domingo, 13 de diciembre de 2015

Hitachino Nest Nipponia

MARCA: Hitachino Nest
MODELO: Hitachino Nest Nipponia
ESTILO: Märzen con cebada Kaneko Golden y lúpulo Sorachi Ace (6'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Japón

CARACTERÍSTICAS: Dentro del peculiar catálogo de cervezas de Kiuchi Brewery posiblemente Nipponia sea la referencia más singular. Se trata de una cerveza de fermentación baja elaborada con Kaneko Golden, una cebada híbrido de Shikoku (utilizada normalmente para fideos) y la cebada americana Melon Golden, generada a principios del siglo pasado en Japón, prácticamente extinta en los años 60 y que el responsable de Kiuchi se encargo de resucitar a partir de 16 semillas que compró al Departamento de Historia Agrícola de Japón. Tras plantar y recoger en repetidas ocasiones, cuando hubo obtenido suficiente cereal, en el año 2009, se lanzó a la producción del primer lote de esta cerveza.

Hace unos meses llegaron unas cuantas botellas a La Vinoteca junto con otros modelos de esta marca y, pese a que su coste es muy elevado, alrededor de 7 euros, por tratarse de una elaboración especial decidí romper en esa ocasión puntual mi barrera de precio y llevarme una a casa. Cuando finalmente encontré un momento propicio para abrirla me encontré en la copa una cerveza de un color naranja brillante, cristalina aunque con mucho sedimento flotando, cubierta por una buena capa de espuma que sin embargo desaparece en segundos por su baja carbonatación. La intensidad aromática es extrema, y también lo es su diversidad de matices. Es un perfume dulce, cremoso, con malta y caramelo en grandes cantidades pero mezclados con infinitas frutas maduras de corte tropical. Se detectan mango, lichi y coco (matiz poco habitual por lo general en las cervezas, y que puede ser aportado por el Sorachi Ace), y más suaves melocotón, maracuyá, notas lácteas y recuerdos de chicle o golosina. En cuanto reposa un poco sale algo de naranja, limón y hierba, aunque sin que el conjunto pierda este carácter tan peculiar que describo.

En boca mantiene la fuerza del aroma, y también su originalidad. Entra malta dulce, caramelo y fruta tropical, los tres en grandes cantidades. Poco a poco irrumpe un marcado gusto a lichi, chicle y coco, siendo este último el que predomina, mientras de fondo quedan bizcocho, miel y el perfil lácteo de la levadura. Hacia el final, en un amargor marcado pero cálido, se añaden los cítricos, principalmente naranja de sangre y hoja de limón,  mucha especia, sobretodo pimienta, clavo y también algo de cilantro y canela, y el lúpulo floral. Cuerpo completo, textura cremosa muy agradable, queda un leve picante alcohólico en la garganta una vez completado el trago. Poco más se le puede pedir: es muy sabrosa y reconfortante, la complejidad es máxima y no se parece a ninguna otra cerveza que yo haya probado antes. El desembolso mereció la pena por completo.

NOTA:

7 comentarios:

CERVERIANA dijo...

WOW! MIRA QUE HABÍA OIDO EN VARIOS BLOGS QUE ESTA NIPPONIA ESTABA RICA, PERO TU ME LA HAS VENDIDO QUE TE CAGAS JEJEJE. INTENTARÉ HACERME CON ELLA. SALUDOS.

Embracing Darkness dijo...

Soy bastante estricto con no pagar demasiado por una cerveza, es algo que miro mucho, y sin embargo hay algunas botellas que creo que merece la pena. En ese grupo andan Cantillon, alguna de De Dolle, Stingo de Samuel Smith... y esta.

¡Ya contarás qué tal si la pruebas!

Rul T. dijo...

No he probado nada de Hitachino, pero la verdad es que por lo que indicas es una elaboración más que interesante; aunque los 7 € por botella desaniman. Quizás para un auto-regalo.

Lúpuloadicto dijo...

Muy rica, como en general todo lo de esta casa. Es cierto que el precio no es barato pero compartido con otra gente es asumible o también para darse un pequeño capricho en estas fiestas. De todas formas, para Rul, la Espresso mismamente que cuesta la mitad no tiene nada que envidiarle como "cervezón".

Un saludo Hugo!

cerveza al cubo dijo...

Tampoco soy de los de rascarme el bolsillo quitando contadas excepciones, pero desde luego esta "japonesa" puede ser un buen auto-regalo de reyes. Desde luego tras leer la entrada, creo que merece la pena dejarse esos siete euros...

Un saludo.

Embracing Darkness dijo...

Sin duda para auto-regalo o ocasión especial, no pretende ser una cerveza para todos los días. Tengo curiosidad por la Espresso Stout, Pau siempre habla maravillas de ella... y solemos coincidir en gustos.

¡Saludos a los 3!

CERVERIANA dijo...

LA ESPRESSO STOUT ESTÁ MUY BUENA, ES BUENA ELECCIÓN.