sábado, 1 de mayo de 2010

La Ronda #23: Reclamos cerveceros

Este mes invitan a la Ronda los amigos de la Logia Cervecera, y con algo de tardanza nos sumamos a las opiniones al respecto del tema que proponen, que es el siguiente:

¿Qué actitud tomar cuando uno va a un bar y desembolsa una buena cantidad de dinero para disfrutar una buena cerveza y lo que le sirven no está en buen estado? ¿O bien no es el producto que uno jura y recontra jura que venía tomando y ya no es lo mismo? ¿Reclamamos? ¿Nos quejamos? ¿Hacemos tripas corazón y nos tomamos hasta la última gota jurando nunca más volver pero sin decir palabra alguna? Y en caso de que uno se haya quejado... ¿cómo fue la reacción del lugar? Nos cambiaron la cerveza por una que si estaba bien? ¿Nos dijeron que es lo que hay y a otra cosa? ¿Nos dieron explicaciones raras de por que la cerveza debería ser así? En concreto: Si no te gusta la cerveza de un bar, ¿que actitud tomás? En caso de reclamar, ¿cual fue la actitud del comercio?
Como otros compañeros bloggeros, he tenido la suerte de no encontrar cervezas en mal estado en los bares que habitúo. No obstante, hablaré de la cerveza de barril que sirven en la cafetería de la Universidad, ya que la calidad de ésta ha conseguido que no vuelva a pedir cerveza en este lugar (y hasta hace muy poco, la alternativa cervecil eran botellines de Heineken). Todo iba bien hasta hace un par de años, cuando pedimos unas cañas y resultaron estar verdaderamente malas. Lo dejamos como un hecho aislado, pero más adelante volvimos a probar, y la cerveza continuaba teniendo un sabor infame. Tenemos cierta confianza con las camareras de la cafetería, y al decirles que la cerveza estaba mala, nos comentaron que era probable que ese barril estuviera en malas condiciones. Sin embargo, la última vez que volví a probarla, seguía igual de intomable, y la respuesta de las camareras fue que "había que aguantar". De haber ocurrido esto mismo en un bar fuera de la universidad, donde no se tiene al estudiante por un peón que debe soportar lo que le echen, hubiese reclamado sin dudarlo. Por supuesto, tratándose de una cafetería universitaria tampoco voy a pedir privilegios, por lo que simplemente he dejado de tomar cerveza en este lugar.


Escrito por Embracing Darkness:

Interesante Ronda tenemos para este mes, por poco no acudimos por puro despiste pero finalmente, aunque nuestra respuesta sea un tanto apresurada y la publicación in extremis (o incluso, admitámoslo, con unas horas de retraso), participamos.

Si el producto no está en buenas condiciones quizá reclamar no es la palabra exacta, sino que más bien se lo comento al dueño del negocio. No estoy dispuesto a discutir con nadie por 2 o 3 euros, así que si decide cambiarme la bebida perfecto y no tengo ningún problema en volver a ese establecimiento más adelante, puesto que un problema de este tipo le puede pasar a cualquiera; y si se envalentona e insiste en que tengo que pagar la bebida, lo hago pero no vuelvo a pisar el bar, y por supuesto no me corto a la hora de comentar a la gente lo sucedido. A esto solo añadiría una excepción, y es cuando te sirven una cerveza en mal estado, mencionas lo sucedido al camarero y este encima te trata con chulería y mala educación, en ese caso me levanto y me voy, solo faltaría que hubiese que pagar para que te falten al respeto.

Por suerte, no he tenido que sufrir demasiadas veces este tipo de situaciones pues el servicio de los locales que frecuento suele ser bueno, pero sí que me ha pasado fuera de Zaragoza alguna vez, y la verdad es que te deja de mal humor durante un buen rato.


1 comentarios:

Galapagos dijo...

Tarde pero seguro, he aquí el resumen de la Ronda #23. Saludos!!!