martes, 30 de octubre de 2018

Cata "Cervezas de Cine" en La Vinoteca: La Mecánica de la Naranja

Tras unos meses un poco ajetreados, este octubre por fin he podido aceptar una invitación de Rubén y asistir por primera vez a una de las catas del nuevo ciclo "Cervezas de Cine" del Club Bier de La Vinoteca, que empezó ya en febrero del 2018. Con este episodio, titulado "La Mecánica de la Naranja", tenía sentimientos encontrados. Como inconveniente las frutas eran las protagonistas de la sesión, dado que todas menos una de las cervezas contenían alguna como ingrediente... y cualquiera que me conozca sabe que no soy demasiado amigo de estos inventos. Como ventajas había fundamentalmente dos: dado que no me hacen especial gracia, lo más probable es que nunca probase ninguna de estas cervezas, y esta era una forma de hacerlo sin que me diese pereza; la segunda es que el encargado de dirigirla era el inefable Akui, maestro cervecero de Morlaco, y esto es sinónimo de cata rigurosa y de alto nivel en la que siempre se aprende algo.

Este era el menú que habían preparado Akui y Rubén:

- Brunehaut Bio Blanche Gluten Free (Witbier, 5% ABV)
- To Øl CloudY 9 (Saison con mango y piel de naranja, 5'6% ABV)
- La Quince Jurassic Milkshake (NEIPA, 6'2% ABV)
- Magic Rock / Against The Grain El Gingero (Oatmeal Stout con naranja y jengibre, 7'5% ABV)
- Naparbier / Beavertown Farewell to Arms (Sour añejada en barrica de jerez con cerezas, 7% ABV)
- Mikkeller SpontanFramboos (Lambic Frambozen, 7'7% ABV)
- De Molen Horen, Zien & Zwijgen (Imperial Stout con cacao, 9'5% ABV)

La sesión fue tan interesante como de costumbre, y Akui estuvo especialmente acertado en las descripciones de las cervezas. Además, y como es habitual en él, demostró conocimientos técnicos al alcance de muy pocos de los asistentes (al menos a mí me daba mil vueltas)... y, lo que es más importante, supo transmitirlos de forma cercana y amena. El apoyo de Rubén sirvió para complementar algunos de los datos comentados y darles un enfoque diferente, y también para aligerar el tono de la cata.


Respecto a las cervezas, mi favorita de la noche fue El Gingero, y además con diferencia. Perfectamente equilibrada a pesar de los ingredientes difíciles de integrar, la compraría encantado. También me gustaron bastante Farewell to Arms, SpontanFramboos y Horen, Zien & Zwijgen. Las otras tres la verdad es que no me dejaron una sensación demasiado buena y esto me sorprendió, sobretodo en el caso de To Øl. De todas formas la sensación fue muy positiva, al haber podido probar cervezas que con total seguridad habría ignorado en las estanterías de las tiendas, encima perfectamente explicadas en una sesión amena y divertida. ¡Gracias Akui y Rubén!

0 comentarios: