martes, 7 de agosto de 2018

Sierra Nevada Hoptimum Triple IPA 2018 Edition

MARCA: Sierra Nevada
MODELO: Sierra Nevada Hoptimum Triple IPA 2018 Edition
ESTILO: Double IPA (9'6% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Estados Unidos

CARACTERÍSTICAS: Ken Grossman empezó a interesarse por la elaboración casera de cerveza a los 16 años, ayudando al padre de un amigo. A los 22 años, en 1976, creó una tienda de homebrewing en Chico, una ciudad relativamente pequeña del Norte de California, y esto dio pie a la fundación en esta misma localidad de Sierra Nevada Brewing Company tan sólo 4 años después. Su primera elaboración fue la Stout de la fábrica, a la que han seguido varias decenas de recetas más, algunas de ellas entre las más populares del panorama artesanal. La cerveza que comento hoy, Hoptimum, es posiblemente una de las IPA doble más potentes de la casa. Se empezó a producir en el 2011, y cuenta con no pocos admiradores. La edición de este año tiene 100 IBU, 9'6º de alcohol y está elaborada con los lúpulos (aquí viene el listado) Crystal, Ekuanot, Strata, Simcoe, Citra, Mosaic y Loral. Tanto alcohol quizá para un día caluroso sea excesivo, pero me pareció una opción perfecta para el domingo pasado, cuando el verano nos dio un (pequeño) respiro.

El aspecto externo es fantástico, luce un color ambarino anaranjado algo oscuro, que sugiere que hay mucha malta ha sido sacrificada para producir esta cerveza, con una buena capa de espuma blanca bastante persistente. La nariz confirma la importante carga de malta, detectando una base de cereal ligeramente tostado, caramelo y algo de galleta, aunque el lúpulo prometido se encarga de invadirla con intensas notas de mango, melocotón, más suave naranja sanguina y maracuyá. Redondea la especia picante, muy medida, quedando una IPA exuberante y frutal, sin que parezca que se les ha ido la mano con el lúpulo... al menos en lo que respecta al aroma.

En boca cambia la cosa, esto son palabras mayores. De cuerpo rotundo y textura oleosa, abre con mucha malta y caramelo, dulce aunque sin pasarse, junto con fruta abundante, principalmente melocotón, mango y naranja confitada. Con el avance del trago se potencia la acidez, y al final estalla una sequedad cargada de cítricos y frutas tropicales, con un punto alcohólico y especiado que recuerda al Cointreau. Mira que estoy un poco saturado de las IPAs pero esta me ha parecido de mucho nivel, suficientemente cañera como para satisfacer a los más lupuleros pero con suficiente carácter y complejidad para que no se quejen los lúpulo-escépticos.

NOTA:

0 comentarios: