viernes, 25 de enero de 2019

Hacker-Pschorr Superior Festbier

MARCA: Hacker-Pschorr
MODELO: Hacker-Pschorr Superior Festbier
ESTILO: Märzen de Navidad (6% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Ya llevaba 4 años sin comentar una cerveza de Hacker-Pschorr y no se muy bien el motivo, porque es una de las marcas que revisito con frecuencia. De hecho, su edición de Oktoberfest se encuentra entre mis favoritos de Munich, a la altura de la de Augustiner. En mi último viaje a la capital bávara aproveché para hacer acopio de algunas de sus referencias, entre ellas esta cerveza invernal que recordaba con cariño, y me pareció interesante presentarla en el blog entre las 2 o 3 birras navideñas que exhibo cada año. Es curioso, por cierto, como normalmente en las cervezas bávaras Festbier hace referencia al invierno y no a la Oktoberfest.

Esta es de un color ámbar/bronce, cristalina en jarra, lo que permite observar alguna burbuja gruesa que sube con calma a la superficie. Allí se encuentra con dedo y medio de espuma blanca, que se habrá reducido a medio dedo si le cuesta mucho llegar. Su perfume es delicioso, libera malta a raudales, intensas notas de miel y toffee profundo pero delicado, que se fusionan de forma armoniosa con melocotón, manzana golden y quizá algo de fruta tropical. Termina de afinar el aromático lúpulo floral, con un discreto punto de especia.

En boca es quizá un poco más ligera de lo que parecía, lo justo para que resulte fácil de beber. En la entrada se liberan intensas notas de malta, cereal, grano crudo y algo de caramelo, a lo que se suman manzana, más suave naranja y un toque de miel. Al final se desarrolla un amargor leve, con algo de especia picante, cáscara de naranja, suave pomelo y un deje de albaricoque, quedando un largo regusto con cítricos y flores aportadas por el lúpulo. Sabrosa, con carácter y muy fina, otra más para el listado de alemanas hechas con una técnica magistral. A veces probar cervezas alemanas puede resultar un poco monótono, no tienes la inquietud de topater con una mala elaboración... ¿aunque quién quiere emociones cuando tiene buena cerveza?

NOTA:

0 comentarios: