martes, 21 de febrero de 2017

Goutte d'Or 3 TER


MARCA: Goutte d'Or
MODELO: Goutte d'Or 3 TER
ESTILO: Tripel con café (8'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Francia

CARACTERÍSTICAS: La Goutte d'Or es una zona de París situada al este del hermoso Montmartre y además, desde el año 2012, es también el nombre de una de las primeras microcerveceras de la capital francesa, establecida evidentemente en este barrio. Su fundador, Thierry Roche, tuvo que abrirse paso en una ciudad inundada de productos de grandes cerveceras, y la prueba de su éxito es que ahora mismo es fácil ver cualquiera de sus más de 15 elaboraciones en las estanterías de los comercios parisinos. La cerveza que voy a comentar hoy fue una recomendación de la Cave à Bulles, y dentro del catálogo de la fábrica posiblemente sea la que me resulta más interesante, una Tripel elaborada con café, cuyo nombre hace referencia a la dirección de la cafetera con la que han colaborado para llevarla a cabo: Café Lomi.

Es de un color pardo anaranjado, muy brillante y poco turbia, con una carbonatación potente que da paso a una espuma generosa, aunque esta desaparece con rapidez. Es una cerveza muy aromática, con una contundente base de malta dulce, miel y frutas maduras, a la que en seguida se suma el lúpulo y aporta intensas notas de mango y maracuyá, algo más suaves cítricos y piña, con un deje picante. Lo que descoloca por completo es cuando irrumpe el café, con su perfume torrefacto e incluso ligeramente ahumado, y que no obstante encaja con el resto de aromas mucho mejor de lo que cabría esperar, no resulta nada estridente.

A estas alturas uno se queda un poco desconcertado, pero la verdad es que la mezcla funciona francamente bien en nariz, y en boca incluso mejor. La entrada está dominada por malta dulce, suave miel, y frutas maduras como melocotón o albaricoque. El lúpulo provoca la transformación hacia un perfil más cítrico, más tropical, mientras genera un amargor cuya sequedad se funde con el sabor del café, que se cuela poco a poco en el sabor. El final es una mezcla de todos estos matices: café, frutas tropicales, cítricos, suave pino y humo, y mucha especia picante, para derivar en un regusto largo con un agradable calor alcohólico. Tanto por originalidad como por destreza en la elaboración es una cerveza para quitarse el sombrero. Si a alguien le apetece experimentar y a la vez disfrutar (que inquietante queda esta frase, da ganas de decírsela a un niño llevando gabardina y gafas de sol) y casualmente está por París, esta es una opción difícil de mejorar.

NOTA:

viernes, 17 de febrero de 2017

Simon Spezial

MARCA: Simon
MODELO: Simon Spezial
ESTILO: Dunkel Lager (5'6% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania


CARACTERÍSTICAS: La región de Franconia es garantía de calidad cervecil, y si encima hablamos de Dunkel el nivel se pone por las nubes. Por este motivo, cuando inicialmente compré esta botella pensando que era de la reputada Brauerei Spezial de Bamberg y luego me di cuenta de mi error, pero también comprobé que era una elaboración de esta región, no me apenó demasiado. La produce Brauerei Simon, una cervecera familiar fundada en 1875 por Johann Simon en Lauf, una pequeña localidad situada a escasos kilómetros de Nuremberg. A pesar de llevar más de un siglo en actividad, siguen fieles a su lema de "Calidad por encima de cantidad" y sólo elaboran 4 cervezas distintas, una Helles, una Hefe-Weissbier, una Schwarzbier y, por supuesto, la que voy a comentar hoy.

Es de un color pardo rojizo, muy poco turbia, con una burbuja de pequeño tamaño distribuida de forma homogénea por el líquido. La espuma es muy abundante, sobretodo para el estilo, con una textura cremosa que consigue un aspecto especialmente apetecible. En nariz es fantástica, con una potencia que ya quisieran para sí muchas Ale. Es una deliciosa bomba de malta y caramelo, con intensas notas de nueces y avellanas, algo de fruta, sobretodo manzana y más suave pasas, y un leve toque cafetoso, muy delicado. El lúpulo noble, muy aromático, desarrolla un perfume herbal, ligeramente floral y con un punto cítrico, que redondea el conjunto con maestría.

En boca se presenta con un cuerpo medio, y rebosante de sabor. De nuevo aparece mucha malta, caramelo, algo de grano tostado y frutos secos, y vuelve a acompañar la fruta madura, oculta en un segundo plano. La carga de lúpulo noble es evidente al final del trago, aporta un perfil cítrico, un poco terroso y herbal, tras el cual emerge un leve toque de torrefacto, quedando un largo regusto con reminiscencias de todos estos matices. Con el reposo además sale a la superficie un ténue sabor a miel y flores, que se infiltra con discreción y es capaz de apaciguar e integrar todos los matices. Suficientemente compleja para mantenerte entretenido, pero también con una entrada fácil que permite beberse varias jarras en compañía de amigos... aunque es probable que la conversación ensalce sus cualidades en algún momento. Más que recomendable para los amantes de las cervezas clásicas, es otra más de esas fábricas alemanas ancladas en la tradición que sin hacer experimentos consiguen elaboraciones de un nivel que pocos pueden alcanzar.

NOTA:

sábado, 11 de febrero de 2017

DouGall's Imperial Stout (10º Aniversario)

MARCA: DouGall's
MODELO: DouGall's Imperial Stout (10º Aniversario)
ESTILO: Russian Imperial Stout (9% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Andrew Dougall nos adelantó al final de una cata que dirigió recientemente en la Vinoteca de Pamplona que iba a lanzar a la venta su primera Imperial Stout para conmemorar el 10º aniversario de la fábrica, y que lo haría en una tirada limitada que llegaría a muy pocas tiendas de España. Por supuesto, también nos desveló que una de ellas sería el local en el que nos encontrabamos, lo que me obligó a tener a La Vinoteca bajo vigilancia intensiva hasta que pocos meses después llegaron las botellas prometidas.

A pesar de ser una edición especial el diseño de esta cerveza es muy similar al de la Session Stout, lo que quizá le puede quitar algo de gancho. De todas formas lo fundamental es el contenido, y frente a este cabe poca queja. Es una cerveza de color negro tizón con algún reflejo ocre al trasluz, que al servirla genera una pequeña cantidad de espuma marrón, de la que en pocos segundos sólo queda un anillo adherido al vidrio. En aroma viene repleta hasta los topes de grano y café, con recuerdos también de cacao puro y algo de regaliz negro. Queda de fondo malta, moras y arándanos, aunque el dulzor del conjunto es muy moderado. Rompe el clasicismo el lúpulo Cascade, principalmente herbal y resinoso ya que su tropicalidad está disimulada por los tostados, quedando al final una Imperial Stout bastante ajustada al estilo aunque con un toque de modernidad.

El perfil en boca es mucho más dulce de lo que sugería el aroma. Es densa y oleosa, con una entrada de malta, frutas oscuras maduras y suave caramelo, seguida poro después de un torrente de café, cacao y regaliz negro. Este último sabor pasa a ser el más prominente cerca del final, antes de que este desemboque en un amargor marcado pero bien controlado, con hierba, especia picante, pino, cítricos y mucho torrefacto, tras el cual queda un leve calor en el estómago. El problema que tienen las ediciones limitadas es que se les presuponen una calidad excepcional, muy por encima de los estándares de la marca, y sin embargo hay varias cervezas de DouGall's que me gustan más. No obstante creo que es una cerveza muy bien hecha, sin estridencias ni extravagancias, y que personalmente volvería a tomar con gusto.

NOTA: