lunes, 23 de marzo de 2015

8 Wired iStout

MARCA: 8 Wired
MODELO: 8 Wired iStout
ESTILO: Russian Imperial Stout (10% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Nueva Zelanda

CARACTERÍSTICAS: Cuando probé la IPA Hopwired de 8 Wired, de la ya hemos hablado en Hipos,  pude comprobar de primera mano lo bien que los lúpulos neozelandeses funcionan con este estilo. Lo que no tenía tan claro es que estos lúpulos tan frutales fuesen capaces de adaptarse a cervezas con mucha presencia de tostados y torrefacto, en las que su irrupción puede resultar excesivamente estridente, y por eso tenía algunas dudas respecto a la otra cerveza de esta marca que guardaba en la recámara, su Imperial Stout.

El día que había escogido para abrirla resultó especialmente oportuno puesto que fue uno de los más fríos de todo el invierno. Calentito en casa y con una película en la televisión, vi al servirla un líquido negro brillante con algún reflejo rubí en periferia, cubierto por apenas un dedo de espuma gris ceniza. En nariz es francamente curiosa para el estilo, en la entrada llama la atención aromas propios del lúpulo como mango, naranja dulce, melocotón, aunque están bien delimitados por dulce malta tostada, caramelo y suave cacao. Escapa algún resquicio de café con leche, torrefacto y leves especias en las que se intuye el alcohol.

En boca se va abriendo de forma progresiva, inicialmente entra con caramelo, dulce malta oscura y bombón, con una coraza de fruta oscura muy madura. Poco a poco va ganando en cuerpo, y también en oscuridad: se suman intensísimas notas de cacao, algo más suave torrefacto, café espresso y regaliz negro, siendo estos dos últimos los sabores más prominentes al final del trago. Concluye entonces con un amargor moderado, matizado por frutas del bosque, regaliz, clavo y un medido soplo de alcohol, mientras en un segundo plano queda el frescor del lúpulo, dando un delicado adorno tropical. Pese a mis dudas, sólo puedo concluir que a pesar de ser una cerveza atípica el resultado es fantástico. Es densa, cremosa y compleja, y el lúpulo neozelandés no la desequilibra en absoluto, más bien le da una originalidad que la distingue de la mayor parte de las elaboraciones de este estilo que he probado. Muy recomendable.

NOTA:

4 comentarios:

Lúpuloadicto dijo...

Genial esta cerveza. La reprobé hace pocos meses y la verdad es que la recordaba más suntuosa y arroladora en matices, pero la disfruté como un enano. Lo único malo quizás su precio, ya que tiene una dura competencia con otras referencias del estilo y precio más ajustado. De todas formas, Nueva Zelanda no es Quintanar de arriba, y eso tiene su coste, lógicamente, jejeje!

Un saludo Hugo!

Rul T. dijo...

Yo probé su brown cuando estuve en Nueva Zelanda. Muy rica.
La verdad es que tienen una merecida buena reputación.

Saludos!

Mundo Birruno dijo...

Lo de esta gente es impresionante, lástima que cueste tanto encontrarlas. Esta la tienen en la taverna dels predicadors de Manresa para el que le interese.

Hipos dijo...

Sí que son carillas, sí... pero a mí esta me la regalaron, así que... ^^

Supongo que en Nueva Zelanda tienen que saber 10 veces mejor, ¿no?

¡Saludos a los 3!