miércoles, 25 de marzo de 2015

Aecht Schlenkerla Rauchbier Urbock

MARCA: Aecht Schlenkerla
MODELO: Aecht Schlenkerla Rauchbier Urbock
ESTILO: Bock ahumada (6'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Otra de las cervezas estacionales de Schlenkerla, además de Eiche, es Urbock, disponible desde principios de Octubre hasta el mes de Enero. (aunque en barril se agota mucho antes) Se trata de una Bock de 6'5º de alcohol madurada durante los meses de verano en bodegas de piedra bajo la ciudad de Bamberg, y que ha sido merecedora de varios galardones por su alta calidad, entre ellos el de mejor cerveza del Amsterdam Bokbier Festival. Hasta este año era una de las pocas cervezas de esta marca que me quedaba por probar, pero gracias a una remesa que llegó a La Vinoteca pude al fin desquitarme y disfrutar de otra de las elaboraciones de esta fantástica fábrica.

Luce un bonito color marrón roble, mate y bastante opaco, con algún destello naranja apagado. Forma una abundante y densa espuma beige, muy apetitosa, que mantiene su posición en la jarra durante largo tiempo. Su aroma es intenso, dominado por un dulce ahumado, cremoso y jugoso, como de carne asada, sobre un fondo de malta, caramelo y frutas maduras, entre las que destacan ciruelas, uvas pasas y algo de dátil. Acaban de redondear el perfume toques de té inglés, azúcar moreno y suaves flores del lúpulo, consiguiendo un conjunto realmente fino y bien ajustado.

La entrada en boca es fresca y especiada, y en absoluto tan pesada como esperaba, pasa con agilidad. Comienza con caramelo, dulce malta tostada, dulces frutas maduras, de entre las que no dejo de identificar el dátil, y leves notas de té negro y azúcar moreno. En seguida el ahumado se acopla, gana con facilidad el protagonismo pero dejando espacio al resto de matices, y conduce a un final de amargor marcado, herbal y cítrico, con humo, barbacoa, dejes de tabaco y chocolate puro que quedan en el larguísimo regusto. Siempre que tomo una Schlenkerla me sorprende la delicadeza de sus elaboraciones a pesar de emplear maltas francamente agresivas, y es lo que sucede en esta Bock; consiguen una cerveza compleja y sabrosa, pero a la vez de trago largo y que no satura en absoluto. Bastante similar a su Märzen aunque algo más contundente, este es otro ejemplo de una gran Rauchbier.

NOTA:

5 comentarios:

VISUALBEER dijo...

Me gusta mucho esta birra, más incluso que su Märzen.

Hace no mucho la tenían en La Guillotine, en lo viejo de Pamplona y además te la sirven genial, en una especie de cubo pequeño alargado con hielo para que así la bebas con la temperatura que quieras.

Saludos!

Lúpuloadicto dijo...

Siempre espectaculares las Schlenkerla. Es cierto que no gustan a todos los públicos pero a quienes sí, nos apasionan de verdad.

En mi caso y a diferencia de Rubén, no sabría decirte si me gusta más la Märzen por ser más bebible, pero ambas son grandísimas sin duda.

Saludos!

Rul T. dijo...

Tiene una pinta fantástica, con lo que me gustan las ahumadas ricas.

Me la pido!

Hipos dijo...

Yo soy de la opinión de Pau, prefiero su Märzen. De hecho es la que más me gusta de la gama, aunque todas me parecen fantásticas. Me interesaría probar las nuevas referencias que han sacado, pero me temo que tendrá que pasar un tiempo hasta que las veamos por aquí.

Dorado y en botella dijo...

Un clasicazo que no defrauda, no me canso de ella. Aunque a veces no es facil de encontrar.
Un saludo.