miércoles, 28 de marzo de 2012

Engel Bock Hell

MARCA: Engel
MODELO: Engel Bock Hell
ESTILO: Maibock (7'2%)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: La cervecera Engel, fundada en en 1783 en Crailsheim, en el Oeste de Alemania, es desde 1877 propiedad de la familia Fach. Elaboran en la actualidad, si no he contado mal, 21 cervezas distintas, todas ellas selladas con tapón de rosca, entre las que destacan por sus sorprendentes denominaciones varias como su Weißbierpils, su Kellerbier dunkel o su cerveza femenina First Lady, las cuales me encantaría probar aunque solo fuese por calmar mi curiosidad.

Cuando la vi en el supermercado el tapón de rosca me hizo dudar, pero al final me decidí a probarla reservándola para una tarde relajada, que llegó esta misma semana cuando la elegí como acompañante de una buena película. Es de color miel, apagado, casi transparente, y forma al servirla una espuma que en un inicio parece cremosa y abundante pero que casi antes de terminar esta operación demuestra ser escasa y porosa, similar a la del detergente. Sorprende lo discreta y sencilla que es para el olfato, apenas unas pinceladas de grano, malta y casi imperceptibles cítricos, con un toque metálico que recuerda a las temidas eurolager, lo que a priori no es en absoluto positivo.

En boca intenta enderezar, aunque en mi opinión tampoco acaba de acertar. Al principio el dulzor, con un núcleo de malta y miel escoltado por suaves notas de melocotón y manzana, resulta excesivo y empalaga un poco. Se va moderando de forma progresiva, pero a cambio va ganando terreno el alcohol, que llena de especias un final de amargor inexistente, impregnado de miel, cítricos y lúpulo floral, de intensidad moderada. No es una cerveza que merezca ser tirada por el desagüe al primer sorbo, pero el exceso de azúcar y alcohol me cansa rápido y acabo perdiendo el interés.

NOTA:

12 comentarios:

Joan Villar-i-Martí dijo...

Una lástima, pues. Con lo q mola la presentación y el tapón de rosca! :-) Salu2!

Lúpuloadicto dijo...

En mi caso caí prendado ante la etiqueta y me importó más bien poco la rosca como tapón al comprarla (supongo que en la misma feria de alimentos...). No me causó tan mala impresión como a tí pero cierto es que tampoco es una maravilla de la técnica, jejeje!

Saludos!

Alberto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alberto dijo...

estas la mayoria no valen mucho jejeje

Mr. Gibson dijo...

Según releo, me quedé con los cambios de sabor del dulce al amargo, y por supuesto con su etiqueta.

http://licerrock.blogspot.com.es/2012/02/cerveza-engel-bock-hell.html

Embracing Darkness dijo...

El tapón de rosca no me motiva demasiado, la etiqueta sin embargo, y como también dice Pau, la hizo irresistible. Además de que no llegan muchas Bock por aquí.

La cerveza, bueno... digamos que es mejorable. Aunque según el momento puede resultar más o menos aceptable.

Saludos

JAB dijo...

Me temo que también la adquirí en el mismo sitio. Yo la tenía guardadita en reserva, pero veo que no me puedo esperar ninguna maravilla. Una lástima. Salu2!

Deigote de unacervezaaldia.es dijo...

Anda, qué curioso. Muchas de esta marca las tienen en una cervecería de Madrid que está en la plaza del cine Princesa en el piso de abajo, justo debajo de La Fábrica de la Cerveza.

En su día me llamó la atención por lo raras y no encontré casi información, y aunque estaba empezando y apenas tenía experiencia no me dijeron mucho... no he vuelto desde entonces, igual han cambiado de marca... o no :-D.

matteo dijo...

no la he probada ni vista en algún sitio.. cierto es que la etiqueta me llamaría la atención.. pero el tapón a rosca.. que horror !!!

Embracing Darkness dijo...

Jab:

Seguro que sí, y puede que también lo hicieses hace unos meses. Igual a tí sí que te gusta, no obstante yo sigo viendola bastante inferior a otras Maibock que estaban en esa feria, por ejemplo la de Hirschbräu.

Deigote:

Me resulta muy sorprendente que haya un bar un un repertorio amplio de esta marca. Apunto el sitio, no vaya a ser que tengan las de estilos tan peculiares.

matteo:

Yo la vi por casualidad hace unos meses en la feria de alimentación alemana del Corte Inglés, la misma que me sirvió para llevarme Turm Weisse.

Davidapa dijo...

La tomé hace poco. Hacía mucho que no tomaba una bock y me decepcionó bastante. (aunque ahora mismo no recuerdo ese dulzor que comentas)

Recuerdo que me la tomé viendo una peli y mi mujer me dijo: que la disfrutes y yo meneé la cabeza y la dije, "es de las baratas....". (Ya se que hay cervezas baratas y buenas, pero esta no es un caso)

Embracing Darkness dijo...

A mí también me decepcionó, llevaba tanto tiempo sin tomar una Bock y la verdad es que tenía ganas de poderla disfrutar, cosa que por desgracia no conseguí. Supongo que para la próxima vez recurriré a los clásicos alemanes, además de la Anchor Bock a la que Lupuloadicto sugirió que debía darle una segunda oportunidad.

¡Un saludo!