martes, 30 de diciembre de 2008

La Ronda #7: Brindando con cerveza

Séptimo turno ya de La Ronda, y aprovechando las fechas Pivní Filosof nos propone el siguiente tema:

¿Qué cerveza o cervezas acompañarán su cena y/o almuerzo navideño? Sería buenísimo si lo ilustran con fotos. (además de contarnos la reacción de los parientes presentes.)


El otro día comentaba con Sir Asf la sequía cervecil que estaba sufriendo estás fiestas, cosa que según parece también le está sucediendo a él, y es que una de las grandes desventajas de ser estudiante (bah, realmente no es que haya muchas más, es un periodo de la vida bastante apacible) es que las vacaciones de Navidad pasan a ser semanas de estudio intensivas. Es por esto que no tuve tiempo para buscarme una cerveza en condiciones para la cena de Nochebuena, cosa por otra parte difícil puesto que habría que encontrar algún estilo que acompañe bien a los sabrosísimos cardos con bacalao que prepara cada año mi abuela, y sin eclipsarlos ni un ápice porque, y prometo que no exagero, son una delicia que no tiene nada que envidiar a los restaurantes de alta categoría. El plato, por cierto, es habitual del norte de Aragón, donde se suele tomar esa noche en gran parte de los hogares, e incluso se hacen concursos.

Así pues, sin demasiado tiempo, al final opté por coger la que más me apeteciese del supermercado de debajo de mi casa, y ya que no me iba a atrever a acompañar el plato protagonista de la noche con ella, elegí una suave y refrescante para tomar ya fuese con el entrante, una rica ensalada de escarola y cardo crudo con vinagre de Módena, o después del atracón, sustituyendo al cava: una Franziskaner Hefe-Weiβbier Dunkel que, la verdad, me supo a gloria. Quizá habría preferido alguna más especial, a la que no estuviese tan acostumbrado, pero me temo tampoco tengo mucho derecho a lamentarme pues según me ha comentado mi compañero de blog, él tuvo peor suerte y no pudo acompañar su cena con ninguna cerveza, aunque lo compensó al día siguiente con una Leffe Blonde.

No obstante, esta limitación a la hora de degustar cervezas no va a ser, espero, la tónica de estas Navidades. Sin ir más lejos, el Lunes nos reunimos Sir Asf y yo en Zaragoza para degustar el detalle que nos llegó por cortesía de Damm S.A, una botella de Damm Reserva 1876 Navidad 2008, una maravilla tanto en presentación como en contenido que muy bien reseña el amigo Andrés de Culturilla Cervecera, y que por supuesto en Hipos Urinatum haremos lo propio.

Además de esto, la del 31 también tiene que ser una noche excepcional, y para ello es casi obligatorio regarla con una cerveza excepcional, o al menos con una novedad que despierte un interés considerable. Yo tengo pensado hacerlo con Tripel Karmeliet en su formato de 75cl, una de esas cervezas que cuya reputación les precede, y que pese a su dulzor se ha convertido rapidísimamente en una de mis favoritas. También puedo decir, sin miedo a equivocarme, que Sir Asf se dedicará casi exclusivamente a las rusas Baltika, concretamente los modelos 4 y 8, tostada y Weiβbier respectivamente, que sin ser maravillosas son más que disfrutables.

Sin nada más que añadir, solo queda desear un feliz año nuevo a Amantes de la Cebada, los compañeros de Buena Cerveza, Iker de Cervecerías de España, cotoya, Chela, L' otru, GALGUERA, Lúpulo Feroz y Beat Xavi de la Compañía Asturiana de Amigos de la Cerveza, Andrés de Culturilla Cervecera, Delirium de De Cervezas y Otras Cosas, fivixx de Etiquetas de Cerveza, Manzapivo de La Cervecería de Neomanza (y enhorabuena por el nuevo diseño), todos la Logia Cervecera, RJ de Lúpulo y Cereales (espero su resurrección), Sheyk, elgolforastitas, 100% Malta y Con y para la cerveza de Malta Nostrum, Max, el célebre Pivní Filosof y VdeAlmeida de Ruivas, Louras e Morenas. A todos vosotros, y a los que me haya olvidado... ¡salud!



domingo, 28 de diciembre de 2008

Damm Inedit

MARCA: Damm
MODELO: Damm Inedit
ESTILO: Witbier (4'8% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Conseguí este nuevo lanzamiento de la cervecera Damm, gracias al amigo Mayel, habitante del pirenaico pueblo de Arasán, al que se la dieron en la planta embotelladora de aguas Veri donde trabaja. Nos la presentan como una auténtica revolución dentro de la gastronomía, al ser, según ellos mismos dicen, la primera cerveza capaz de acompañar de acompañar prácticamente cualquier plato... cosa que, ciertamente, dista bastante de la realidad, puesto que Damm Inedit es simple y llanamente una Witbier, estilo que comparte con una lista interminable de marcas, y que no son, ni mucho menos, las únicas capaces de acompañar satisfactoriamente una comida.

Pese a este patinazo, lo cierto es que Damm merece un reconocimiento tanto por arriesgarse al poner a la venta este producto, puesto que no son muchas las cerveceras españolas que se atreven a comercializar otra cosa aparte de Lager, como por el resultado, bastante notable. En Inedit encontraremos como base las propiedades clásicas del estilo, líquido de color amarillo apagado, mate, muy turbio, coronado por dos dedos de espuma blanca, donde se evidencia a simple vista una carbonatación considerable. Sin embargo, ya al olfato se aprecia una complejidad destacable, con un aroma dulce y muy afrutado, donde el protagonismo pertenece indiscutiblemente al cilantró, acompañado por una caracterización intensa a naranja, muy refrescante y agradable.

Por si fuese poco, el sabor tampoco está nada mal, su cuerpo ligero y suave va directo al paladar, donde aparece una ligera acidez aportada por el cilantró y la naranja, que serán también las principales notas que componen el trago, junto con un levísimo amargor que hace presencia casi exclusivamente en el largo regusto y los matices florales y especiados que completan las propiedades de esta cerveza. Por mi parte, no tengo mucho que objetar, me ha parecido bien equilibrada y muy cuidada, tanto la presentación como la bebida en sí. Esperemos que más empresas se animen a hacer cosas como esta y podamos disfrutar de un mercado cervecero español con una mayor diversidad.

NOTA:

martes, 23 de diciembre de 2008

Baltika (Балтика) 7 Export Lager

MARCA: Baltika (Балтика)
MODELO: Baltika (Балтика) 7 Export Lager
ESTILO: Dortmunder (5'4% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Rusia

CARACTERÍSTICAS: Acudí a mi tienda habitual en busca de dos modelos comercializados por esta cervecera de Europa Oriental, #6 y #8, Porter y Weiβbier respectivamente, a los que tengo ganas desde hace un tiempo, por curiosidad más que otra cosa. Por desgracia, no pude encontrarlos, así que opté finalmente por llevarme esta lager estilo Dortmunder, para relajarme tras una laaaaaarga tarde de estudio.

Ya desde un principio no me pareció nada espectacular, típica cerveza muy filtrada, de color amarillo/dorado muy brillante, que al servirla genera un par de dedos de espuma blanquísima que se van casi igual de rápido que llegan. Sin embargo, tampoco me dio una mala impresión, seguramente debido a su aroma, donde la presencia de lúpulos herbales, combinados con el suave olor a malta, levemente dulce, recordaban a las Pilsener, dándole así cierto interés.

Al gusto, lo esperado, comparte la ligereza en el trago, carbonatación escasa con una breve efervescencia, el poco intenso sabor a malta, quizá maiz, un dulzor medio de fondo, y agradables matices herbales que adornan un poco, pero que no van más allá. El sabor no se queda mucho rato en la boca, con un final semiamargo que asciende por la garganta hasta las fosas nasales, para terminar de forma rotundamente seca. No creo que vaya a entusiasmar a nadie, incluso puede resultar algo aguada, pero me ha parecido bastante refrescante, y en absoluto desagradable... se deja beber, vamos.

NOTA:

martes, 16 de diciembre de 2008

Gordon Finest Platinum

MARCA: Gordon
MODELO: Gordon Finest Platinum
ESTILO: Ale Dorada Fuerte (12% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS: Fruto de un intercambio cervecil con el compañero de blog Embracing, llega hasta mí la Gordon Finest Platinum, una botella de alta fermentación que a simple vista hace las delicias de todo ser fascinable, es decir, yo.


De John Martin, uno de los cerveceros más peculiares de Bélgica, llega esta cerveza navideña. Con una botella negra achampañada y avisando su 12% de alcohol, ya desde el principio entra por los ojos. Desde que la tuve entre manos estuve deseando probarla, así que decidí compartirla con mis compañeros de piso una noche de celebración.

Es una cerveza rubia que tras descorcharla (viene, por supuesto, con su corcho y su funda de champán) despide un aroma metálico y fuerte. Su sabor es ya desde el principio alcohólico, algo picante y con un amargor bastante ácido. A lo largo de la cata se puede apreciar el leve sabor maltoso, muy apagado por el fuerte aroma a alcohol. El final del trago tiene aún más presencia alcohólica, que junto a un amargor algo seco dejan una sensación que me recordó bastante a la que deja beber mucho champán.
Es cuestión de gustos, el champán no es una de mis bebidas predilectas, de hecho nunca lo bebo, no me gusta su sabor. En navidad me toca brindar con vino, cerveza o mosto. Por lo cual, quizás las ganas que tenia de beber esta cerveza se vieron frenadas al notar este sabor, al igual que al encontrarme tan sólo alcohol y más alcohol.

Sin duda alguna, una cerveza hecha para emborracharse en una fecha festiva sin importar el sabor. Esto se deduce por las dos cosas que me llamaron la atención: la presentación exquisita de la botella, y la concentración en alcohol de la misma. Una pena.

NOTA:

Kasteelbier Triple

MARCA: Kasteelbier

MODELO: Kasteelbier Triple
ESTILO: Tripel (11% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS: La historia de esta cerveza comienza en 1075, cuando Robrecht de Fries, Conde de Flandes, construyó una fortaleza sobre las ruinas de un monasterio habitado por monjes ingleses. Actualmente las bodegas medievales de esta fortaleza forman parte del castillo de Ingelmunster, reconstruído en 1736.
En esta época, los castillos ya no tenían función de fortaleza, pero eran lugares de encuentro para las familias de la nobleza, que tenían la costumbre de guardar en sus bodegas botellas de cerveza de segunda fermentación y vinos de excelente calidad para degustar con los amigos.

Cuando la cervecería Van Honsebrouck compró el castillo de Ingelmunster en 1986, no sólo tuvo la idea de restaurar el edificio, sino también la de aprovechar la vieja costumbre de utilizar las bodegas medievales para madurar una cerveza oscura muy fuerte. Así crearon en 1989 la Kasteelbier (Cerveza de Castillo), una cerveza negra con aromas sorprendentes (que evolucionan con los años). Todas las botellas de Kasteelbier pasan por las bodegas del castillo, donde maduran seis meses como mínimo antes de salir a la venta.

Una dorada y brillante ale, de espuma blanca y no demasiado abundante, que alcanza elegantemente los 11 grados de contenido alcohólico. Aunque presente en el aroma y el trago, no llega a empañar sus matices, que se presentan con intensidad. En aroma es afrutada, maltosa y con toque de levadura.

En cuerpo no destaca en su comienzo, pero al rato se hace fuerte, aunque no tanto como la recordaba. Su sabor se debate entre la malta levemente tostada, las frutas en almibar, notas florales, caramelo y lúpulo en menor medida. En su final es algo herbal, aunque no deja de lado los matices anteriormente citados.

La recordaba mucho más interesante, aunque no deja de ser una buena cerveza. La antigua fotografía me daba escalofríos, por fin he podido renovarla en condiciones.

NOTA:




CARACTERÍSTICAS: En el reciente viaje que hice a Madrid mi compañero bloguil, que me acogió en su domicilio, me recibió con un par de botellas de esta marca, con la intención de renovar las espantosas fotografías con las que ilustrabamos nuestra reseña y, ya de paso, comprobar si nuestra opinión respecto a esta cerveza se mantenía, así que en cuanto tuvimos un momento nos pusimos manos a la obra. Huelga decir que las fotografías las hizo Sir Asf, yo hasta tanto no llego.


Es una belga de estilo Tripel algo fuera de lo habitual, ya llama la atención de primeras sus 11º de alcohol, que se notarán al olfato aunque no excesivamente, en un aroma maltoso y afrutado por igual, donde destaca el ligero toque a plátano, aderezado por especias. Visualmente, es espectacular, de color amarillo muy intenso, brillante, coronado por espuma blanca, aunque no demasiada, de aspecto cremoso. No obstante, lo que más me sorprendió fue ese torrente de burbujas que suben a la superficie, distribuidas por toda la copa, que dan una buenísima primera impresión.


No es una fácil de beber, el trago es agresivo, el dulzor propio de las Tripel se nivela con un amargor bastante fuerte, que gana aún más presencia al final del trago, y con la predecible nota del alcohol, pese a que esta es más suave de lo que cabría esperar y está bien controlada. Se puede apreciar, al igual que en el olor, malta, algo de alcohol, especias picantes y fruta, la última con un protagonismo considerablemente menor y una tendencia cítrica que antes no era tan evidente. Este sabor es muy duradero, con un regusto amargo alcohólico que lo mantiene largo tiempo en la boca, haciendo de esta una cerveza un poco dura pero satisfactoria, no excepcional aunque de todas formas interesante. La primera vez que la probé, también invitado por Sir Asf, me gustó mucho más, probablemente mi poca experiencia de entonces me llevó a valorarla mucho mejor de lo que creo que se merece.


