miércoles, 29 de abril de 2015

Cervecería en A Coruña: Cervezoteca Malte

Hacía tiempo que sabía la existencia de la cervezoteca Malte gracias a su web, perfil de Twitter y página de Facebook, y la verdad es que parecía un lugar muy interesante a visitar, tanto su arsenal de cervezas disponible como por las comidas que preparan. Por desgracia el local está emplazado en A Coruña, muy a desmano de donde vivo yo ahora mismo, y salvo por algún evento imprevisto era poco probable que pudiese hacer una visita.

Curiosamente a principios de este año se me citó para una reunión de trabajo en esta ciudad gallega, así que me propuse sacar un rato para pasarme por allí, y tuve la suerte de que mi hotel se encontraba a menos de 5 minutos a pie de la puerta del bar. Así, durante el fin de semana que estuve en la ciudad pude comprobar con mis propios ojos las maravillas que este local ofrecía a la población coruñesa, haciendo un par de incursiones con la intención de tomar algo que no fuese un vino blanco. (excelentes por otro lado, no me habría supuesto ningún problema seguir con ellos)

Lo primero que me quedó claro es que Malte es un local de éxito en A Coruña puesto que, a pesar de dedicarse de forma tan específica a la cerveza, siempre había por lo menos 10-15 personas dentro independientemente de la hora que fuese. Es probable que para esto ayude el ambiente de la cervecería, muy animado y con buena música a un volumen que permitía la conversación, además del trato de los camareros, pendientes de ayudar desde el momento en el que se pone un pie dentro.

Nada más cruzar la puerta llama la atención la pizarra y la pantalla que enumeran las 10 referencias disponibles en barril, mientras que a la derecha, detrás de la barra, se encuentran 3 neveras rebosantes de botellas nacionales y foráneas. Algo que me gustó mucho es que cuentan con cervezas de barril de buena calidad y aptas para todos los gustos y bolsillos: si alguien es más amante de las clásicas o no le apetece dejarse 5-6 euros había opciones más que interesantes, por ejemplo Löwenbräu a 3 euros la pinta, La Trappe Quadrupel, etc; sin embargo, aquellos que busquen novedades tampoco van a quedar insatisfechos, al menos cuando yo estuve habían pinchado marcas como Pizza Port, Naparbier, Amager, etc.

Mi paso por allí incluyó una caña de Löwenbräu y otra de la Brown Ale de Brooklyn Brewing, ambas muy ricas, y el segundo día una pinta de Transatlantic Pale Ale de Amager en perfectas condiciones. En cuanto a comidas, yo tenía organizadas ya de antemano todas las del fin de semana por lo que comí nada allí, sin embargo algún compañero que sí que lo hizo quedó muy satisfecho. Mención especial merece el Menú del Día Maltero, muy completo y elaborado, y además a buen precio.

Lo único que de lo que uno podría quejarse es de que la carta de cervezas en botella no esté actualizada, pero este es un problema menor y fácil de solucionar, por lo demás la cervecería me ha parecido de las mejores en las que he estado hasta el momento, tanto por ambiente y servicio como por productos y precio.



CERVECERÍA: Cervezoteca Malte
DIRECCIÓN: c\ Galera 47
POBLACIÓN: A Coruña
PROVINCIA: A Coruña

5 comentarios:

Gonzalo Perez dijo...

Tengo pendiente una visita, y por ha o por b nunca he podido ir. Tiene muy buena pinta, y me consta que Juan cuida muy bien el prodcuto.
Saludos!

Lúpuloadicto dijo...

Madre mía! Qué carta!! Desconozco por completo el panorama gallego más allá de las microcerveceras, que hay un montón. Va siendo hora de escaparse por esas buenas tierras e incluir este local en la ruta ;).

Saludos!

Embracing Darkness dijo...

Esa impresión me dio, que las cervezas estaban muy bien cuidadas. Como bien decís ambos, parada obligatoria en A Coruña.

Dorado y en botella dijo...

El tema de mezclar clásicas y cosas mas novedosas esta muy bien, permite jugar con una buena variedad de precio, y si te acercas con amigos no tan "frikis" una pinta de Löwenbräu por 3 euros es un precio muy bueno y una cerveza que cualquiera se puede tomar a gusto.
Un saludo.

Hipos dijo...

Yo también lo pienso. No tengo especial interés en las rarezas, y menos todavía de bares, pero sí que me apetece beber algo de buena calidad... y más de un amigo se quejaría si tiene que pagar 4 euros por cada pinta. Asi el problema queda resuelto.

Un saludo