESTILO: Pale Lager (6% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Francia

CARACTERÍSTICAS: La cervecera Fischer se fundó en 1821 junto a Estrasburgo, capital de la región francesa de Alsacia, muy próxima a la frontera con Alemania (de hecho, durante determinados periodos de los siglos XIX y XX estuvo aún más próxima), por lo que es probable que durante sus dos siglos de existencia haya absorbido algo de los hábitos cerveceros de este país. Por desgracia, es otra de las marcas absorbidas por Heineken y cualquier rastro del buen hacer alemán ha quedado totalmente eclipsado en favor de aumentar beneficios.

Se puede encontrar facilmente en los supermercados, una botella marrón cuya forma recuerda a la de Grolsch, incluyendo el tapón, marcada con un precio abusivo, que sobrepasa los dos euros. Dentro esconde una cerveza de color amarillo muy pálido, clara, con una espuma escasa y no demasiado duradera, cuyo olor es ligerísimo, casi inexistente, que recuerda quizá a malta, y que da la sensación de ser completamente artificial.

En este punto, el panorama es cualquier cosa menos alentador, y en absoluto mejora más adelante, cuando el paladar sufre una agresión al sentirse invadido por un sabor extraño, desagradable, aguado, cuya principal y casi única característica es el amargor, muy seco, con un cuerpo prácticamente inexistente. Aconsejo evitar esta cerveza a toda costa, practicamente cualquier otra que se escoja será más barata y, además, más disfrutable.
NOTA:


Recordando la crítica tan poco favorable que se llevó esta cerveza por parte de Embracing, decidí hacerme con una Fischer para comprobar por mi mismo su calidad. He de reconocer que tras ver el comentario a esta entrada de quien se sentía contrariado por la nota, con la posterior argumentación de mi compañero de blog de que aquí damos opiniones subjetivas, partí con la idea de: "ahora la probaré yo y me encantará, y quedará demostrada la subjetividad del mundo de las cervezas". Pero por desgracia, creo que no podría estar más de acuerdo con Embracing en la valoración de esta lager.

En el vaso presenta un color amarillo cercano al ambar, con espuma blanca y consistente, algo cremosa. La presencia no está mal, pero a partir de aquí todo es cuesta abajo. El aroma no toma mucha presencia, evocando levemente al anís y la malta. Una vez en la boca se presenta tal y como es: una cerveza de un amargor y una agriedad inusitados, con algo de sabor a cereal tostado, muy soso. La presencia se concentra en los laterales de la lengua y el paladar, dejándolos secos y con una sapidez muy desagradable.

Fenomenal si hay gente a la que le sabe buena, a mi personalmente me ha parecido una de las peores cervezas que he tomado este año.

NOTA:




jueves, 4 de junio de 2009

Erdinger Pikantus

MARCA: Erdinger
MODELO: Erdinger Pikantus
ESTILO: Weizenbock (7'3% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: En plena guerra de exámenes no he podido hacer otra cosa que aprovechar un día de descanso para suministrarme unas cuantas botellas y poder sobrellevar esta temporada de una forma más agradable. Una de las elegidas para este aprovisionamiento, fue la weizenbock de Erdinger, la Erdinger Pikantus. Embracing documentó la marca en el post de la Weiβbier, por lo que saltaremos esa parte.

Hay veces en las que de tanto ir a un restaurante te acostumbras a pedir siempre lo mismo, y con las cervezas no hay excepción. Hace un tiempo solíamos ir con los amigos a un determinado restaurante-cervecería de Huesca, y tras varias visitas, la elección del bocadillo de salchicha cracoviana acompañado de una Pikantus se convirtió en todo un ritual. Lastimosamente, desde hace unos meses dejaron de suministrarla, al igual que muchas otras cervezas, por lo que ese restaurante perdió parte de su atractivo. Al encontrar el otro día la botella en el supermercado, la nostalgia me hizo adueñarme de un burbujeante ejemplar.

La Erdinger Pikantus viste un color café oscuro, algo turbio, y presenta una atractiva corona de espuma beix consistente, esponjosa y duradera. El aroma se ve envuelto con tintes de frutas maduras, levadura y un leve matiz de caramelo. En la boca exhibe un primer sabor a café dulce y caramelo, dejando paso a un tono afrutado muy agradable, entre dulce y ácido, y rematando con un final lupulizado algo agrio. La espuma tiene un sabor a hierro que recuerda a la sangre, detalle que recalcábamos siempre en el restaurante en el que nos la servían, mojando un dedo en el vaso y llevándonoslo a la boca. Su concentración en alcohol (7'3%) hace presencia, y no precisamente en el sabor, por lo que hay que tomarla con cautela y tranquilidad si no se quiere terminar bailando sobre la mesa (ahora se entiende algo mejor nuestra elección cervecil en el restaurante).

Una buena cerveza que además me trae muy buenos recuerdos.

NOTA:

miércoles, 3 de junio de 2009

Ambar Especial

MARCA: Ambar

MODELO: Ambar Especial
ESTILO: Pale Lager (5'2% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Ambar Especial es el producto estrella de La Zaragozana por ser en este momento la cerveza más consumida en Aragón, siendo la marca que más habitualmente nos encontraremos en los bares de Zaragoza llegando a una cuota del 80%. La empresa lleva en activo desde el año 1900 y mantiene de aquella época el lugar de elaboración, el recinto fabril (el más antiguo de España) e incluso un carruaje tirado por percherones que distribuía antiguamente la cerveza y que actualmente se le puede ver circular ocasionalmente por el centro de la capital aragonesa. Puede presumir además de poseer desde 1998 el certificado de calidad ISO9001, siendo la primera cervecera española en conseguirlo.

Cuando se pide una jarra de Ambar en un bar se sabe perfectamente que no se está solicitando una exquisitez, sino más bien una compañera para charlar o para picar algo, función que cumple perfectamente. Se la podría calificar como una cerveza muy directa: dorada, con una capa de espuma generosa, y que emite un aroma dominado por completo por la malta, ligeramente dulce y con resquicios amargos del lúpulo.

El sabor se corresponde con total exactitud con el olfato. La malta monopoliza el trago, comenzando con un suave dulzor característico de los diferentes modelos de la marca Ambar para terminar con un regusto largo donde aparece un amargor muy levemente herbal para mi gusto muy adecuado, y tímida presencia de alcohol. Refrescante, en absoluto compleja sino más bien al contrario, pero muy agradable.

NOTA:

lunes, 1 de junio de 2009

Schmucker Keller Bier Naturtrüb

MARCA: Schmucker
MODELO: Schmucker Keller Bier Naturtrüb
ESTILO: Kellerbier (5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Kellerbier es un antiguo estilo de cerveza alemán que data al menos de la Edad Media, y que se caracteriza por no haber sufrido durante la elaboración ningún proceso de filtración o pasteurización, teniendo así una cantidad de levaduras superior a la de la mayoría de las cervezas actuales, dandole una gran riqueza en vitaminas y nutrientes. Este modelo lo produce Schmucker, una prolífica cervecera alemana con más de 200 años de historia.

La primera impresión no es en absoluto espectacular, es una cerveza de color amarillo pálido, apagado, que forma una capa de espuma blanca poco densa y compacta que desaparece rapidamente. Visualmente recuerda a una caña con limón, y cuando llega ese olor levemente dulce donde son claras las notas cítricas, sobretodo limón, la reminiscencia es mayor. Sin embargo, también es evidente para el olfato el aroma a malta suave y levadura, al que hay que añadir matices florales aportados por los lúpulos. Nada fuera de lo normal, de intensidad moderada, pero bastante agradable en conjunto.

De cuerpo ligero y sabor tan suave como el aroma, aunque bastante menos dulce, continúa en la misma línea. Predominan las notas a limón en el trago, adornadas con los matices florales del lúpulo, mientras que la malta queda en un segundo plano. Crea en la boca una sensación de efervescencia que junto con el gusto a cítricos hacen de esta una cerveza muy refrescante, aunque esto quede limitado por un regusto algo seco, donde aparece un amargor bien controlado. Disfrutable, pero tampoco nada especial.

NOTA: