sábado, 31 de marzo de 2012

De Ranke Père Noël

MARCA: De Ranke
MODELO: De Ranke Père Noël
ESTILO: Blonde de Navidad (7% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS: Mi primer contacto con la cervecería De Ranke no fue del todo satisfactorio, y es que su XX Bitter, ácida y amarga como pocas belgas, sobrepasó mi capacidad de disfrutar del lúpulo. Sin embargo en el segundo intento, unos cuantos meses después, algo debía haber cambiado en mis sentidos puesto que me pareció una de las mejores cervezas belgas que había tomado hasta la fecha, lo que instantáneamente me transformó en un adicto a sus lupulados productos. Esta reciente pasión por la marca fue lo que me ayudó a decidirme por esta entre el arsenal de cervezas navideñas que ofrecía Zombier, contando además con que esta sería una algo peculiar.

Del líquido naranja cobrizo, sorprendentemente bien filtrado, escapa un rico aroma bien cargado de frutas, sobretodo naranja, mandarina y albaricoque, que ocultan parcialmente a la malta, relegándola a un segundo plano. Por su parte las especias, con notas levadurosas y herbales adheridas, se encargan de afilar el aroma y darle intención, lo que le aporta una complejidad más que interesante.

Es en el sabor donde parece florecer el espíritu de De Ranke; desde el inicio pone especial acento en limón, pomelo y manzana verde, lo que a la vez realza las notas de levadura, clavo y pimienta, aunque poco a poco van emergiendo frutas tropicales, suave caramelo y mínima canela para compensar la acidez. Casi resulta incluso un poco dulce justo antes del final pero de nuevo atacan los cítricos, esta vez acompañados del intenso amargor del lúpulo, que dan punto y final a su labor dejando la boca seca, impregnada de hierba y picante. Atípica cerveza navideña y algo arriesgada, pero en mi opinión bastante resultona, totalmente recomendable para los adictos al lúpulo. (y por estos lares rondan unos cuantos)

NOTA:



Actualizado por Sir Asf:

CARACTERÍSTICAS: Esta cerveza de navidad me llegó como regalo de la celebérrima Ana, a la que agradezco mucho el detalle. Ya le había echado el ojo cuando hice mi pedido de cervezas navideñas, pero las prioridades fueron otras y me quedé con las ganas, así que es un regalo muy bienvenido.

La cerveza tiene una etiqueta con Papá Noel como protagonista, abrazando bonachón a una copa sobre un fondo verde. Es una imagen muy acertada de la figura de Santa Claus, creo yo. Al servir la cerveza en la copa luce un color dorado algo oscuro, turbio pero sin rastro de sedimentos, con presencia de carbonatación. La espuma es de color blanco y forma una capa consistente, no demasiado abundante pero bastante duradera.

Su aroma hace presencia desde el primer momento. Destacan notas florales y afrutadas, con malta y levadura como base, y un deje dulzón compuesto de caramelos y lúpulo, muy característico de este estilo de cervezas belgas. En boca sobresale el caramelo, el melocotón, la malta y un toque a licor, con presencia del alcohol. En segundo término se aprecia un toque levaduroso y levemente picante, especiado. Hacia el final se torna levemente amargo, con mucha presencia herbal. Es espumosa en boca y bastante suave, aunque de matices intensos.

En general una buena cerveza muy fácilmente disfrutable, aunque nada fuera de lo normal (comparándola con otras del estilo).

NOTA:


miércoles, 28 de marzo de 2012

Engel Bock Hell

MARCA: Engel
MODELO: Engel Bock Hell
ESTILO: Maibock (7'2%)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: La cervecera Engel, fundada en en 1783 en Crailsheim, en el Oeste de Alemania, es desde 1877 propiedad de la familia Fach. Elaboran en la actualidad, si no he contado mal, 21 cervezas distintas, todas ellas selladas con tapón de rosca, entre las que destacan por sus sorprendentes denominaciones varias como su Weißbierpils, su Kellerbier dunkel o su cerveza femenina First Lady, las cuales me encantaría probar aunque solo fuese por calmar mi curiosidad.

Cuando la vi en el supermercado el tapón de rosca me hizo dudar, pero al final me decidí a probarla reservándola para una tarde relajada, que llegó esta misma semana cuando la elegí como acompañante de una buena película. Es de color miel, apagado, casi transparente, y forma al servirla una espuma que en un inicio parece cremosa y abundante pero que casi antes de terminar esta operación demuestra ser escasa y porosa, similar a la del detergente. Sorprende lo discreta y sencilla que es para el olfato, apenas unas pinceladas de grano, malta y casi imperceptibles cítricos, con un toque metálico que recuerda a las temidas eurolager, lo que a priori no es en absoluto positivo.

En boca intenta enderezar, aunque en mi opinión tampoco acaba de acertar. Al principio el dulzor, con un núcleo de malta y miel escoltado por suaves notas de melocotón y manzana, resulta excesivo y empalaga un poco. Se va moderando de forma progresiva, pero a cambio va ganando terreno el alcohol, que llena de especias un final de amargor inexistente, impregnado de miel, cítricos y lúpulo floral, de intensidad moderada. No es una cerveza que merezca ser tirada por el desagüe al primer sorbo, pero el exceso de azúcar y alcohol me cansa rápido y acabo perdiendo el interés.

NOTA:

martes, 27 de marzo de 2012

Alvinne Land Van Mortagne

MARCA: Alvinne
MODELO: Alvinne Land Van Mortagne
ESTILO: Quadrupel (13'9% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS: El duelo a muerte que disputamos sobre la lava ardiente de un volcán hawaiano, con la intención de decidir sobre la repartición de las botellas que nos habían enviado desde diferentes tiendas online, implicó que Asf se quedara con la rica IPA de Anderson Valley. Sabiendo esto cualquiera pensaría que fue mi compañero quien se alzó con la victoria, pero si aclaro que a mi me correspondió esta Quadrupel, detallazo de Gabriel de Zombier como una pequeña muestra de las Alvinne que recientemente ha incorporado a su catálogo, no queda tan claro quien fue el ganador.

Tuve que someterme a una fuerte preparación psicológica para abrirla porque con sus casi 14º de alcohol, lo que la hace la Quadrupel de mayor graduación que he probado, y los 150 puntos en la escala de color de la EBC, resultaba cuanto menos intimidante. Una vez que me sentí en condiciones de enfrentarme a ella pude comprobar que la etiqueta no mentía, puesto que es tan oscura y opaca que casi absorbe la luz, cubierta además por una sólida capa de espuma marrón. Al instante la intensidad de su perfume inunda la habitación con un aroma goloso, que al acercar la nariz a la copa se concreta en moras, cerezas, fresas maduras, mientras se pone a su altura, en primer plano, un torrente de malta, caramelo y chocolate amargo. En un segundo nivel quedan recuerdos vinosos y frutos secos, salpicados con la famosa levadura Morpheus, e incluso se puede identificar una tercera capa, donde alimentan la extraordinaria complejidad suaves notas de vainilla, alcohol y madera. ¡Menuda gozada, y más aún para los que de cuando en cuando disfrutamos diseccionando cervezas!

El resumen perfecto del primer sorbo es sencillo: un puñetazo en la boca que te deja sin dientes, a tí y a tus familiares directos. Irrumpe en las papilas un sabor potentísimo, donde en un primer momento se encuentra una exquisita mezcla de malta tostada, caramelo y cereza con licor, a la que poco a poco se van sumando notas de cacao, pasas, regaliz, dátiles, ciruelas, etc, algo más secundarias. A medida que avanza el regaliz gana mucha presencia, y acaba por protagonizar el final junto con suaves toques de madera y levadura, formando un intenso amargor algo alcohólico, que puede recordar al Bourbón, impregnado de clavo, canela y leve lúpulo herbal. Pesadísima y como única pega algo dura de beber, sin embargo su complejidad extrema y su intenso y duradero sabor compensan con creces, convirtiéndola en una excelente elección como copazo post-comilona. ¡Muchísimas gracias a Gabriel por dejarnos probar esta maravilla!


NOTA:

lunes, 26 de marzo de 2012

Calvin's Tostada

MARCA: Calvin's
MODELO: Calvin's Tostada
ESTILO: Dunkel Lager (4'8% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: La cerveza Calvin's vio la luz en el año 2006 cuando sus actuales responsables, bajo la supervisión de Àlex Padró de Llupolls i Llevats, montaron sus instalaciones en Madrid, convirtiéndose así en la primera microcervecera de la capital. A pesar de estos 6 años ya de existencia apenas había tenido la oportunidad de probar sus cervezas, principalmente debido a los formatos en los que se comercializaban, en barril y en botella de 75 cl, y aunque recientemente han comenzado a venderlas en botella de 33 cl casi no nos ha dado tiempo a buscarlas puesto que gracias a la generosidad de sus propietarios nos ha llegado una caja con una pequeña reserva de botellas y vasos.

Como suelo hacer con los regalos que nos envían, a los pocos días de recibirlo me decidí a abrir una botella a mitad de tarde con la intención de que amenizase mi ya habitual capítulo de Breaking Bad. Al hacerlo me sorprendió bastante su color ambarino brillante, más propio de una cerveza de Oktoberfest que de una Dunkel, que era el estilo al que suponía que se asemejaría más teniendo en cuenta que se llama "Tostada". De todas maneras su intenso aroma, mediante la combinación de malta con frutas dulces, sobretodo mandarina y melocotón, y tenues recuerdos de miel con limón, flores y naranja, consiguieron que al instante me olvidase de estas minucias.

Este agradable dulzor está más limitado en el sabor donde, pese a que continúa el dominio de la malta y mantiene también un buen acompañamiento de frutas, estas últimas tienden más hacia los cítricos, aportando una suave acidez muy bien afinada por un punto de clavo. El lúpulo carga con algo más de fuerza en el final, aportando un amargor ligeramente seco donde se mezclan flores, albaricoque, cítricos y en menor medida hierba y notas de levadura. Tanto el sabor como su textura sedosa son agradables y hacen de ésta una buena sustituta de la rubia de toda la vida; no obstante siendo honestos también hay que recalcar que probablemente le falta cuerpo, lo que dificulta que acabe de despegar y desarrollar por completo el potencial que tiene, lo cual no quita que sea una cerveza más que disfrutable. Por último, aprovecho para agradecer a Calvin's el hacernos llegar estas cervezas.
NOTA:



Actualizado por Sir Asf:

CARACTERÍSTICAS: La última quedada que hice con Embracing fue fabulosa, ya no por ver que se había convertido en un latifundista de vacaciones, sino por la cantidad de cervezas que me trajo, la gran mayoría de regalo de diversos sitios. Entre ellas estaba esta Calvin's Tostada, que nos mandaron los muchachos de Calvin's, a los que agradezco yo también el detalle.

Me llamó la atención el color, por la acepción de "tostada" que puede verse en la etiqueta, pero cosas más raras se han visto. De espuma blanca de burbuja fina, poco abundante y de corta duración, luce un caldo color ambar claro levemente translúcido aunque con turbiedad en su base. La carbonatación es media.

Su aroma es floral, afrutado, meloso y cítrico, bastante agradable y con intensidad notable. Algo así ocurre en boca, en la que destaca la malta, el toque cítrico y afrutado, y unas ligeras notas especiadas. Parece que quiere mostrar un matiz ácido, pero es muy leve. El trago es ligero, suave y vibrante en el paladar. El final es lupulizado y seco, algo floral y con presencia levadurosa. El alcohol se presenta en su justa medida.

Concuerdo con Embracing, una cerveza bastante disfrutable aunque quizás en conjunto pide más intensidad. ¡A por las siguientes!

NOTA:


sábado, 24 de marzo de 2012

Anderson Valley Hop Ottin' IPA

MARCA: Anderson Valley
MODELO: Anderson Valley Hop Ottin' IPA
ESTILO: India Pale Ale (7% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Estados Unidos

CARACTERÍSTICAS: Bien sonrientes quedamos al descubrir un genial presente de los amigos de Cervezas Especiales, compuesto de cuatro cervezones enormemente atractivos. Para repartir las cervezas nos batimos en duelo con las armas más sofisticadas, sobre la ardiente lava de un volcán hawaiano. Este fue uno de mis premios, la famosa IPA de Anderson Valley, marca de la que ya hablamos en el post de la Oatmeal Stout.

Procedí a abrirla con ganas, disfrutando del intenso aroma con el que se presenta. En el vaso muestra un color cobrizo claro, muy cristalino y sin apenas carbonatación. La espuma es blanca y consistente, y aunque no se extiende demasiado tiene una duración más que apropiada.

El aroma se muestra muy herbal, refrescante y agradable. Se perciben notas cítricas, pino, limón y naranja, y más en segundo plano miel y malta. En conjunto delicioso, con una invitación al trago absolutamente ilícita. En boca se presenta con intensidad, también, en una nube de matices variados y en consonancia. Destaca el amargor sosegado del lúpulo, acompañado de los cítricos y las notas afrutadas que llevan la fuerza de los matices al máximo, para continuar con tímidas presencias de malta, miel y nueces. En su final da una última traca de amargor herbal seco, dejando un regusto intenso y satisfactorio que te hace plantearte qué demonios estás bebiendo. Es fuerte pero medida, con su justa presencia del alcohol.

En conjunto es espectacular, y quizás se deba al equilibrio que adquieren todas sus características, que no son pocas. Un nombre a repetir, sin duda.

NOTA:

viernes, 23 de marzo de 2012

Pinta Atak Chmielu

MARCA: Pinta
MODELO: Pinta Atak Chmielu
ESTILO: India Pale Ale (6'1% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Polonia

CARACTERÍSTICAS: Una cerveza artesanal de un país algo exótico siempre resulta interesante, y entre las aproximadamente 20 distintas que encontré en Cracovia casi me volví loco decidiendo las que me quería llevar al hostal. Sin embargo cuando encontré esta de la ya comentada marca Pinta no me lo pensé ni un instante; ¿quién sería capaz de dejar pasar la oportunidad de probar una IPA estilo americano elaborada en Polonia? Yo por lo menos no, y me temo que más de uno de los que nos leen habitualmente tampoco.

Nada más llegar al hostal, tras cargar con ella durante todo el día mientras visitábamos el barrio de Podgórze, la curiosidad pudo conmigo y tuve la imperiosa necesidad de abrir inmediatamente la botella, aprovechando además que gracias al largo paseo a unos 4ºC la temperatura de esta era óptima. Al servirla apareció un líquido de color granate, quizá algo marronáceo, que sugería una carbonatación ligera, hecho que se confirmó cuando los dos dedos de espuma beige iniciales quedaron en apenas una membrana en escasos segundos. De todas formas, ¿qué importa esto cuando se compensa con un perfume tan exquisito como el de esta cerveza? Los protagonistas indiscutibles de dicho aroma son Citra, Simcoe y Cascade que extienden frutas por doquier, con demoledoras notas de mango, maracuyá y más suave naranja y melocotón, mientras dejan en segundo plano dulce malta y caramelo, con leves pinceladas de miel. Por suerte estas últimas son capaces de contrarrestar la fuerza de los lúpulos americanos y mantener un equilibrio algo precario, perfecto para este estilo.

Esta relativa amabilidad del lúpulo desaparece en boca, y pese a que sigue aportando las habituales notas tropicales, de naranja o albaricoque que hacen tan atractivas a las cervezas americanas, también esconde más todavía el dulzor de la malta tostada mientras saca a la luz un amargor y una acidez considerables, si bien bastante moderados para una IPA. El final, pese a ser igualmente comedido para el estilo, es tremendamente apetitoso pues es aquí donde, mezclándose con los cítricos, termina de desenvolverse el lúpulo, cargando la boca de intensos y agradables recuerdos resinosos y especiados, de pino y hierba, que se mantienen largo tiempo mientras queda en la lengua una delicada sensación astringente. No sin razón ha cosechado esta cerveza innumerables premios a lo largo del año pasado, y es que pese a ser una IPA de fácil acceso y que perfectamente podría calificar como APA, es muy sabrosa y tan amena que la botella de medio litro casi se hace corta.

NOTA:

miércoles, 21 de marzo de 2012

Naparbier Dunkel

MARCA: Naparbier
MODELO: Naparbier Dunkel
ESTILO: Dunkel Lager (5'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Casi 5 años llevaban Josu Taniñe y Juan Rodríguez, trabajadores de Koxka, elaborando cerveza en casa como hobby cuando, a principios del 2009, se vieron afectados por el ERE que supuso la desaparición de casi 300 puestos de trabajo en su empresa. Frente a este revés, en vez de quedarse de brazos cruzados decidieron aprovechar su experiencia en el homebrewing para crear su propio negocio, la cervecera Naparbier.

Hasta hace no mucho solo se podía tomar de barril, y como llevaba un tiempo sin pasar por Pamplona aún no había tenido la oportunidad de hacerlo. Por suerte, recientemente empezaron a embotellar, lo que ha permitido que la musculosa Ana me trajese un par de botellas, compradas en la Vinoteca junto a la Plaza del Castillo. Como su propio nombre indica es una cerveza muy oscura, aunque al trasluz se vuelve de color granate, defendida por una espuma muy densa que, si bien en principio apenas alcanza un dedo de altura, este grosor no se reduce ni un milímetro. El aroma me sorprendió gratamente, no es especialmente intenso pero sí muy completo, con un núcleo de malta tostada, caramelo, suaves notas de cacao y frutas maduras, y que sin embargo aún tiene la capacidad de sugerir también café solo y algo de torrefacto, aportando así una mayor complejidad al conjunto.

El sabor sigue en cierta medida las guías marcadas por el perfume, quizá demasiado cercano al torrefacto para el estilo, aunque esto no le supone perjuicio alguno. Comienza con dulce malta tostada y cacao, creando una sensación cremosa en el paladar, y poco a poco sale a la luz el café, que pasa a ser la nota predominante, acompañada en todo momento por regaliz negro. Poco a poco el trago se va secando, surgen suave picante y lúpulo herbal para terminar con un amargor moderado, ligeramente cítrico, que deja café, especias y una mínima acidez en la garganta. La verdad es que se bebe muy a gusto, personalmente creo que una mayor presencia de la malta en el trago ayudaría a definirla, no obstante me parece una buena cerveza, sin duda se puede mejorar pero está en el camino correcto. Repetiré encantado cuando pase por Pamplona, y si la puedo probar también de barril mejor todavía.

NOTA:



Actualizado por Sir Asf:

CARACTERÍSTICAS: Y segunda cerveza que nos mandaron los muchachos de Naparbier, hace ya bastante. Aproveché un par de días de vacaciones para probar las dos variedades que tenía guardadas: esta y la Pilsener. Prometemos una visita a las tierras pamplonesas, con sus correspondientes tragos.

Luce un color marrón oscuro bastante opaco, con espuma beix muy clara que no se presenta en abundancia, pero que se mantiene en duración correcta. Despide un ligero aroma a torrefacto, lúpulo, chocolate, malta tostada y una leve nota metálica que si bien no empaña el olor, está presente.

El sabor es mayormente ácido, como experimenté con la pilsener de la casa. Se fundamenta en una base de malta torrefacta, regaliz y café, con matices afrutados bastante ligeros. El final es amargo y seco, con reminiscencia del ácido en la garganta. No obstante, al cabo del rato se hace bastante plana, quedando totalmente en segundo término.

Pese a no haberla encontrado demasiado notable, no es una mala cerveza. Si se presenta la posibilidad habrá que probarla de barril. ¡Muchas gracias a los muchachos de Naparbier por el detalle!

NOTA:



martes, 20 de marzo de 2012

Jabłonowo Klasztorne Piwo

MARCA: Jabłonowo
MODELO: Jabłonowo Klasztorne Piwo
ESTILO: Brune (6'4% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Polonia

CARACTERÍSTICAS: En la periferia de Varsovia, dentro del área de la localidad de la cual tomó su nombre, se encuentra la cervecera Jabłonowo, fundada hace 20 años, en 1992, por Leon y Hubert Buksowicz y su amigo Włodzimierz Paro. Elaboran en la actualidad un número considerable de cervezas distintas, probablemente alcanzando la veintena, y de todas estas no sé qué consecución de casualidades me llevó a comprar la que por su autodenominación de "cerveza de monasterio estilo Trapense" es sin duda la más pretenciosa.

Es una Ale tostada no filtrada pero sí pasteurizada, y como tal es de color marrón roble, muy turbia, con un techo de cremosa espuma amarillenta, de burbuja microscópica. El aroma es verdaderamente interesante; la malta forma parte fundamental del mismo, pero intensos recuerdos de cáscara de naranja y frutas tropicales inician una placentera distorsión que el lúpulo floral continúa, mezclandose a su vez con especias picantes y suaves recuerdos de cilantro y hoja de limón. La fuerte presencia de especias y cilantro hacen imposible evitar la comparación con una Wit, aunque ésta es sin duda menos ligera.

En boca el nivel baja considerablemente y, la verdad, es una pena, puesto que no apuntaba mal. El principal problema es que caramelo y toffee tienen una potencia excesiva, de lo que resulta un sabor demasiado dulce, que además la baja carbonatación contribuye a darle una textura algo pastosa. Surgen alrededor notas de melocotón, mango y suave naranja, a las que al final se suman miel y frutas tropicales maduras, acotando un amargor mínimo salpicado de flores. La intención de la cerveza de asemejarse a las belgas es clara, pero se pasa de azúcar y hace corto en gas, quedando al final como un caldo plano, sin fuerza, del que en menos de dos tragos es fácil cansarse.

NOTA:

domingo, 18 de marzo de 2012

Ciechan Porter

MARCA: Ciechan
MODELO: Ciechan Porter
ESTILO: Baltic Porter (9% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Polonia

CARACTERÍSTICAS: Si alguien en Polonia se embarca en la odisea de buscar cervezas tradicionales entre el océano de marcas industriales que anega el país, con toda probabilidad una de las primeras que encontrará será Ciechan, que toma su nombre de la localidad polaca en la que se elabora, Ciechanów. Esta marca, cuyos orígenes datan del siglo XIX, tiene una difusión tal que no solo es fácil encontrala en pequeñas tiendas o bares, sino que incluso se puede ver en algunos Carrefour del país; por desgracia esto no lo sabía cuando el primer día de mi viaje encontré una tienda especializada en cervezas en el Kazimierz cracoviano y me llevé esta botella, haciendo caso a la dependienta, junto a tres o cuatro rarezas.

No es un secreto mi debilidad por las cervezas oscuras, y ésta, siendo tan opaca como parece en la fotografía, con una firme capa de 2 dedos de crema beige, tenía todas las papeletas para gustarme. La perspectiva sin embargo cambió con su aroma extremadamente dulce, formado por un núcleo de caramelo, sirope, dátiles y frutas del bosque varias, y cuya extraordinaria potencia impide desarrollar los tostados. Queda si acaso algún suave deje de chocolate con leche y cacao en polvo, insuficientes para el estilo, cuya poca presencia auguraba que esta sería una más para la lista de Baltic Porter empalagosas que he probado, y la cual ultimamente está creciendo a un ritmo preocupante.

Corroborando a mi habilidad profética, que por lo que parece funciona a pleno rendimiento, el primer sorbo me golpeó con toneladas de azúcar en forma de malta tostada, sirope de caramelo, pasas y ciruelas, y si bien es cierto que en seguida aparecen notas de café negro, ni de lejos consiguen compensar este desequilibrio. Este exceso de dulces acaba siendo anulado a medida que se acerca el final del trago, pero solo para ser sustituido por una sequedad alcohólica bastante invasiva que deja un regusto a frutas oscuras. Poco a poco, a medida que pasa el tiempo, va ganando algo de fuerza los tostados y el café, incluso un suavísimo ahumado, pero ni siquiera así llegué a ser capaz de disfrutar la cerveza, el descontrol sigue siendo absoluto tanto en dulzor como en alcohol.

NOTA:

sábado, 17 de marzo de 2012

Naparbier Pilsener

MARCA: Naparbier
MODELO: Naparbier Pilsener
ESTILO: Pilsener (4'7% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Hace un par de semanas tuve mi primer contacto con las recientemente embotelladas Naparbier, en el que me llevé una muy buena impresión de su Dunkel Lager. Todavía tenía pendiente el otro modelo de la marca y en cuanto volví de mis vacaciones por las bellas Landas francesas no perdí un segundo, ansioso por comprobar el nivel de una de las pocas Pilsener artesanales que se elaboran en este país, algo quizá un poco arriesgado en un mercado tan saturado de lager industriales baratas como es el español. Así pues, esta cerveza se enfrenta en mi opinión al reto de ser competitiva con las demás rubias que se venden en el supermercado, ofreciendo un producto de mayor calidad que estas y a un precio razonable (se sobreentiende que para las posibilidades de una microcervecera). Y el caso es que a 1'80 euros la botella el segundo punto lo cumple, y como voy a relatar ahora el primero también.

En cuanto al aspecto externo no podría ser mejor, es de color dorado apagado, ligeramente velada, cubierta por una capa de espuma blanca inmaculada con una retención estupenda. Basta acercar la nariz a la copa para comprobar que estos pamplonicas se toman las cosas en serio, pudiéndose percibir un aroma intenso, dulce, con la malta de rigor pero a la vez lupulado con maestría, lo que le da agradables notas de hierba, hoja de limón y un toque especiado muy penetrante.

Con los esquemas totalmente rotos por un comienzo magistral me lancé a probarla, y si bien también me gustó bastante lo que me encontré, decididamente no estaba al mismo nivel. El dulzor de la malta está bastante limitado por abundantes cítricos y lúpulo herbal, haciendo que tienda más hacia la acidez, conduciendo así el trago hasta un amargor algo picante que deja un largo regusto bien cargado de hierba. Es muy refrescante, no obstante que no engañe este adjetivo tan frecuentemente asociado a cervezas aguadas porque esta no lo es, carácter no le falta. Lo único que le he notado es algo escasa en cuanto a la carbonatación, probablemente consecuencia del embotellado, lo cual no quita que sea esta una Pilsener capaz de sacarle los colores a los gigantes nacionales y, al igual que la otra cerveza que elaboran, con mucho potencial.
NOTA:



Actualizado por Sir Asf:

CARACTERÍSTICAS: Una breve estancia en Huesca me ha hecho descubrir dos botellas de Naparbier que tenía almacenadas desde hace bastante (un detalle que nos mandaron los muchachos de Naparbier, que agradecemos muchísimo). Así que sin mediar palabra me he lanzado con la dunkel lager y la pilsener.

El aspecto es tal cual lo describe Embracing, con un color dorado levemente turbio y carbonatación media. No obstante, no encontré una espuma tan abundante en la copa. El aroma tiene mucha presencia, dejando entrever matices malteados, levadurosos e incluso melosos, aunque muy herbales. El dulce es su característica más presente.

El sabor define a la perfección su estilo: lúpulos muy presentes, malta y caramelo en menor medida. Hay una presencia ácida muy intensa pero que no tapa el resto de matices (cosa que me suele pasar con las cervezas gueuze), tornando el sabor algo agrio hacia el final, y terminando en un torrente amargo y seco.

Deja una sensación agradable, es una buena cerveza. En su contra diría que al cabo del rato pierde un poco de intensidad en sus matices, pero se deja beber bastante bien. Un buen trabajo.

NOTA:


jueves, 15 de marzo de 2012

Pinta Jak W Dym

MARCA: Pinta
MODELO: Pinta Jak W Dym
ESTILO: Bock ahumada (6'9% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Polonia

CARACTERÍSTICAS: La cervecera polaca Pinta, fundada por Grzegorza Zwierzynę y Marka Semlę en el 2011, comenzó, al igual que muchas otras marcas, llevando a cabo la elaboración en las instalaciones de otra empresa, en su caso en las de Browar Na Jurze, una pequeña fábrica situada en Zawiercie, en el Sur del país. No cabe duda de que una trayectoria que ni siquiera alcanza el año es extremadamente corta, sin embargo esta falta de recorrido no les ha impedido arrasar en los premios de la cerveza polaca del pasado año ganando 7 de las 10 categorías, además de los premios a la "Mejor Cerveza" y la "Mejor Fábrica", hecho muy significativo incluso aunque se trate de un país con una tradición cervecil no tan extendida como otros.

Toda esta información la he recopilado estando ya en España y, puesto que la cerveza la tomé en Polonia, antes de atacar lo único que conocía era su aspecto, negro con reflejos rubí, cubierto por una espuma compacta pero poco persistente. El aroma resulta rarísimo, sobretodo si no sabes por donde van los tiros: sobre la dulce base de malta surgen intensas notas de moras, pasas y cerezas negras, con un suave punto de hierba y madera, pero acompañadas por un perfume algo desconcertante que recuerda al bacon, levemente teñido de humo. A estas alturas, quedaba claro que no podía ser otra cosa que una interpretación de una Rauch, aunque con el ahumado no tan potente como el de una Schlenkerla.

En boca es igualmente peculiar, a su paso resulta densa y cremosa, claramente inclinada hacia el dulce aunque sin desequilibrar la balanza, dominada de nuevo por malta tostada y frutas oscuras, con azúcar quemado, café y ahumados expresandose también con fuerza pero en un segundo plano. Termina con un final relajado de amargor ligero, bien provisto de humo, dejando un regusto mínimamente herbal y alcohólico. Es una cerveza a todas luces sorprendente, quizá un poco pasada de dulce pero no obstante suficientemente agradable como para no cansarse con la botella de medio litro. (lo cual no es poco)

NOTA:

lunes, 12 de marzo de 2012

Lindemans Cuvée René

MARCA: Lindemans
MODELO: Lindemans Cuvée René
ESTILO: Gueuze (5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS: El estilo Gueuze se obtiene de la mezcla de Lambic añejada con Lambic joven, y es gracias a los azúcares todavía no fermentados de esta última que las cervezas de este tipo sufren una refermentación en la bodega en la que se almacenen, lo que les aporta una mayor complejidad y da la posibilidad de añejarlas para conseguir una evolución aún mayor. Esta concretamente viene de la cervecera Lindemans, famosa por sus cervezas con frutas que se pueden encontrar por todo el mundo, y se comenzó a elaborar en 1930, a la vez que su Kriek.

Del líquido dorado, levemente turbio, emana un aroma con un leve deje dulzón que recuerda al vino blanco, sin embargo la acidez pasa a ser la tónica, con notas de limón y manzana principalmente, más secundario pomelo y mínimo membrillo, mientras notas de levaduras salvajes se infiltran por el conjunto, dando como resultado un perfume que recuerda a champán o a sidra asturiana, según el momento, con un soplo final de picante. De intensidad moderada, muy refrescante y no tan áspero como cabría esperar, muy rico.

El sabor comienza con una mezcla de manzana verde y pomelo, una consistente acidez amarga consistente acompañada por fuertes notas de limón, donde se aprecian las levaduras presentes durante todo el trago como de fondo y recuerdos como de barrica. Es muy ácida, por supuesto, pero no en exceso, mucho más controlada que otras Lambic de este estilo gracias a un levísimo dulzor que compensa un poco, y pese a no presentar ni una burbuja en la copa la sensación en boca no es en absoluto de falta de carbonatación, más bien al contrario. El final es achampanado, amargo y ácido por igual, llega a resultar algo astringente, y deja la boca seca, repleta de acidez cítrica y deseosa de dar otro trago. Probablemente una de las Gueuze de alto nivel más accesible que hay en el mercado, en mi opinión la mejor opción para un bautismo de fuego en este estilo.


NOTA:



Actualizado por Sir Asf:

CARACTERÍSTICAS: El otro día me decidí a hacer una prueba más con las lambic, que considero tan poco atractivas, y me llevé de La Maison una gueuze, esta Cuvée René belga. Hasta el momento no he encontrado una sola cerveza de este estilo que me agrade, y aunque este último intento me ha desilusionado todavía más, tengo pensado probar algo de Cantillon, como prueba definitiva.

Al descorchar la botella la habitación se llena de olor a champán. He de decir que no tolero esta bebida, siempre me ha resultado un tanto desagradable, no obstante había que darle una oportunidad. En copa luce un color anaranjado levemente turbio, con elevada carbonatación y espuma blanca y sedosa, no demasiado abundante, pero duradera.

El repentino aroma a champán no me auguraba nada bueno, pero en detalle se dejan ver matices de malta, afrutado, cítrico y levadura, entre otros. Es el trago el que acaba conmigo: un golpe ácido tremendo. Una primera impresión de beber limón exprimido, que deja camino a una mezcla de champán y vino blanco fuerte.

Allí acabó el intento por disfrutarla, y aunque la terminé no quedé nada convencido con el resultado. Dejo a un lado mi cruzada por entender las lambic y vuelvo a los estilos predilectos. No sé ponerle nota.

viernes, 9 de marzo de 2012

God Jul

MARCA: Nøgne Ø
MODELO: God Jul

ESTILO: Porter de Navidad (8'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Noruega


CARACTERÍSTICAS: Reservaba esta elegante cerveza para un momento especial, que llegó el otro día, al dar por finalizada una temporada de intenso trabajo cinematográfico. Tampoco es una fecha especial, pero no podía esperar más. La cerveza especial navideña de la imponente y genial Nøgne Ø se llama God Jul y tiene un aspecto magnífico.

Al servirla adquiere un aspecto muy similar al de la Dark Horizon, de la misma casa: un color negro, opaco y profundo, como petróleo, sobre el que reposa una capa de espuma beix, esponjosa, amplia y de burbuja grande. Acompañando este porte, un aroma intenso invade la habitación.

Destaca el caramelo, la malta tostada, el café, el chocolate y los frutos secos, todo ello sobre una base alcohólica muy presente. Invita al trago. En boca es una delicia. Cremosa, suave pero intensa, con protagonismo del licor, la malta torrefacta, café, regaliz, chocolate y fino caramelo. Hacia el final del trago se torna algo herbal y amarga, dejando un regusto ardiente y una sensación muy agradable en el paladar.

En conjunto es bastante dulce y tiene un cuerpo medio, aunque el alcohol le confiere cierta dureza. Una cerveza riquísima.

NOTA:


jueves, 8 de marzo de 2012

Ebulum Elderberry Black Ale

MARCA: William Bros
MODELO: Ebulum Elderberry Black Ale
ESTILO: Gruit elaborada con bayas de sauco (6'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Escocia

CARACTERÍSTICAS: Por el momento he comentado 2 de las 5 "Historic Ales" que elaboran William Bros y puesto que, debido a lo interesantes que me resultan, tengo la intención de reseñarlas todas, he decidido continuar con esta tarea antes de mi escapada a Polonia destapando su Ebulum. Este tipo de Ale fue introducida en la cultura céltica por los druidas galeses y en su elaboración se emplean bayas de sauco, una planta de importante toxicidad a la que se le atribuyen propiedades tanto medicinales como mágicas, proceso que la William Bros Brewing Co. desarrolla siguiendo una receta recuperada del siglo XVI.

Es de color negro opaco, con escasos destellos rubí, coronada por una compacta espuma beige que curiosamente resulta mucho menos resistente de lo que aparenta, dejando en pocos minutos al líquido sin protección. En el aroma es muy prominente y domina con facilidad el torrefacto, con notas de cacao y café, aunque se ve obligado a enfrentarse a un dulzor de frutas del bosque y uva negra, probablemente aportado por las bayas, el cual poco a poco avanza hasta equipararse en intensidad al primero. En esta agradable disputa se funde lúpulo herbal y un punto firme de tabaco y ahumados, dando así un complejo e interesante perfume.

En boca también hay mucha presencia de las maltas oscuras, aportando un pronunciado gusto a café solo, ligeramente ahumado, en torno al cual se extienden recuerdos de bayas, moras, uvas y cacao, con pasas y ciruelas negras más de fondo, cuya función es endulzar el trago. Da la impresión de que el torrefacto va ganando fuerza, y sin embargo al final resulta ser la baya de sauco la que asciende y junto con el lúpulo herbal conducen el amargor final, acompañados de un intenso picante y una ligera calidez alcohólica, para quedar la baya copando el regusto, teñida por un suave deje de humo. Por supuesto es una cerveza original, de eso no cabe la menor duda, pero es también sabrosa y potente, demostrando así que a esta fábrica no les basta con hacer rarezas, sino que encima las hacen bien.

NOTA:

martes, 6 de marzo de 2012

La Trappe Tripel

MARCA: La Trappe
MODELO: La Trappe Tripel
ESTILO: Tripel Trapense (8% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Países Bajos

CARACTERÍSTICAS: Turno de una de esas cervezas de quedar bien, una riquísima ale trapense holandesa cuyo nombre tiene fama mundial: La Trappe Tripel. Creo que esta variedad es la más fácil de encontrar en algunas tiendas y supermercados, aunque la gama de La Trappe se extiende bastante. Sin dilación vamos a ver qué cuenta.

En vaso viste un color anaranjado levemente cristalino y carbonatación visible, que crea una espuma blanca, esponjosa, abundante y persistente durante un buen rato. Tiene un aspecto ligero, más transparente que lo habitual en este estilo. El aroma es una mezcla maltosa, floral, afrutada y tostada, con una base levemente ácida, como cítrica. Va preparando el trago, que es satisfactorio.

El sabor es muy agradable y ligera, aunque de igual manera intensa. No tiene tanta fuerza como la Quadrupel, pero presenta un torrente de matices que bien se hacen notar. Destacan notas afrutadas y cítricas, como a naranja y limón, con continuación de malta, lúpulo y caramelo. Es muy espumosa, quizás demasiado. El alcohol está presente durante el trago, aunque no demasiado. El retrogusto es vibrante y amargo.

Un gran ejemplo de buen hacer, aunque no me fascina completamente.

NOTA:

lunes, 5 de marzo de 2012

Guineu Antius

MARCA: Guineu
MODELO: Guineu Antius
ESTILO: Bitter Ale (3'8% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Sigo con las Guineu con la cuarta de las que me mandó Ramón de Cervezalandia, al que una vez más le agradezco el regalo, como premio del concurso que organizó en verano del 2011. Antius lleva el nombre de una colonia dentro del municipio de Callús, en la comarca barcelonesa de Bages, y se encuadraría dentro de las Pale Ale británicas, estilo del que habría disfrutado más en botella de 50 cl pero que no obstante jamás me veréis haciendole ascos... y menos aún si proviene de unaa marca que aprecio tanto como es el caso de Guineu.

Forma al servirla una espuma beige, de apariencia compacta, que rápidamente se disuelve y deja al descubierto un líquido de color dorado anaranjado, sin apenas turbidez, regado de rápidas y constantes burbujas. El aroma muestra una gran potencia, percibiendo el olfato una mezcla a partes iguales de malta y frutas maduras, sobretodo melocotón y mango, impregnado en almíbar y caramelo, y acompañado por un agudo toque de lúpulo floral. Es dulce para lo que cabría esperar en una Bitter, incluso se asemeja en cierta medida a una Ale Belga, pero no obstante es agradable y no parece en absoluto descontrolada.

Con el primer sorbo se elimina cualquier tipo de recelo y la contundente presencia del lúpulo deja claro que no sigue el estilo belga, puesto que ya desde el inicio crea un firme amargor y potencia el albaricoque y la naranja, a la vez que esconde parcialmente las notas de melocotón y caramelo. A medida que avanza se hace más patente la carbonatación, quizá un poco excesiva aunque no llega a molestar, y ganan fuerza los cítricos y las flores aportados por el lúpulo, que acaban dando paso a un final algo áspero, ácido y especiado, tras el cual quedan en la boca agradables recuerdos de limón y pino. Es suficientemente agresiva como para poder pasar por una Pale Ale americana, hasta me atrevería a sugerir la posibilidad de que al menos uno de los dos tipos de lúpulo empleados sea más propio de esta región que de Inglaterra, sin embargo esto no es sino un punto de originalidad que sumar a una muy buena cerveza.


NOTA:

domingo, 4 de marzo de 2012

Tienda Online: El Cervecero

Diferentes motivos han propiciado que El Cervecero haya sido una de las últimas tiendas online en ser reseñadas en este blog, pero esto no significa, ni mucho menos, que sea menos interesante que las demás; al contrario, esta empresa madrileña goza de un catálogo repleto de apetecibles marcas.

Entre los puntos fuertes de El Cervecero destaca, además de gran número de marcas que comercializa, alcanzando las 250 referencias distintas, el amplio espectro de países que abarca su catálogo; desde regiones con una larga tradición como Alemania, Bélgica y Gran Bretaña (echo en falta algo de República Checa, como en todas las tiendas de la Península) hasta los más recientes focos de cervezas artesanales de gran calidad como Estados Unidos, Dinamarca, Holanda, etc. Destacaría dentro de estas fábricas de reciente aparición la presencia de la danesa Hornbeer, cuyas etiquetas son tan geniales como el contenido, Emelisse o el amplio surtido de De Molen, aunque no por ello hay que pensar que no están igualmente bien provistos de las marcas clásicas, puesto que no se echan en falta los modelos de St. Peter's, Corsendonk, Schneider Weisse, Anchor, 't IJ, Boon o Augustinerbräu, por mencionar unos cuantos.

El diseño de la página es cómodo y fácil de manejar, quizá la clasificación en la barra lateral un poco liosa pero es más una apreciación personal, y en cuanto a precios y gastos de envío, al igual que la mayoría de las tiendas online, muy ajustados. Solo les he hecho un pedido en una ocasión pero la satisfacción fue completa: la atención es excelente y en escasos días tenía el encargo en casa en perfectas condiciones, así que sin duda la definiría como una tienda totalmente recomendable.

jueves, 1 de marzo de 2012

Adnams Lighthouse

MARCA: Adnams
MODELO: Adnams Lighthouse
ESTILO: Pale Ale (3'4% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Inglaterra

CARACTERÍSTICAS: Hasta el año pasado, cuando Sir Asf me regaló algunas de las botellas que él a su vez había recibido de su tío, nunca había oído hablar de Adnams, y sin embargo bastó descorchar su Bitter para que se colocarla de inmediato en los primeros puestos de mi lista de prioridades cerveciles inglesas. Las otras dos que me dio las tenía aparcadas en la despensa desde entonces, a la espera de un momento adecuado para una cerveza ligera, momento que surgió una de las apacibles y soleadas tardes que los zaragozanos pudimos disfrutar la semana pasada.

Británica al 100% desde el primer momento, de color pardo algo anaranjado y ligeramente velada, protegida por un dedo de firme espuma blanca. Temía que con una graduación que ni siquiera alcanza los 4º fuese liviana en exceso, pero el olfato se encarga de desmentir las sospechas con un potente núcleo de malta y melocotón, algo meloso y almibarado, que emana sugerentes notas de caramelo e incluso mínima naranja y piña, acompañado por la omnipresente esencia del lúpulo inglés. Consigue así un aroma moderadamente dulce y frutal, rico en matices, que va despertando el interés mientras pone las glándulas salivales en pleno funcionamiento.

No se olvida de la malta en el sabor, con recuerdos de nueces y avellanas, y posee además un carácter cítrico ciertamente más marcado que en el aroma, quedando suaves notas de melocotón y albaricoque en el fondo. No obstante el claro protagonista del trago es el lúpulo anglosajón, que en forma de notas herbales y medicinales se hace hueco presionando un poco más a la fruta, para acabar conduciendo el amargor firme y constante con el que termina el sabor, y que deja un regusto eterno que impulsa a seguir bebiendo. Una Pale Ale sólida y trabajada, perfecta compañera de una película, un libro o una tarde de colegueo.

NOTA:



Escrito por Sir Asf:

CARACTERÍSTICAS: Tenía todavía un par de Adnams Lighthouse por la despensa (había probado otro par, deleitándome con su rematadamente buen resultado), así que aparté una para Embracing y la segunda me la traje a Madrid para hacer un análisis. El otro día, y coincidiendo con uno de los jornales más intensos de la película que estoy postproduciendo, la abrí en un rato de descanso. Una casualidad que la película se llama Faro sin Isla y tiene como protagonista indirecto a un faro, al igual que la etiqueta de esta cerveza.

Coincido con la calificación de británica desde el primer momento. Esta cerveza tiene una espuma muy consistente y duradera, una cabeza perfecta de color beix claro, muy esponjosa. El caldo tiene un color cobrizo y cristalino, de un naranja claro al trasluz.

El aroma es intenso y augura un trago riquísimo, con malta, toque herbal, caramelo y frutos secos, entre otros matices más finos. En boca es muy ligera, pero intensa. No llega a la intensidad de la Bitter (estoy enamorado de esa cerveza) pero igualmente está muy buena. Es cremosa y presenta un sabor herbal muy intenso, con malta, caramelo y nueces. También se percibe un toque cítrico, que acompaña el trago hasta el final, seco y amargo.

Muy buena cerveza, genial fábrica.

NOTA: