domingo, 30 de noviembre de 2008

Super Bock Stout

MARCA: Super Bock
MODELO: Super Bock Stout
ESTILO: Dunkel Lager (5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Portugal

CARACTERÍSTICAS: Esta marca de la cervecera Unicer, propietaria también de la conocida Carlsberg, es la más vendida en el país vecino, pudiendose encontrar según sus propios datos en el 95% de los establecimientos portugueses. Se fundó en 1927, y se empezó a vender en el Norte de Portugal, para años después expandirse hacia el Sur abarcando así todo el territorio. Sin embargo, no fue hasta 76 años después, en el 2003 cuando se creó Super Bock Stout, al que siguieron otros lanzamientos como Super Bock Abadía, Green, Tango, etc.

No hay que confiarse con el nombre, no es ni una Bock ni una Stout, a decir verdad como mejor se podría encuadrar es como una Dunkel Lager, aunque se puede reconocer cierta inspiración en las auténticas Stout. No solo eso, sino que el aspecto externo, su color oscurísimo con reflejos rubí al trasluz y su espuma beige también pueden llevar a confusiones. No obstante, el protagonismo del grano tostado en el aroma, acompañado de un agradable dulzor aclaran algo, a pesar de ir acompañado por suaves notas a café.

El sabor es intenso, de cuerpo ligero, algo aguado, un poco similar a Guiness, con un comienzo dulce, con la misma presencia del grano muy tostado que se percibía en el olor y los matices de café y caramelo, aquí con algo más de fuerza y sobretodo al final del trago, donde se encuentra también un amargor bien medido, que junto al caramelo alarga el gusto, siendo estos los últimos en desaparecer. No está mal, pero el sabor tiene un toque artificial que hace que pierda bastante, queda algo hueca... no obstante, disfrutable.

NOTA:



El pasado martes tuve un encuentro de intercambio de cervezas con Embracing, y en el pack que me tocaba disfrutar decidió meter una Super Bock Stout como propina. Una hora duró el encuentro, y para hacer compañía a nuestra conversación, ni corto ni perezoso llevó otra Bock Stout para tomar allí.


Esta tarde me he servido la que me venía "de regalo", y he quedado algo contrariado. La cerveza que probé en la estación (lugar del encuentro) no me supo nada mala, es más, me pareció interesante. Ésta no es que me haya sabido mala, sino sosa y aburrida. He encontrado una cerveza negra muy normalita, con aromas a café tostado que quizás al beberla fría me ha entrado sin dejarme ninguna buena sensación.

Un sabor muy uniforme, sin ninguna característica meritoria de halago, una cerveza negra sin más. Y la cerveza negra no es santo de mi devoción, por lo que no he disfrutado mucho bebiéndola.


Le daré alguna otra oportunidad, pues he salido bastante contrariado, pero de momento así me quedo.

(no he podido hacer foto, cosas de mi maravillosa cámara)


NOTA:



0 comentarios: