martes, 24 de junio de 2014

Cata "Fission Beer" en La Vinoteca: Oh, Yeast!

Hace pocas semanas relaté la entrega de premios del "II Concurso de Maestría Cervecera" de La Vinoteca, pero lo que no comenté es que, justo tras el reparto de galardones, comenzamos la última cata del ciclo Fission Beer, que en esta ocasión se centraba en la levadura. Como dije durante la introducción de ese día, este componente me parece endiabladamente difícil de valorar en la mayor parte de las cervezas, y tanto es así que durante toda la sesión me complicó la vida hasta límites insospechados. De todas formas la culpa no fue exclusivamente de las levaduras, sino que algunas de las cervezas que propusimos tenían un nivel de complejidad considerable que también hacía bastante difícil desgranar sus características.

Las protagonistas fueron las siguientes:

- Toccalmatto Tabularasa (Levadura Ale belga tipo Saison, 5'3% ABV)
- Adnams Broadside (Levadura Ale británica, 6'3% ABV)
- Jack's Abby Hoponius Union (Levadura Lager, 6'7% ABV)
- Cantillon Gueuze 100% Lambic Bio (Levadura Lambic, 5% ABV)
- De Molen Mühle & Bahnhof (Levadura Ale, levadura Lambic, 9'2% ABV)
- Schneider Weisse TAP X Meine Porter Weisse (Levadura Ale tipo trigo, 7% ABV)
- Abbaye des Rocs Brune (Levadura Ale belga, 9% ABV)

El orden en el que desfilaron fue exactamente este, pero colocamos los pintxos de rigor de forma estratégica con la intención de aislar las 2 botellas que por su acidez podían romper el ritmo de la cata, que eran la de Cantillon y la de De Molen. Este plan funcionó a la perfección, o al menos fue mi percepción, y la estridencia de estas cervezas quedó bastante mitigada dentro de lo posible. Por lo demás el transcurso de la jornada fue fluido, con algún momento de incertidumbre y/o confusión por mi parte pero que con la ayuda de Rubén se solventó bastante rápido y, como ha pasado en otras ocasiones, antes de que nos diésemos cuenta estabamos delante de la última cerveza del día y llevabamos alrededor de 2 horas encerrados allí.


En cuanto a mi impresión general sobre las marcas degustadas, hubo un poco de todo aunque la sensación fue muy positiva. Mi única decepción fue Tabularasa de Toccalmatto, me pareció una Saison demasiado comedida, e incluso algo plana, para lo que se espera del estilo, muy en la linea de la mayor parte de cervezas italianas que he probado. Adnams Broadside, Cantillon Gueuze, Schneider Weisse TAP X y Abbaye des Rocs Brune dieron todo lo que esperaba de ellas, aunque cada una en su nivel. (no puedo dejar de idolatrar a los genios de Cantillon, todo lo que hacen es oro puro, y lo mismo me sucede con Schneider Weisse) Sí que me gustaría destacar las dos sorpresas de la noche: la fantástica Lager lupulada de Jack's Abby, rebosante de fruta tropical, que me pareció todo un acierto en la fusión de las IPA norteamericanas con la tradición europea... aunque también es cierto que su precio es excesivo; y por otro lado la exótica Gose añejada en barrica de De Molen llamada Mühle & Bahnhof, cuyo sabor salado y ácido por igual sorprendió a la mayoría de los asistentes, entre los cuales me incluyo, aunque también desagradó a gran parte de ellos.

Como podéis ver se trató de una sesión muy variada y, en mi opinión, especialmente satisfactoria, que dio fin a un ciclo repleto de cervezas muy interesantes provenientes de todos los puntos del planeta. ¡A ver con qué idea nos sorprenden los amigos de La Vinoteca la próxima temporada!

0 comentarios: