sábado, 3 de julio de 2021

Espiga Dark Ways

MARCA: Espiga
MODELO: Espiga Dark Way
ESTILO: Russian Imperial Stout con lactosa (10'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Parece mentira que a pesar de que llevan desde el año 2013 en activo, lo que las convierte en una de las microcerveceras más veteranas de la Península, todavía no hubiese probado ninguna de las referencias de esta fábrica de Sant Llorenç d’Hortons, en el Penedés. Los fundadores y principales responsables son Teresa Galván y Arnau Rovira, y la mantienen en funcionamiento con un equipo de otros 6 entusiastas de la cerveza. Sus elaboraciones se encuadran en dos series: Elixir Vitae, de estilos más comunes y producción continua, y Espiga Geeks, que incluye elaboraciones algo más especiales. Y la Imperial Stout con lactosa que protagoniza la entrada de hoy pertenece evidentemente a la segunda.

Su aspecto es elegante, de un negro brillante, opaco a la luz, cubierto por una espuma más marrón que beige, con algún reflejo ocre. En nariz es una auténtica bomba de malta tostada, toffee y sirope de chocolate, con chispas de cacao y frutas del bosque como metralla. Tiene un fondo potente de torrefacto y café, algo de regaliz negro, caramelo quemado y claros recuerdos de Pedro Ximénez y uvas pasas. Al reposar el chocolate crece, se hace predominante, y se intuye en un segundo plano el calor del alcohol, con un toque de licor oscuro, e incluso un mínimo punto de neumático. Completísimo, se me hizo la boca agua.

Además esta cerveza tiene la virtud de que no es tan pesada como sugiere el aroma, y el paso por boca es muy equilibrado, con una textura especialmente cremosa. Comienza delicada pero con paso firme, con malta tostada, frutas del bosque y caramelo. Poco a poco el sabor se hincha, llena la boca, rebosante de chocolate fundido, uvas pasas, más suave regaliz negro y café espresso. Al final se infiltran notas licorosas, volvemos al Pedro Ximénez, junto con moka y cacao, marcándose el alcohol en el fondo de la garganta y el estómago, con especias como canela y clavo, antes de desembocar en un regusto largo en el que van desapareciendo todos estos matices poco a poco. Lo tiene todo esta cerveza, potencia, complejidad y equilibrio. Una de las cervezas que más me ha impresionado en este 2021, sin duda seguiré buscando referencias de esta fábrica.

NOTA:

No hay comentarios: