jueves, 28 de marzo de 2013

De Molen / Revelation Cat Milk Mild

MARCA: De Molen / Revelation Cat
MODELO: De Molen / Revelation Cat Milk Mild
ESTILO: Mild Ale con lactosa (3'5 % ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Países Bajos

CARACTERÍSTICAS: Las Mild son estilo tradicional de "Ale" británica, cuyo origen se remonta hasta hace varios siglos. Originalmente se trataban de cervezas frescas, en contraste con aquellas maduradas en barrica, y gozaban de una gran popularidad; sin embargo en la actualidad están mucho menos extendidas y se caracterizan más bien por ser "ales" oscuras, con mucha presencia de tostados y  baja graduación alcohólica, con frecuencia inferior a 4º. Hacía un par de años que no tomaba una Mild, concretamente desde que probé Black Cat de Moorhouse's en The Gunmaker's de Clerkenwell, y la verdad es que tenía muchas ganas de repetir porque entonces me fascinó.

Esta, sin embargo, no es tan tradicional. Nace de la colaboración de Alex Liberati de la italiana Brasserie 4:20 y Menno Olivier de De Molen, y tiene la peculiaridad de contar con unos 10 g de lactosa en cada botella que, gracias a que no es un azúcar fermentable, aporta un dulzor poco habitual en este estilo. Luce un color marrón roble, muy oscuro y turbio, con reflejos rojizos, generando al servirla una espuma beige, fugaz, que deja una membrana en la superficie. El aroma es fácil de detectar desde la distancia, curiosamente al acercar la nariz parece volverse más sobrio, compuesto por malta muy tostada, almendra caramelizada, nuez y avellana. Se adorna con un toque afilado de café negro, té y sirope, sobre un fondo de frutos rojos, dando como resultado un perfume de dulzor muy moderado, que podría recordar a una versión gentil de una Old Ale.

El sabor es muy similar, una mezcla de café, malta muy tostada incluso con algún resquicio de torrefacto, y un punto de caramelo, rodeada por una delicada envoltura de frutos secos, cerezas, ciruelas y moras. El final es bastante menos amargo de lo esperado, con un dulce carácter lácteo que no sé si tiene algo de sugestión, y que se acompaña de malta, suave chocolate con leche, frutas maduras, recuerdos terrosos y herbales, y un mínimo punto ahumado, perfecto para terminar de redondear una cerveza muy conseguida. Echaba de menos este tipo de cervezas, y a pesar de la originalidad esta no me ha defraudado en absoluto, aunque posiblemente habría agradecido botella de medio litro. Sabrosa, delicada y bastante compleja, como para buscarla de propio.

NOTA:

domingo, 17 de marzo de 2013

Profanity Stout

MARCA: William Bros
MODELO: Profanity Stout
ESTILO: Export Stout (7% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Escocia


CARACTERÍSTICAS: Probar las 5 Historic Ales de la William Bros fue una experiencia interesante, cuando no una auténtica delicia en algún caso, pero me interesaba también beber sus cervezas estándar, aquellas orientadas hacia el día a día. Por desgracia su tienda online, con precios más que tentadores, solo envía a Reino Unido, y a la Península no llega ninguna mediante los importadores habituales... o al menos así creía yo que sucedía, hasta que me encontré su Stout en la Vinoteca hace un tiempo.

Esta cerveza es la primera de las "Chapeau Series", un homenaje de la fábrica a las producciones de cerveceros amateur cuya calidad consideran que merece un mayor reconocimiento. En este caso los honrados fueron Peter y Craig, dos estudiantes del curso de elaboración de cerveza de la Edinburgh’s Heriot Watt University. De color negro, con reflejos carmín en su base, y densa espuma beige sucia, casi marrón, libera sin compasión un aroma demoledor, cargado de torrefacto, grano de café y regaliz. Lo soporta una base sutil pero consistente de chocolate, pasas y ciruelas, con un toque de hierba y leve cítrico en el que se intuye el dry-hopping, e incluso un mínimo ahumado. 

En boca resulta tan oscura como para el olfato, aunque sobre el apabullante tostado de la malta, el regaliz negro y el café solo persiste todavía cierto dulzor en forma de frutas oscuras como ciruelas y moras, azúcar moreno y mínimo caramelo. Rebosa sabor a pesar de su cuerpo medio, tirando a ligero, sin embargo resulta curioso que el final es menos amargo e intenso de lo que esperaba, con un toque cítrico. Quedan allí recuerdos de torrefacto, regaliz, suave hierba y mínimo ahumado, como fiel representación de lo que ha sido el trago. No es la Stout del siglo, incluso la acidez y el frescor dados por el dry-hopping la convierte en un ejemplo algo peculiar (más aún teniendo en cuenta que emplean el neozelandés Nelson Sauvin), pero es ciertamente disfrutable, como para repetir sin problema.

NOTA:



jueves, 14 de marzo de 2013

Maset Reserva Navidad

MARCA: Maset
MODELO: Maset Reserva Navidad
ESTILO: Blonde de Navidad (11% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Hace bastante tiempo me encontré en mi casa con una caja llena de botellas de esta cerveza, que había recibido mi amigo David Castro de parte de su madre, la celebérrima pintora burgalesa Colette González. Utilizamos unas cuantas para celebrar una cena multitudinaria en nuestro piso, rodeados de vikingos, y guardé un par para tomarlas más reposadamente.

Esta cerveza llega a nosotros por parte de la distribuidora de Maset del Lleó, vinos y cavas, cuyo comienzos en estas bebidas data de 1917. La cerveza llegó después, tras un convenio con la gigante Van Steenberge (la misma que hace la Celis White o la Piraat), con quien elaboran cinco tipos de cerveza distintos. La Reserva de Navidad llega en un momento en el que se ha hecho muy habitual ver (sobre todo en cerveceras belgas) versiones navideñas de las más conocidas cervezas del mercado.

Esta espumosa viste un color amarillo dorado muy, muy cristalino, en el que se aprecia una elevadísima carbonatación en forma de burbujas pequeñas. La corona de espuma que se forma es abundante, de burbuja gruesa y muy persistente. Un aspecto realmente apetecible.

En su aroma se encuentran matices de malta y levadura, sobre todo, seguidos por toques ligeramente afrutados y cítricos. En boca es más de lo mismo, con malta intensa presidiendo el trago y poco a poco tornándose más amarga. Se percibe cierto toque metálico interminente que da como resultado una dictadura plena del alcohol, haciendo que pierdan propiedades los matices de la cerveza.

Se deja tomar, pero este punto va en detrimento del resultado final. Tuvo mejor aplicación en la copiosa fiesta con los amigos que tomándola con tranquilidad, apartado del ajetreo. Una vez más, muchísimas gracias a David Castro y Colette.

NOTA:



miércoles, 13 de marzo de 2013

Fuller's ESB

MARCA: Fuller's
MODELO: Fuller's ESB
ESTILO: Extra Special Bitter (5'9% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Inglaterra

CARACTERÍSTICAS: La Extra Special Bitter de Fuller's es uno de los referentes clásicos del estilo, y a día de hoy pocas cervezas han alcanzado el nivel de esta Ale británica. Se comenzó a producir en 1971 como una cerveza estacional para el invierno que sustituía a otra de la marca llamada Old Burton Brew; no obstante, su éxito entre los consumidores le hizo hueco y prontó pasó a estar disponible todo el año. Desde entonces no ha parado de cosechar premios, entre ellos varios de la CAMRA y del WBA.

Exhibe un color marrón rojizo, más anaranjado en la base, que se protege con una capa de espuma blanca grisácea, no muy abundante pero sí resistente. En nariz dominan sin duda alguna la malta y el caramelo, junto con manzana madura, ciruela y leve melocotón y miel en un segundo plano, que aportan mayor dimensión a la cerveza. De la mezcla de los 4 lúpulos empleados, Northdown, Target, Challenger y Goldings, resulta un perfume de intensidad moderada pero con gran presencia que se encarga de rematar el conjunto añadiendo cítricos, uva blanca y bayas, con un punto de hierba.

El dulzor y la contundencia del aroma, cargado de toneladas de grano, sigue en boca. Entra con fuerza, inundando la boca de caramelo, toffee y malta dulce, teñidos de manzana golden, uva blanca, ciruela y leve limón. De trago firme, se añade a medida que avanza una sequedad algo especiada, rodeada de frutos secos, que conduce a un final tan amargo como almibarado, donde salta a escena el lúpulo británico, herbal y floral, junto con recuerdos de fruta madura y un mínimo toque de alcohol. No tengo nada en contra de las cervezas más modernas, cargadas de lúpulos, con graduaciones alcohólicas demenciales o añejadas en mil materiales distintos, de hecho las disfruto con frecuencia, pero no es comparable a obras maestras de la elaboración cervecil como esta, tan redonda y bien acabada que roza la perfección. Ideal para una tarde de lectura, para beber con calma pero sin esfuerzo.

NOTA:

miércoles, 6 de marzo de 2013

Brewdog Rip Tide

MARCA: Brewdog
MODELO: Brewdog Rip Tide
ESTILO: Imperial Stout (8% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Escocia

CARACTERÍSTICAS: Dentro de las Imperial Stout de Brewdog, que no son pocas, esta es quizá la de características más comunes y precio más asequible, en comparación con otras como la gama Paradox, Tokyo*, Tactical Nuclear Penguin o alguna de las de la serie Abstrakt. No obstante en principio no desmerece puesto que, al igual que estas, también ha recibido algún galardón, entre otros el World Beer Awards del 2007 a la mejor cerveza de este estilo... y, más allá de estar de acuerdo o no con este tipo de premios, puede tener algún significado.

La abrí la semana pasada, como método de enfrentarme al frío terrible que nos asedió a navarros y desplazados durante varios días, y que me tuvo prácticamente recluido en casa. De abundante espuma beige-marrón, su color es totalmente negro, mínimamente rojizo al trasluz. En nariz no busca, ni mucho menos, una complejidad exuberante dentro de un perfume de matices delicados, sino que ataca sin compasión con malta muy tostada y torrefacto, con un importante carácter cítrico y especiado, acompañado de notas de café negro y regaliz, un leve punto de hierba y mínimo ahumado.

En boca resulta igualmente agresiva, el torrefacto es muy potente y se come en gran medida el dulzor de la malta tostada. Asaltan las papilas mucho café, claras e intensas notas de regaliz negro, con más suaves frutas oscuras. Avanza con paso firme, y a medida que lo hace se suman al sabor cacao y suave licor, para culminar en un amargor  marcado, progresivo, bien provisto de torrefacto y regaliz, un soplo de alcohol poco discreto que evoca al ron negro y agudos puntos de limón y hierba, que aportan una acidez poco habitual para este estilo. No termina de forma tan seca como esperaba, aunque no se olvida de dar un último toque de atención en forma de calor alcohólico, envuelto en ron y regaliz. Es menos densa, compleja y golosa que mis ejemplos predilectos de este estilo, no obstante me parece una Imperial Stout muy disfrutable, además de económica.

NOTA: