domingo, 30 de mayo de 2010

Störtebeker Schwarzbier

MARCA: Störtebeker
MODELO: Störtebeker Schwarzbier
ESTILO: Schwarzbier (5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: La última cerveza del viaje a Berlín, la Schwarzbier de la marca Störtebeker. Aunque la Pilsener me llegó en un estado defectuoso, he encontrado esta última en todo su esplendor, y pude comprobar que aun no tratándose de una cerveza sobresaliente, es una buena bebida.

La Störtebeker Schwarzbier luce un color negro opaco con una capa de espuma beix clara, cremosa y burbujeante, que al rato pierde altura y presencia. Su olor es a café torrefacto, destacando el punto alcohólico y la levadura. En el trago se vislumbra un abanico interesante de sabores, yendo del chocolate bombón al tofu, con dejes de levadura y especias, y un amargo final herbal suave y agradable. En conjunto es ligera y deleitosa, aunque deja muy en segundo plano la presencia del alcohol (5%), llegando a perder presencia al cabo del rato.

Me quiero hacer con todas las de la marca (como si fueran pokemon), y comprobar los peores temores al respecto de la Pilsener, que tan mala me supo. Aprovecharé la próxima y cercana intrusión germana para lanzarme en su búsqueda.

NOTA:

viernes, 28 de mayo de 2010

Litovel Schwarzbier Premium

MARCA: Litovel
MODELO: Litovel Schwarzbier Premium
ESTILO: Schwarzbier (5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: República Checa

CARACTERÍSTICAS: La marca Litovel empezó sus actividades en 1893 en la ciudad checa que le da nombre, aunque la propia empresa afirma que su historia se remonta hasta 1291, cuando había en la localidad hasta 57 microcerveceras. La prosperidad de las mismas les llevó en 1770 a elaborar cerveza en un único edificio comunal, lo cual fue clave para la fundación definitiva de la empresa cien años después. Según su página web, son ahora 7 cervezas distintas las que elaboran y fue la Schwarzbier la que me envió Michael.

Es de color marrón muy oscuro, casi negro, con reflejos rubí, y que forma un dedo de espuma beige que desaparece al instante, quedando sin embargo un buen remanente. El aroma es muy sugerente aunque no demasiado intenso, dulce y sedoso, con muchos tostados, donde predomina con claridad el café y también destacan notas ahumadas. Se entrelazan con estos matices herbales y leves recuerdos de chocolate y olivas, con un instante final algo vinoso. Quizá una mayor consistencia lo mejoraría, pero no está mal.

El sabor, por su parte, solo se puede calificar como una catástrofe, comienza con poca fuerza, aguado, con más notas de café y malta tostada, que se ven eclipsadas por un intenso gusto a regaliz, excesivamente dulce y que se vuelve incluso peor a mitad del trago, tan extremo que hace imposible disfrutar la bebida. Al final del trago se llega tan saturado por el dulzor que apenas se pueden apreciar levísimos recuerdos herbales, tabaco y café escondidos en un final largo y plano. Totalmente descompensada, probablemente la peor que he probado de este estilo, casi a la altura de la espantosa Sládkův Měšťan.

NOTA:

miércoles, 26 de mayo de 2010

La Ronda #24: Al momento de elegir y comprar

El fascículo número 24 de la ya legendaria Ronda viene enunciado por Chris, el amigo chileno de 'Todo por una fría'. Este mes se propone el siguiente tema:
"Imagínense que se encuentran con mucha sed y buenas monedas en sus bolsillos y tienen frente a ustedes, ya sea en la góndola de un supermercado o en la carta de un bar, una variedad importante de cervezas nuevas que pueden adquirir:
1. ¿En que se fijan primero y cual es el factor que debe tener esa cerveza para que ustedes paguen por probarla? ...y...
2. ¿Que esperan de esa cerveza para catalogarla como excelente opción y quedar satisfechos con su compra?"
He de decir que los lugares que frecuento relacionados con cerveza (bares y cervecerías) ponen a mi disposición gran variedad de éstas, aunque la mayoría me son conocidas, bien por haber leído sobre ellas o bien por haberlas probado.
Cuando encuentro un lugar en el que ofrecen gran cantidad de cervezas desconocidas, suele llamarme la atención el estilo, la concentración alcohólica y el nombre. Depende del momento y del lugar, pero suelo ir primero a por las que he oído algo, me suena su nombre o su etiqueta, para probarla por mí mismo.

