jueves, 27 de junio de 2019

Aecht Schlenkerla Helles Lagerbier

MARCA: Aecht Schlenkerla
MODELO: Aecht Schlenkerla Helles Lagerbier
ESTILO: Münchner Hell (4'3% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Esta cerveza de Schlenkerla es muy especial, dado que es la única de esta fábrica que no cuenta con malta ahumada entre sus ingredientes. Sin embargo esto no quiere decir que se pierda la esencia de Heller-Trum, ni mucho menos, ya que el proceso de elaboración se ha llevado a cabo en los mismos recipientes que las Rauchbier de la fábrica, y por lo tanto parte del ahumado residual va a persistir. La probé por primera vez hace un montón de años en Labirratorium, cuando apenas acababan de empezar, y la vi hace unos meses en La Vinoteca, y no la quise dejar escapar.

El aspecto es idéntico al de cualquier Helles, de un color dorado intenso, algo oscuro, y cristalina. El gas está bien repartido en la columna de líquido, y muchas burbujas gruesas alcanzan cada segundo una capa de un par de milímetros de espuma blanca. Si visualmente es indistinguible, olfativamente es inconfundible. El ahumado no pasa desapercibido ni de coña, aunque es mucho más comedido que en otras Rauch. Se mezcla, aunque siempre destaca, con malta dulce, intensos recuerdos de membrillo y de pan recién salido del horno (quizá sea por el humo), manzana madura y cereales. Se nota cierto frescor que atribuyo al lúpulo noble alemán pero es muy discreto, y no se si aporta notas minerales o es cosa del ahumado.

En boca presenta bastante carbonatación para el estilo, aunque sin pasarse, dando una textura más parecida a la de las Pils. El humo llama la atención al principio, pero poco a poco es absorbido, hasta casi desaparecer, por malta, muchos cereales, pan blanco, manzana y un toque de cítricos apagado. Concluye con un amargor firme, también más propio de Pils que de Helles, con lúpulo herbal y cítrico, recuerdos minerales y un toque de pimienta, dejando un regusto largo con cítricos y cereales teñidos de humo. Me gusta mucho, es una cerveza muy original pero no tan extravagante como para que no se pueda tomar de forma habitual. De todas formas debo reconocer que soy de la opinión de que cualquier cosa mejora si se le ahuma, ya sea comida, bebida o personas.

NOTA:

2 comentarios:

Mundo Birruno dijo...

Me la tiene guardada un colega en su nevera para trincárnosla juntos. Así por la descripción todo apunta a que no nos va a defraudar. ¡Un saludo!

Embracing Darkness dijo...

Schlenkerla nunca falla, ya lo sabes.