martes, 17 de diciembre de 2013

Naparbier Avant-Garde Belgian Ale Dubbel (Edición 2013)

MARCA: Naparbier
MODELO: Naparbier Avant-Garde Belgian Ale Dubbel (Edición 2013)
ESTILO: Dubbel (8'4% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España


CARACTERÍSTICAS: No somos precisamente un blog que suela estar al tanto de las últimas novedades en el mundo cervecil, sino que más bien vamos publicando a nuestro ritmo referencias que nos resultan dignas de mención. Sin embargo, la salida de Avant-Garde, una nueva línea de cervezas de Naparbier en la que van a proyectar sus ansias de experimentar e innovar, me ha hecho romper la costumbre e intentar comentar mis impresiones tan pronto he podido. Ha influido además otro factor, y es que la primera protagonista de esta serie fuese una cerveza de estilo clásico, concretamente una Dubbel; por todos es sabido que estos navarros son unos maestros en la elaboración de cervezas muy lupuladas, pero creo que desde sus inicios no atacaban los géneros más tradicionales, que por otra parte son los que más me gustan a mí. Así, me ha parecido interesante comprobar de lo que eran capaces en este campo.

De color marrón roble con reflejos rubí, es casi totalmente opaca a la luz, incluso demasiado para el estilo. Forma al servirla medio dedo de espuma beige, poco compacta, de la que tras algunos segundos sólo queda una membrana incapaz de cubrir toda la superficie del líquido. El aroma es fantástico, el habitual en una buena Dubbel, con un especial acento en la malta tostada y el caramelo, dulce y rotundo. Se entrelaza con intensas notas de cerezas, ciruelas y más suave zarzamora, arándano e incluso algún toque de plátano. En un segundo plano, quedan chocolate con leche, leve miel y el lúpulo, floral y con un toque cítrico apagado, que terminan de dar forma y profundidad a un comienzo inmejorable. 

El temor que tengo con este estilo belga es que, en no pocas ocasiones, la sensación en boca no es del todo satisfactoria por ser algo ligeras tanto en cuerpo como en sabor y, al final, el conjunto me deja un poco frío. No es ni mucho menos el caso de esta cerveza, que comienza con mucha fuerza con una mezcla de malta, caramelo, frutas del bosque, ciruelas y pasas, perfectamente ensamblada. En este dulzor se infiltra poco a poco una sequedad que va desprendiendo notas de nueces, cereales, suave cacao e incluso, al final, recuerdos de vino tinto, frutos rojos, suaves cítricos y dejes de madera... una complejidad asombrosa. El final se presenta con un amargor claro, cargado de cerezas, moras, abundante lúpulo cítrico y levemente herbal, y especia picante, dejando una agradable calidez alcohólica en el estómago. Esperaba un buen producto, sin duda, pero esto me ha parecido descomunal; contundente, sabrosa y con mucha profundidad, capaz de mirar cara a cara a las mejores Dubbel belgas. Quizá el lúpulo tenga algo más de presencia de la habitual en este estilo, pero no resulta en absoluto estridente ni excesivamente llamativo, parece más bien la seña de identidad de los de Noain. Igual es la exaltación del primer momento, pero para mí esto se merece un 10 rotundo.

NOTA:

8 comentarios:

Lúpuloadicto dijo...

¡Arrea!¡10 jarritas! Le tenía ganas a esta cerveza pero ahora aún más. Tengo 2 botellas, una para guardar y otra que tomaré dentro de poco, aunque intentaré olvidar tu nota para no condicionar... Jejeje! Saludos!

Embracing Darkness dijo...

A mí me ha entusiasmado, pasa por belga sin ningún problema. Estoy ansioso por probar las siguientes de la serie, a ver qué tal son. En fin, tengo curiosidad por tu opinión sobre ella, ya comentarás.

¡Un abrazo!

VISUALBEER dijo...

Jo chicos pués yo estoy un poco dubitativo con esta birra.... no sé, la probé directamente de barril y me pareció tan lineal.... a ver si me entendéis, esta buena, esta bien hecha pero cuando la probé se me hizo tan acaramelada que enmascaraba todos los demás sabores. La deje calentar un rato y le aprecié algo más, como frutos secos y rojos, y algún punto cítrico pero me seguía pareciendo lineal, me faltaba algo de chispa no sé.

La volveré a probar en enero a ver si mis impresiones cambian y entonces yo también le dedicaré una entrada en el blog (no lo he hecho aún hasta volver a beberla).

También pillé una botella para guardar al menos 1 año, que tiene pinta de evolucionar muy bien.

Saludos!!!

Embracing Darkness dijo...

De barril no la he probado así que no te puedo decir, pero de botella ya has visto que no me ha parecido tan empalagosa como dices. Igual cambia mucho, no sabría decirte.

Lo que no tengo claro es que sea una cerveza de guardar. Las Dubbel no se caracterizan por ser excesivamente densas, y si la añejas lo que se acentuará serán sabores dulces: caramelo, ciruelas, dátiles. La botella me pareció que estaba en el punto perfecto, yo la disfrutaría ahora. Está muy de moda lo de añejar cervezas, pero en muchas ocasiones no creo que tenga demasiado sentido.

¡Un saludo!

Ruben gonzalez Calvo dijo...

Cuando la pruebe de botella en enero valoraré si cambia o no, ya veremos jeje.

Tienes cierta razón con lo de añejarla pero quiero probar a ver que pasa, total tampoko me cuesta mucho hacerlo jeje.

Saludos!

CERVERIANA dijo...

LA ACABO DE PROBAR Y ME PARECE MUY PLANA. TIENE UN REGUSTO UN POCO AMARGO AL FINAL PERO NO SE DIFERENCIA DEMASIADO D UNA GRIMBERGEN DUBBEL LA VERDAD. HA SIDO LA EXALTACION DEL MOMENTO Y LA SED JJAJAJA. SALUDOS Y FELIZ AÑO!

Embracing Darkness dijo...

Yo repetí hace poco y me reafirmo en mi opinión, me parece una Dubbel brutal. No se puede estar de acuerdo en todo, supongo... aunque las mayúsculas dan más peso a tu valoración xD

Un saludo

CERVERIANA dijo...

JAJAJA, LAS MAYÚSCULAS ESTÁN MUY GASTADAS YA Y NADIE LAS HACE CASO JAJAJA.
EL DIA QUE A TODOS NOS GUSTE LO MISMO, HEINEKEN HABRÁ TRIUNFADO JAJAJA.
SALUDOS!!