En cuanto a la segunda respuesta lo tengo claro: que sea interesante y agradable. Trato de olvidarme de las expectativas y opiniones. Si la cerveza ha revelado sugestivos matices que han llamado mi atención favorablemente, o toda ella ha resultado ser buena al completo, suelo guardar buen recuerdo de ese momento.
Añadiré que si esta cerveza tiene un carácter fuerte y una concentración alcohólica poderosa (sin llegar a empañar su sabor), suele posicionarse en lo más alto de mi escala de gustos.

Un saludo, y que continúe la Ronda.

martes, 25 de mayo de 2010

Holsten Pilsener

MARCA: Holsten
MODELO: Holsten Pilsener
ESTILO: Pilsener (5'2% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Ya probé de la caja de cervezas alemanas que me envió Michael la marca Astra, que me pareció bastante mediocre, y el otro día tras un relativamente exitoso examen de Psiquiatría decidí atacar a la cerveza que lleva el nombre de esta misma empresa, la Holsten Pilsener, con la esperanza de encontrarme algo un poco más decente, aunque consciente de que de todas maneras no sería una maravilla.

Es una cerveza dorada resplandeciente, cristalina, con bastantes burbujas aunque curiosamente casi nada de espuma, y la poca que sale desaparece al instante. El aroma es muy intenso y maltoso, de dulzor importante, con notas de cereales, una fuerte presencia de lúpulo floral y algo más discreta herbal, y un toque cítrico que redondea el conjunto.

Al trago es directa y sin complicaciones, con un marcado sabor a malta dulce aderezado con consistentes notas herbales que hacen cada sorbo un tanto astringente. Lo que más me agrada es, sin duda, el importante amargor que presenta al final, con claros recuerdos de limón y pomelo, y que se intensifica levemente para determinar un regusto bastante seco. Un tanto áspera pero sabrosa y refrescante para mi gusto... eso sí, tampoco se le puede pedir demasiado.


NOTA:

lunes, 24 de mayo de 2010

Ambar Export

MARCA: Ambar
MODELO: Ambar Export
ESTILO: Märzen/Vienna (7'4% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Cuesta creer que en dos años que llevamos de blog, y siendo ambos aragoneses, todavía no hayamos comentado la que es, en mi opinión, una de las tres mejores cervezas industriales españolas, rivalizando con Voll Damm y Mezquita. Y todavía es más curioso si tenemos en cuenta que es probablemente la cerveza que con más frecuencia bebo, puesto que está presente en la gran mayoría de los bares de la ciudad.

Como bien explica la etiqueta, cosa que es de agradecer, se emplea malta base caramelizada en verde, malta tostada y malta Schlaffer en su elaboración y se le somete a una doble fermentación. Es de color cobre, con una cantidad de espuma moderada y persistente gracias a una carbonatación nada desdeñable. El aroma es dulce, no especialmente intenso, al menos no tanto como cabría esperar, y en él se pueden apreciar notas de malta tostada y caramelo, acompañado por un delicado toque herbal y un importante soplo de alcohol, aunque en ningún momento excesivo ni desagradable, que finalmente parece predominar junto con el caramelo dejando los demás matices en un segundo plano.

El sabor es una auténtica bomba, tanto por el golpe inicial de caramelo y malta tostada dulce como por el alcohol que aparece de forma clara a continuación, que se opone con claridad al gusto amargo, consiguiendo contrarrestarlo con un resultado bastante bueno. Todo esto se adereza con notas herbales dadas por el lúpulo y marcada especia pìcante que parece encajar bien con el alcohol. El regusto es largo, enólico, de amargor intenso, con suaves dejes de naranja y mínima hierba y café, consiguiendo así un sabor que, como dijo Max hace un tiempo, mantiene el equilibrio aunque parece caminar cerca del límite. Quiza no es como para tomar siete seguidas, pero un par de ellas junto con unas bravas se disfrutan enormemente.

NOTA:



Actualizado por Sir Asf:

CARACTERÍSTICAS: Hacía bastante que no me tomaba una Export. Y es que vivir fuera de casa, donde Ambar monopoliza los supermercados y los bares, hace olvidar lo genial de esta cerveza. Por lo tanto, aprovechando la celebración de mi cumpleaños, me agencié una botella para acompañar la deliciosa comida familiar que disfruté la semana pasada. Los reencuentros son muy emotivos.

Lo dicho por Embracing sobre las tres maltas y su gran calidad, para tratarse de una industrial peninsular. Es una cerveza de color cobrizo y espuma blanca que aunque no abunda demasiado, persiste en el vaso. En seguida se puede apreciar el aroma a malta tostada y alcohol, acompañado de un toque herbal en su justa presencia, que invita al trago. Destaca el punto de caramelo en su sabor, completando la primera impresión con un poderoso soplo de malta y alcohol, y algo de café. Final lupulizado donde persiste el alcohol, lidiando por hacer destacar los matices dulces. Deja un regusto persistente y algo seco.

Una cerveza para disfrutar, sin duda.

NOTA:


sábado, 22 de mayo de 2010

Lluna

MARCA: Lluna
MODELO: Lluna
ESTILO: Blonde Biológica (4'3% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Pintaba bien la otra cerveza de la marca Lluna que me correspondió de las cuatro que nos mandó Pau, tanto a primera vista, de un apetitoso amarillo brillante coronado por una esponjosa capa de espuma blanca, como al olfato, con un aroma dulce y frutal, casi rozando el exceso, con intensas notas a pera, piña y almibar, más suaves a melocotón, malta dulce y frutas tropicales, y adornado por recuerdos florales y un puntito de levadura.

Sin embargo, me llevé un buen chasco al probarla y comprobar que estaba en malas condiciones, con un gusto muy desagradable como a verduras y a azufre que abarcaba todo el sabor y la hacía imbebible. Por suerte el Lupuloadicto hizo una reseña de esta cerveza hace unos meses, aclarando así que este ha sido un problema puntual, por lo que hasta que pruebe esta cerveza de nuevo la dejo sin calificar.

miércoles, 19 de mayo de 2010

Störtebeker Pilsener

MARCA: Störtebeker
MODELO: Störtebeker Pilsener
ESTILO: Pilsener (4'9% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Las dos últimas cervezas que me traje del viaje a Berlín (y ya acabo) comparten marca: Störtebeker. Interesante nombre, ligado a un mito naval del siglo XIV: El pirata Klaus Störtebeker. Del personaje en cuestión se habla en el link anterior, aunque podríamos destacar que se dice que este pirata era un "Robin Hood" de los mares, y que podía beberse cuatro litros de cerveza de un trago. Por lo primero, se dice que Störtebeker es "la cerveza de los justos".
La cerveza Störtebeker se fabrica en la ciudad alemana de Stralsund, y data de 1827 . En su etiqueta aparece un galeón pirata sobre las palabras "Norddeutsch herb" (hierbas del norte de alemania). La marca tiene seis cervezas distintas: Pilsener, Schwarzbier, Porter, 1402, Bernstein Weizen y Roggen-Weizen. Yo me agencié las dos primeras en Berlín.

Tras una descripción de este estilo no queda sino esperar una cerveza interesante, por lo que me sorprendió encontrarme con una muy mala bebida. Tengo serias dudas de que la cerveza estuviera en mal estado, porque el sabor metálico persistente a lo largo del trago no era nada normal. Tiene un color amarillo cristalino con muchas burbujas, y espuma blanca que tarda poco en desaparecer. Su aroma no es muy intenso, dejando entrever la malta y un toque herbal muy leve. Hasta aquí todo bien, pero al probarla invade la boca un sabor muy agrio, con presencia de un deje metálico que empaña el trago, y de forma leve el maiz y la malta, junto a un final amargo que deja una sensación del todo desagradable. Como una almendra muy amarga.

Aprovecharé una visita que tenemos prevista a Düsseldorf para volver a probarla. Hasta entonces no quiero poner ninguna nota. A ver qué ocurre con la Schwarzbier.

domingo, 16 de mayo de 2010

Lluna Negra

MARCA: Lluna
MODELO: Lluna Negra
ESTILO: Stout biológica (5'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: La segunda de las cervezas Lluna que me llevé a casa (cortesía de Pau, no está de más repetirlo) fue la Lluna Negra, la stout de la marca, que siguiendo el patrón de etiquetas con animales, incluye la silueta de un murciélago negro.

Esta cerveza es de un color marrón oscuro, ni turbio ni cristalino, al que se añade una capa de espuma beix esponjosa, abundante y bastante duradera (casi se me desborda al servirla). Acompaña un lecho de sedimentos, similar a los que dejó la Lluna Bruna. En su aroma destacan notas torrefactas, algo de afrutado y presencia de caramelo y café. Ya en boca adquiere un toque levemente ácido, con un amargor seco que se va diluyendo, y dejando una generosa presencia de la espuma en la boca, que empaña el paladar. Bastante ligera, no puede presumir de matices fantásticos, aunque sí que se deja beber muy bien, resultando una buena compañera de un plato suculento.

Me gustó algo más la Lluna Bruna, y con toda seguridad me lanzaré a conseguir las otras dos que me quedan por probar.

NOTA:

sábado, 15 de mayo de 2010

Pietra Bière Ambrée

MARCA: Pietra
MODELO: Pietra Bière Ambrée
ESTILO: Amber Ale con castañas (6% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Francia

CARACTERÍSTICAS: En 1992 los corsos Armene y Dominique planeaban volver a su tierra natal, pero para ello necesitaban un proyecto empresarial que poder desarrollar allí, y su gran idea fue el fundar una cervecera en Córcega, eso sí, cuyos productos reflejasen el espíritu de la isla. Tras cuatro años de estudios e investigaciones nació Pietra, una cerveza elaborada con uno de los frutos corsos más típicos, la castaña, y cuyo nombre proviene del pueblo natal de Dominique.

Conseguí esta botella en una tienda de productos artesanales de Donosti, bastante intrigado sobre el sabor de una cerveza de castañas, y lo cierto es que no es como me esperaba. Al servirla se aprecia un líquido de color madera, anaranjado, con una muy moderada capa de espuma, no del todo blanca. El aroma es muy intenso, se intuye sin acercarse a la copa, con un primer contacto de malta tostada dominante, con una suave base de caramelo que se acopla a unos discretos matices algo dulces, a los que no estoy acostumbrado, que probablemente provendrán de la harina de castaña, y al instante el lúpulo herbal se hace evidente, aunque sin destacar demasiado sobre el conjunto, junto con una importante presencia metálica.

El sabor también tiene una fuerza considerable, comienza con malta tostada y caramelo a la par, con un dulzor perfectamente controlado, se añaden nueces, el lúpulo herbal y hacia el final sí que es algo más prominente el gusto aportado por las castañas (que, por cierto, no saben a castaña, supongo que por ser harina de castañas lo empleado en la elaboración) que en el aroma. El final es dulzón, con notas de caramelo, castañas, un muy suave deje de alcohol que conduce a un regusto dulce, un tanto seco, con recuerdos de frutos secos. Buena cerveza aunque por desgracia nada destacable, me esperaba algo exótico y no es el caso.


NOTA:

viernes, 14 de mayo de 2010

Echt Einsiedler Böhmisch

MARCA: Einsiedler
MODELO: Echt Einsiedler Böhmisch
ESTILO: Pilsener (5'2% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Y otra pequeña que me traje de Berlín. La compré en un supermercado a muy buen precio, y fue su etiqueta la que inmediatamente llamó mi atención. Luce un niño que sujeta sonriente una enorme jarra de cerveza, personaje que parece sacado de una novela picaresca.

La cervecera Einsiedler Brauhaus es una fábrica asentada en Einsiedel, Sajonia. En 1885 fue establecida por un fabricante de máquinas en Chemnitz (Einsiedel). A lo largo del siglo veinte, esta fábrica llegó a asociarse con cervecerías como Radeberger o United Breweries VEB Braustolz, pero después de la reprivatización en 1990 desarrolló la Brauhaus Böhmisch, convirtiéndose en la mayor fábrica de cerveza privada independiente de los nuevos Estados Federados. La Einsiedler Brauhaus utiliza agua de sus pozos, y maltas Pilsen y Munich propios.

La Echt Einsiedler Böhmisch viste un color ambar muy cristalino, con muchas burbujas adheridas al vaso y en continua ascensión. Ostenta una capa de espuma abundante y duradera, de color blanco. Su aroma es fresco, aunque no muy rico en matices, pudiéndose entrever leves tonos maltoso y herbales. En boca adquiere mejor forma, dejando un sabor floral que se funde con la malta, muy suave, y que desemboca en un punto final amargo y seco. El regusto sigue siendo suave, y trago tras trago continúa en la misma tesitura, sin resultar desagradable pero mostrándose algo aburrida.

NOTA:

jueves, 13 de mayo de 2010

Weiss Damm

MARCA: Damm
MODELO: Weiss Damm
ESTILO: Hefe-Weiβbier (5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Recién llegado de Berlín, tras pasar una semana cultural de "cerveza en la mano", vuelvo a las cervezas de por aquí y a escribir sobre ellas, que ya era hora.
Esta vez hablamos del nuevo producto de Damm, Weiss Damm (muchas gracias a la empresa, y en especial a Carolina por enviárnosla), que fue presentado este año en Alimentaria 2010, y que recientemente ha salido al mercado. Se presenta en formato de 33cl, en contra de los 50cl de las Weiss habituales, por ser un formato extendido en España y por cosas de marketing (esto no lo comparto en absoluto). La botella luce una etiqueta sencilla y atractiva, al igual que el vaso.

Una vez servida, presenta un color amarillo pálido y turbio, con una generosa capa de espuma blanca, que escala hasta el borde del vaso y perdura un rato. En su aroma se perciben notas afrutadas, destacando el plátano, que recuerda muy mucho a otras Weissbier. Su sabor sigue en la línea, ácido y afrutado, con un leve amargor que se atisba al final del trago y deja un regusto agradable en la boca. Aunque apenas se percibe su graduación alcohólica (5%), su sabor persiste y no pierde fuerza.
Bastante ligera y buena compañera de un plato de comida, aunque no va a revolucionar ningún mercado.

NOTA:



Actualizado por Embracing Darkness:

CARACTERÍSTICAS: Una noche calurosa noche preveraniega tras un duro día de estudio intensivo me pareció un momento perfecto para atacar una de las dos botellas de la nueva Weiss Damm que nos mandaron hace unas semanas (la otra la comentó recientemente Sir Asf) Al principio me emocioné bastante porque el aroma me pareció simplemente maravilloso, muy potente, sedoso, dulce en su justa medida y extremadamente frutal, con el plátano que lo acapara por completo, cargado de especias picantes, algún deje de vainilla, entrelazandose medidas notas de canela y un suave toque cítrico al final.

Por desgracia el sabor, sin ser en absoluto insatisfactorio, no está a la altura del aroma, es sabroso y con cuerpo pero todas esas notas frutales tan completas parecen diluirse algo, no es tan dulce ni tiene tanta fuerza. Comienza con malta, se añade plátano con algo más de discreción de la que me gustaría, y con rapidez se evidencian las notas picantes bastante bien controladas. Todo esto se potencia algo hacia el final, se aprecia cierta efervescencia y se añade un inesperado amargor lupular, bastante moderado eso sí, que se junta con el gusto a plátano y una importante acidez cítrica, para dejar un larguísimo regusto frutal en boca, con un amargor considerable. Refrescante, y una opción adecuada cuando apetece una cerveza de trigo, aunque personalmente hay otras marcas que me gustan más.


NOTA:

lunes, 10 de mayo de 2010

Dos de la San Miguel

Dos añitos ya por aquí, el tiempo pasa bastante raudo. Con motivo de la visita a la San Miguel nos dieron al final de la misma una degustación-piscolabis que consistía en una variedad de cervezas San Miguel. Tuvimos poco tiempo para "disfrutarlas", pues nuestro autobús esperaba fuera y no era conveniente hacerlo esperar (y menos entrar en él cual party van, embriagados por las "suculentas" variedades San Miguel).
Dejé a un lado las cervezas "desalcoholizadas" y de zumo de manzana, y tras beberme una San Miguel Selecta, me agencié las otras dos que me dió tiempo de probar, San Miguel 1516 y San Miguel Eco:

La San Miguel 1516, presentada como un fiel producto de la Reinheitsgebot (Ley de Pureza Alemana), es una Pale Lager de 4'2º de concentración alcohólica. Me encanta el peloteo que te hacen en la página de San Miguel, con "si valoras todo el proceso de elaboración de 1516 es que eres una persona excepcional". Sin palabras.

La cerveza es de un color ambar claro y brillante sobre el que se posa una capa de espuma blanquecina que desaparece fugazmente, dejando un caldo con cientos de burbujas. En su aroma destaca el cereal y muy sutilmente el lúpulo, que deja un toque herbal refrescante. En boca genera bastante espuma y ostenta un amargor seco que no deja ver más matices hasta el final, inundado por un toque metálico nada agradable. Una cerveza de marketing nada recomendable.






La San Miguel Eco se presenta como la primera cerveza ecológica del mercado español, elaborada con cebada y lúpulo procedentes de cultivos que siguen estrictamente las normas de la agricultura ecológica. Ya que su creación data de 2003, supongo que se referirán a que es la primera cerveza ecológica que se comercializa masivamente en España.

Tiene un color amarillo limón brillante que no presenta una carbonatación muy elevada y cuya espuma blanca no se hace abundante, pero persiste. No desprende un aroma evidente, pudiendo apreciarse levemente algún toque maltoso. Tiene un sabor excesivamente suave y falto de matices, que la hacen una cerveza aburrida.

Dos claros ejemplos de cervezas de marketing. La primera se vale de la Ley de Pureza Alemana y la segunda de la elaboración ecológica, dos estrategias para atraer más público y "cumplir" con las necesidades culturales en cuanto a cerveza, en nuestro país. Por desgracia el resultado no es para nada favorable, pues se trata de dos cervezas completamente olvidables y faltas de personalidad.

domingo, 9 de mayo de 2010

2º Aniversario de Hipos Urinatum

Comenzamos este blog más como un entretenimiento personal de un par de principiantes en el mundo cervecil que como un proyecto firme, y sin embargo el apoyo y la gran cantidad de información y conocimientos ofrecidos tanto por parte de lectores como de otros bloggers ha conseguido que nos hayamos tomado bastante en serio este espacio y nos hayamos plantado casi sin darnos cuenta en el segundo cumpleaños. Mucho hemos aprendido a lo largo de estos dos años, y cada vez somos más conscientes de lo mucho que nos queda por conocer, cosa en la que por supuesto pondremos todo nuestro empeño con el fin de poder ofrecer opiniones de cada vez mayor calidad.

Este segundo año ha sido un año mucho más variado en cuanto a estilos de cervezas comentados y a nacionalidades de las mismas, todo esto favorecido por los viajes que nos hemos permitido hacer los componentes del blog, habiendo superado ya las 200 marcas distintas comentadas y, sin embargo, no es este el aspecto que me resulta más satisfactorio, sino la cordialísima relación que se ha establecido entre la mayoría de bloggers, que se ha manifestado en forma de intercambios de cervezas interesantes, ya sea en mano o por correo, e incluso con una propuesta de reunión de bloggers en Praga en Otoño del 2010, que esperemos que al final salga adelante.

Poco más puedo añadir, solo agradecer un año más el apoyo a lectores y compañeros bloggers, que es una buenísima motivación (si no la mejor) para seguir escribiendo.

¡Salud!

sábado, 8 de mayo de 2010

Akerbeltz Gorrasta - Ambrée

MARCA: Akerbeltz
MODELO: Akerbeltz Gorrasta - Ambrée
ESTILO: Amber Ale (5'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Francia

CARACTERÍSTICAS: Nunca había probado una cerveza del país vasco francés, de hecho ni siquiera había oído hablar de ninguna marca de esa zona, hasta que llegó a mis manos esta botella, regalo de la grotescamente musculada Ana, que la encontró en un viaje a Pau. La fábrica, localizada en Xiberoa, elabora tres tipos de cervezas, filtradas pero sin pasteurizar, a partir de cebada navarra y agua de fuentes de alta montaña pirenaica, y es la variedad tostada la que voy a comentar hoy.

El de color rojo parduzco, de transparencia cristalina y con una leve capa de espuma blanca, lo que en un inicio me sugirió una que podía ser una Brown Ale, pero el intenso aroma me quitó al instante esta idea por lo frutal del mismo, con notas de tropicales y de piña muy prominentes, y de naranja algo más livianas. Son también principales en el olfato la malta tostada y el caramelo, que se muestran con mucho carácter, acompañadas de canela, y puntos florales y especiados, formando junto con la fruta un perfume que es realmente una delicia.

El sabor sin embargo es algo decepcionante para lo alto que parecía apuntar esta cerveza, bastante escaso de cuerpo, con un comienzo bastante dulce donde domina la malta tostada y el caramelo, aunque con bastante timidez. Se aprecian también notas de piña, bastante leves eso sí, y el lúpulo floral, y ambos se potencian hacia el final del trago, donde se añade un soplo de especias picantes y muy suave alcohol. Un tanto lineal, se acaba perdiendo el interés, y además con una efervescencia un tanto molesta, no está mal pero algo falta de fuerza.


NOTA:

jueves, 6 de mayo de 2010

Lluna Morisca

MARCA: Lluna
MODELO: Lluna Morisca
ESTILO: Brune biológica con hierbas aromáticas envejecida en barrica de roble (6'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Una vez terminados los deberes rumanos es el momento de lanzarse a una de las reseñas más complicadas que he hecho este año, de una de las cuatro cervezas artesanales valencianas que nos envió el Lúpuloadicto Pau, en colaboración con Rosana, a los que aprovecho para agradecer nuevamente el detalle. Es una cerveza un tanto experimental, elaborada, según leí en el blog de Pau, con técnicas poco habituales como es una tercera fermentación en botella, un añejamiento (¿esta palabra existe?) en barril de roble y macerada con hierbas que por el momento siguen siendo una incognita, aunque tengamos alguna sospecha.

Es de color pardo, granate, con intensos brillos rojizos al trasluz, coronada por una densa capa de espuma beige, bastante fugaz debido a la limitada carbonatación que presenta. Muy fácilmente perceptible al olfato aunque no es demasiado penetrante, emite un aroma dulce, con suaves toques de malta tostada, azúcar quemado y una estupenda base de caramelo, y sorprendentemente frutal, donde destacaría melocotón y albaricoque, a los que se suman delicados recuerdos de naranja. Solo con esto se podría considerar un aroma bastante complejo, pero faltaría mencionar un notable punto picante, notas florales y de miel de intensidad considerable aún siendo más secundarias, sin olvidarnos del perfume de las hierbas aromáticas empleadas en la elaboración, que curiosamente no fue lo que me pareció más prominente al olfato.

Cabía esperar un sabor también dulce, una cerveza fácil de beber, y de hecho es así como empieza, con suave malta, un delicado aunque consistente gusto a albaricoque con un punto cítrico muy medido, y miel de fondo. Sin embargo esto se ve interrumpido de forma brusca e inesperada por un sabor muy intenso, un tanto áspero y seco, algo floral al inicio y extremadamente herbal al final, donde me pareció identificar té de roca y manzanilla, aunque no podría asegurarlo. El trago termina de forma seca, con dejes florales y de miel, y un amargor marcado que va arrastrando desde la irrupción de las hierbas aromáticas en el sabor. Curiosa y bastante agresiva, quizá algo descompensadas las hierbas aromáticas pero a mí me gustó mucho, y encima le veo potencial para ser una cerveza espectacular haciéndole algunos retoques.

NOTA:

martes, 4 de mayo de 2010

Burgkrone Premium Pilsener

MARCA: Burgkrone
MODELO: Burgkrone Premium Pilsener
ESTILO: Pilsener (4'9% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Continuando con el repertorio alemán (cervezas que rescaté del último viaje a Berlín), le toca el turno a la Burgkrone Pilsener. La adquirí en otro de los supermercados de Berlín por un precio bastante bajo (no recuerdo exactamente si superaba el euro). Viene fabricada por la cervecera Norma Nürnberg, y poca más información he podido encontrar sobre ella.

Es de un color rubio brillante, con espuma blanca que no llega a tomar forma y desaparece en cuestión de segundos. Desprende un olor a malta dulce, con cierto toque herbal, que en el trago se va a ver acrecentado levemente, incorporando matices acaramelados. Hacia el final el sabor se torna ágrio, sin ser del todo desagradable, aunque restando intensidad al resto de aromas.
Un punto a su favor es que pasado un rato no se hace sosa, sino que mantiene sus propiedades, aunque siendo unas características poco destacables, tampoco es algo muy bueno.

Es una cerveza que bien puede pasar por cerveza de sesión, pero que en parte me hace pensar en el hueco que podría haber llenado con otra cerveza mejor, si la hubiera dejado en ese supermercado.

NOTA:

domingo, 2 de mayo de 2010

Timisoreana

MARCA: Timisoreana
MODELO: Timisoreana
ESTILO: Pale Lager (5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Rumanía

CARACTERÍSTICAS: Última de las aburridas catas que me quedaban de las cervezas rumanas, en este caso otra marca propia de Cluj, que fue comprada por Ursus S.A. cuando esta empresa ya estaba en manos de SABMiller, en el año 2001. La verdad es que es una vergüenza la actuación de las macro en cuanto a su estrategia de apoderarse con todas las pequeñas cerveceras del país para después sacar a la venta cervezas de un nivel más que discutible, prácticamente iguales entre ellas pero bajo diferentes nombres, y suplir la carencia de calidad de las mismas con marketing, pero poco se puede hacer aparte de no consumirlas (lo cual ya es, de por sí, muy difícil)

Mientras que el aspecto de la botella me encantó, el de la cerveza al servirla no era tan prometedor, recordaba a la que se vende en botellas de plástico de 2'5 litros, de color dorado, cristalina, pero con una carbonatación bajo mínimos, lo que impedía que se mantuviese un mínimo de espuma. El aroma sigue en el mismo nivel, casi inexistente, con notas de malta y pan suavísimas, para después aparecer notas cítricas y lúpuladas a duras penas perceptibles.

Por suerte, del sabor ya se puede sacar un poco más, es algo hueco pero al menos es intenso, con mucha malta dulce que hace de base, nuevamente notas de pan, y cierta acidez cítrica que se acentúa progresivamente, hasta llegar a un final largo y dulce, con un mínimo recuerdo picante y un suave amargor en última instancia que evidencia la presencia del lúpulo. Refrescante, decididamente no gran cosa pero tampoco horrible, de hecho estoy convencido que esta cerveza, y probablemente también las otras que he comentado de este país, pueden resultarme más o menos aceptables según el día.

NOTA:

sábado, 1 de mayo de 2010

La Ronda #23: Reclamos cerveceros

Este mes invitan a la Ronda los amigos de la Logia Cervecera, y con algo de tardanza nos sumamos a las opiniones al respecto del tema que proponen, que es el siguiente:

¿Qué actitud tomar cuando uno va a un bar y desembolsa una buena cantidad de dinero para disfrutar una buena cerveza y lo que le sirven no está en buen estado? ¿O bien no es el producto que uno jura y recontra jura que venía tomando y ya no es lo mismo? ¿Reclamamos? ¿Nos quejamos? ¿Hacemos tripas corazón y nos tomamos hasta la última gota jurando nunca más volver pero sin decir palabra alguna? Y en caso de que uno se haya quejado... ¿cómo fue la reacción del lugar? Nos cambiaron la cerveza por una que si estaba bien? ¿Nos dijeron que es lo que hay y a otra cosa? ¿Nos dieron explicaciones raras de por que la cerveza debería ser así? En concreto: Si no te gusta la cerveza de un bar, ¿que actitud tomás? En caso de reclamar, ¿cual fue la actitud del comercio?
Como otros compañeros bloggeros, he tenido la suerte de no encontrar cervezas en mal estado en los bares que habitúo. No obstante, hablaré de la cerveza de barril que sirven en la cafetería de la Universidad, ya que la calidad de ésta ha conseguido que no vuelva a pedir cerveza en este lugar (y hasta hace muy poco, la alternativa cervecil eran botellines de Heineken). Todo iba bien hasta hace un par de años, cuando pedimos unas cañas y resultaron estar verdaderamente malas. Lo dejamos como un hecho aislado, pero más adelante volvimos a probar, y la cerveza continuaba teniendo un sabor infame. Tenemos cierta confianza con las camareras de la cafetería, y al decirles que la cerveza estaba mala, nos comentaron que era probable que ese barril estuviera en malas condiciones. Sin embargo, la última vez que volví a probarla, seguía igual de intomable, y la respuesta de las camareras fue que "había que aguantar". De haber ocurrido esto mismo en un bar fuera de la universidad, donde no se tiene al estudiante por un peón que debe soportar lo que le echen, hubiese reclamado sin dudarlo. Por supuesto, tratándose de una cafetería universitaria tampoco voy a pedir privilegios, por lo que simplemente he dejado de tomar cerveza en este lugar.


Escrito por Embracing Darkness:

Interesante Ronda tenemos para este mes, por poco no acudimos por puro despiste pero finalmente, aunque nuestra respuesta sea un tanto apresurada y la publicación in extremis (o incluso, admitámoslo, con unas horas de retraso), participamos.

Si el producto no está en buenas condiciones quizá reclamar no es la palabra exacta, sino que más bien se lo comento al dueño del negocio. No estoy dispuesto a discutir con nadie por 2 o 3 euros, así que si decide cambiarme la bebida perfecto y no tengo ningún problema en volver a ese establecimiento más adelante, puesto que un problema de este tipo le puede pasar a cualquiera; y si se envalentona e insiste en que tengo que pagar la bebida, lo hago pero no vuelvo a pisar el bar, y por supuesto no me corto a la hora de comentar a la gente lo sucedido. A esto solo añadiría una excepción, y es cuando te sirven una cerveza en mal estado, mencionas lo sucedido al camarero y este encima te trata con chulería y mala educación, en ese caso me levanto y me voy, solo faltaría que hubiese que pagar para que te falten al respeto.

Por suerte, no he tenido que sufrir demasiadas veces este tipo de situaciones pues el servicio de los locales que frecuento suele ser bueno, pero sí que me ha pasado fuera de Zaragoza alguna vez, y la verdad es que te deja de mal humor durante un buen rato.