domingo, 19 de abril de 2015

Naparbier Napar Hefeweizen

MARCA: Naparbier
MODELO: Naparbier Napar Hefeweizen
ESTILO: Hefe-Weißbier (5'7% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Cuando compré esta botella tenía pensado presentarla como el último lanzamiento de Naparbier; sin embargo, en las 2 semanas que han transcurrido desde entonces ya ha salido otra novedad más, Alien Claw, y posiblemente en las próximas semanas presenten su nueva Blonde llamada Oneka... la verdad es que es difícil seguir el ritmo endiablado de los navarros. Tenía especial interés en probar esta elaboración de Naparbier porque es, hasta donde yo sé, uno de sus primeras incursiones en el fascinante mundo de las cervezas de trigo, y además han escogido un estilo que no creo que sea nada fácil de emular, en parte por la habilidad que se precisa para el manejo de las levaduras.

Con la turbidez propia de una Weizen, luce un color amarillo miel, totalmente mate. Al servirla crea una espuma blanca jabonosa, aunque con un volumen muy inferior a lo propio del estilo. El aroma es muy intenso, dulce y frutal; el lúpulo tiene suficiente fuerza como para ponerse a la altura de la levadura pero el control es adecuado para no eclipsarla. Así, se combinan con maestría plátano, manzana golden, melocotón y suaves toques de naranja y mango, quedando algún deje lácteo, notas cítricas del trigo y recuerdos florales. 

La entrada en boca no sorprende, sigue un patrón similar a lo detectado por el olfato. De cuerpo denso, cremoso, se presenta con fruta madura, principalmente plátano, melocotón y naranja, aunque sin resultar muy abrumador. Poco a poco despierta el trigo, el sabor se vuelve más ácido, con limón y naranja de sangre, quedando de fondo algo de galleta. Termina con un amargor moderado, floral y frutal por el lúpulo y con medidos recuerdos de levadura. La carbonatación, muy bien ajustada, consigue dar volumen al trago y que este pase fugaz, siempre reclamando repetir. Es una Hefe-Weißbier muy peculiar, puede recordar a la fantástica Hopfenweisse de Schneider-Weisse aunque con un toque de las Witbier belgas y, sin ser la mejor elaboración de Naparbier, es una de esas cervezas que siempre apetecen.

NOTA:

3 comentarios:

Lúpuloadicto dijo...

Me ha pasado un poco como a tí. Me esperaba otra cosa, menos especiada y cítrica (me recordó a una wit). Me gustó y cumple con el papel refrescante de una weiss, rica, pero hay muchas Napar que me han entusiasmado más. Aún así, otra novedad para una gama realmente interesante y variada.

Un saludo!

Rul T. dijo...

Me parece interesante que se metan en estilos poco explotados por las artesanales de aquí.

Espero probarla en breve

Hipos dijo...

Sí, no muy ajustada a los patrones clásicos del estilo pero fiel a lo habitual en Naparbier. Una cerveza muy rica, y como bien dice Rul, el innovar siempre es positivo.

Saludos a ambos