martes, 25 de enero de 2022

Tibidabo Barrel Aged Imperial Stout

MARCA: Tibidabo
MODELO: Tibidabo Barrel Aged Imperial Stout
ESTILO: Russian Imperial Stout añejada en barrica de bourbon (11% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: En el año 2017 se fundó en L'Hospitalet de Llobregat la cervecera Tibidabo Brewing, que toma su nombre del famoso monte de la Sierra de la Collserola. Conozco pocas microcerveceras nacionales que hayan experimentado un crecimiento tan vertiginoso, su número de referencias, así como su popularidad, se dispararon en pocos meses, y desde el año 2019 sus cervezas pasaron a encontrarse en las estanterías de Mercadona al convertirse en uno de los proveedores de esta cadena de supermercados. En Cataluña estas cervezas se ven con facilidad, en Navarra no tanto, y de hecho la única que había probado hasta ahora, su IPA Premium, la compré en un supermercado cerca de la Estación de Sants. Por suerte en La Vinoteca trajeron algunas latas y, puesto que la IPA me gustó, no pude dejar pasar la oportunidad de probar esta bomba de 11º envejecida 6 meses en barrica de Woodford Reserve, además a muy buen precio.

Negra como el petróleo, como corresponde a una Imperial Stout, con una capa de espuma que deja atrás el beige para pasarse al marrón ocre. Esta es abundante al servirla, de burbuja fina, pero el alcohol le hace reducirse en seguida. Cálida y oscura en nariz, aunque tampoco especialmente intensa, lo que más destaca es malta muy tostada, sirope de chocolate y torrefacto, con un fondo de uvas pasas, y más discreto regaliz negro y café. Al agitar la copa se resaltan las notas licorosas y avainilladas del bourbón, que envuelven el conjunto.

En boca el desarrollo es estupendo. Más discreta al principio, con malta tostada y frutos secos, poco a poco se van incorporando otros elementos como cacao, regaliz negro o uvas pasas, y va ganando complejidad, mientras que notas de bourbón y vainilla redondean el trago. A diferencia de otras cervezas del estilo mantiene la carbonatación, lo que permite que se parezca más a una cerveza y menos a un licor, como sucede a veces. En el final se encuentra un amargor marcado, donde contrasta la sequedad del torrefacto con la melosidad del bourbón. El alcohol está perfectamente integrado aunque aporta una agradable calidez, dejando un largo regusto dominado por la barrica. Muy rica cerveza, de las de tomar con tranquilidad y un buen libro. Y ojo, que aunque no se note el alcohol está ahí

NOTA:

lunes, 17 de enero de 2022

Dupont Avec Les Bon Vœux

MARCA: Dupont
MODELO: Dupont Avec Les Bon Vœux
ESTILO: Tripel (9'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS:
Una de las cervezas navideñas que repito con asiduidad es esta de Dupont, cuyo nombre significa "con los mejores deseos". Se lleva elaborando desde el año 1970 pero inicialmente no se comercializaba, sino que se regalaba a principios de año a sus mejores clientes, de allí su nombre. Por suerte, debido al éxito que tuvo, ahora está disponible para el publico general en fechas navideñas, siempre que se pueda encontrar encontrar alguna botella.

Pese a que los de Dupont no lo afirman en ningún sitio, con el estilo que me parece que guarda más similitud son las Tripel, y así la he clasificado. Es de un color miel mate, totalmente opaca, con una buena crema blanca con muy buena retención, al menos 2-3 mm de grosor en todo momento. En nariz la potencia no es excesiva, y menos para el estilo. Se combinan pan blanco, levadura belga, manzana golden, pera y algo de banana, con recuerdos de miel y especia picante. Consigue un aroma agradable y delicado, en el que además no se refleja la alta graduación alcohólica.

Su origen belga es evidente en boca, con mucha malta de tueste ligero, con intensas notas de masa de pan y bollería, incluso algún recuerdo de mazapán, y frutas como manzana golden madura, pera en almíbar y más suave dulce de membrillo. A pesar de esto el conjunto no es excesivamente dulce, sino que mantiene un buen equilibrio. Al final se cede algo de espacio a registros más ásperos y secos, salen delicada especia en forma de pimienta blanca y notas minerales y herbales del lúpulo noble, para cerrar en un regusto largo, levaduroso (incluso un punto de levadura salvaje), con azúcar candy y un reconfortante calor alcohólico. El reposo afina el trago, lo hace más amable y redondo, pasando de ser una muy buena cerveza a una excepcional. Seguiremos repitiendo, año tras año.

NOTA:

domingo, 9 de enero de 2022

Hanssens Cassis

MARCA: Hanssens
MODELO: Hanssens Cassis
ESTILO: Lambic con grosella negra (6% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS: Al igual que De Cam o Moriau, Hanssens es una cervecera belga dedicada en exclusiva a la mezcla de Lambic, es decir, que no llevan a cabo la fermentación propiamente dicha de estas cervezas. Comenzó su actividad como una cervecera no-lambic llamada Het Hooghyus, propiedad de la familia Van Hemelrijk, quienes se asociaron con la familia Hanssens tras el matrimonio de Joanna Maria Hanssens con Petrus Van Hemelrijk en 1837. Desde finales del siglo XIX y principios del siglo XX producen Lambic, aunque ya a partir de los años 80 pasaron a dedicarse exclusiva a la mezcla debido al poco éxito del mercado de las cervezas de fermentación espontánea (ahora parece mentira).

Esta Lambic con grosella negra se comercializó inicialmente en el 2009 como una edición limitada destinada al mercado estadounidense bajo el nombre "Experimental Cassis", pero ahora mismo se produce de forma regular, habiéndose retirado el adjetivo "Experimental". Asusta al abrirla porque el corcho sale sin ningún sonido, y al servirla no se genera nada de espuma, sólo alguna burbuja gruesa, pero por lo que he podido leer no es cosa de mi botella. Tiene un bonito color rubí y con la falta de espuma recuerda a un vino rosado. En nariz no es demasiado potente aunque sí bastante compleja. Es fresco, frutal y combina, como no podía ser de otra manera, frutas del bosque, sobretodo grosella pero también recuerda a cereza silvestre y frambuesa. Detrás de la fruta se esconde la levadura salvaje, suaves notas de cuero, un punto cítrico, y si se agita un poco sale la madera de la barrica, trigo y heno.

En boca la carbonatación es nula, ni rastro del gas, lo cual no es malo per se. A diferencia del aroma, aquí no hay moderación alguna, el sabor es muy potente, y pocas Lambic he visto en las que la fruta esté tan presente en todo momento. Desde el principio hay una acidez marcada, con notas de cáscara de limón, manzana verde, uva blanca sin madurar, aunque un discreto dulzor de frutas del bosque compensa parcialmente. Con el avance la acidez se potencia todavía más, se va secando la boca y surgen ásperas notas de levadura salvaje, seguidas de cuero, heno, madera, minerales e incluso un punto balsámico, con un tanino que marca la encía. A pesar de esto en todo momento se detecta la grosella negra, que es el elemento característico de esta cerveza. Por el tipo de fruta utilizada es una Lambic muy original pero la acidez es considerable, quizá no sea la mejor para aventurarse en el estilo. Para los ya adictos a estas cervezas es muy recomendable, y además de precio más moderado que otras marcas más solicitadas.

NOTA:

jueves, 30 de diciembre de 2021

Ambar Trufada

MARCA: Ambar
MODELO: Ambar Trufada
ESTILO: Märzen con trufa negra (6'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Despido este 2021 con última elaboración de la serie Ambiciosas de Ambar (y ya he perdido la cuenta de cuántas van, creo que es la número 14), cuyo nombre, Ambar Trufada, no deja lugar a dudas del ingrediente utilizado en su elaboración. En efecto, se trata de una cerveza a la que se ha incorporado trufa negra, en este caso proveniente de las 3 provincias aragonesas, aprovechando que esta Comunidad Autónoma es potencia mundial en la producción de Tuber melanosporum.

Ambar Trufada tiene un bonito color bronce, brillante. Pese a que la espuma tiene un aspecto bueno, cremosa y de burbuja fina, esta se disipa con rapidez. En nariz se presenta con notas de malta tostada dulce y caramelo, de intensidad media, más de fondo pan blanco y manzana madura. Al principio pensaba que quizá era por sugestión, pero en seguida la presencia de la trufa es inconfundible, con su característico dulzor y mineralidad, aunque en todo momento con delicadeza y equilibrio.

De cuerpo medio, en boca da la sensación de buena carga de cereal de las cervezas de La Zaragozana. El inicio está dominado por malta tostada, con un dulzor medio, más suave caramelo, frutas blancas y algo de plátano. Aquí la trufa poco a poco se va desarrollando, se va infiltrando en el conjunto, y en el final, en un leve amargor terroso, se ensambla de maravilla, protagonizando el largo regusto. Creo que es una cerveza con bastante mérito, la trufa se nota de forma clara sin comerse el resto de matices; el equilibrio está muy bien conseguido. El único problema que le veo es que, al menos en mi caso, yo acabo saturado de trufa y al final la botella se me hace larga. Eso sí, para compartir perfecta y como curiosidad también.

NOTA:

martes, 28 de diciembre de 2021

Ordio Mata Dragón

MARCA:
Ordio
MODELO: Ordio Mata Dragón
ESTILO: Barley Wine (14% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS:
La cervecera Ordio, antes conocida como Ordio Minero, es una de las microcerveceras pioneras de Aragón y también del resto del país. Sus fundadores fueron Chesús Gracia y Quique Utrilla, e iniciaron sus andaduras en 2012 con su fábrica en Blesa, un pueblo de 100 habitantes en la comarca de las Cuencas Mineras, en Teruel. Además de abrir un brewpub (La Tabierna) en Zaragoza en el 2015, dos años después la producción se traslado a Malpica, en los alrededores de la capital aragonesa.

Me decidí a presentar esta Mata Dragón por ser su referencia más impresionante, una Barley Wine de 14º de alcohol, graduación que alcanzan pocas cervezas nacionales. Su color es compatible con el estilo, un marrón roble, pardo en la base, ligeramente velada. Imagino que en parte por el alcohol, hace falta servirla con un poco de fuerza para generar algo de espuma. Esta es de color grisáceo tirando a beige, de burbuja gruesa, y puesto que no hay mucha carbonatación para alimentarla desaparece con rapidez. El aroma es el propio de un licor. Tiene una barbaridad de malta tostada, sirope de caramelo y toffee, también intensas notas de frutas pasificadas, ciruelas y uvas sobretodo, y suave dátil. Se nota que va a haber alcohol en el trago, pero no acaba de surgir en nariz.

En boca sorprende que sea una cerveza tan delicada, parece imposible integrar así de bien 14º de alcohol. De nuevo dulce, aunque sin llegar a ser empalagosa, con muchísima malta tostada, caramelo, toffee, ciruelas pasas y algo de dátil. Fondo con chocolate con leche y recuerdos de vino dulce. La estructura es más de un licor que de una cerveza, no tiene entrada, desarrollo y amargor final sino que es más bien un contínuo, muy calmada, a lo que contribuye la baja carbonatación. Al final se nota sobretodo la calidez del alcohol, aunque sin raspar en la garganta, y especia picante. La sensación que me quedó es la de estar tomando un Pedro Ximénez, sin ser mi tipo de cervezas me ha parecido francamente buena. Tengo entendido que hay una versión ahumada, que me encantaría probar, y también le sentaría bien un paso por barrica.

NOTA:


martes, 21 de diciembre de 2021

Staffelberg-Bräu Querkerla

MARCA: Staffelberg-Bräu
MODELO: Staffelberg-Bräu Querkerla
ESTILO: Rauchbier Märzen (5'3% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Vuelvo a esta cervecera centenaria de la Alta Franconia porque tengo la necesidad de comentar en este blog todas las Rauchbier que pasan por mis manos, y es que mi afición a este estilo es claramente patológica. Esta Märzen sin filtrar promete ser una Rauchbier delicada, con tan sólo un toque de humo, imagino que en oposición a otros ejemplos de este estilo más invasivos. Yo todavía no he encontrado Rauchbier cuyo ahumado me resulte excesivo, pero disfruto igualmente de ejemplos más ligeros, o incluso de cervezas no-ahumadas-pero-sí como la Helles de Schlenkerla, así que la ataqué sin ningún miedo y con ganas el pasado fin de semana.

Es verdaderamente turbia, de color pardo anaranjado, con una cremosa capa de espuma beige de medio dedo, bien agarrada al vidrio. En nariz es firme pero delicada, y pese a que afirman que el ahumado es ligero, sin duda es el matiz predominante. Es un humo dulzón, como caramelizado, que recuerda a carne a la brasa, sobre una base de malta tostada dulce, toffee, azúcar quemado y algo de frutos secos. De la misma manera se encuentran notas de manzana asada y almíbar, más suaves pero presentes. Muy elegante.

El trago es incluso algo pesado, oleoso, sensación potenciada por la baja carbonatación. Sigue el patrón del aroma, inicia dulce malta tostada con una buena dosis de caramelo, y frutas maduras de fondo destacando la manzana asada. El ahumado está desde el primer momento, es cálido, goloso, se acopla perfectamente al resto de sabores y va ganando espacio mientras libera notas de barbacoa y brasa. Termina en un amargor mineral y herbal, llama la atención la gran cantidad de lúpulo, aunque está todo eclipsado por la malta ahumada, que domina el regusto. Me ha recordado a las Steinbier, tiene una delicadeza que suelo encontrar en este estilo aunque por supuesto el ahumado es más marcado.

NOTA:

miércoles, 8 de diciembre de 2021

Ott Obaladara

MARCA: Ott
MODELO: Ott Obaladara
ESTILO: Dunkel Lager (5'3% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Fundada en 1678, la cervecera Ott se encuentra a los pies del arroyo Leinleiter, en la Alta Franconia, y forma parte del municipio de Heiligenstadt in Oberfranken, pocos kilómetros al Este de Bamberg. Esta posada centenaria pasó a manos de la familia Ott en 1822, y producen en la actualidad 7 cervezas clásicas distintas, incluyendo las de temporada. Hoy comento su elaboración fundamental y más conocida, cuyo peculiar nombre, Obaladara, simplemente hace referencia en el dialecto de la zona a que es la cerveza de encima del Leinleiter ("Lada").

Tiene un bonito color marrón madera, algo pardo al trasluz, con un intenso brillo que potenciado por su nitidez. Y la verdad es que esto, junto con el medio dedo de cremosa espuma beige grisácea, le da un aspecto atractivo. Por la descripción de la fábrica esperaba una cerveza más almibarada pero, al menos en el aroma, lo que más se nota son los tostados, muchos frutos secos y cereales, con un punto de caramelo, ciruelas negras y mínima levadura en un segundo plano. Por supuesto no puede faltar el lúpulo noble en una cerveza de este tipo, como suele ser habitual predominantemente mineral y vegetal.

El primer sorbo hace clasificarla inmediatamente como una buena Dunkel, sin ser pesada llena la boca, la textura es agradable y ocupa el trago entero. Aquí destaca más el dulce, comienza con malta tostada y nueces caramelizadas, más suave cereales e incluso llega a recordar al Stollen, el pan navideño alemán, lo que quiere decir que también hay notas de uvas pasas y ciruelas. Hacia el final recuperan terreno los tostados, sale un amargor mineral y herbal bien equilibrado, y termina en un regusto largo con cacao y tostados. Otra buena cerveza, de las de repetir. Aquí hay Dunkel para todos los gustos, desde las más golosas hasta otras más sobrias, pasando por ejemplos intermedios como este.

NOTA: