lunes, 26 de noviembre de 2012

FFdA #2: Anchorage Brewing Galaxy White IPA

MARCA: Anchorage
MODELO: Anchorage Galaxy White IPA
ESTILO: Witbier macerada con kumquats y pimienta negra añejada en barrica de roble (7% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Estados Unidos


CARACTERÍSTICAS: Gabe Fletcher, uno de los responsables del nacimiento en 1995 de la Midnight Sun Brewing Company en Anchorage, decidió embarcarse en un nuevo proyecto sin salir de esa misma localidad del sur de Alaska y el pasado 2011 fundó la Anchorage Brewing Company. Echando un vistazo a las elaboraciones hasta el momento queda claro que uno de los objetivos de esta cervecera es la innovación, o al menos eso sugiere la casi patológica pasión por envejecer sus cervezas en barrica de roble y la maduración con levaduras Brettanomyces, proceso que sufren indistintamente sin importar el estilo al que pertenezcan.

Esta Galaxy White IPA no es una excepción, es una single hop de lúpulo Galaxy macerada con kumquats, pimienta negra y cilantro, y añejada en tanques de vino de roble francés, con la que se pretende una fusión entre dos estilos: Witbier e India Pale Ale. Esta botella llegó a mis manos, junto con otra de la marca y varias rarezas americanas más, por cortesía de Rubén de la Vinoteca (gracias de nuevo, caballero) hace alrededor de un mes, y esta segunda edición de la genial propuesta FFdA de Birraire me ha parecido una excusa estupenda para abrirla. Tenía además en ese fondo de armario una bandeja de un rico jamón, regalo de Fernando y Cristina (mil gracias también a ellos, por supuesto), y una película de 6 horas llamada "La Meglio Gioventù" que nunca encontraba momento para verla, así que aproveché y lo junté todo en una tarde, con un resultado inmejorable.

Pese a que la he visto catalogada como "Belgian IPA", definición que todavía me revuelve las tripas, el aspecto de esta Galaxy White encaja a la perfección con una Wit, de un color dorado pajizo, turbio, brillante, cubierto por una cantidad inconmensurable de espuma blanca inmaculada que desaparece lentamente, dejando un importante remanente adherido a la pared del vaso. La reforzada carbonatación potencia el aroma, que se presenta con una medida base de malta, plátano y mínimo caramelo, que utilizan para impulsarse intensas notas de naranja dulce (¿kumquats?), uva blanca y más leve limón, teñidos de recuerdos lácteos. Por si fuese poco, delicados toques de flores, levaduras salvajes, cítricos y mínima madera terminan de pulir, consiguiendo un conjunto de una complejidad que yo personalmente no me esperaba.

Desde el primer instante en boca me recordó a yogur de limón, sugestión a la que también contribuyó su textura cremosa y su paso sedoso. No obstante, esto no era ni mucho menos todo lo que tenía la cerveza que decir, y con dedicarle un mínimo de atención se empiezan a apreciar infinidad de nuevos matices que infiltran, principalmente naranja, plátano, uva blanca y suave miel. Poco a poco van entrando las Brettanomyces, madera, recuerdos de barrica y levadura belga, dando una ajustada sequedad y acidez donde se detecta hoja de limón, hierba, clavo y pimienta. El final es de amargor claro pero medido, cargado de especias, fruta madura y lúpulo, que termina en un regusto algo seco. Una cerveza tan original como deliciosa, de equilibrio incuestionable y que consigue, a pesar de contar con semejante cantidad de ingredientes, mantenerlos a todos en perfecta armonía. Lástima que sea tan poco probable que pueda volver a probarla, pero si se presenta la oportunidad no la desperdiciaré.

¡Larga vida al FFdA!

NOTA:

8 comentarios:

Lúpuloadicto dijo...

Menuda envidia me has dado!! Con una te ha bastado y de sobras!!! Hace unos meses probé con Txema la Bitter Monk, una belgian doble IPA con Brett (eso si que es rizar el rizo, jaja!) y nos pareció sublime. Debo entonces entender que casi todo lo que toca esta cervecera es oro. Enhorabuena, malandrín!!

En cuanto a lo de belgian IPA, ¿y eso? A mi sí me parece apropiada la denominación y no es tan cargante como imperial pils u otras perlas por el estilo. De hecho si hay american IPA, no veo porque no las va a haber belgas cuando son tan características y fáciles de reconocer a ciegas :P

Un abrazo!

Embracing Darkness dijo...

Aún me queda guardada la Whiteout Wit Bier, con cáscara de limón, cilantro, Brett y añejada en barrica de Chardonnay... aunque creo que esta no será muy distinta a la de ayer. En fin, a ver si nos vemos antes de que me decida a abrirla y la pruebas.

Mi problema es que me repatea ponerle la etiqueta de "IPA" a todo aquello que esté bien cargado de lúpulo, al igual que el prefijo "Imperial" para las cervezas de graduación mas alta. Una IPA es lo que es, y rubia belga lupulada no es una IPA. Me niego a considerar que De Ranke o Lefebvre con su Hopus, por ejemplo, hacen IPA. Lo de American IPA no me molesta demasiado, simplemente porque las cervezas americanas beben de las británicas.

No obstante, también es cierto que soy un poco tiquismiquis para estas cosas.

Un abrazo

JAB dijo...

Vaya rareza que tenías escondida! sí señor. Auténtico cervezón a juzgar por tus comentarios, y eso que las witbier no suelen ser unas cervezas de las que espero grandes cosas, aunque tampoco suelen decepcionar. Como en todo hay excepciones y también me he encontrado grandes cervezas, y en este caso si la hacen los estadounidense podemos esperar algo totalmente diferente y potente. Respecto a las catalogaciones, lo de Belgian IPA me convence a medias, pero por lo que no trago es la referida Imperial Pils y sobre todo las Black IPA, totalmente incongruente y sin sentido, aunque todos sepamos perfectamente a qué se refieren. Buena elección para el FFdA. Salu2!

Cremallera dijo...

Eso mismo pienso yo de las Wit, salvo excepciones puntuales no acaban de despegar. Salvo Britt Blanche, St. Bernardus Wit y probablemente alguna otra suelta me dejan algo frío. Tengo pendiente de revisitar Blanche de Namur, que en su momento tampoco me dijo gran cosa y me han insistido en que merece la pena en varias ocasiones.

Gracias por el comentario, y un saludo

Joan Villar-i-Martí dijo...

¡Muy grande tu #FFdA! ¡Vaya cervecita te has sacado de la chistera! White + IPA suena muy bien para mis gustos, pero leyendo tus impresiones parece que hay muuucho más dentro :-).

Creo que nos has dejado a unos cuantos con muchas ganas de hincarle el diente a esta maravilla, y más viendo la puntuación. ¡Qué gozada!

¡Un saludo Hugo!

Embracing Darkness dijo...

Bueno, tu exposición cervecil tampoco tiene nada que envidiar a esta botella, a mí se me pusieron los dientes bien largos :)

Estoy encantado con la iniciativa, por cierto, me ahorra muchos quebraderos de cabeza.

Un abrazo

cervecearte dijo...

Vaya vaya... me alegra leer tus comentarios ya que tengo esa misma cervecita en el frigorifico. a ver si cae este fin de semana.

Un abrazo crack!
Andrés (cervecearte)

Embracing Darkness dijo...

Se agradecerán opiniones, a ver si es que es brillante de verdad o me he vuelto loco al probar una rareza alaskesa (o como demonios sea el gentilicio)

Un abrazo