miércoles, 29 de junio de 2011

Brewdog Paradox Smokehead

MARCA: Brewdog
MODELO: Brewdog Paradox Smokehead
ESTILO: Russian Imperial Stout añejada en barrica de whisky (10% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Escocia

CARACTERÍSTICAS: Poco tiempo después de probar Paradox Isle of Arran me encontré una reseña en Cervezas del Mundo que describía una cerveza que poco tenía que ver con la que yo había tomado, lo que me resultó bastante sorprendente hasta que caí en la cuenta de que era una edición distinta. No obstante pintaba tan bien, con esa abundancia de ahumados que tanto me suele gustar, que decidí hacerme con ella tan pronto como fuese posible... cosa que me facilitó el Sr. Líquidos, para variar.

Acepto que con el tema de estilo de cerveza y clima soy un poco tiquismiquis, y me negué a abrirla esta botella hasta encontrar un día suficientemente fresco como para que me apeteciese una Imperial Stout, aunque la espera mereció mucho la pena. Al servirla en copa asusta un poco, es una cerveza negra como el tizón a la que el adjetivo opaca no le hace justicia, protegida con recelo por cuatro dedos de crema beige marronácea. El aroma es destructor, rebosante de malta torrefacta envuelta en un potentísimo ahumado, digno de una Rauchbier, con también notas de madera y cacao en un segundo plano, suave toffee y vainilla, y una leve frutalidad. Muy rico y complejo, es curioso como parecen predominar, o al menos equiparar, los perfumes del whisky sobre los propios de la cerveza, un detalle que me ha gustado bastante.

Igual de consistente a su paso por boca, de cuerpo completo, regala un comienzo dulce y bastante picante dominado por torrefacto y regaliz negro, además algo de café y leve vainilla. No obstante esta calma inicial dura poco y emerge con fuerza un intensísimo gusto a madera y humo que fuerza el equilibrio del conjunto de una forma deliciosa mientras se combina con el sabor del whisky y algo de alcohol. Tras cada pequeño sorbo queda un regusto ahumado con marcadas notas de tabaco y regaliz, terminando así de exhibir una cerveza compleja y muy robusta. Deliciosa, y mucho más de mi gusto que su compañera (aunque ambas me parecen muy buenas).

NOTA:

martes, 28 de junio de 2011

Bishops Finger Kentish Ale

MARCA: Shepherd Neame
MODELO: Bishops Finger Kentish Strong Ale
ESTILO: Extra Special Bitter (5'4% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Inglaterra

CARACTERÍSTICAS: Dado que partí el Miércoles de vacaciones a Londres, me pareció una ocasión perfecta para dejar programada la reseña de una cerveza 100% británica, la Bishop's Finger de Shepherd Neame, la cervecera más antigua de Inglaterra, cuyos orígenes se remontan a 1698. Este modelo concretamente se comenzó a elaborar en 1958 para celebrar el final de los años de racionamiento que siguieron a la Segunda Guerra mundial, y de hecho fue la primera Strong Ale en salir al mercado tras dicha época. Su nombre hace referencia a un cartel en forma de dedo que indicaba a los peregrinos la ruta para llegar a Canterbury, y que todavía hoy se puede encontrar en Kent.

Es una cerveza de color rojo parduzco brillante, levemente turbia, que forma dos dedos de espuma cremosa que se adhieren fuertemente a la pared del vaso. El aroma se presenta dulce, malta tostada y caramelo construyen la base, muy moderada y agradable al olfato, a partir de la cual se elevan nueces caramelizadas, frutos secos, leve chocolate de fondo que se mezcla con un sutil deje frutal, y aporta la guinda el lúpulo, que se aparece con claridad.

En boca se nota repleta de malta a pesar de que el dulzor es moderado, se suma también un marcado toque de caramelo y nueces, para hacerse aún menos dulce a continuación por la irrupción de los Fuggles, que hacen el trago más seco y herbal, aunque aún tiene hueco para que se intercalen reminiscencias frutales. Al llegar al final el amargor es intenso, sin embargo persiste cierto dulzor de fruta caramelizada, y deja al final un regusto muy sabroso y especialmente duradero, amargo, con leves notas de manzana ácida, hierba, picante y caramelo. Una cerveza que pese a ser de trago fácil no le falta carácter, la verdad es que me ha gustado mucho.


NOTA:


Actualizado por Sir Asf:

CARACTERÍSTICAS: Todavía faltan unas semanas para embarcarme en un recorrido veraniego por tierras inglesas, pero dado que la tremenda dotación de cervezas que componían el regalo del concurso de fotografía de Lupuloamansalva, incluía una Bishops Finger, a la que tenía bastantes ganas, no he podido dejarla de lado en esta semana cervecil que he instaurado en los primeros días de vacaciones de verano. Y qué bien ha sentado.

Una de esas celebérrimas botellas que quedan absolutamente transparentes sin líquido en su interior, de 50 centilitros muy apetecibles. La cerveza es de un color rojizo cristalino, con espuma blanca y burbujeante que se torna cremosa formando una capa no demasiado abundante, pero duradera.

Desprende un aroma maltoso con base caramelizada y notas de lúpulo. No obstante su sabor no es demasiado dulce, presentando tímidas notas de malta tostada, caramelo y un leve afrutado, que dejan paso a los lúpulos fuggles, refrescantes y llenos de sabor. Mantiene este tono hasta el final del trago, dejando un regusto amargo y delicioso.

Al completo una cerveza riquísima, ideal para estos días horneados que atravesamos. Coincido con la puntuación de Embracing.

NOTA:



lunes, 27 de junio de 2011

Baltika (Балтика) 6 Porter

MARCA: Baltika (Балтика)
MODELO: Baltika (Балтика) 6 Porter
ESTILO: Baltic Porter (7% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Rusia

CARACTERÍSTICAS: Hace ya más de un año que comenzamos a comentar las Baltika y tras 3 o 4 reseñas hicimos un parón, supongo que por haber encontrado otras cervezas que nos parecieron más interesantes. Curiosamente dejamos en el olvido la que es, a mi parecer, el modelo que sí que merece la pena de esta cervecera rusa, que es la Porter. Así pues la semana pasada me acerqué al atardecer a la tienda rusa (y "Asociación de Ex-Ciudadanos de la Antigua URSS", que sé que no viene al caso pero me encanta puntualizarlo) de mi calle, tan de buena gana como siempre que planeo comprar esta cerveza.

Ya en casa, vaso de pinta teñido de negro con reflejos rojizos, y Dr. Strangelove de Kubrick en el DVD, dispuesto a combinar ambas cosas, y empezaron a fluir dulces e intensos aromas dominados por malta bien tostada y caramelo sobre un suave fondo de chocolate con leche, al que acompañan notas de ciruelas y plátano muy leves, pero perceptibles. Le dan el punto de agresividad que le faltaba medidos toques de alcohol y picante, y un leve deje herbal que continua a este último.

Y mientras los americanos se iban poniendo nerviosos en el televisor, yo bebía con absoluta calma mi cerveza, disfrutando de su sabor repleto de malta torrefacta, chocolate con leche y caramelo, este algo menos acentuado en este momento. Define un buen cuerpo y mucho carácter, se suma un toque de lúpulos herbales y hacia el final añade el alcohol, frutas oscuras y un deje a café, los tres con moderación, mientras un marcado amargor contrarresta con dificultad el denso dulzor inicial, para acabar desembocando en un larguísimo regusto enólico, con notas de chocolate y caramelo. La verdad es que las cervezas tan cremosas son una gozada, quizá esta es un poco demasiado dulce para mi gusto (me ha llegado a recordar en algún momento a las Brune belgas) pero me parece igualmente un ejemplo perfecto de una buena Baltic Porter.

NOTA:



Actualizado por Sir Asf:

CARACTERÍSTICAS: No sienta bien que traten de venderte una cerveza por cuatro veces el precio que puedes encontrar en otros lugares, pero peor sienta ser tan estúpido de pagar ese precio. Obviando ese detalle, volví a disfrutar al máximo esta riquísima porter de Baltika.

La cerveza luce un color negro opaco, con brillos rojizos al trasluz. La espuma es beix, de espuma gruesa y no demasiada duración. No obstante, enseguida invade el ambiente un aroma a café, caramelo y malta torrefacta del todo apetitoso. El trago es en esa línea, un sabor intenso con base de chocolate, toque de café, malta tostada y un final lupulizado. El alcohol juega una baza interesante, está presente pero no copa el trago, haciendo aparición en su justa medida.

Entre las Baltika es una de las mejores elecciones, si no la mejor. La 9 sigue siendo mi capricho personal, y más ahora que la han equilibrado un poco (aunque siguen advirtiéndote que es "la fuerte", cuando la compras en cualquier tienda rusa).

NOTA:



viernes, 24 de junio de 2011

Bière de Printemps de l'Oncle HANSI

MARCA: La Saint Pierre
MODELO: Bière de Printemps de l'Oncle HANSI
ESTILO: Bière de Mars (5'2% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Francia

CARACTERÍSTICAS: Hasta el momento en el que llegó a mis manos esta botella, regalo de Cristina y Fernando, desconocía por completo la existencia de las bière de mars; sin embargo, por lo que he podido ir viendo está bien asentado en Francia. La asociación Brasseurs de France la define como una cerveza de alta fermentación rubia o tostada, cuya graduación alcohólica oscila entre 4'5% ABV y 5'5% ABV, elaborada a partir de unos tipos concretos de cebada recogida del 14 de Julio al 15 de Agosto, y que se vende únicamente durante el mes de Marzo. Por suerte algunos maestros cerveceros prefieren la denominación Bière de Printemps, y así pueden evitar la restricción comercial y venderla durante todo el año.

Esta marca concreta sigue perfectamente estas directrices, es de color bronce anaranjado, algo velada y con una carbonatación suficientemente poderosa como para mantener en todo momento un dedo de espuma cremosa. La manifestación más llamativa del aroma son las especias, concretamente clavo y cilantro, que le dan cierto parecido a las Wit aunque con una mayor presencia de malta. No obstante, el núcleo no consiste únicamente en esto sino que hay además fruta en abundancia: naranja dulce, melocotón en almíbar, más suave manzana, además de leves notas de miel y un marcado perfume floral.

El sabor también está repleto de frutas, entre las que destacan melocotón y plátano, y de nuevo abundantes especias, dejando de fondo malta dulce y leves notas levadurosas. Pese a esta intensidad en los sabores realmente es una cerveza muy delicada, pasa sedosa por boca y solo al final se rebela un poco con un suave amargor floral, con recuerdos de cáscara de naranja y un leve punto picante. Una cerveza muy refrescante, a lo que contribuye también el carácter cítrico del regusto, pero a la vez compleja y sabrosa, bastante difícil de describir pero muy fácil de beber. Si se tiene la oportunidad, recomiendo probarla sin duda alguna.

NOTA

lunes, 20 de junio de 2011

Weizenland Weissbier Hefetrüb

MARCA: Weizenland
MODELO: Weizenland Weissbier Hefetrüb
ESTILO: Hefe-Weiβbier (4'8% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Hace ya años que venden esta cerveza en Vips, al menos en el de Plaza Aragón de Zaragoza, sin embargo no fue hasta hace unos 6 meses cuando relacioné la marca con la cervecera Kaiserdom, responsable de una Kellerbier y una Dunkel que me gustan mucho. Cuando me enteré de esto no era la época del año en que más me apetecían cervezas de este estilo pero me propuse probarla en no mucho tiempo, y eso hice la semana pasada, aunque reconozco que con algo de miedo pues últimamente los productos de esta fábrica no me han decepcionado un poco.

No me desagradan las sorpresas, de hecho algunas de las cervezas que más me gustan dificilmente se encajan en ningún estilo, sin embargo ante una Weizen tan apenas turbia y con poca espuma casi tengo ganas de salir corriendo. Al final me quedé en el sitio gracias al aroma, donde se encuentran como protagonistas malta y cereales, plátano y manzana más suaves, y un mínimo toque de limón y especias completado con un sutil frescor floral. Un tanto curioso por casi ser más predominante la cebada que del trigo, pero ni tan mal el conjunto.

Lo que me derrumbó por completo fue el primer trago, en ese instante la cerveza muestra todas sus carencias: falta cuerpo, falta complejidad y falta intensidad. Pasa por boca excesivamente fluida, dejando un discreto sabor a malta dulce y plátano al que una acidez cítrica casi llega a igualar... y poco más, al final un amargor floral/herbal también muy moderado con un leve deje picante. No es desagradable pero se queda en el peligroso terreno de la indiferencia, a kilómetros de una simple Franziskaner, lo cual es una pena porque esta fábrica sabe hacer bien las cosas.

NOTA:

viernes, 17 de junio de 2011

Samuel Smith's India Ale

MARCA: Samuel Smith
MODELO: Samuel Smith's India Ale
ESTILO: India Pale Ale (5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Inglaterra

CARACTERÍSTICAS: Tocaba ya comentar por aquí mi favorita de entre las Samuel Smith para los días calurosos, una India Pale Ale que poco tiene que ver con las de este estilo que hacen actualmente la mayoría de las cerveceras, pero en la que se pone de manifiesto, una vez más, el buen hacer de los de Yorkshire. Cuenta con el añadido, y con seguridad eso influye en que me guste tanto, de que viene en botella de 550 ml, lo que me evita insatisfacciones post-cervecero. ¿Para cuando la manifestación para exigir que toda cerveza británica venga en ese formato?

Esta concretamente la compré en Lúpulo a Mansalva hace un par de meses y me había dado pena abrirla hasta ahora. Es de color cobre anaranjada, tan poco turbia como si hubiese sido filtrada, cubierta por una estable capa de espuma apenas teñida. Sorprende el dulzor del aroma, muchísimo más maltoso de lo esperado, también con abundante caramelo e incluso algunos recuerdos de dátiles e higos, aunque muy leves. Y al contrario de lo esperado, el lúpulo es casi lo que menos destaca, aporta un frescor moderado, leves notas de albaricoque y deja trazos cítricos y florales.

No cabe duda de que el inicio es cuanto menos peculiar e incluso hace dudar del estilo, sin embargo el primer sorbo confirma que estamos ante una IPA, aunque eso sí, el clasicismo también se hace notar. De nuevo presenta una consistente base de caramelo, toffee y malta tostada, con un cierto toque de higos y dátiles, hasta que irrumpe un progresiva acidez y sequedad, repleta de manzana verde y naranja, junto con un amargor firme pero controlado de forma milimétrica, sin excederse un ápice. Queda en el regusto una mezcla de lúpulo cítrico, floral y un buen toque de especias, dejando un sabor delicioso. Una cerveza estupenda, inmutable a las nuevas corrientes y con un dominio del lúpulo increible.

NOTA:

martes, 14 de junio de 2011

Triduo Cervecero en Líquidos

El pasado mes de Mayo, además de finalizar el plazo de entrega de las muestras para el concurso de Homebrewing, se organizó en Líquidos una serie de 3 charlas dedicadas al mundo de la cerveza, cada una de ellas enfocando el tema desde una perspectiva distinta para conseguir así una visión más amplia, y contando para ello con diferentes personas relacionadas de una forma u otra con esta bebida y lo que le rodea. Al igual que los demás eventos que se han celebrado en esta tienda, la participación era gratuita y durante el desarrollo de los mismos se invitó a los asistentes a degustar algunas cervezas vinculadas con la charla.

El primer coloquio, que se llevó a cabo el Jueves 19 de Mayo, llevaba el título de "Cerveza Industrial en el S.XXI", y el encargado de dirigirlo fue Ángel Campos, responsable de márketing de La Zaragozana S.A. Por supuesto se hizo énfasis en la trayectoria de la empresa para la que él trabaja y su situación actual en el mercado, pero la mayor parte del tiempo se dedicó a ilustrar a los asistentes con un ameno resumen sobre la evolución de la cerveza industrial en España desde finales del S.XIX hasta el momento. Pudimos además disfrutar mientras tanto de una Ambar Caesaraugusta, de la cual se nos explicó los graves problemas que tuvieron los primeros meses para controlar la calidad de esta cerveza una vez que salía de fábrica, lo cual les ha llevado a cambiar varias veces la receta hasta la actual, en la que ya no hay refermentación en botella, y además tuvimos la suerte de probar Ambar Bombón, una cerveza de chocolate de edición limitadísima que salió al mercado con motivo de la feria "Zaragoza Gastronómica" del 2011. Fué una charla que me gustó mucho, tanto el contenido como las cervezas acompañantes, que sin ser brillantes no estaban nada mal.

Una semana después, el día 26 de Mayo, se celebró la segunda charla "Creación y Difusión de la Cultura Cervecera en España" Esta se dividía en dos partes, en la primera Alejandro Bes y Antonia Carrera de Cervezas Mudéjar relataron sus experiencias al frente de su empresa, comentaron sus productos y dieron su visión sobre el mundo de las microcerveceras españolas mientras nos invitaron a algunas de las cervezas que elaboran, concretamente Rubia, Picante, Negra y Ale. Para la segunda parte Ignacio me preguntó si podría ser yo el que comentase algo del mundo de los blogs dedicados a la cerveza, y no vi inconveniente en hacerlo, así que narré un poco la historia de Hipos Urinatum junto con la de varios de los blogs más veteranos, aunque pretendiendo más un foro abierto que una charla. En comparación con el primero este día fue algo más distendido, hubo más participación por parte de los asistentes, momentos un tanto cómicos, y más debate y polémica, sobretodo en la primera parte, aunque tampoco me atrevería a decir que me gustó más... simplemente fue otro estilo.

El tercer y último coloquio fue el Jueves pasado, 9 de Junio, y también tuvo doble temática. Por una parte tuvimos a Christian Siegrel, miembro del jurado del concurso de homebrewing "Háztelo Tú", que nos relato las características de Alemania, su país natal, en lo que respecta a la cerveza, dando un repaso tanto a estilos y fábricas como a costumbres y tradiciones, etc. La verdad es que fue muy interesante, y encima mientras tanto disfrutamos de dos cervezas de la región, St. Georgen Bräu Hefe-Weiβbier y Weihenstephaner Tradition Bayrisch Dunkel, esta última germantástica. Por la otra parte estuvo Joaquín Segura, ganador del concurso con su Porter, que nos explicó su forma de hacer cerveza, cómo aprendió y cuánto tiempo le costó, y contestó amablemente a todas nuestras dudas, consiguiendo convencerme para renunciar al kit en mi próximo intento cervecil. Por supuesto, y como no podía ser de otra manera, nos ofreció para degustar una de sus cervezas más recientes, no la ganadora del concurso, por desgracia, pero en su lugar pudimos disfrutar de una cerveza de trigo algo difícil de encajar en un estilo concreto aunque igualmente estupenda.

Con esta charla terminó el Triduo, del que saqué una sensación muy positiva, y quedó claro que cada día hay en Zaragoza más interesados por el mundo de la cerveza. Como siempre agradezco mucho la invitación, y hasta la próxima.

domingo, 12 de junio de 2011

Adriaen Brouwer Dark Gold

MARCA: Adriaen Brouwer
MODELO: Adriaen Brouwer Dark Gold
ESTILO: Brune (8'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS: Las ales belgas son una apuesta segura, y no es de extrañar encontrarse con más de una cerveza extraordinaria en el camino, cuando se trata de este estilo. Eso mismo me pasó el otro día, cuando elegí la Adriaen Brouwer Dark Gold para un último descanso antes de empezar con una semana plagada de rodajes (razón por la cual no he estado demasiado por estos lares). Deliciosa cerveza.

Esta cerveza utiliza la receta tradicional de la región de Oudenaarde, una de las zonas más pintorescas de Flandes. El pintor Adriaen Brouwer, nacido en esa localidad, tenía una gran pasión por la cerveza y la fiesta (se dice que murió en uno de sus excesos), por lo que se nombró así a esta cerveza, en su honor.

La cerveza tiene un aspecto inmejorable. Luce un color ocre, rojizo al trasluz, que no deja ver a través del vaso. Sobre el caldo se posa una majestuosa capa de espuma beix de burbuja gruesa, muy esponjosa y muy duradera. Se aprecia una mínima carbonatación en forma de burbujas diminutas que ascienden despacio.

El aroma hace presencia al instante, dejando un olor malteado, alcohólico, floral y levemente afrutado, como cítrico. El sabor es maltoso y lleno de matices afrutados, con base de chocolate y caramelo, y presencia justa del alcohol, que le da fuerza al trago. Se perciben tintes de licor, malta torrefacta y un final levemente ácido, suave y delicioso.

Una cerveza exquisita. Adjunto un detalle del cuadro 'En la taberna', de Adriaen Brouwer.

NOTA:





martes, 7 de junio de 2011

"Háztelo Tú", concurso de homebrewing (resolución)

En Febrero informé de que gracias a la colaboración de Ignacio de Líquidos y Sergio de Lupulus había visto la luz el primer Concurso de Homebrewing que se celebraba en Zaragoza, y que el plazo límite de entrega de las cervezas que pretendiesen entrar en el concurso era el día 26 de Mayo, tras lo cual el jurado, del que tuve la suerte de formar parte, tendría una semana para dar su veredicto antes del día de la entrega de los premios. Ese plazo nos pareció bastante razonable según el número de participantes que estimabamos que habría... no sabíamos la que se nos venía encima.

Por motivos de tiempo las cuatro personas que nos encargábamos de la ardua (ji) tarea de valorar las cervezas, Christian, Montse, Sergio y yo, decidimos reunirnos dos veces, una para decidir los ganadores de la categoría "Kit" y otra para "Todo Grano" La forma de hacerlo lo sugirió Sergio inspirado en la popular página Ratebeer, puntuando cada cerveza según aspecto externo (5 puntos), aroma (10 puntos), sabor (10 puntos), paladar (5 puntos) y valoración general (20 puntos) En principio no soy muy partidario de puntuar tantos aspectos de la cerveza y, de hecho, el primer día no habría hecho demasiada falta, pero con la avalancha de botellas del segundo día he de reconocer que este método resultó extremadamente útil. Contamos además con la ayuda de Ignacio, que decidió que, como los miembros del jurado conocíamos a algunas de las personas que participaban en el concurso, y con la intención de procurar la máxima objetividad, servir él las copas en el trastero de la tienda y subirlas a continuación, evitando así que nuestras opiniones se viesen influenciadas por elementos ajenos a la cerveza.

En nuestro primer día de valoraciones nos dedicamos a las cervezas elaboradas mediante "Kit", es decir, partiendo del cereal ya en forma de malta. Se presentaron a concurso 6 cervezas distintas y la verdad es que no tengo mal recuerdo de ninguna, en algunas se notaba que partían de kit, lo que les da un sabor bastante característico, pero eran todas perfectamente bebestibles. Justo fue la ausencia de este sabor lo que hizo que me fijase en dos cervezas, una Stout y una IPA, que al final salieron ganadoras, coincidiendo además los 4 miembros del jurado en que eran las que merecían ser premiadas.

El segundo día fue bastante más duro, vamos, dentro de lo duro que puede ser pasarse la tarde bebiendo cervezas, puesto que cuando nos reunimos de nuevo nos enteramos de que eran 16 las cervezas que competían en esta categoría de "Todo Grano", cosa que nos sorprendió porque casi triplicaba a las del día anterior. Este esfuerzo fue ampliamente recompensado con la increible calidad de muchas de las cervezas que tomamos; salvo un par que estaban estropeadas, las demás iban desde cervezas bastante decentes a auténticas maravillas que podían mirar cara a cara a algunas de las mejores fábricas (y aseguro que para contar las que estaban dentro de este grupo me faltan dedos en la mano). Hubo varias Pale Ale e IPA que me llamaron la atención, una de ellas quedó segunda y fué la cerveza que yo puntué más alto, además de una excelente Porter, que finalmente fue la ganadora, y una muy acertada Dunkelweizen que además tuvo el visto bueno del miembro alemán del jurado, Christian. También hubo hueco para la experimentación y una persona, a la que conocí en la entrega de premios, decidió arriesgarse y presentó una cerveza elaborada con frambuesas naturales, la cual no me atrevo a decir que me encantó pero también hay que reconocer que estaba bien hecha.

La resolución del concurso fue, como se anunció, el día 3 de Junio en el Juan Sebastian Bar. Para los segundos puestos de ambas categorías había previsto un pack de St. Georgen Bräu Kellerbier, consistente en dos botellas de 0'5 litros y una jarra de cerámica, y los ganadores del concurso en cualquiera de las dos categorías se llevarían a casa una cesta con una selección de cervezas variadas y una jarra, además de la estrella del concurso, una St. Georgen Bräu Doppelbock en formato Jeroboam. Y estas son las personas que consiguieron los premios:

- Categoría "Kit":
  • Primera posición: Alfonso Pérez (IPA)
  • Segunda posición: Santiago Frago (Stout)
- Categoría "Todo Grano":
  • Primera posición: Joaquín Segura (Porter)
  • Segunda posición: "Anónimo" (IPA)
  • Tercera posición: Joaquín Segura (IPA)
  • Cuarta posición: Javier U. (Dunkelweizen)
Lo de nombrar a los cuatro primeros en la categoría "Todo Grano" tiene una explicación. Una de las personas participantes le solicitó a Ignacio que si ganaba no se mencionase su nombre, y cuando comprobamos que quedó en segunda posición se decidió aclarar durante la entrega de premios que el segundo lo había logrado una persona que prefería mantenerse en el anonimato, ante lo cual el regalo pasaba a la siguiente cerveza más valorada. Curiosamente esta la había elaborado el que se había llevado el primer premio, por lo que finalmente el pack de St. Georgen Bräu se lo llevó el cuarto clasificado, Javier U.

Por último, mencionar que durante la entrega pudimos disfrutar de mucha y muy buena cerveza. Algunos de los participantes llevaron cervezas de su propia cosecha para el disfrute de todos, y aparte de esto se pincharon un barril de Guineu Montserrat, otro de Guineu Riner (riquísima, demonios), y uno de De Molen Op & Top, que desgraciadamente no pude probar porque tenía malvados asuntos pendientes, de esos que no se cuentan en un blog de cervezas.

domingo, 5 de junio de 2011

Trappistes Rochefort 6

MARCA: Trappistes Rochefort
MODELO: Trappistes Rochefort 6
ESTILO: Dubbel Trapense (7'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS: Tengo todavía pendiente de publicar el desenlace del Concurso de Homebrewing de Líquidos, con el que ya anticipo que quedé muy contento, pero mientras me llegan algunos datos que me faltan para completar la información aprovecho para subir la reseña que tenía por ahí olvidada de una cerveza de la Abadía de Notre-Dame de Saint Rémy, es decir, de las Rochefort. Dentro de las Trapenses esta es una de mis marcas predilectas, y por lo que he podido comprobar no soy un caso aislado. No obstante, de las cervezas que elabora la fábrica prefiero la número 8, lo cual no significa, ni mucho menos, que esta no me guste.

Por la numeración cabe suponer que sea la más ligera de las tres, pero si a alguien se le escapa esta deducción basta con observar el color rubí del líquido al trasluz para sospecharlo. Por lo demás nada llamativo, turbia como cabía suponer y con una fina capa de espuma beige que se regenera incesantemente. El aroma es contundente, con una cantidad de malta tostada considerable como protagonista y también una buena dosis de fruta consistente en guindas, cerezas maduras y suaves moras, mientras de fondo se asienta una base de caramelo y más oculto chocolate con leche. Acaban de aderezar lúpulo floral y un suave soplo de especias, haciendo así una aroma dulce, quizá un tanto peculiar pero muy apetitoso.

El sabor tiende más al caramelo y es la malta la que queda relegada a un segundo plano, mientras frutas dulces como ciruelas maduras e higos envuelven al conjunto. Al inicio predomina el dulzor aunque rapidamente se vuelve más seco y amargor, dando una sensación áspera en la boca. Emergen discretas notas de cacao y un picante intenso que se combina con un punto alcohólico que evoca al ron, para dejar al final que el lúpulo aporte sus matices florales justo antes de desembocar en un regusto largo, amargo, con frutas oscuras y licor, incluso un leve deje avinado, mientras las especias se asientan definitivamente en la garganta. El único fallo que le veo es quizá un ligero exceso de carbonatación, por lo demás muy correcta, suficientemente densa y sabrosa y sin nada que envidiar a otras del estilo, más bien al contrario.

NOTA:

miércoles, 1 de junio de 2011

L'Angelus

MARCA: L'Angelus
MODELO: L'Angelus
ESTILO: Bière de Garde (7% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Francia

CARACTERÍSTICAS: Recientemente mi despensa volvió a nutrirse de espumosas belgas para atravesar estas últimas semanas de trabajo intenso. Entre las novedades se encuentra L'Angelus, una bière de garde francesa a la que tenía ganas desde hace un tiempo. Mención especial de su etiqueta, con el cuadro de Millet de fondo por el que esta cerveza recibe su nombre.

Entre Lens y Lille se encuentra el pueblo de Annoeullin (Annœullin), donde en 1905 abrió sus puertas una encantadora y rústica fábrica de cerveza. Tiene una tradición de cinco generaciones de cultivadores de lúpulo y cerveceros, remontándose a 1880. Comercializan dos cervezas: La Biére de Garde de Annoeullin, con el nombre Pastor Ale; y la afrutada y especiada cerveza de trigo llamada L’Angelus, que se produce con un 30% de trigo sin maltear. Todas las cervezas se filtran pero no se pasteurizan.

Esta cerveza luce un color ambar muy cristalino, en el que se aprecia una elevada carbonatación con innumerables burbujas que suben a la superficie. Se forma una abundante capa de espuma blanca, esponjosa y burbujeante, que se mantiene un buen rato, aunque termina transformándose en una fina membrana. El aroma es afrutado, con presencia de malta y un toque cítrico. En boca se hace muy espumosa, remarcando estos matices que se aprecian mejor al final del trago. Toques de manzana y melocotón, caramelo, malta y un final amargo y seco, con un punto alcohólico y levemente metálico.

Es una cerveza suave y agradable, aunque un poco falta de fuerza. No obstante, superior a la mayoría de las cervezas de guarda francesas que he probado.

NOTA: