martes, 15 de enero de 2013

Mahou Negra

MARCA: Mahou
MODELO: Mahou Negra
ESTILO: Dunkel Lager (5'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Y toca hablar de la lager oscura de la marca Mahou, de cuya 5 Estrellas hablamos hace unos días. Nace en 1980, la misma época que Mahou Clásica. Como ellos definen, cerveza tipo Munich, característica por sus maltas tostadas que le brindan el color oscuro. A fin de cuentas, una opción distinta a las tan conocidas rubias aquí en España.

Viste un color negro como el café, sobre el que se posa una capa de espuma beix que no dura mucho y termina convirtiéndose en burbujas. Despide un aroma a café amargo, cacao y malta, que en el sabor se traduce en un fuerte matiz dulce bastante agrio, con notas de café, y un final lupulizado.

Es refrescante, pero tiene cierto toque metálico que poco a poco va haciendo que la cerveza pierda calidad en su sabor. No hay mucho más que se pueda decir, una cerveza sin mucha personalidad, pero pasable. Había probado variedades oscuras de algunas industriales nacionales, pero no la de Mahou, y la diferencia no es muy abismal, no pasan de ser muy normalillas.

NOTA:
 

 

CARACTERÍSTICAS: Llevaba siglos sin comentar una cerveza industrial española, más que nada porque tengo al alcance botellas mucho más apetecibles, y tampoco mucho más caras. Tanto es así, que esta Mahou que voy a reseñar hoy ni siquiera la he comprado yo, sino que me regalo mi cinéfilo hermano Nacho. De aspecto es marrón roble, ligeramente translúcida, con una capa de espuma beige de escasa duración. En nariz no se puede decir que sea demoledora, pero lo cierto es que se defiende con decencia; muestra una mezcla compacta de melosa malta tostada, cacao, suave caramelo, y leve regaliz, sin tan apenas presencia del lúpulo. Lo que por desgracia no se escapa al olfato es el maíz, que forma parte del dulzor de la malta tostada, y le da el carácter artificial de este tipo de cervezas. 

A boca llega muy justa, y la falta de cuerpo tampoco ayuda demasiado, pese a conservar una buena carbonatación. Crea un núcleo de tostados y café solo, con algún recuerdo de cacao, regaliz y toffee, manteniendo el dulzor que ofrecía en el aroma, manchado de maís. Sin muchas más florituras desemboca en un final de amargor claro aunque moderado, adornado por lúpulo y especias picantes, para dejar un regusto largo cargado de más café y regaliz. Una cerveza pasable, no llama demasiado la atención y el maíz le hace perder bastante. No obstante, las he visto peores, tanto industriales como artesanales. Coincido con la valoración de mi compañero.

NOTA:
 

4 comentarios:

Joan Villar-i-Martí dijo...

¡Hipos! Hombre, de las clásicas de aquí que se encuentran fácilmente en el súper, aún es de las mejores. Yo el aprovado se lo daría seguro.

Saludos compañeros.

Embracing Darkness dijo...

Pues igual tienes razón, lo cierto es que al menos después la impresión no es tan mala. Re-revisaré, pero vamos, por ahí anda... justita.

Un saludo

KnightCry dijo...

A mi esta cerveza me pareció muy mala, nunca la repetiré, ni recomendaré. Para una negra nacional bien de precio recomiendo la BockDamm.

Juan Manuel Rodriguez dijo...

Coincido con las dos valoraciones iniciales. Pasable. Hay alternativas mucho mas interesantes y no mucho mas caras. La recomendaría si estays como yo ahora de vacaciones en un lugar aliado, y en el súper local no hay otras cosas.