domingo, 9 de diciembre de 2012

La Guernoillette Blonde Au Safran

MARCA: La Guernouillette
MODELO: La Guernoullitte Blonde Au Safran
ESTILO: Blonde con azafrán (4'8% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Francia

CARACTERÍSTICAS: Cuando Pau y Rosana visitaron Pamplona al final del verano tras un viaje por tierras bretonas, tuvieron el genial detalle de traerme unas cuantas rarezas francesas, que han estado almacenadas esperando su turno hasta hace pocas semanas, cuando empecé a abrirlas. La primera en circular fue de la Brasserie La Guernouillete, una microcervecera emplazada en el garaje de un domicilio de Saint Brieuc, que en el año 2011 comenzó la actividad que le ha llevado a tener en su repertorio 9 modelos distintos, varios de ellos que se podrían calificar de experimentales sin miedo a equivocarse. Es el caso de la Blonde que voy a comentar hoy, en cuya elaboración se ha empleado un ingrediente tan poco común como es el azafrán, para cuyo manejo hace falta sin duda bastante habilidad.

Es de color amarillo limón, bastante más turbia de lo esperado y muy brillante, con una espuma blanca de la que no queda el menor resquicio en apenas 10 segundos. Queda así un aspecto similar al de un refresco, con una superficie impoluta a la acuden pequeñas burbujas a morir sin dejar huella. Supongo que nadie se extrañará si dijese que el aroma es rarísimo, con el olor algo dulzón y picante de lo que supongo que es el azafrán predominando sobre el resto, que quizá resulta un poco estridente aunque no llega a molestar. Deja cierto espacio para malta dulce, manzana, piña, y afilados recuerdos de limón, probablemente lo más llamativo aparte del azafrán.

En boca, por desgracia, no solo resulta rara sino también poco agradable. El primer problema con el que uno se topa es que falta carbonatación, por no decir que no hay ninguna, y lo mismo sucede con el cuerpo. En cuanto al sabor, es simplón y bastante plano, monopolizado por el azafrán y sin apenas otros matices perceptibles. Poco a poco deja entrar a los cítricos hasta terminar en un final áspero, incluso asidrado, con notas de hoja de limón, uva blanca poco madura, suaves especias y  leve pomelo. Dudo que alguien discuta la originalidad, pero a nivel de calidad no creo que de la talla ni de lejos. No obstante, como regalo es genial, no todos los días se prueba una cerveza de una micro oculta en el corazón de la Bretaña francesa... ¡muchísimas gracias, Lupuloadictos!

 NOTA:

6 comentarios:

Lúpuloadicto dijo...

Cómo ya te comenté por privado, un chasco, y más porqué allí nos convencieron. Me vine tan contento con ellas para luego encontrarme con eso... en fin, que con esas etiquetas uno no podía obviar la compra. Ya me dirás que tal las otras, las que no tienen la ranita saltarina de por medio!

Un abrazo!!

Anónimo dijo...

Buenas,
Queria hacer una pregunta. Sabeis si guinness hace otras cervezas a parte de la guinness negra?

gracias.

Joan Villar-i-Martí dijo...

¡Una lástima! Pillar una rareza y que no cumpla siempre deja mal sabor de boca. Un detallazo el de Pau y Rosana, no obstante. ¡Saludos!

Embracing Darkness dijo...

Perdón por la tardanza, chumachos, estaba atareado.

Pau:
De momento te adelanto que la Diaoul es una pasada. No sabía exactamente en qué consistía el Chouchen, y se notan los ingredientes. Mil gracias de nuevo :)

Anónimo:
Guinness tienen varias Stout distintas aparte de la habitual, su Foreign Extra Stout, Draught, Extra Stout, su reciente Guinness Black Lager y Red.

Birraire:
Bueno, y si no fuese por ellos dos probablemente no la probaba nunca. Es lo bueno de quedar con frikis cerveceros, que siempre te va a llegar alguna rareza bajo mano.

Un saludo a los 3

JAB dijo...

Mira qué es curioso, porque a mi la Brune que tiene grados de alcohol a mansalva, me gustó bastante. No se notaba para nada dicha graduación y me sorprendió gratamente. Además las de esta cervecera son las que me parecieron un poco diferentes a las del resto de bretonas, que parecían compartir todas un punto en común, con un toque ácido y de levadura silvestre. Salu2!

Lúpuloadicto dijo...

Según nos contó su maestro cervecero la Brune es más bien una Barleywine y aunque no estoy demasiado de acuerdo por varias razones sí es cierto que es de las pocas que se libran de la quema... Al menos de las que he podido probar en la tranquilidad de mi casa.