domingo, 21 de febrero de 2016

Hertog Jan Grand Prestige

MARCA: Hertog Jan
MODELO: Hertog Jan Grand Prestige
ESTILO: Quadrupel (10% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS: En la provincia de Limburgo, una región de los Países Bajos situada entre Bélgica y Alemania, se encuentra la cervecera Hertog Jan. Fue fundada en 1915 en la pequeña localidad de Arcen, de apenas 2000 habitantes, y su nombre hace homenaje a Jan I, Duque de Brabante durante el siglo XIII de quien se dice que tenía gran pasión por la cerveza. Desde 1995 forma parte del grupo InBev, que posteriormente pasó a ser el monstruo conocido como Anheuser-Busch InBev. ( y da miedo por muchos motivos) Cuentan en su repertorio con 8 cervezas distintas, y entre ellas Grand Prestige sea posiblemente la de más alta categoría.

Se trata de una Quadrupel de color marrón rojizo, bastante opaca. Al servirla aparece una cantidad más bien escasa de espuma beige grisácea que rápidamente desaparece, cosa que por algún motivo esperaba. Tiene un aroma intenso, muy dulce y meloso, con gran cantidad de caramelo y sirope, malta tostada, chocolate con leche y más suave té negro. El perfil frutal sigue el tirón y se ponen a la misma altura ciruelas pasas, marcados dátiles y algún recuerdo de pera, acompañadas por la levadura belga. El lúpulo anda por ahí, pero su papel es muy discreto, apenas aporta algo de canela y flores, acordes con el conjunto.

El patrón del sabor es similar, cargado de malta, frutas maduras entre las que destaca el plátano, chocolate con leche y leve caramelo, con una densidad y un dulzor acorde al estilo. A medida que avanza el trago se seca un poco, aparece cacao, suave té negro y algo de tostados, y también pierde cuerpo, llegando a parecer una cerveza de fermentación baja. Concluye con un amargor muy moderado, cálido, frutal, con un generoso aporte de clavo, canela y alcohol picante, bien integrado y más presente en estómago que en garganta. En definitiva me ha parecido una buena cerveza, quizá el dulzor se escapa un poco cuando pasa un rato en la copa y puede parecer algo industrial, pero no resulta molesto y la sensación final es muy buena. Hay otras Quadrupel belgas que me gustan más y en otras ocasiones optaré por ellas, aunque debo decir que el precio de esta, 1'40 euros la botella, es inmejorable.

NOTA: 

3 comentarios:

cerveza al cubo dijo...

Cuando la probé recuerdo que me gustó bastante, su relación calidad-precio es muy interesante...

Un saludo.

Embracing Darkness dijo...

Sip, calidad-precio es imbatible. Pero vamos, por 30-40 céntimos más hay cervezas mejores.

Rul T. dijo...

La cerveza no me llama del todo, pero sí la etiqueta!

Saludos!