miércoles, 28 de enero de 2009

Estrella Damm 1876 Reserva Navidad 2008


MARCA: Damm
MODELO: Estrella Damm 1876 Reserva Navidad 2008
ESTILO: Pale Lager de Navidad (6'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Estas Navidades recibimos un regalo bastante inusual por parte de Damm S.A: su edición limitada navideña del año 2008, una botella de 1 litro con una presentación tan cuidada, incluyendo su carcasa de cartón de tonos dorados, que predisponía instantáneamente al disfrute de una cerveza de nivel (para más detalles, en esta entrada del blog dalpescatore). Desde Hipos Urinatum no podemos hacer otra cosa que agradecer enormemente a la cervecera este espectacular detalle, que por supuesto nos apañamos para poder disfrutar los dos.

"Estrella Damm Reserva 2008 es una cerveza única y muy especial que recupera la bonita tradición de recolectar las mejores materias primas y llenar una de las calderas para elaborar la máxima expresión de la cerveza.

Fruto de este gesto centenario nació, a finales del siglo XIX, una cerveza singular elogiada por un sabor más acentuado y una mayor graduación alcohólica compensados por su exquisita suavidad.

En estas fiestas Damm quiere brindar a alguien tan especial como usted la oportunidad de degustar esta Reserva Privada"

La servimos en copa, acompañada de un riquísimo queso de cabra curado, concretamente del Maestrazgo, con tomillo en su periferia, y todo esto mientras rivalizábamos en una partida de Super Smash Brawl, que continuamente había que interrumpir para dedicar toda nuestra atención a bebida y comida, puesto que ambas la requerían.

Damm Reserva 2008 resultó ser un ejemplo de como debería ser una buena lager, con una base de color dorado por donde se elevaban algunas burbujas hasta desembocar en una fina capa de espuma blanca y poco duradera. Acompañaba un aroma intenso, considerablemente más dulce que el de Estrella Damm pese a conservar un rastro de su amargor, donde la malta abarcaba casi todo el espectro, con notas también de cereales e incluso muy levemente frutales, todos muy en armonía.

Al gusto es suave, de cuerpo ligero pero con personalidad y carácter, por lo que se hace bastante duradero. Por supuesto, la malta también marca aquí el ritmo y se percibe algo caramelizada, con esa mínima presencia frutal que recuerda algo a uvas. Se aprecia el medido uso del lúpulo, que acaba de equilibrar el sabor, más dulce al inicio y que paulatinamente gana amargor al llegar al regusto, pero sin perder en ningún momento la delicadeza que le caracteriza. En mi opinión, una muy buena cerveza que ojalá se pudiese conseguir más a menudo.


NOTA:

1 comentarios:

Sir Asf dijo...

Muy agradecidos ante este regalo. Una buena forma de terminar el año, desde luego.