viernes, 27 de noviembre de 2009

La Ronda #18: Regalando Cerveza

Este mes ha habido una pequeña demora en la enunciación de la celebérrima Ronda Cervecera, pero por suerte Andrés, del excelente blog Culturilla Cervecera, ha sujetado la puerta que estaba a punto de cerrarse, y ha propuesto una interesante cuestión:
Tus mejores amigos te invitan a su casa, no son cerveceros, pero siguen tu blog regularmente y al final les ha podido la curiosidad: "¿por que no traes alguna de esas cervezas de las que tanto hablas?" te dicen...
Son tus mejores amigos, la ocasión merece una cerveza "muy especial", pero por otro lado no son nada cerveceros, y no queremos "asustarlos" con una cerveza demasiado "extrema" ha de ser algo que entre bien, que les deje con ganas de seguir probando nuevas cervezas. ¿Que cerveza llevarías?
Creo que todos nos hemos sentido bastante identificados con la situación que se nombra: un grupo de amigos que no salen de la lager nacional, concediéndose de vez en cuando el capricho de una Guiness o una Franziskaner, que saben que has probado "unas cuantas cervezas exóticas" y que te piden recomendación.
Sin duda, es muy importante no asustarlos. Estoy seguro de que de llevarles una Imperial Stout como la que nos tomamos los componentes de este blog hace un tiempo, quedarían completamente contrariados y negarían que eso es una cerveza. Pero tampoco sería cuestión de llevarles una cerveza que pudieran encontrar en su supermercado habitual.

Sin duda recurriría a alguna cerveza de Abadía o una Ale Belga para sacarles el falso concepto de "cerveza = lager". Sería interesante enfrentarlos a una Orval, una Westmalle o una Keizer Karel. También llevaría cervezas que aportarían interesantes matices, como Neumarkte o Hofmark, o la recientemente comentada 1906, para que vieran que también aquí se pueden hacer las cosas bien.
Y creo que merecería la pena llevar la rusa Baltika 6, que tan buen resultado ha dado en situaciones parecidas a la presente, por su buen sabor y su "exotismo".

Es complejo, cada persona es un mundo, pero creo que con un par de estilos, nuestros amigos se pueden llevar una buena impresión, diferente a la que tenían del universo cervecero. Aunque para muchos se quedaría en una mera cata inusual, seguro que alguno quiere experimentar por su cuenta, probando nuevas cervezas.

Un saludo, y que siga la Ronda.
Ist Barrakunden.

1 comentarios:

Pilland dijo...

Nice indeed!
Best wishes from an Estonian living in Italy