lunes, 10 de marzo de 2014

Emelisse Espresso Stout

MARCA: Emelisse
MODELO: Emelisse Espresso Stout
ESTILO: Export Stout con café
PAÍS DE ORIGEN: Países Bajos


CARACTERÍSTICAS: En estos 7 años sólo hemos reseñado dos cervezas que contaban con café entre sus ingredientes, y en ambos casos se trató de una grata experiencia. Junto con otras que he podido probar por mi cuenta, mi impresión ha sido que este ingrediente congenia realmente bien con las cervezas oscuras, potenciando los matices del torrefacto sin necesitar prescindir de otras maltas, y a la vez sin sobrecargar demasiado el cuerpo. Y aprovechando que últimamente les estoy haciendo algo más de hueco a las Emelisse en este blog, me pareció una buena idea que la tercera cerveza con café que presentase se tratara de su Export Stout.

Servida en copa es petroleo puro aunque, eso sí, forma una abundante espuma beige-marrón, firmemente adherida a la pared del vaso, que impide confundirla con el oro negro. Mientras ésta va descendiendo lentamente, salen hacia la nariz toneladas de chocolate, adornadas con chispas de cacao y crema, sobre un fondo de frutas oscuras, intensas notas de caramelo, sirope y azúcar moreno. Por supuesto no podía faltar el café, pero su actuación es tan sorprendente como apropiada puesto que, en vez de inundar el aroma eclipsando a los demás matices, consigue únicamente infiltrar el conjunto, estando presente en todo momento pero sin llegar a destacar. El resultado final es un perfume complejo, denso y muy compacto, anticipo de lo que espera a continuación.

En boca hay mucho más café, aquí ya no infiltra sino que es parte fundamental. Se acompaña inicialmente de intenso cacao, más suave caramelo, sirope, frutas como uva negra, moras o ciruelas, y mínimo regaliz negro. Poco a poco este café va ganando terreno, seguido de regaliz y después cacao, a los que después se añaden notas de licor junto con afilados toques de especias picantes. El final es amargo, alcohólico, especiado... y como se puede suponer, muy reconfortante. Se termina entonces de abrir el sabor con gran voluptuosidad, desprendiendo notas de café solo, licor, cacao y crema, antes de terminar en un regusto de sequedad moderada. Llama la atención que a pesar su gran complejidad y de la potencia de los distintos sabores, es una cerveza que no se hace excesivamente pesada, sino que se bebe con relativa facilidad. Posiblemente se encuentre entre las mejores de Emelisse que he probado hasta el momento, y eso no es poca cosa.

NOTA:
 

4 comentarios:

Cristobal Molina dijo...

Desde luego estamos conectados de alguna manera ya que esta es otra cerveza que he podido probar recientemente y de la que también tengo pensado comentar, y como no, coincido en general en tus valoraciones. Una gran cerveza para beber con tranquilidad y, como comentas, el café no lo inunda todo como esperaba sino que hay bastante equilibrio. un saludo!

Embracing Darkness dijo...

Ansioso estoy entonces de leer tu entrada. No acabo de entender por qué hay una consideración tan mala, o al menos tan indiferente de esta fábrica, con las excelentes cervezas que hacen. Las oscuras se les dan especialmente bien, pero tampoco me atrevería a decir que sólo sepan hacer estas.

¡Un saludo!

Ruben gonzalez Calvo dijo...

De hecho tienen alguna cosa especialmente buena, como la Barley Wine!

Buena cerveza esta, de trago corto y xa disfrutar!

Saludos!

Embracing Darkness dijo...

Estoy de acuerdo, su White Label es una auténtica maravilla. Tengo una botella guardada en la despensa, que antes o después caerá.

Un saludo