jueves, 22 de noviembre de 2012

Flying Dog Imperial IPA Centennial Single Hop

MARCA: Flying Dog
MODELO: Flying Dog Imperial IPA Centennial Single Hop
ESTILO: Double IPA (10% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Estados Unidos

CARACTERÍSTICAS: Hasta que no vi una reseña en "In Birra Veritas" sobre esta cerveza de Flying Dog desconocía su existencia, y es que esta fábrica, además de sus cervezas habituales, que se consiguen bastante fácilmente en España, tiene unas cuantas rarezas que llegan con cuentagotas y que hay que cazar al vuelo porque es probable que no vuelvas a verlas. Esta pertenece al estilo mal llamado "Imperial IPA", pero con la peculiaridad de que elaboración han empleado de forma exclusiva el lúpulo americano Centennial, un género relativamente reciente que tiene bastantes similitudes con Cascade.

Es de color naranja intenso, algo turbia, recubierta por una cremosa y apetecible capa de espuma amarillenta. En nariz es una auténtica bomba de lúpulo, con un núcleo de malta ligeramente tostada, almíbar y suave caramelo que apenas es capaz de resistir el envite de mango, maracuyá, papaya, melocotón y almíbar aportado por las trepadoras, que le dan un toque achiclado. Es un perfume claramente dulce, aunque modulado por una acidez que evoca a la naranja, y en menor medida limón y mínimo pomelo, acompañada además de intensas notas aceitosas de hierba y pino. Complejo y a la vez muy sugerente, pone en la pista de que nos vamos a encontrar con una cerveza amena y fácil de beber.

Pues nada más lejos de la realidad. No cabe duda de que el dulzor de la malta, el almíbar y las frutas tropicales están presentes, y además aparecen ya en combinación con resina, pino y hierba con un resultado exquisito. No obstante, tampoco se esfuerza en esconder su agresividad y en seguida infiltra este conjunto una calidez alcohólica, reforzada por intensos puntos de especia y cítricos, entre los que prevalece el pomelo. Todo esto conduce a un final duro, de amargor marcado, en el que tampoco escasea el picante y el cítrico, que se deslizan con facilidad entre notas herbales, de albaricoque y leve miel. Desequilibrada pero dentro de los niveles deseables para una cerveza de este estilo, quema la garganta, calienta el estómago y seca la lengua, dejando en boca una agradable efervescencia que incita a repetir. Muy recomendable en mi opinión, aunque para determinados momentos... está claro que estos americanos no se andan con tonterías.

NOTA:


3 comentarios:

Observatorio Cervecero dijo...

Jo, yo tampoco la conocía pero tiene una pinta tremenda, tendremos que buscarla :D
Saludos

Embracing Darkness dijo...

Solo la he visto en esa ocasión, y ni siquiera sale en la web de Brewdog. Sí que salen, no obstante, otras single hop... igual con esas hay más suerte.

Un saludo

Birrateca dijo...

Nunca la hemos visto! No la conocíamos