sábado, 20 de junio de 2009

Gulden Draak

MARCA: Gulden Draak
MODELO:
Gulden Draak
ESTILO:
Quadrupel (10'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN:
Bélgica


CARACTERÍSTICAS: Sentaos ante el fuego y os contaré una historia fantástica. Una historia de dragones:

En los cuentos siempre son los dragones los que protegen los tesoros y los "belfort" (casas consistoriales). Estos, durante la época medieval en Flandes, eran los lugares donde se guardaban los tesoros y fueros, por lo que no es de extrañar que en lo alto de la torre de la casa consistorial de Gent se encuentre un dragón dorado, símbolo de los fueros obtenidos en la época medieval.
La leyenda cuenta que el rey noruego Sigrid Magnusson regaló esta escultura de oro exótica al emperador de Constantinopla (ahora Estambul) durante la cruzada del año 1111. Un siglo más tarde el flamenco Balduino XI, fue el emperador de Constantinopla y trasladó la figura a su lugar de origen. En 1382 las ciudades de Gent y Brugge se enfrentaron en una gran batalla por esta estatua y el lugar donde se encuentra ahora nos permite adivinar quién ganó esta batalla.


Gulden draak, el dragón dorado, el vino de cebada... es, sin duda, una de las mejores cervezas creadas por el hombre. El color blanco característico de la botella, contrastado con la etiqueta negra poseedora de un dragón dorado, provocan en ella un aura de misticismo y heroicidad que llama la atención de todo bebedor de cerveza.

Gota a gota, transmite un fuerte y fresco sabor, una mezcla poderosa de aromas dulces y amargos. Deja un regusto persistente en la boca, desde el primer trago, hasta los últimos posos, con un final amargo que aporta notas de torrefacto y caramelo; al ser una cerveza poco filtrada pueden observarse al trasluz resquicios de levadura en suspensión. Cada trago, aunque contundente, atraviesa la garganta con una facilidad peligrosa, pues sus casi 11º de alcohol en seguida hacen aparición en el organismo.

Su botella blanca ayuda a proteger este tesoro contra los efectos de la luz, manteniendo sus excelentes características durante muchos años. Tiene una espuma abundante y espesa, con un color cremoso que, al igual que ocurre en la botella, contrasta con el oscuro color negro caramelo de la cerveza.

Definitivamente, y desde hace mucho tiempo, la Gulden Draak es mi cerveza favorita. Quizás por su sabor, quizás por su cuerpo y fuerza, o por todas las buenas fiestas de las que ha sido partícipe. Recomendada a todo bebedor de cerveza, se puede encontrar en tiendas especializadas o cervecerías a un precio no muy elevado.

Exquisita y practicamente perfecta.

NOTA:



Actualizado por Embracing Darkness:

CARACTERÍSTICAS: En un cotillón de Nochevieja en el Lago Ness, hace ya muchos años, dediqué mi tiempo a probar todas las cervezas que pude de la amplia gama de marcas que ofrecían en barra libre. No fueron pocos los descubrimientos interesantes que hice esa noche, pero hubo una cerveza que llamó mi atención sobre todas las demás gracias al drakkar dorado de la etiqueta, a su alta graduación alcohólica y a la robustez de su sabor. Mi capacidad para apreciar la calidad de las cervezas en aquel entonces era muy limitada, de hecho no son pocas las que en esa fecha me encantaron y con el paso del tiempo me di cuenta de que no tenían nada remarcable, sin embargo no sucedió lo mismo con Gulden Draak y actualmente sigue siendo una de mis favoritas.

Visualmente es muy atractiva, al servirla un torrente de espuma beige amarillenta surge para coronar repartiéndose de forma desigual un líquido de color pardo oscuro con reflejos caoba. En ese mismo momento un olor intensísimo invade las fosas nasales, a malta torrefacta, caramelizada, con marcadas notas a chocolate con leche sobre un fondo de anís o quizá regaliz, un toque de alcohol bastante moderado y suavemente recuerdos de café. Sugiere además, aunque no tan claramente, frutas oscuras o quizá pasas, para completar un aroma dulce pero perfectamente nivelado.

Esta complejidad es también la tónica en el gusto, que comienza con la malta y el caramelo con una suavidad excepcional, a los que se añaden suaves frutas maduras y hacia el final chocolate con leche, justo antes de que se acompase de forma magistral un sabor enólico que rompe la tranquilidad en un segundo y da forma a un regusto seco y totalmente alcohólico que provoca que una sensación de calor baje por la garganta. Equilibrio, complejidad y fuerza, no le puedo pedir más a una cerveza.

NOTA:

13 comentarios:

Embracing Darkness dijo...

Opino igual que usted, y a no muchas cervezas les daría un 10, pero esta es la excepción. Es una maravilla, la mires por donde la mires.

Y buena reseña, proclamo ^^

Chela dijo...

Muy buena la reseña, con una excepción, esos "trazos de malta" al trasluz no lo son tanto ya que se trata de levadura en suspensión. Al tratarse de un barley wine o vino de cebada al estílo belga se embotella con una medida de azúcar o de mosto joven y levadura para asegurar una refermentación en botella( con la que se asegura que el alcohol y la carbonatación se disparen considerablemente).

Es una cerveza muy famosa, y desde el punto de la hostelería especializada en cerveza es casi una obligación tenerla por la admiración que despierta en gran parte del aficionado cervecero, y de los no tanto.El atractivo envase y la iconografía le dan un halo épico que gusta mucho a ciertos "grupos urbanos".

Por lo que a la cerveza respecta, desde mi punto de vista, y respetando los gustos de cada uno, para mi tiene un descontrol absoluto de los sabores. Cada nota es bastante dispar con los azúcares por un lado, los amargores de la malta marrón y el lúpulo por otro y el excesivo alcohol superponiendose más que integrandose.Insisto, esto es sólo mi opinión, de la que deduciréis que no me gusta jejejeje
Las fotos son tuyas??, me gustan mucho, especialmente la segunda. Ya veo que tenéis enlazado al amigo Delirium un buen conocedor y comunicador con relatos muy buenos. Cómo me gusta ver que cada día somos más. Haya Salud.

P.S- Un pequeño apunte acerca de lo de "grupos urbanos". Hay una relación que vengo observando desde hace unos años. Resulta que por alguna razón, que si me explico, esta cerveza está intrísecamente ligada a jevis, folkies, góticos y roleros. Vengo observando en la cervecería, que mucho perteneciente a estas tres ramas sociales toman y disfrutan de esta cerveza. Por vuestros nombres de guerra, intuyo que pertenecéis a alguna de estas, llamesmole tribus, algo muy respetable, dicho sea de paso( aunque yo soy más de Motörhead, Thin lizzy, Barricada y Turbonegro no necesariamente por ese orden, flamenco, música zíngara y clásica jejejejeje). Véis esa relación también??? Haya Salud

Sir Asf dijo...

A mí la Gulden me fascina demasiado, por eso pierdo un poco el control al hablar de ella, jeje.
Gracias por el apunte, realmente era una parte que no estaba seguro de poner, te las sabes todas.

Lo de los grupos urbanos... en seguida me incluyo en los roleros... y sí, metal también escucho xD Así que bastante acertado vas con esa afirmación.

Por supuesto los gustos son gustos, eso ante todo. Pero le tengo mucho cariño a esta cerveza como para que pase desapercibida.

P.D: La primera foto no es mía, pues quería sacar un vaso así de maravillante (que no tengo). La segunda sí, es parte de un reportaje fotográfico que he hecho para un trabajo de la universidad.

Embracing Darkness dijo...

Aún así, algo arriesgado me parece incluirnos dentro de esos grupos, me temo que somos algo "peculiares"

Chela dijo...

Sir Asaf, está muy bien que pierdas el control al hablar de una cerveza porque eso implica pasión y la pasión es de todo menos mala.Así que a seguir así.

Como te decía ( ya veo que lo cambiaste) son las levadura, en este y otros casos de cerveza refermentada en botella, las encargadas de dar ese aspecto turbio a la cerveza ya que la malta queda disuelta en la primera cocción, dando como resultado el mosto cervecero una vez colado el bagazo( si no, sería una pasta humeda e informe).

Quede claro que no afirmo lo de los grupos sociales, lo intuyo o me parece pero no tiene por qué ser así.También jugué al rol hace muchos años, tantos que posiblemente los juegos a los que jugaba ya no existan.Eran los típicos juegos de prinpios de los 90( tenía yo 14 años) dungeons&dragons, otro basado en el señor de los anillos, uno muy bueno, el que me gustaba más ydel cual no recuerdo su nombre,pero era de detectives, tipo sherlock holmes, era muy bueno.Lo que pasa que no me llevaba bien con los masters jejejej a los cuales desesperaba con mi impaciencia( me parecía que tardaban mucho en desarrollar las historias) y siempre me mataba alguna flecha perdida o algun veneno en la comida jejejejejeje.
Pronto lo cambié por el Póker y ahora en mi treintena y tras algún tiempo en UK, Por los dardos, dos juegos 100% compatibles con la cerveza.

Efectivamente, y en eso estmos 200% de acuerda, los gustos personales son respetables y respetados. Y el mio dice que la segunda foto es cojonuda, enhorabuena!!!

Haya Salud

Chela dijo...

Embracing Darkness, quede claro que no os incluyo en ningún grupo, sólo digo que cabe esa posibilidad pero si acierto o no es cuestión de suerte.De todas maneras, como ves, no tengo ningún problema ni me refiero a ello con ironía ni mucho menos.A mi me parece de puta madre que la gente sea Peculiar como tu te defines, pues en esa peculiaridad está una diferencia que aporta cosas buenas a una sociedad cada vez más homogénea, donde todo el mundo viste dde la misma manera, lleva el mismo peinado, los mismos piercings y los mismo tatoos pero lo que es peor, piensan igual y se comunican igual, a través del móvil y con el mp4 enchufao a la oreja hasta cuando salen a tomar algo.
Parezco un pureta hablando jejejejeje pero sólo tengo 32 eeeeh!!!

Así que, a seguir siendo peculiares hasta para la cerveza!!

Haya Salud

Sir Asf dijo...

A mi me parece de puta madre que la gente sea Peculiar como tu te defines, pues en esa peculiaridad está una diferencia que aporta cosas buenas a una sociedad cada vez más homogénea, donde todo el mundo viste dde la misma manera, lleva el mismo peinado, los mismos piercings y los mismo tatoos pero lo que es peor, piensan igual y se comunican igual, a través del móvil y con el mp4 enchufao a la oreja hasta cuando salen a tomar algo.

Genial comentario al completo, y sobre todo por esa parte.

Es cierto que no se puede meter a una persona directamente en un grupo por su apariencia o por el tipo de cerveza que bebe; pero también es cierto lo que dices, que el desarrollo de la sociedad poco a poco nos lleva a pensar que todos tienen que pertenecer a un grupo, y que por actuar de determinada forma o comprar determinadas cosas tenderán a seguir un patrón de conducta muy generalizado.

No obstante, las excepciones (tristemente ya hay que llamarlas así) existen, y son las que dan salsa al mundo y no dejan de sorprender.

Además, en cuanto a cerveza hay tantas variedades y sabores por probar que creo que no tenemos tiempo de seguir todos los patrones que nos dicta la sociedad. xD
Nosotros a nuestro ritmo. Salud.

Chela dijo...

TOTALMENTE de acuerdo.

Por cierto enhorabuena por el nuevo fondo del título una fotocomposición muy buena si señor.

Haya Salud

Carlos dijo...

Te he oído en más de una ocasión hablar de esta belleza cervecil.

Pronto la probaré y regurgitaré su sabor por encima de tus entrañas.

Un saludo mocer.

Guifred Strucc dijo...

Si existe la perfección cervecil, esta es la aproximación más cercana, sino encarnada.
Esperaba esta entrada :_D

Chela dijo...

Por suerte para todos la perfección en forma de cerveza NO existe jejejejejejejeje y si fuera esta, muchos estaríamos escribiendo de todo menos de cerveza jejejejeje

Anónimo dijo...

Hace unos días fué mi cumpleaños y hoy un buen amigo me ha regalado un pack de 6 botellas y una copa de Gulden Draak. Acabo de llegar a casa, las he metido en la nevera y he entrado a mi "enciclopedia de consultas cerveceras" ;- ) No la conocía por lo que he leido casi babeando la reseña por lo que me espera. Mañana la cataré.
Para combatir el mono me acabo de abrir una chimay azul. Hasta hoy mi cerveza preferida junto con Rochefort 10 y St Bernardinus 12.
Un saludo

Embracing Darkness dijo...

¡La de tiempo que llevo sin tomar ninguna de esas cervezas, incluida la Gulden Draak! No te digo que no acabe cogiendo alguna para este fin de semana, nunca han dejado de parecerme fantásticas.

Espero que te guste la Gulden, ¡disfrútala!