sábado, 12 de agosto de 2017

Brasseurs du Grand Paris IPA Citra Galactique

MARCA: Brasseurs du Grand Paris
MODELO: Brasseurs du Grand Paris IPA Citra Galactique
ESTILO: India Pale Ale (6'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Francia

CARACTERÍSTICAS: Al igual que la cervecera Deck & Donohue, de la que hablé hace algunos meses, Les Brasseurs du Grand Paris también fue creada a partir de la colaboración de un francés y un estadounidense, llamados en este caso Fabrice y Anthony. Iniciaron su producción a muy pequeña escala en el 2011 en una vivienda en Levallois, muy cerca de París, lo que no les impidió ganar una Hoz de Plata en el Concurso de St Nicolas de Port del 2013 con su cerveza La Levalloise. Poco después empezaron a funcionar de forma nómada, elaborando en fábricas artesanales locales como Brasserie de la Vallée de Chevreuse, Parisis o Rabourdin y, puesto que la producción en Levallois pasó a ser anecdótica en comparación con la llevada a cabo en instalaciones ajenas, la interrumpieron en diciembre de ese mismo año.

Uno de los aspectos que me encantado de esta empresa es su transparencia respecto a la elaboración de las cervezas, gracias a lo cual sé que esta IPA se produjo en Rabourdin... alguna marca nacional que yo me sé podría tomar ejemplo. Servida en copa luce un color naranja amarillento, velada, con una espuma densa y esponjosa que ocupa todo el volumen del recipiente. Su entrada en nariz es inmejorable: arranca un torrente de lúpulo americano con cítricos, pino y resina al mismo nivel, dejando mango, albaricoque y naranja madura en un segundo plano. Se apoya además en una base de malta, galleta y algún toque de miel que, si bien es discreta, tiene la suficiente presencia como para dar mayor dimensión al aroma que estas IPA que son sólo lúpulo.

El cítrico también marca la entrada en boca, con mandarina, naranja y más suave pomelo y limón, aunque quedan de fondo malta y algo de cereal. El pino y la hierba se introducen poco a poco, y van secando el trago, aunque persiste una agradable textura cremosa. Final de amargor marcado, áspero, con mucha piel de cítricos, pino, un toque medicinal y bastante especia picante. A medida que se calienta la cerveza emergen frutas más dulces como mango maduro, melocotón, hace acto de presencia la levadura y se refuerzan en el final pimienta, clavo y un soplo de alcohol. Cada día soy más fiel a las cervezas clásicas, pero esto no quita que pueda disfrutar de las elaboraciones modernas bien hechas. Es el caso de esta IPA; es suficientemente compleja, y tiene estructura más que de sobras para aguantar la generosa carga de lúpulo Citra que se le ha metido. Repetiré con esta marca siempre que pueda, más todavía sabiendo que este mismo año estrenan sus propias instalaciones.

NOTA:

0 comentarios: