sábado, 30 de enero de 2010

Pilsner Urquell

MARCA: Pilsner Urquell
MODELO: Pilsner Urquell
ESTILO: Pilsener (4'4% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: República Checa

CARACTERÍSTICAS: En la ciudad checa de Pilsen se encuentra la cervecera Plzensky Prazdroj, que desde 1842 se encarga de mantener viva una cerveza que da nombre a un estilo: Pilsner Urquell. Esta botella me llegó directamente desde Chequia por cortesía de Rous, a la que se lo agradezco enormemente, tanto por el detalle como porque, a pesar de que se puede comprar en varios supermercados de Zaragoza, estas no tienen nada que ver con la embotellada en su lugar de origen (y ni que decir con Pilsner Urquell Nefiltrované, sin filtrar).

Los ingredientes utilizados para su elaboración son las aguas cristalinas de Pilsen, malta de cebada de Moravia y Bohemia, y los populares lúpulos Saaz, cuya presencia advierte ya de forma clara el olfato en forma de delicadas notas florales y herbales, que junto con la malta fresca y leves matices picantes conforman un aroma exquisito, perfectamente balanceado y muy reconfortante.

Tiene tan buena pinta, con su color ambarino y su fugaz capa de espuma blanca, que cuesta resistirse a probarla al instante, y al hacerlo aparece un sabor marcado a malta, de dulzor muy moderado, con buen cuerpo, y una cierta acidez cítrica. El lúpulo Saaz está presente en todo momento, aunque quizá algo escondido, y es al final del trago donde se hace más patente su gusto floral, dirigiendo un amargor impecablemente controlado hacia un regusto larguísimo donde se mantiene un sabor delicioso un buen rato. Muy buena, apetecible, y verdaderamente fácil de beber.

NOTA:



Actualizado por Sir Asf:

CARACTERÍSTICAS: El otro día, en una oportuna escapada entre estudios para abastecerme de cervezas, observé que ya había probado prácticamente la totalidad del arsenal cervecil que ofrece uno de los centros comerciales a los que voy con más frecuencia (una frecuencia más bien baja). Seleccioné una cantidad aceptable de buenas conocidas, y cuando iba a marcharme complacido, observé cómo mi compañero de piso recogía una Pilsner Urquell al son de "esta cerveza es la mejor". ¿Por qué no? No recordaba haber hablado de ella por aquí, y efectivamente así era. Me la llevé.

Acompañé unas chuletas de cerdo con salsa de bacon y ensalada con esta apetecible cerveza, que maridó satisfactoriamente. Se presenta con un color ambar claro, de espuma blanca y burbujeante no muy duradera, aunque en seguida termina de convencer el aroma herbal, una fina mezcla de malta y lúpulo intensos. Tiene un buen sabor, muy refrescante, en el que se acrecentan las propiedades aromáticas, añadiendo un deje cítrico y un final amargo muy leve. Posterior regusto agradable y sensación de satisfacción. Buena, muy buena.

NOTA:



1 comentarios:

Caos Alfa dijo...

Cuan buena está, sí señor.