jueves, 29 de diciembre de 2011

Bink Winterkoninkske

MARCA: Bink
MODELO: Bink Winterkoninkske
ESTILO: Brune (8'3% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS: Tras el intercambio de cervezas navideñas de hace unos días (con su consecuente degustación de variedades espumosas, partida de Carcassonne incluida), ardía en deseos de probar alguna, ya que serán un par las veces que he podido tomar una cerveza navideña, y cierta curiosidad me suscitaba. La elegida para abrir la temporada fue la Winterkoninkske, de Bink.

La cervecera data de 1878. "Bink" es el apodo de los habitantes de Sint-Truiden, en el sur de Limburgo, el nombre elegido para las cervezas de esta fábrica. En el 2000 lanzaron dos cervezas de temporada, una de ellas la Winterkoninkske, una cerveza que incorpora siete tipos distintos de malta y dos de lúpulo belga. Actualmente tiene gran reconocimiento.

Luce un color marrón oscuro prácticamente negro, opaco y sin carbonatación aparente. La espuma, que durante una fracción de segundo se muestra burbujeante y de color béix claro, tarda un suspiro en desaparecer, dejando huérfano el caldo. La primera impresión no es muy alentadora. Ver una cerveza de este tipo sin su corona esponjosa no da buena espina.

No obstante el aroma es bastante bueno. Se distinguen matices a torrefacto, café y regaliz, y leves notas afrutadas, como de ciruela. También despide cierto olor herbal. En boca completa esta sensación, amplificándola.

Destaca el amargor del café, que se mezcla rápidamente con la malta tostada y el chocolate. Contra todo pronóstico en boca es espumosa, con matices de licor y regaliz. El final es lupulizado y con presencia del alcohol, dejando un regusto potente. Es robusta, y este alcohol se nota tanto en el trago como en la cabeza. Cumple perfectamente su propósito de cerveza invernal.

Un buen comienzo, he leído por ahí que lo de la espuma es habitual. ¿Os ha pasado a los que la habéis tomado?

NOTA:

Brewdog Tokyo* (2nd Edition)

MARCA: Brewdog
MODELO: Brewdog Tokyo* (2nd Edition)
ESTILO: Russian Imperial Stout con jazmín y arándanos (18'2% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Escocia

CARACTERÍSTICAS: Primera cerveza que comento de estos punks escoceses conocidos por esa microcervecería llamada Brewdog. Y menuda primera cerveza. Esta imperial stout (o como reza su etiqueta: "intergalactic fantastic oak aged stout") está inspirada ni más ni menos que en el Space Invaders, el juego arcade de recreativa de los años ochenta. Había probado pocas cervezas de este estilo, pero siempre con un resultado impecable. Por eso y por los tremendos 18 grados que incluye esta bebida, le tenía especiales ganas. Por cierto, es un regalo del compañero de blog Embracing, de hace ya bastante tiempo.

En la copa se muestra de un color negro muy profundo, opaco, sin carbonatación aparente. Un caldo tremendamente atractivo en el que se perciben sedimentos flotando, y sobre el que se posa una capa intermedia de espuma color beix, con burbujas finas, que duran todo el trago. El aroma impacta en la nariz como un racimo de hostias. Es así.

Una inicial bocanada alcohólica, como de licor, acompañada de frutas negras, lúpulo y en menor medida café, junto a una gran cantidad de matices que bailotean sin dejarse identificar demasiado. Una carta de presentación que asusta a la par que invita a lanzarse al trago, que por supuesto, es impresionante. Un inicio fuerte, donde los dulces toman el protagonismo. Hay demasiados matices que se entremezclan: malta torrefacta, galleta, café, chocolate, vainilla y lúpulo, en un segundo término. La garganta se seca y se queda con un regusto potente, quizás un pelín empalagoso.

En un principio parece que el trago va a estar empañado por el alcohol, pero es quizás lo primero que deja de percibirse. Como era de esperar, un cuerpo fortísimo y una mezcla de matices inmensa. Estoy deseando beberla de nuevo, y lanzarme a las demás variedades de Brewdog. Muy buena cerveza, un ejemplar idóneo para sustituir esa copa de cognac después de una cena tremenda.

NOTA:




Actualizado por Embracing Darkness:

CARACTERÍSTICAS: Cualquiera diría antes de probarla que esto no es cerveza sino petróleo, tanto la viscosidad del líquido como su color negro opaco parecen más propios de este material. No obstante su aroma se encarga de desmentir la posible confusión y con una potencia admirable cubre todo el espectro que cabría esperar en una Imperial Stout, comenzando por cacao, regaliz negro y sirope de caramelo reconcentrado pero también perfumes más ariscos como es el torrefacto, el café negro y la madera. Todo esto parece bañado en frutas oscuras, azúcar moreno y coñac, e incluso se pueden apreciar notas vinosas que pueden recordar al Oporto, dándole así a la cerveza un dulzor un tanto inusitado para el estilo.

Estaba claro que iba a ser una Stout pesada y densa, y estaba preparado para ello, lo que no me esperaba es que su sabor estuviese tan cargado de fruta, sospecho que proveniente de los arándanos que figuran entre sus ingredientes, y el marcado carácter floral aportado por el jazmín. No obstante los chumachos de Brewdog manejan estos componentes con gran habilidad y consiguen que no saturen, dejando suficiente espacio para café solo, cacao, suaves notas de madera y vainilla, y regaliz negro, que a medida que avanza el trago se hace demoledor. Bajo el dominio de éste transcurren los últimos instantes, acompañado por azúcar quemado y humo, dejando un cálido regusto propio de un licor oscuro, aunque controlando los 18º a la perfección (lo que no parece fácil). Una cerveza completísima y muy profunda, tanto por calidad como por originalidad merece la pena el desembolso.


NOTA:

martes, 27 de diciembre de 2011

Adnams Tally-Ho

MARCA: Adnams
MODELO: Adnams Tally-Ho
ESTILO: Barley Wine (7'2% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Inglaterra

CARACTERÍSTICAS: Y de nuevo Navidad, esta vez cargada de cervezas de temporada y antiguas reservas que esperaban impacientes en mi bodega. Están siendo unos días muy agradables bañados por gran variedad de espumosas y acompañados por familia y amigos. Tenía un grupo de cervezas Adnams de las que envió mi tío hace tiempo, y entre ellas una especial, esta barley wine de 2010 a la que me daba respeto simplemente mirar. Eligiéndola como postre hace unos días, me dispuse frente a una buena película con total comodidad para sacarle el máximo partido.

La cerveza es de un color negro opaco, con una capa de espuma beix blanquecina que no dura demasiado, formando finalmente una membrana sedosa. El aroma tiene dejes herbales, malta tostada y regaliz, que se presentan con menos intensidad de la esperada.

En boca es intensa, pero de nuevo no tanto como cabría esperar. No obstante es delicada y entre sus sabores pude captar café, malta torrefacta, licor, olivas negras, caramelo y regaliz. El alcohol está presente en el trago, pero muy tímidamente. El retrogusto es de intenso licor, que deja la boca seca.

Es una gran cerveza, pero quizás me había hecho demasiadas emociones y el resultado no ha sido tan espectacular como esperaba. Me quedo con las demás variedades Adnams.

NOTA:

domingo, 25 de diciembre de 2011

Anderson Valley Barney Flats Oatmeal Stout

MARCA: Anderson Valley
MODELO: Anderson Valley Barney Flats Oatmeal Stout
ESTILO: Oatmeal Stout (5'7% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Estados Unidos

CARACTERÍSTICAS: El año de mi nacimiento, 1987, fue también en el que la cervecera Anderson Valley inició sus andaduras en la ciudad californiana de Boonville, aunque en forma de brewpub. Así funcionó hasta 1996 cuando, al ver que la demanda de sus cervezas sobrepasaba con creces su producción, decidieron contruir una fábrica en las afueras de la localidad. Es en este lugar donde actualmente siguen con su actividad, elaborando de forma regular 10 cervezas distintas, por lo que parece bastante bien valoradas en Estados Unidos la mayoría de ellas.

Me decanté por llevarme esta botella, en vez de las otras dos de la marca que había en Líquidos, impulsado sobretodo por la pasión por el estilo que recuperé gracias a la de Samuel Smith, aún a sabiendas de que el listón había quedado por las nubes. Tras una larga temporada en sequía de Stout y similares parece que ni me acordaba de lo oscura que puede llegar a ser una cerveza, y casi me sorprendió el encontrarme un líquido tan opaco, herméticamente sellado por una capa de espuma beige sólida como una roca. De inmediato ataca al olfato el torrefacto, directo y sin anestesia, con intensos recuerdos de olivas negras, humo y tabaco, mientras cada mínimo resquicio es ocupado por un perfume lácteo, (que no láctico) algo achocolatado, que suaviza y endulza la poderosa presencia de los tostados.

Muy satisfacción era plena hasta este punto, sin embargo el primer trago me supuso un pequeño bajón al hallar un cuerpo inesperadamente ligero. No obstante, una vez repuesto de este sobresalto, la cerveza acaba convenciendo presionando más si cabe con torrefacto, olivas y cacao que de forma progresiva se acaban transformando en café negro, tabaco y ahumados. La sequedad es compensada por un dulzor acaramelado aportado por la avena, que se desvanece al final para terminar con un medido amargor terroso y herbal, que insiste en el humo y el grano abrasado, quedando estos en regusto. Si bien el primer trago me decepcionó un poco por su excesiva ligereza, su cremosidad y el brillante equilibrio me acabaron convenciendo de estar ante una muy buena cerveza.

NOTA:

jueves, 22 de diciembre de 2011

Neuzeller Bock

MARCA: Neuzeller Kloster-Bräu
MODELO: Neuzeller Bock
ESTILO: Bock (6'2% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Ya hablamos un poco de la marca en el post de la Schwarzer Abt de Neuzeller, cerveza que Embracing elogió por todo lo alto (no). Un poco a ciegas deslicé una botella de Neuzeller Bock en mi última visita al Corte Inglés que me serviría para, por qué no, sacar unas primeras conclusiones de esta marca.

Luce un color ambar cristalino muy transparente, como achampanado, acompañado de cientos de burbujas. La espuma es blanca y burbujeante, y no tarda en desaparecer, dejando una fina membrana sobre el caldo. Inmediatamente me desorientó esta presentación, que la asemeja más a una eurolager del montón.

El aroma no es demasiado intenso, destacando la malta y los toques afrutados y herbales. En boca no se presenta con demasiada fuerza. Notas de malta torrefacta muy ligera, levemente afrutada, con toque de caramelo y final amargo. Se hace aguada, y el alcohol no tiene nada de presencia en el trago.

Bastante aburrida, muy al nivel de la cerveza de supermercado que se puede encontrar en cualquier lado. Nada más reseñable, ¿alguien la ha probado?

NOTA:

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Märkischer Landmann Schwarzbier

MARCA: Märkischer Landmann
MODELO: Märkischer Landmann Schwarzbier
ESTILO: Schwarzbier (4'9% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: A no ser que mi vista me haya engañado, con esta botella me temo que doy por terminada la caja de 20 botellas que hace casi 4 meses me mandó Michael desde Berlín, al que una vez más quiero agradecer el detalle. Es curioso además terminar con una cerveza originaria justo de la ciudad de la que me llegó el envío, elaborada por una de sus fábricas más representativas: Berliner Kindl. No definiría esta marca como fantástica, todo hay que decirlo, pero sus cervezas son más que correctas... además me alegró tener la oportunidad de reconciliarme con este estilo tras haberme dado algún que otro disgusto este año.

No podía ser de un color distinto al negro, en este caso con ténues reflejos rubí, coronada por dos dedos de crema beige grisácea muy compacta. Probablemente dentro de las Schwarzbier que han pasado por mis manos esta sea una de las más aromáticas, apenas es necesario acercarse para verse asaltado por potente malta, algo acaramelada, en torno a la cual poco a poco van surgiendo pinceladas de tostados y café negro, todo ello barnizado (sigo con la metáfora pictórica) por suave lúpulo herbal.

El sabor se inicia con el dulce, similar al caramelo quemado, aunque al instante emerge el grano tostado, intensos recuerdos de café y un punto de regaliz negro. Algo que me fascina en este estilo, y que cuando llevo un tiempo sin beberlo siempre me choca, es la combinación de las maltas oscuras con un cuerpo ligero, que por supuesto se cumple en esta cerveza. Es este trago tranquilo, relajado, el que acaba difuminandose en un delicado amargor donde el torrefacto se hace fuerte, se combina con suave picante y hierba, para dejar un delicioso regusto a café. Sin ser una maravilla que rompa todos los esquemas, la verdad es que esta cerveza es capaz de ofrecer todo lo que cabría esperar de una Schwarzbier.
Enlace

NOTA:

domingo, 18 de diciembre de 2011

La Divine

MARCA: La Divine
MODELO: La Divine
ESTILO: Tripel (9'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS: Después de una semana un tanto movida, retomo la actividad por aquí. Es el turno de una de esas deliciosas ale belgas, que pillé para el periodo prenavideño en La Maison. Ante todo, no confundir con la francesa St. Landelin La Divine, que lleva el mismo nombre. No tiene demasiado que ver, aquella es una bière de garde bastante floja y esta es una triple en condiciones.

Silly posee una fábrica que fue fundada en 1850 y que hoy es operada por la 5 ª generación de trabajadores. Es en 1990 cuando lanzan La Divine, cerveza que junto a Saison de Silly y Double Enghien contribuyó al crecimiento y renombre de esta cervecera.

Luce un color ambar rojizo, cristalino y con una carbonatación entre media y alta. La espuma es blanca y burbujeante, y no tarda en reducir su volumen hasta formar una fina capa sobre el caldo. Desprende un aroma muy intenso, con notas afrutadas, acarameladas, malta torrefacta, toque floral y ligeramente amargo.

La continuación en el trago es consecuente, destacando un sabor redondo, con el alcohol en su justa medida. Se aprecian matices maltosos y afrutados, como de melocotón y uvas. En su final es algo picante, toma presencia la levadura y acaba con el lúpulo de manera muy ligera. Es una textura sedosa, que deja un regusto agradabilísimo.

Gran elección, reafirmando esa gran baza que tienen los belgas con sus ales.
NOTA:



sábado, 17 de diciembre de 2011

Saison Dupont

MARCA: Saison Dupont

MODELO: Saison Dupont
ESTILO: Saison (6'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS: Feliz año nuevo a todos.
De vuelta por la tierra natal, tras haber pasado unos días en el pueblo de mi madre. Están siendo unas Navidades bastante copiosas en cuanto a comida y bebida, y creo que ha sido el primer año en el que la cerveza ha copado el protagonismo en la mesa. Por mi parte, no por la de mis familiares. El otro día abrí la segunda de las cervezas que el compañero de blog Embracing me regaló (he de comprarle ya sus correspondientes cervezas, porque sus francotiradores han destrozado toda mi vajilla). Rica elección cervecil.

Más de la mitad de las cerveceras belgas fabrican cerveza Saison, o cerveza de temporada. Saison es un estilo típicamente belga, cervezas que eran elaboradas de modo tradicional, especialmente para la estación de la cosecha en verano, para que fuera consumida por los trabajadores agrícolas. En general son cervezas fuertes y refrescantes. El clásico indiscutible de este estilo es Saison Dupont, que viene del pueblo de Tourpes, en la provincia de Hainaut. La cervecera Dupont elabora esta cerveza desde 1844.

La cerveza tiene un color anaranjado, con gran cantidad de matices rojizos, que se entrelazan y forman un cuerpo turbio casi opaco. La espuma es blanca, esponjosa, abundante y duradera. Un aspecto impecable.
Su aroma es algo tímido, aunque se puede apreciar una base afrutada, dulce, acompañada de un olor lupulizado y herbal. En boca hace presencia el toque afrutado, cítrico y algo ácido, que no tarda en dar paso a un matiz entre ágrio y amargo, herbal, con notas especiadas y final lupulizado, que completa el trago. El alcohol no se hace nada pesado, dejando una rica cerveza de cuerpo medio e interesantes matices, que ha acompañado exquisitamente un pescado a la plancha.
NOTA:



Actualizado por Embracing Darkness:

CARACTERÍSTICAS: Son varias las Saison que he probado, algunas me ha gustado más y otras menos, pero por el momento ninguna ha conseguido ni siquiera acercarse a Dupont, y es que conseguir compatibilizar la intensidad en el sabor con la delicadeza del mismo como lo hace esta fábrica no es tarea fácil. Aroma y sabor están envueltos por las abundantísimas notas de levaduras belgas, que suavizan tanto los cítricos como las especias y homogeinizan el conjunto, haciendo que estas no sobresalgan de otros componentes. Concretamente en el olfato llega incluso a recordar algo a crema, gracias a ligeros toques de plátano y malta.

Pasa por boca con fluidez, aunque no cabe duda de que deja huella: no le falta cuerpo en absoluto. Quizá aquí destacan algo más el lúpulo y las especias, principalmente canela y clavo, que conducen con calma hacia un final con un suavísimo amargor, como no podía ser de otra manera, cargado de flores y un leve deje terroso y herbal. La verdad, sería un auténtico placer tener disponible esta cerveza de barril de forma habitual, pocas cervezas me resultarían más apetecibles en primavera.


NOTA:

martes, 13 de diciembre de 2011

Britt Rousse

MARCA: Britt
MODELO: Britt Rousse
ESTILO: Brune con malta de whisky (5'4% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Francia

CARACTERÍSTICAS: Dos de dos hasta el momento con las cervezas de Brasserie de Bretagne, y eso sin contar con las que nos trajo Jara desde tierras bretonas, que creo que tanto a Alberto como a mí nos dejaron bastante satisfechos... aunque hay que reconocer que fueron algo eclipsadas por la deliciosa botella de hidromiel que las acompañó. De todas formas Britt Rousse daba la impresión de ir a ser una cerveza algo más complicada por contar con malta de whisky entre sus ingredientes, elemento que si no se controla bien puede destrozar por completo una cerveza.

El comienzo no pintaba nada mal, exhibiendo esta turbia Ale un color pardo oscuro con reflejos anaranjados bajo una crema fina y compacta de tono amarillento. El aroma se presenta dulce y además sin complejos, cargado de malta, toffee y caramelo pero también con una buena provisión de pimienta, canela y frutos secos. Este núcleo es atravesado por un afilado perfume frutal, de albaricoque y sobretodo naranja, que gracias al suave fondo alcohólico que impulsa recuerda en cierta medida al Cointreau, dejando suspendidas agradables notas de cítricos y flores.

Hasta este punto la única queja posible es la poca relevancia del whisky, inconveniencia que se resuelve con el primer sorbo, donde se expresa un sabor que corresponde con bastante fidelidad al aroma, rebosante de malta dulce y frutas tropicales, pero en esta ocasión empapado en tostados, llamativas notas de madera, suave vainilla y un firme ahumado. Da el broche final un amargor medio, ligeramente cítrico, donde los matices del whisky parecen expresarse incluso con más comodidad y abarcan todo el paladar. Peculiar pero aún así amena y fácil de tomar, y sin duda deliciosa. Toda una demostración de técnica y habilidad de un maestro cervecero que consigue ensamblar con maestría sabores tan diferentes sin que el resultado sature o resulte estridente.


NOTA:

domingo, 11 de diciembre de 2011

Schlappeseppel Pils

MARCA: Schlappeseppel
MODELO: Schlappeseppel Pils
ESTILO: Pilsener (5'1% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: El otro día salí por Madrid para ver las calles abarrotadas de gente, ya que nunca había estado por aquí en estas fechas. Espectacular la cantidad de personas que iban de aquí para allá, celebrando unas Navidades tempranas. Decidí meterme en el Corte Inglés para ver qué novedades cerveciles tenían. No me llevé más que un par de cervezas (no encontré nada interesante que no hubiera probado), entre ellas la Schlappeseppel Pils.

Viene fabricada por la cervecera Schlappeseppel Gmbh, que a su vez controla Eder and Heylands. Elaboran distintos estilos, entre los que esta pilsener es el más conocido.

La cerveza viste un color amarillo muy cristalino, casi transparente. Se puede apreciar una carbonatación media que forma una corona de espuma blanca que no tarda en disolverse, terminando en una fina membrana burbujeante. En el aroma destaca la malta, los cereales y un toque herbal, en conjunto sin demasiada intensidad.

El trago comienza herbal y añade matices de caramelo y malta. En su final es lupulizado y seco, aunque de nuevo me falta intensidad. Es un sabor bastante plano y muy estándar, no obstante es refrescante, y muy probablemente caerían unas cuantas un caluroso día de verano. Se me ha hecho raro, porque había leído cosas bastante buenas de ella. Pero es como siempre, para gustos los colores.

NOTA:

viernes, 9 de diciembre de 2011

Hoegaarden De Verboden Vrucht

MARCA: Hoegaarden
MODELO: Hoegaarden De Verboden Vrucht
ESTILO: Brune (8'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS: Si el otro día era la riquísima Grand Cru la que recordábamos por aquí, muy de seguido volvemos a hacer mención de otra de las joyas de la conocidísima cervecera belga Hoegaarden. Hoegaarden Fruto Prohibido (lo que viene a ser Verboden Vrucht) se presenta con una impresionante etiqueta en la que aparecen el 'Adán y Eva' de Rubens, bebiendo en copas de cerveza. Esta es una de esas veces en las que apariencia y calidad van de la mano.

Su color es marrón anaranjado, de cuerpo turbio y elevada carbonatación. Se pueden ver pequeños sedimentos en el caldo. La espuma es blanca y burbujeante, y desaparece muy rápidamente, formando una fina membrana lechosa.

El aroma es delicioso, destacando el cítrico con toques de naranja, plátano y melocotón maduro. Destacan también la malta, la levadura y un toque especiado. Estos matices se entremezclan con una pizca de alcohol, formando una presentación del todo prometedora.

En boca es suave pero intensa. Protagonismo del dulce, con el alcohol en un segundo plano pero aportando un ardor especial, como sedoso. Continúa con notas afrutadas y malteadas, con sabores entre el ácido y el cítrico, y un amargor como de cilantro en su final, que lo redondea. Además de ser refrescante, el retrogusto es genial. Es como un segundo trago.

Muy rica, un gran ejemplo del buen hacer.

NOTA:

jueves, 8 de diciembre de 2011

Tienda Online: Cervezas Especiales

A finales de Noviembre nos llegó un mail de presentación de una empresa llamada "Cervezas Especiales", de la que hasta ese momento no había oído hablar, invitándonos a echar un vistazo a su tienda online y darles nuestra opinión. Con curiosidad me metí en la web y la verdad es que la primera impresión fue bastante buena, había un número considerable de cervezas de importación, muchas de ellas muy interesantes, y a un precio realmente bueno. No obstante estaba en una de las semanas más atareadas que recuerdo haber vivido y tuve que hacer una revisión bastante superficial, con la intención de repetir la visita en cuanto estuviese algo más liberado.

Pocos días después volví a pasarme por allí, y me encontré de bruces con las nuevas incorporaciones al catálogo, entre ellas De Struise Black Albert y las 3 míticas y a la vez bastante esquivas Westvleteren, lo que me dejó los ojos como platos. Una vez terminada esta inspección más a fondo les escribí de nuevo para comentarles mi satisfacción con el listado de cervezas, precios y gastos de envío, y una única pega por el sistema de clasificación de los productos, un poco confuso en mi opinión, a lo que me respondieron pidiéndome mi dirección física... y dos días después tenía en casa, perfectamente protegidas en poliespán, dos botellas: Triple d'Anvers y Westvleteren 8, todo un detalle que no quiero perder la oportunidad de agradecer una vez más.

No puedo recomendar la página como cliente porque aún no he hecho ningún encargo, pero lo que sí que puedo decir es que tiene muy buena pinta, al menos en este primer contacto me han parecido serios y muy atentos.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Veltins Pilsener

MARCA: Veltins
MODELO: Veltins Pilsener
ESTILO: Pilsener (4'8% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Hace unos cuantos años Veltins era una cerveza que me tenía maravillado, todo ello a raíz de un episodio durante mi adolescencia en el que me las apañé para comprar en Carrefour (en aquella época Continente) una botella sin que las dependientas me pusieran demasiados problemas. Por aquel entonces no tomaba cervezas más allá de Ambar y alguna Heineken, y esta me pareció toda una delicia hasta el punto que comprar una Veltins de cuando en cuando se convirtió casi en tradición.

Hasta esta semana llevaba más de un lustro sin beberla, y por pura nostalgia más que por otros motivos decidí reseñar la botella que había llegado a mis manos por cortesía del Dr. Schachtebeck. ¿Qué puedo decir de ella? Pues en realidad poca cosa, no va más allá de una Pils alemana típica, rubia filtrada, con una buena capa de espuma brillante, y un aroma simple pero efectivo compuesto por malta, cereales, teñido con un toque de limón, suave manzana y hierba.

Y en el sabor lo mismo: nada fuera de lo corriente. De fondo queda la malta dulce, sobrepasada por la generosa cantidad de lúpulo que hace de esta una cerveza algo ácida, hasta astringente, reforzando así la sensación refrescante. Se acentúa la hierba hacia el final, en un amargor firme, ligeramente picante, que se desvanece poco a poco dejando un leve regusto metálico que no llega a descompensar el trago. Por supuesto no es la maravilla que recordaba, de hecho no esperaba que lo fuese, pero dentro de lo que cabe se deja beber.


NOTA:

martes, 6 de diciembre de 2011

Leffe Blonde

MARCA: Leffe
MODELO: Leffe Blonde
ESTILO: Blonde (6'6% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS: No sé cómo llegó a mis manos, pero el otro día aproveché la aparición de esta conocida belga para acompañar la cena, y de paso revisar el comentario que resultó que todavía no habíamos hecho a la rubia de la celebérrima abadía de Leffe. Revisamos sus versiones en Brune y Radiouse (esta última una verdadera delicia).

La Leffe Blonde se presenta con un color dorado y cristalino, lleno de burbujas que ascienden a la superficie y se quedan pegadas a las paredes del vaso. Sobre el caldo se extiende una capa considerable de espuma blanca y burbujeante, persistente aunque en poca cantidad.

El olor se hace inmediato: malta, frutas maduras con el plátano a la cabeza, levadura y notas herbales en menor medida. Un aroma que invita al trago, sin ninguna duda. En boca es ligera, espumosa y agradable. Destaca la malta, el caramelo, y de nuevo esos tintes afrutados. El final es amargo y seco, muy ligero y con un toque tímido del alcohol. El retrogusto es algo maltoso, con matices de galleta y levadura.

La última vez que la tomé fue hace bastante tiempo, y eso se nota. No puedo evitar recordarla bastante mejor, pero eso no quita que sea una cerveza completamente disfrutable y un gran ejemplo para empezar a conocer bélgica cervecilmente hablando. No es ninguna maravilla, pero es una buena opción en las grandes fiestas oktoberfest de imitación de las que montan por aquí.

NOTA:

domingo, 4 de diciembre de 2011

Guineu Rocaters

MARCA: Guineu
MODELO: Guineu Rocaters
ESTILO: Bock (6'4% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Tras unas semanas de descanso sigo con las Guineu que gané en el concurso de Cervezalandia, en esta ocasión con su Rocaters, en teoría una Bock. Digo en teoría porque si hay una pega que ponerle a las cervezas de esta marca es lo crípticas que son sus botellas, es bastante complicado saber a qué atenerse al destapar una de ellas sin tener que indagar por Internet previamente, problema que además sería muy sencillo de solucionar. Tampoco es que sea muy grave, peor sería que sus cervezas fuesen de mala calidad, (cosa que indudablemente no son) pero sí que es cierto que fue lo primero que pensé cuando vi por primera vez las botellas en una estantería de Líquidos.

Servida en copa luce un hermoso color pardo anaranjado, resplandeciente, con apenas 2 mm de espuma beige pero que aguanta el tipo bastante bien. Exhibe un aroma dulce, tan frutal que resulta incluso chocante que estemos ante una lager, donde en un núcleo de malta y caramelo se infiltran sin dificultad melocotón y naranja maduros, bien acompañados por canela, lúpulo floral y un leve toque de levadura.

En el sabor insiste en la fruta, destacando sobre el conjunto un llamativo gusto a mandarina, y es en mi opinión donde esta cerveza tropieza al centrarse en este aspecto en detrimento de la malta, impidiendo así que pueda desplegarse de forma óptima. Poco a poco desarrolla un suave amargor floral, con un toque de hierba y cítrico, que deja un regusto relajado, ligeramente astringente, con el que tampoco se consigue llamar demasiado la atención. A diferencia de las otras tres de esta marca que he tomado, Riner, Coaner y Montserrat, esta no me acaba de convencer, la veo un poco plana y su bajísima carbonatación acentúa más aún lo que para mí son carencias. No obstante no creo que sea una mala cerveza, simplemente no la veo a la altura de los otros productos de Guineu.

NOTA:

Reportaje en SER Natural

Esta semana nos han llamado para ofrecernos participar en el programa SER Natural de Cadena Ser, mediante una entrevista telefónica. Aceptamos encantados, y este es el resultado. Sí, es evidente que no me acabo de sentir cómodo hablando en la radio, y eso que han quitado algunas partes en las que mis nervios son imposibles de disimular.



En el reportaje entrevistan también a Steve Huxley y a los responsables de la cerveza Keks, huelga decir que su parte puede resultar de mayor interés.

viernes, 2 de diciembre de 2011

Tienda Online: Zombier

En estos últimos años en la Península han surgido de forma bastante repentina tanto pequeñas fábricas de cerveza como múltiples establecimientos, físicos y virtuales, dedicados a la comercialización de esta bebida. Dentro de las tiendas online de cerveza una de las que ha aparecido más recientemente es Zombier, detrás de la cual está Gabriel, quien desde hace más de un año y hasta hace apenas unos meses actualizaba incansablemente Just Another Beer Blog, manteniendo a los lectores al tanto de las noticias en relación con las mejores cerveceras del momento.

Por la trayectoria de su blog y lo que alcancé a conocer de sus gustos personales no me cabía la menor duda de que para este nuevo proyecto Gabriel tendría en mente trabajar con muy buenas cervezas, pero esto no evitó que la primera vez que eché un vistazo al catálogo me sorprendiese: no había ni una sola referencia que pudiese calificar de manera distinta a "excelente", contando con marcas como Amager, Stone, Nøgne Ø, Cantillon, Haandbryggeriet, Stillwater, De Struise, De Dolle, De Molen, entre muchas otras. De hecho, de estas tres últimas Zombier es ahora distribuidor oficial en la Península, lo que hace suponer que las estupendas cervezas de estas dos marcas estarán disponibles de forma regular.

Aparte de la alta calidad de la totalidad de las cervezas disponibles, y su buen precio (dentro de lo posible, claro... resultaría extraño comprar una Nøgne Ø por 1'50 euros), otro de los puntos positivos de esta tienda es el diseño de la web, más claro imposible, donde además calcula el precio total de los artículos y el de los gastos de envío a medida que vas añadiendo elementos al carro de la compra, evitando así sorpresas con los portes.

Por si esto no fuese suficiente atractivo, faltando todavía un mes ya se ha llenado de cervezas de Navidad, lo que nos ha impulsado a hacer esta semana nuestro primer pedido, que en breves recibiremos como niños hiperactivos tras un atracón de dulces. Para terminar añadiré, un poco a regañadientes, que en relación con estas cervezas hay ahora un sorteo en el que está en juego un apetitoso set de botellas... pero vamos, yo recomiendo que se apunte el menor número de gente posible, que estas cosas nunca tocan. (¿cuela?)

En resumen, recomendación obligada tras apenas dos meses de actividad, miedo me da pensar en la monstruosidad que puede ser en otros dos.


Hoegaarden Grand Cru

MARCA: Hoegaarden
MODELO: Hoegaarden Grand Cru
ESTILO: Witbier (8'7% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS: La última vez que tomé esta cerveza fue hace 2 años en la Grand Place de Bruselas, en mitad de un genial Interrail que me permitió patear también Brujas, Amsterdam y Praga. En ese momento, a pesar no haberla bebido en las mejores condiciones (ni siquiera tenía un vaso al alcance) me pareció simplemente increible, sin embargo mucho ha llovido desde entonces, cientos de marcas han pasado ya por mis manos, y al verla el otro día en la tienda me picó la curiosidad de si seguiría manteniendo una opinión tan buena sobre ella.

Es de un color amarillo bastante más oscuro que la Hoegaarden original, muy turbia e incluso con sedimentos flotando, y coronada por un dedo de espuma blanca que se esfuma al instante. El aroma es verdaderamente intenso y penetrante, dulce pero no empalagoso, compuesto por una mezcla exquisita de melocotón, maracuyá y cáscara de naranja, a lo que se suma el cilantro que contribuye a un punto de acidez picante. Se acoplan de forma sublime los 8'5º de alcohol, y marcadas notas de miel y florales, dando como resultado una auténtica sinfonía.

En boca lo primero que destaca es el cuerpo, que es muy superior a la mayoría de las Witbier, y lo segundo la inicial explosión de sabores, con fruta (mezcla de naranja, melocotón y frutas tropicales), curaçao y especias picantes como primer contacto, a continuación el alcohol, que en ningún momento pasa desapercibido y golpea con fuerza la garganta, para terminar aderezado por conjunto de miel, flores y alcohol a partes iguales, con un deje de cilantro y cáscara de naranja final que se mantiene en el regusto. Sin duda una Wit con mucha fuerza y compleja, quizá demasiado arisco el alcohol en algún momento del trago pero en conjunto me quedo muy satisfecho, aunque no tanto como en mi primer contacto con esta cerveza.
NOTA:




Actualizado por Sir Asf:

CARACTERÍSTICAS: Probé esta cerveza hace bastante tiempo junto con un par más de la marca, seducido por su ejemplar más conocido, elección ciertamente habitual de más fiestas de las que puedo recordar. Recordaba la Grand Cru con interés, una witbier con un toque más fuerte de lo habitual.

Luce un color anaranjado, con la base más clara que la cabeza, sobre la que se posa una capa de espuma blanca, burbujeante y de escasa duración. Se perciben sedimentos a través de la turbiedad del caldo. Enseguida hace aparición un aroma intenso, muy cítrico y afrutado, con toques de melocotón y notas acilantradas y llenas de levadura. El alcohol tiene su cabida aquí también.

Su sabor hace explosión como una bomba, dejando matices afrutados, cítricos y de nuevo levadura, que acompañados por una presencia del alcohol bastante alta, se acentúan mucho más. El regusto se mantiene, con recuerdo afrutado.

En conjunto tiene las cualidades de una wit al uso, aunque con mayor cuerpo y mayor presencia del alcohol.

NOTA: