lunes, 15 de noviembre de 2010

Brewdog Paradox Isle of Arran

MARCA: Brewdog
MODELO: Brewdog Paradox Isle of Arran
ESTILO: Russian Imperial Stout añejada en barrica de whisky (10% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Escocia

CARACTERÍSTICAS: Pese a que me gusta la buena cerveza y evidentemente esta cuesta más dinero que la lager de marca blanca, me suele dar bastante reparo gastarme más de 3 o 4 euros en una botella, considero que esta cantidad acostumbra a ser suficiente para adquirir cervezas de una calidad excepcional. Sin embargo, en ocasiones algunas botellas se te ponen en el punto de mira y, si te lo puedes permitir, es casi inevitable acabar cediendo e invertir algo más de lo habitual. Exactamente esto es lo que me pasó hace un tiempo con Nøgne Ø, lo mismo sucedió el mes pasado con Brewdog Paradox, y la verdad es que en ambas ocasiones mereció la pena el desembolso, aunque por razones distintas.

Servida en copa es tan negra como las previsiones económicas, si me apuras incluso más, y está cubierta por una capa de espuma amarillenta que por su densidad casi parece cemento. Lo que diferencia a esta cerveza de otras Imperial Stout es que está añejada durante 6 meses en barrica de whisky de Isle of Arran, una destilería del oeste de Escocia, antes de ser embotellada, lo que le aporta intensas notas de vainilla, toffee y mazapán al ya de por sí potente perfume de la cerveza, repleto de torrefactos, café y regaliz, y más secundario chocolate y leves dejes aceitunados. La verdad es que como presentación es impresionante, y aún más tras oxigenarse, pues a esta mezcla se añade un toque fantástico del lúpulo herbal quedando exquisita.

Como cabía esperar en boca es rotunda, dulce aunque agresiva, de cuerpo completo, una auténtica bomba de malta, café, azúcar quemado y caramelo, base a la que se suman chocolate negro y más leve regaliz, aunque este último se va potenciando progresivamente. Estos sabores se juntan de forma sublime con el gusto a vainilla y mazapán del whisky, para terminar adquiriendo intensos matices alcohólicos y especiados al final, donde vainilla y regaliz dominan. El regusto es eterno, en él se evidencia el whisky al máximo, junto con hierba y alcohol, dejando la boca como tras un trago de licor. ¿Buena la cerveza? Muy buena sin duda, no tan equilibrada como otras Imperial Stout que he probado, algo áspera, pero de alta calidad. ¿Hay mejores cervezas por menor precio? También, ya dentro de Brewdog hay varias que me gustan más y son más baratas. ¿Vale la pena dejarse 5 euros en ella? Si no la has probado antes, rotundamente sí. Y si ya lo has hecho, según cada persona y las alternativas de las que se dispongan.


NOTA:

0 comentarios: