viernes, 29 de julio de 2011

Cervecería en Huesca: Rafaela Estación

Ya nos han preguntado unas cuantas veces por alguna cervecería interesante en Huesca, ciudad de la que soy oriundo. Aunque no es un sitio en el que se puedan encontrar demasiados comercios fuera de lo normal, sí que presume de una cervecería plagada de cervezas donde se puede comer y escuchar buena música (a veces). El Rafaela Estación está situado en la Plaza San Voto nº 3 Bajos.

Esta cervecería tiene un estilo de estación de tren antigua. Tiene unas cuantas mesas con bancos de madera tipo mesas de estación, y una serie de mesas de cafetería. Hay sitio de sobras, aunque pocas veces lo he encontrado practicamente vacío. El servicio suele ser excelente, y aunque de vez en cuando te topas con un camarero sin demasiada mano en el tema cervezas, hacen lo posible por satisfacer el pedido.

La primera vez que cené allí me sirvieron una de las hamburguesas más espectaculares que he comido, en tamaño e ingredientes. No obstante, cada vez que he vuelto con intención de cenar esa tremenda hamburguesa, he visto reducido el plato. Ayer fuimos a cenar, ya que hacía mucho tiempo que no pasábamos por allí, y la hamburguesa había perdido toda grandiosidad. No obstante, cenamos muy bien.

Entre su oferta cervecil ofrecen gran variedad de cervezas, catalogadas por países y con una escueta descripción en ocasiones poco acertada. No obstante podemos encontrar todas las marcas capitales belgas (con capitales me refiero a las Chimay, Grimbergen, Rochefort, Wetmalle, Gulden Draak, etc...), curiosidades españolas de micros, unas cuantas alemanas y recientemente han traído las Flying Dog. Gran cantidad del resto son por lucir carta y añadir países: la danesa Carlsberg; Desperados o La Biere du Demon por Francia; Pilsner Urquell o Staropramen representando a la República Checa; y en ese estilo. Llevan un tiempo trayendo de vez en cuando nuevas marcas, aunque no suelen traer muchos ejemplares.


Uno de los puntos más importantes de esta cervecería son sus precios. Se puede cenar y beber por una más que módica cantidad de dinero, y hay cervezones a un precio del todo irrisorio. Buen ambiente, buena comida, buenas cervezas y buen precio, toda una joyita para los amantes de la cerveza que pasen por Huesca.

Pésimas fotos, si tengo ocasión las renovaré.


CERVECERÍA:
Rafaela Estación
DIRECCIÓN: Plaza San Voto, 3, Bajos
POBLACIÓN: Huesca
PROVINCIA: Huesca

jueves, 28 de julio de 2011

Grain d'Orge Cuvée 1898

MARCA: Grain d'Orge
MODELO: Grain d'Orge Cuvée 1898
ESTILO: Witbier (8'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Francia

CARACTERÍSTICAS: Conocida anteriormente como Brasserie Jeanne d'Arc, la fábrica Grain d'Orge, emplazada en la localidad de Hombourg rozando la frontera franco-alemana, es donde se elabora una de las cervezas de alta graduación más extendidas en la actualidad, la famosa Belzebuth. Sin embargo, aunque son menos conocidas, producen 9 cervezas más, y es a una de ellas a la que voy a dedicar la reseña de hoy: Grain d'Orge, una Wit que conmemora el año de creación de la cervecera.

Cuando fui a beberla no tenía demasiado claro el estilo al que pertenecía y equivocadamente esperaba una Bière de Garde o similar, por lo que al servirla y ver que sobre el líquido de color bronce no se formaba tan apenas espuma me sentí un poco decepcionado. No obstante hice de tripas corazón y me lancé a continuar con la cata, encontrando un aroma dulce, casi en exceso, con notas de caramelo, toffee y melocotón en almíbar como lo más fundamental, dejando naranja, uva blanca y más leve miel en un segundo plano. El lúpulo podría haber sido el encargado de contrarrestar este dulzor pero por desgracia no está demasiado presente, dejando un perfume un tanto empalagoso.

El sabor también es muy dulce, marcan el ritmo malta, melocoton y naranja, con caramelo y toffee más escondidos en esta ocasión. El alcohol crece a medida que avanza el trago dejando, tras un final de amargor marcado con un cierto deje floral, un regusto cálido y especiado, algo astringente. Puesto que las Wit últimamente no me dicen demasiado agradezco el encontrar cervezas de este estilo no tan ligeras, en el estilo de Hoegaarden Grand Cru. No obstante esta, pese a ser bebible, no me ha convencido del todo, la veo un poco pasada de azúcar y alcohol. De todas formas repetiré y quizá sabiendo de antemano lo que voy a beber mi satisfacción aumente. (maldita manía de no dar más datos en las etiquetas...)

NOTA:

lunes, 25 de julio de 2011

Fuller's London Pride

MARCA: Fuller's
MODELO: London Pride
ESTILO: Pale Ale (4'7% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Inglaterra

CARACTERÍSTICAS: Tras una temporada en el Reino Unido recorriendo gran parte de Inglaterra, me he vuelto con muy buena sensación. Estuve en el país hace bastante tiempo, aunque por aquel entonces no entré en sus pubs ni me empapé de su deliciosa tradición cervecil.
Aunque he dedicado la mayor parte del tiempo a viajar de una ciudad a otra, he tenido tiempo para probar sus riquísimas cask ales y a traerme unos cuantos ejemplares variopintos. La que nos ocupa está en su forma pasteurizada, y es un gran acierto (la probé de barril y es impresionante).

Fuller's fabrica cerveza desde hace más de 350 años, y poco a poco ha ido desarrollando distintos estilos. La London Pride, su cerveza más conocida, ha ganado numerosos premios.

La cerveza luce un color ambar rojizo bastante cristalino, con escasa carbonatación, coronada por una pequeña capa de espuma blanca, cremosa y burbujeante. La presencia en la nariz es instantánea. Muestra un aroma floral, lupulizado, con presencia más leve de la malta y notas acarameladas.

El trago es un equilibrio riquísimo entre dulce y amargo, con un toque especiado y presencia más leve de caramelo y torrefacto. Es ligera, y el alcohol no toma demasiado protagonismo en el sabor, reservándose para sus efectos en la cabeza. Muy rica cerveza.

NOTA:

domingo, 24 de julio de 2011

3 Monts

MARCA: Trois Monts
MODELO: Trois Monts
ESTILO: Bière de Garde Blonde (8'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Francia

CARACTERÍSTICAS: Monts es una de las Bière de Garde más conocidas y mejor valoradas de entre las que se pueden encontrar en las grandes superficies de Francia. Se elabora en Saint-Sylvestre-Cappel, una población que ronda el millar de habitantes situada en la región de Nord-Pas-de-Calais, a escasos 20 kilómetros de la vecina Bélgica, en una fábrica cuyos orígenes datan, al menos, del siglo XIX.

El aspecto externo es inmejorable, en botella de 75cl con una elaborada etiqueta, y tapón de corcho para acabar de perfeccionar una presentación ya de por si muy buena. Al servirla muestra un líquido de color dorado brillante, cristalino, protegido por una capa de espuma blanca, fina pero persistente, que se adhiere con firmeza a la pared del vidrio. El aroma es dulce, con abundante malta y fruta, destacando manzana, pera y un punto de limón, aunque en todo momento está presente la levadura de alta fermentación, que empapa el conjunto, y un toque de lúpulo floral. No pasa tampoco desapercibido el alcohol, y pese a que no resulta excesivo sugiere que la cerveza no va a ser en absoluto ligera.

El sabor es un calco del aroma, intenso, con una base también de malta y frutas, pero mostrando la agresividad alcohólica que se intuía en el olfato. Dicho alcohol es, en gran medida, el responsable del carácter cítrico y especiado que adquiere el marcado amargor final, cálido y áspero por igual. Pese a tener una densidad considerable en mi opinión tiene alguna dificultad para integrar el alcohol, haciendo de esta una cerveza algo dura de beber, como pasa con bastante frecuencia en las representantes de este estilo; de todas formas, esto no quita que sea una Bière de Garde estupenda, perfecta para degustar con calma y tranquilidad.

NOTA:

miércoles, 20 de julio de 2011

Anchor Bock Beer

MARCA: Anchor
MODELO: Anchor Bock Beer
ESTILO: Bock (5'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Estados Unidos

CARACTERÍSTICAS: Esta es, si no me equivoco, la única Lager que se produce en la americana Anchor, y además de las pocas de esta marca disponibles en España que todavía me quedaba por probar. Uno no puede saberlo todo, y he de reconocer que antes de encontrarmela por pura casualidad no tenía ni idea de la existencia de esta cerveza, lo que me llevó al cada vez más habitual acto compulsivo de comprarla en el mismo momento e ir corriendo a casa a probarla. (aunque al final se ha pegado casi dos meses en el trastero... la psicología humana es un misterio)

Una vez servida me encontré con una cerveza realmente oscura, cubierta por una tupida capa de espuma marronácea, dando un aspecto más propio de una Porter, lo que hizo plantearme nuevamente la duda que me rondaba por la cabeza en el momento de la compra: "¿sabrán adaptarse a un estilo tan clásico de Alemania, o harán una interpretación libre del mismo?" Pues no estoy del todo seguro, hay mucha malta y toffee en el olfato, pero se acerca a aromas típicos de cervezas más oscuras, con gran protagonismo de cacao en polvo, ligeras notas de café y frutos secos, limitando así mucho el dulzor propio de una bock.

El sabor es un calco del aroma, repleto de malta tostada y cacao, ejerciendo este último un dominio claro, más secundario caramelo y recuerdos de almendras, y al igual que antes el dulzor no llega a desarrollarse. A medida que avanza el trago estos matices se van confundiendo con un claro gusto a café solo, que acaba siendo el actor principal en un final de amargor marcado, acompañado por suave regaliz negro, ligeras notas de torrefacto y ahumado, y mínimo picante. Me ha gustado sin duda alguna, pero ni la veo a la altura de las demás de Anchor ni me acaba de convencer como cerveza de este estilo, veo forzado el tostado. Cuestión de gustos, supongo.


NOTA:

lunes, 18 de julio de 2011

La Cibeles Castaña

MARCA: La Cibeles
MODELO: La Cibeles Castaña
ESTILO: Stout (4'9% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Y una más antes de partir a tierras inglesas, una más de la casa La Cibeles, de Madrid. Esta la abrí junto a otra Cibeles Morena, en una improvisada cata con un amigo. Ambas tienen una presencia muy similar, de nuevo me sorprendió ver la rapidez con la que desaparecía la espuma.

La Cibeles Castaña viste un color marrón parduzco, turbio en el que se puede apreciar una carbonatación media, en forma de pequeñas burbujas que ascienden hasta la superficie. La espuma, que dura muy poco, es de un beix claro.

En seguida el aroma a torrefacto se adueña de la nariz, mostrando notas acarameladas y maltosas en menor medida. En su sabor destacan estos mismos matices, sumando la castaña, el café y un final lupulizado y seco con cierto toque a regaliz. El alcohol tiene una presencia muy tímida, restando algo de poder al trago.

Me ha gustado un poco más que la Morena, aunque no se hace espectacular. Le tengo ganas a la IPA de la casa, para salir de dudas por completo.

NOTA:

miércoles, 13 de julio de 2011

La Cibeles Morena

MARCA: La Cibeles
MODELO: La Cibeles Morena
ESTILO: Dunkel (3'9% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Continuando con el desfile de espumosas de la recién lanzada marca La Cibeles, llegó la hora de la Morena, aprovechando un apoteósico visionado de la segunda parte de El Padrino, junto a unos amigos. Quizás un poco desnivelada para el momento, pero se ha dejado disfrutar. La cerveza.

La Cibeles Morena luce un color castaño muy oscuro, con una presencia similar a la de la cocacola. Su espuma, blanquecina y burbujeante, no tarda en desaparecer dejando huérfano el caldo. Tras un inicio no muy prometedor, recupera puntos a continuación.

Su olor es herbal, con notas de malta torrefacta y caramelo que dejan una buena presencia y acompañan el trago, que despliega estos aromas en mayor grado en la boca. Su sabor deja entrever tintes afrutados que poco a poco pierden intensidad y tornan en un regusto lupulizado, quizás algo metálico. Es refrescante, y la presencia del alcohol se encuentra en su justa medida.

En general es agradable, aunque no excesivamente espléndida.

NOTA:



sábado, 9 de julio de 2011

St. Peter's India Pale Ale

MARCA: St. Peter's
MODELO: St. Peter's India Pale Ale
ESTILO: India Pale Ale (5'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Inglaterra

CARACTERÍSTICAS: A principios de este año cogí la marcha comentando las cervezas de la británica St. Peter's, y al ritmo que voy no me extrañaría que a final de año no me quedase ninguna que reseñar. De todas maneras no creo que esta obsesión sorprenda lo más mínimo a nadie que esté familiarizado con la marca, mucho habría que buscar para encontrar entre todas las cervezas que elaboran una que no mereciese la pena probar, y ni aún así estoy seguro de que se tuviese éxito.

Eran unas cuantas las variedades distintas de estos ingleses que tenía a mi alcance, me decidí sin embargo por la IPA por recomendación del twittero Ionthelion. Sin duda fue una buena elección, todavía me duraba el hechizo de la fantástica Samuel Smith y el percibir un aroma similar, rebosante de malta, me animó bastante. En realidad es bastante parecida en todos sus aspectos, es también de color bronce, filtrada, con espuma fina y grisácea, y al olfato destacan, además de la ya mencionada malta, mucho caramelo y toffee, más secundarios dátiles e higos, dejando en un segundo plano al lúpulo, que aporta suaves notas de naranja dulce y flores.

En boca es igualmente maltosa y acaramelada, sin embargo ese dulce trasfondo tiene que competir con una importante acidez cítrica aportada por el lúpulo, que evoca sobretodo a limón y naranja, y que se va transformando en un amargor también marcado, con notas florales, especias y leves recuerdos de miel. El final es algo áspero, con un regusto larguísimo y muy agradable que fomenta seguir bebiendo, haciendo así que el nivel del vaso baje a velocidades alarmantes. Por lo que he visto por Internet no es una cerveza muy del gusto de los amantes de las IPA americanas, no obstante creo que los apasionados de lo británico no le pondrán ni un pero: es equilibrada, densa pero suficientemente lupulada y muy sabrosa. Lo único que puedo decir en su contra es que sigo prefiriendo la de Samuel Smith, aunque esta no se queda muy atrás.

NOTA:

jueves, 7 de julio de 2011

La Cibeles Rubia

MARCA: La Cibeles
MODELO: La Cibeles Rubia
ESTILO: Pale Ale (4'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Del montón de cervezas de premio del concurso de foto destaca un surtido de La Cibeles, marca recién llegada al mercado, que me ha picado bastante la curiosidad. Preparando un a priori ciclo ascendente, me abrí la Rubia el otro día.

La Cibeles abre en 2010, siendo el resultado de un grupo de emprendedores amantes de la cerveza, que desde 1997 han ido probando distintas recetas en la elaboración de cerveza casera. De momento han lanzado cinco modalidades: Rubia, Morena, Castaña, una de trigo y una IPA; pero cuentan los amigos de lupuloamansalva que este surtido puede subir hasta 10 variedades. Muy prometedor.

La Cibeles Rubia luce un color amarillo pajizo, entre turbio y cristalino, con presencia de restos de levadura y una elevadísima carbonatación. La espuma, blanquecina y cremosa, no tarda en desaparecer, dejando una fina capa burbujeante.

El aroma es afrutado, y maltoso en su mayor medida, con notas florales y lupulizadas en una segunda instancia, invita totalmente al trago. El sabor no destaca por su intensidad, pero presenta un agradable toque acaramelado, con fruta, malta y lúpulo al final, que deja un regusto seco y amargo.

Es una cerveza fácil de beber y muy refrescante para estos días, aunque me he quedado con ganas de más.

NOTA:

martes, 5 de julio de 2011

St. Bernardus Tripel

MARCA: St. Bernardus
MODELO: St. Bernardus Tripel
ESTILO: Tripel (8% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS: No cabe duda de que probar cervezas nuevas es una placentera experiencia que compensa con creces la posibilidad (pequeña, además) de que te encuentres de bruces con un espanto fermentado que cualquiera diría que ha salido de las más oscuras hipérbolas de R'lyeh. Aun así, hay veces en las que la necesidad de una satisfacción cervecil hace que prefiera ir a lo seguro, y es para esas ocasiones que recurro a algunas fábricas concretas, entre ellas la responsable de la cerveza que voy a comentar hoy: St. Bernardus.

Así, en un momento de relax y con mi pleno convencimiento acerca de su calidad, pude observar una cerveza de color amarillo apagado, no solo muy turbia sino que se apreciaban con facilidad partículas de levadura flotando por la copa. Cualquier duda sobre cómo este exceso de sedimento podría afectar a la bebida se disipan gracias a un aroma muy completo y nivelado, con una base de malta dulce y toffee rodeada de frutas en abundancia, entre las que llaman la atención pera y albaricoque, más secundarias manzana asada y uva blanca, todo ello acompañado por notas de levadura y lúpulo floral.

Y si el perfume es exquisito lo mismo habría que decir del sabor, cuyo conjunto es impecable. Comienza cremosa, con un suave dulzor compensado por una acidez frutal, donde se expresan pera, uva blanca y suaves recuerdos de manzana verde, deja emerger un discreto carácter acaramelado, para terminar con notas florales, un medido toque de picante y suave alcohol, mucho más evidente en el estómago que en el paladar. No le falta un ápice de densidad aunque no resulta en absoluto pesada sino que se bebe con rapidez, mostrando en algunos momentos cierto parecido con el vino moscatel. Equilibrio excelente y sabores integrados con maestría, muy sugestivo de los incontables años de trabajo que hay detrás de esta receta.

NOTA:

lunes, 4 de julio de 2011

Spitfire Premium Kentish Ale

MARCA: Shepherd Neame
MODELO: Spitfire Premium Kentish Ale
ESTILO: Pale Ale (4'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Inglaterra

CARACTERÍSTICAS: Haciendo un pequeño trabajo de campo opcional una semana antes de ir de vacaciones a tierras británicas, he abierto la bitter inglesa Spitfire, de Shepherd Neame, que me venía en el pack del concurso de foto.

Spitfire Premium Kentish Ale fue elaborada por primera vez en 1990 para conmemorar el 50 aniversario de la Batalla de Inglaterra y para recaudar dinero para la fundación de la Real Armada Aérea. Desde entonces, Spitfire ha ayudado a recaudar más de 250.000 libras para una amplia gama de organizaciones benéficas de las fuerzas armadas, en particular el RAFBF, y se ha convertido en la primera cerveza que ha sido aceptada como socia autorizada de la RAF.

La chapa representa la bandera que lucían los cazas supermarine spitfire, y la botella es cristalina, muy en la línea de otras pale ale inglesas. Luce un color pardo con brillos rojizos, muy cristalino y con escasa carbonatación visible. La espuma es blanca y burbujeante, y se llega a mantener de manera no muy abundante.

Su aroma presenta notas de malta torrefacta y lúpulo herbal, muy característico. El sabor es una bomba amarga, refrescante y con una presencia más bien secundaria de la malta. El lúpulo copa en trago, tornando el final en un torrente amargo y algo seco, que sin embargo no deja con sed. En menor medida hacen aparición leves notas maltosas y acarameladas.

En general una cerveza fiel al estilo, aunque con un protagonismo del lúpulo ciertamente brutal.

NOTA:

viernes, 1 de julio de 2011

Cervesa del Montseny +Lupulus

MARCA: Cervesa del Montseny
MODELO: Cervesa del Montseny +Lupulus
ESTILO: Golden Ale (5'4% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: La Companyia Cervesera del Montseny, cuya fábrica está emplazada en Sant Miquel de Balenyà, es una de las microcerveceras de la Península que llevan más tiempo en funcionamiento. Pablo Vijande, su maestro cervecero, comenzó a elaborar a raiz de su amistad con Wolfe Witham, dueño de Wolf Breweries, donde estuvo trabajando un tiempo, y es de hecho la antigua maquinaria de esta cervecera inglesa la que emplean en la CCM para la producción de las 7 cervezas distintas que actualmente están a la venta.

Salvo +Malta Cuvée, que aún tengo pendiente de probar, estoy bastante familiarizado con las cervezas de esta marca, y la que voy a comentar hoy, +Lupulus, es una de mis predilectas. Es de color amarillo pajizo y turbia, con una espuma blanca y brillante poco compacta pero que no obstante mantiene bastante bien una fina capa. Al olfato resulta muy aromática, con una gran presencia de lúpulo cítrico y floral, con un leve deje picante, dejando más de fondo malta dulce y suaves recuerdos de frutas tropicales. Queda claro que, como sugiere el nombre, le da una gran importancia al lúpulo, lo que en principio no está mal.

En boca arranca dulce, aunque pronto muestra su carácter y la malta se ve sobrepasada por un intenso gusto a limón y cáscara de naranja, acompañado por más suaves notas de piña y mango. Al final surge un amargor firme pero bien controlado donde abundan cítricos, flores y especias, dejando un regusto que recuerda en cierta medida a una tónica. Quizá la carbonatación queda un poco rozando el límite pero no me da la impresión de que estropee el conjunto, quedando así una cerveza muy refrescante y en absoluto aburrida. No es una cerveza complicadísima pero creo que tampoco pretende serlo, la veo más como una buena opción para tomar cada día, además por un precio bastante económico.

NOTA: