jueves, 12 de abril de 2018

The Orkney Dark Island

MARCA: The Orkney
MODELO: The Orkney Dark Island
ESTILO: Dark Ale (4'6% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Escocia

CARACTERÍSTICAS: Dark Island es una de las cervezas estandarte de The Orkney, y su versión en cask ha sido premiada en dos ocasiones por CAMRA como mejor cerveza de Escocia. Yo la pude probar en cask en Edimburgo, y me pareció exquisita, aunque cuando la bebí de botella me dejó un poco más frío. Por eso, esta ha sido una ocasión perfecta para reencontrase con esta cerveza y, ya de paso, dejar por acá mis impresiones.

El término Dark Ale le viene como anillo al dedo, es de color negro azabache y completamente opaca. La adorna una espuma beige de la que en pocos minutos sólo mantiene un aro en periferia. Como suele pasar con las Ale británicas en nariz no se presenta con una intensidad demoledora, no obstante el conjunto es delicioso. Lo primero que aparece, y lo que más destaca, son notas de café solo, regaliz negro, más suave cacao puro y un delicado punto de humo. Se apoyan en un fondo de malta tostada, caramelo, frutas oscuras maduras y algo de frutos secos. Se nota también un punto cítrico del lúpulo, tan comedido como corresponde.

En boca exhibe un cuerpo ligero-medio, reforzado por una carbonatación firme. Se planta con una entrada cítrica, seca, a la que se suma después malta muy tostada, torrefacto, regaliz negro, suave cacao y un tenue ahumado. El dulzor es mínimo, aunque sí que se aprecia algo de frutas oscuras al principio, sobre la que se apoya el grano. Al final se refuerzan los tostados, el regaliz y el humo, antes de cerrar con un final algo astringente, de amargor marcado, con un importante golpe de cítricos, hierba y notas medicinales del lúpulo británico, acompañado por un punto de especia picante. Aun sin ser la versión de cask es una muy buena cerveza, elegante como sólo las Ales británicas pueden ser y bastante compleja. Quizá no tan impactante como otras referencias de la marca, pero no se la puede dejar pasar.

NOTA:

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta fue una de las primeras cervezas que me "obsesioné" por conseguir. Qué recuerdos :-)

Embracing Darkness dijo...

Una obsesión muy sana, sin duda.