domingo, 9 de junio de 2013

Cata en la Vinoteca VI: No Hay Color

Han pasado exactamente 12 meses desde que me emigre de Zaragoza a Pamplona, ciudad bella (y húmeda) donde las haya, que tanto estoy disfrutando. También hace un año que Rubén de La Vinoteca se puso en contacto conmigo para co-dirigir la primera cata del ciclo Bier Chrome y, bastante temeroso, me pasé por su local para presentar esa tanda de cervezas de color negro. Esta experiencia me gustó, y cuando me ofrecieron repetir ni me lo pensé; desde entonces ha habido otras cinco catas, cada una de ellas dedicada a distinta tonalidad cromática, y para terminar el ciclo se decidió organizar una última sesión en la que se enfrentarían las más valoradas de cada una de las anteriores, además de una sorpresa.

Así, las cervezas que probamos fueron, en este orden:

- Robinson's Iron Maiden Trooper (Pale Ale, 4'7% ABV)
- Charles Quint Rouge Rubis / Robijn Rood (Brune belga, 9% ABV)
- Westmalle Tripel (Tripel trapense, 9'5% ABV)
- Samuel Smith Imperial Stout (Russian Imperial Stout, 7% ABV)
- De Molen Amarillo (Double IPA, 9'2% ABV)
- Westvleteren XII (Quadrupel trapense, 10'2% ABV)

La diferencia entre esta cata y las anteriores fue que, puesto que los asistentes ya conocían todos las cervezas elegidas y la historia que rodeaba a cada una de ellas, Rubén y yo nos ibamos a centrar más en el aspecto técnico de cada una, intentando situarlas en su contexto y detallar todos los matices que se podían encontrar. Mi impresión fue que a pesar de ser algo más densa no se hizo demasiado pesada, lo que era mi principal temor.

Era previsible la presencia de la mayoría de las cervezas que estaban en la cata, sin embargo fue una sorpresa agradable el encontrar Amarillo de De Molen y la Imperial Stout de Samuel Smith, puesto que son estilos que a no todo el mundo gustan. También fue una suerte el poder probar casi en primicia en España la cerveza de Robinson's dedicada a Iron Maiden, que resultó mucho más interesante de lo que esperaba, con un carácter 100% inglés.

Por lo demás, el evento discurrió con la fluidez a la que me tiene ya acostumbrado la exquisita organización de La Vinoteca, y antes de que nos diésemos cuenta ya estabamos con el pincho final. Como detalle final, se sortearon entre los 50 2 pack con las 6 cervezas que habíamos probado, premio que supongo que los dos afortunados habrán disfrutado. En fin, fin de ciclo de catas y pendiente de las nuevas iniciativas con las que nos pueden sorprender estos navarros. Por ahora está empezando ya a rodar el II Concurso de Maestría Cervecera, del que iremos dando información a medida que nos llegue.
asistentes

0 comentarios: