domingo, 19 de julio de 2015

Weihenstephaner Hefe Weissbier

MARCA: Weihenstephaner
MODELO: Weihenstephaner Hefe Weissbier
ESTILO: Hefe-Weißbier (5'4% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: En funcionamiento desde el año 1040, y siendo por lo tanto la cervecera activa más antigua del mundo, Weihenstephaner es una de las marcas bávaras más populares y con mayor proyección internacional. Además desde 1919 pasó a ser Universidad de Agricultura y Elaboración, incorporándose a la Universidad Técnica de Munich en 1930, lo que le ha permitido convertirse en uno de los principales centros de formación de maestros cerveceros del mundo. 
Es sorprendente que en todos los años que han transcurrido desde la apertura de este blog, y más aún teniendo en cuenta el gran número de cervezas de esta marca que he llegado a beber, todavía no hayamos hablado de ninguna de las referencias de esta marca... sin embargo hoy voy a poner remedio a esta carencia con la reseña de una de los elaboraciones más populares, su Hefe-Weißbier.

De un color dorado mate, con un brillo amarillo al trasluz, se observa en su volumen varias columnas de burbujas que ascienden en fila hasta una abundante espuma blanca brillante. Su perfume es delicioso, se combinan con destreza un conjunto algo más sobrio de malta, cereal, masa de pan y naranja madura con un marcado dulzor repleto de plátano, melocotón maduro y más suave manzana y caramelo, quedando equilibrado en un punto muy interesante para el estilo. Acaba de redondear el aroma discretos recuerdos florales y un punto de clavo.

Evidentemente a estas alturas su sabor no me supone ninguna sorpresa, lo que no quita que lo disfrute siempre como el primer día. Tiene una textura densa y cremosa aunque sin ser pesada, con un paso por boca muy sedoso. La entrada es dulce aunque sin pasarse, comienza con malta, melocotón, manzana madura y masa de pan, y a continuación irrumpen intensos los recuerdos de plátano y algo más suave naranja aportados por la levadura, a la vez que el trago va ganando fluidez y moderando su dulzor. Aparece al final un amargor medido, impregnado de cítricos, levadura y apuntalado por especias y lúpulo floral, que concluye con un regusto larguísimo con notas de plátano y limón. Una de mis Weizen favoritas, me resulta imposible cansarme de ella. Es sabrosa, tiene un equilibrio perfecto y resulta especialmente refrescante: una opción segura para los meses de verano, mientras que si hace más frío se puede recurrir a otras referencias de la marca también de gran nivel, como pueden ser Vitus o Korbinian.

NOTA:

6 comentarios:

cerveza al cubo dijo...

Una de las grandes, sin lugar a dudas, un referente en el estilo, una cerveza que es un auténtica gozada, me encanta...

Se le pueden echar todos los piropos habidos y por haber, pero lo mejor es beberse unas cuantas y disfrutar de todo su arte... ;)

Un saludo, nos leemos.

CERVERIANA dijo...

PUES MIRA QUE ES EXTRAÑO SI, NO HABER HABLADO DE ELLA, DEJAMOS A LOS CLÁSICOS DE LADO CON TANTA NOVEDAD Y LA VERDAD ES QUE SON APUESTA SEGURA, SIEMPRE HAY QUE TENER UNOS CUANTOS POR CASA PARA EL DIA QUE NO TE APETECEN LAS SORPRESAS NI TIENES EL CUERPO PARA TOMAR NOTAS O TE FALTA EL TIEMPO.
UN SALUDÍN!

Hipos dijo...

Unanimidad con Weihenstephaner, no puede ser de otra forma. :)

Lúpuloadicto dijo...

Poco que añadir a los comentarios de arriba: un clásico entre los clásicos y siempre un referente de calidad. Personalmente de las Hefeweiss que llegan habitualmente por estos lares ésta es de las que más disfruto. Saludos Hugo!

Hipos dijo...

Lo mismo me sucede, además llega a muy buen precio, habitualmente por debajo de 1'5 euros. Hay otras que también me gustan mucho, como Kapuziner, Turm Weisse de Kuchlbauer, Sternweisse de Hacker-Pschorr, etc, pero tomarse una no es tan fácil.

Un abrazo

Rul T. dijo...

Sin duda, riquísima.