domingo, 11 de noviembre de 2012

Luchs Bio Bier Kellerbier

MARCA: Luchs Bio Bier
MODELO: Luchs Bio Bier Kellerbier
ESTILO: Kellerbier biológica (5'6% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania


CARACTERÍSTICAS: Recordaba haber visto esta marca hace unos 5 años en alguno de los bares de Zaragoza, quizá en Juan Sebastian Bar, gracias al llamativo lince (si me equivoco que algún biólogo me de una paliza) de su etiqueta. No había vuelto a toparme con ella hasta hace escasas semanas, cuando Ana (a.k.a. "la Musculosa) me la trajo a casa un par de botellas que encontró por casualidad, entre ellas esta Kellerbier a la que decidí hacer reseña. Está elaborada por Michael Brauerei, una pequeña cervecera de unos 100 años de antigüedad emplazada en la diminuta localidad de Weißenstadt, a unos 30 kilómetros de otras más conocidas por temas cerveceros como son Bayreuth y Kulmbach.

Es una cerveza de color pardo rojizo, velada, cubierta por 2 dedos de espuma amarillenta que desaparece con rapidez. Reconozco que por ser "Bio" no esperaba gran cosa de ella, este tipo de cervezas suelen dejarme algo frío por ser poco intensas, y me sorprendió la densidad de su aroma, bien cargado de frutas maduras como ciruelas, pera e incluso dátiles, sobre un trasfondo de malta tostada y sirope de caramelo, dulce y sugerente. Termina de adornar su perfume un soplo de lúpulo, vestido de naranja y flores, con suaves dejes de canela y limón.

Quizá no resulta tan sabrosa en boca y se evidencia cierta falta de cuerpo, como es habitual en las cervezas "Bio" alemanas, aunque no se acerca, ni mucho menos, a niveles desastrosos. La malta se presenta firme, acompañada de frutos secos y suaves notas de dátiles y caramelo, que se acentúan levemente al final intercalándose con recuerdos de manzana golden. Como no podía ser de otra manera termina con suavidad y delicadeza, conformando un mínimo amargor especialmente frutal y floral, salpicado de discretas pinceladas de cítricos, canela y clavo. En algún momento se echa en falta algo más de contundencia, incluso tratándose de una Keller, pero la verdad es que se disfruta tanto que al final la botella se hace pequeña.

NOTA:

2 comentarios:

JAB dijo...

Bueno, a mi me pasa lo mismo con las cervezas "Bio". Generalmente no me entusiasman, pero veo que en este caso, te ha logrado sorprender gratamente esta kellerbier. Ya el género al menos supone un atractivo para mi, puesto que es uno de los estilos por los que profeso una mayor devoción. Habrá que anotarla como curiosidad al menos. Y el caso es que el nombre de la cervecera me resulta enormemente familiar. Dónde lo habré visto yo? Salu2!

Embracing Darkness dijo...

No sé, primera vez que oigo semejante nombre xDD Esta merece la pena, y la Pils de la marca también es una cerveza decente. Junto con Neumarkter Lammsbräu Dunkel, de las pocas de este tipo que me interesan mínimamente.