NOTA:

jueves, 11 de diciembre de 2008

Dominus Triple

MARCA: Dominus
MODELO: Dominus Triple
ESTILO: Abbey Tripel (8% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS: El maestro cervecero inglés John Martin abandonó su tierra natal en 1909 para establecerse en Amberes (Bélgica). Una vez allí, fue responsable de importar la irlandesa Guiness a Europa, para empezar a elaborar sus propias cervezas años después con Gordon Scotch Ale, a las que seguirían Timmerman's, Bulldog, etc

Dominus Triple es una de sus últimas creaciones, una Ale de abadía con una bonita presentación en botella de 75 cl, y con un excelente aspecto una vez servida. Su color es marrón ocre, anaranjado, y produce una espuma blanca y abundante, hacia la que se dirigen a toda velocidad miles de burbujas desde el fondo de la copa durante el largo rato que dura dicha espuma. Al olfato recuerda algo a La Trappe Quadrupel por su dulzor, aunque en este caso la malta está camuflada por un intensísimo olor frutal, a melocotón o albaricoque, especiado, que recuerda un poco a canela. Curiosamente, se aprecia alcohol en el aroma, mientras este matiz desaparece casi por completo en el sabor.

El gusto sigue en la misma línea, muy potente y afrutado, a melocotón, ciruelas y pasas, lo que hace evocar a un vino moscatel, reforzada esta comparación por el muy leve amargor, que se percibe casi únicamente en el regusto. Cada trago parece eterno, se siguen notando los diferentes sabores muchos segundos después de haber tragado la bebida, haciendose más ligeros y delicados poco a poco. Muy satisfecho quedo con esta compra, lo que me anima a hacerme con la otra variedad, Dominus Doble, esperando que sea de una calidad similar.

NOTA:

viernes, 5 de diciembre de 2008

Birra Moretti

MARCA: Birra Moretti
MODELO: Birra Moretti
ESTILO: Pale Lager (4'6% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Italia

CARACTERÍSTICAS: Lo primero que llama la atención al ver una botella de Birra Moretti es la etiqueta, en la que aparece un caballero de bigote señorial, vistiendo un traje verde típico de los años 30 mientras degusta una jarra de cerveza. Este logotipo no se añadió hasta 1942, cuando el comandante Leo Menazze Moretti, descendiente del fundador de la cervecera Leo Moretti, vio a ese hombre en una mesa del restaurante Boschetti en Udine (Friuli) y pensó que representaba el carácter de Birra Moretti: genuína, tradicional y auténtica. Le pidió permiso para fotografiarle, este se lo concedió, y cuando le preguntó qué quería como pago, el caballero respondió "Cal mi dedi di bevi, mi baste", que en dialecto friuliano significa "Un vaso de lo que estoy bebiendo, es suficiente para mí"

Esta curiosa historia es la carta de presentación de una rica cerveza que ciertamente se define por esos tres adjetivos que aparecieron en la cabeza del comandante al ver al caballero de verde. Es de color brillante, dorado, con una espuma bastante abundante y duradera que da esa imagen clásica, el aspecto idóneo para una lager. El aroma sorprende algo, es más esperable esa neutralidad habitual de las cervezas mayoritarias, sobretodo teniendo en cuenta que la cervecera es en la actualidad propiedad de Heineken, pero sin embargo se percibe un olor intenso y fresco, a malta, dulce y con el delicado toque herbal del lúpulo.

A mí, notar matices herbales me sugestiona positivamente, así que tomé el primer trago bastante animado, y me encontré una buena cerveza, de cuerpo ligero eso sí, pero con un amargor muy medido, haciéndola de fácil beber y muy agradable para una noche tranquila. El sabor de la malta, moldeado por el gusto ligeramente herbal que inunda los carrillos, termina desembocando en un final suave y también herbal, de amargor ligero, donde el lúpulo está muy presente. Definitivamente, no es la octava maravilla, pero no tendría inconveniente en beberla más habitualmente.

NOTA:

domingo, 30 de noviembre de 2008

Super Bock Stout

MARCA: Super Bock
MODELO: Super Bock Stout
ESTILO: Dunkel Lager (5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Portugal

CARACTERÍSTICAS: Esta marca de la cervecera Unicer, propietaria también de la conocida Carlsberg, es la más vendida en el país vecino, pudiendose encontrar según sus propios datos en el 95% de los establecimientos portugueses. Se fundó en 1927, y se empezó a vender en el Norte de Portugal, para años después expandirse hacia el Sur abarcando así todo el territorio. Sin embargo, no fue hasta 76 años después, en el 2003 cuando se creó Super Bock Stout, al que siguieron otros lanzamientos como Super Bock Abadía, Green, Tango, etc.

No hay que confiarse con el nombre, no es ni una Bock ni una Stout, a decir verdad como mejor se podría encuadrar es como una Dunkel Lager, aunque se puede reconocer cierta inspiración en las auténticas Stout. No solo eso, sino que el aspecto externo, su color oscurísimo con reflejos rubí al trasluz y su espuma beige también pueden llevar a confusiones. No obstante, el protagonismo del grano tostado en el aroma, acompañado de un agradable dulzor aclaran algo, a pesar de ir acompañado por suaves notas a café.

El sabor es intenso, de cuerpo ligero, algo aguado, un poco similar a Guiness, con un comienzo dulce, con la misma presencia del grano muy tostado que se percibía en el olor y los matices de café y caramelo, aquí con algo más de fuerza y sobretodo al final del trago, donde se encuentra también un amargor bien medido, que junto al caramelo alarga el gusto, siendo estos los últimos en desaparecer. No está mal, pero el sabor tiene un toque artificial que hace que pierda bastante, queda algo hueca... no obstante, disfrutable.

NOTA:



El pasado martes tuve un encuentro de intercambio de cervezas con Embracing, y en el pack que me tocaba disfrutar decidió meter una Super Bock Stout como propina. Una hora duró el encuentro, y para hacer compañía a nuestra conversación, ni corto ni perezoso llevó otra Bock Stout para tomar allí.


Esta tarde me he servido la que me venía "de regalo", y he quedado algo contrariado. La cerveza que probé en la estación (lugar del encuentro) no me supo nada mala, es más, me pareció interesante. Ésta no es que me haya sabido mala, sino sosa y aburrida. He encontrado una cerveza negra muy normalita, con aromas a café tostado que quizás al beberla fría me ha entrado sin dejarme ninguna buena sensación.

Un sabor muy uniforme, sin ninguna característica meritoria de halago, una cerveza negra sin más. Y la cerveza negra no es santo de mi devoción, por lo que no he disfrutado mucho bebiéndola.


Le daré alguna otra oportunidad, pues he salido bastante contrariado, pero de momento así me quedo.

(no he podido hacer foto, cosas de mi maravillosa cámara)


NOTA:



miércoles, 26 de noviembre de 2008

Altenmünster Premium

MARCA: Altenmünster
MODELO: Altenmünster Premium
ESTILO: Pilsener (4'9% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: De la cervecera Privatbrauerei Franz Joseph Sailer, en Marktoberdorf (Bavaria), viene la Altenmünster. Su significado es Catedral antigua. De precio accesible, podemos encontrar esta cerveza en grandes almacenes, como "curiosidad exótica alemana" (junto a las famosas Paulaner y Franziskaner).

Su aroma, aunque no muy destacable, recuerda a la cerveza de barril alemana básica en toda fiesta de la cerveza. Es una cerveza que llena la boca y que toma presencia desde el primer trago. Tiene un sabor amargo con tintes de malta precisos, que hacen que el líquido entre dejando un sabor redondo y un paladar amargo y húmedo. Su color es de un amarillo dorado que soporta una abundante y cremosa espuma blanca, que aguantará hasta el final de la jarra. Tiene una carbonatación media y una concentración del 4'9% de alcohol, que no llega a ser embriagador si se toma con prudencia, pero que seguro que haría las delicias de un grupo de bávaros cantarines en un Oktoberfest. No la he notado aguada en ningún momento. Lo más destacable es quizás su recipiente: una botella de medio con detalles de la marca tallados, con tapón y cierre metálicos.

Es una lager que tendrá más presencia con un plato de carne (véanse las Bratwurst de la fotografía), en una buena reunión de amigos. Una cerveza estándar, que quita la sed y llena el estómago.

NOTA:

martes, 25 de noviembre de 2008

Härtsfelder Ökokrone Export

MARCA: Härtsfelder
MODELO: Härtsfelder Ökokrone Export
ESTILO: Dortmunder Biológica (5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Una de las marcas de la desconocida cervecera Härtsfelder, que emplea solo material 100% natural y sin aditivos para la elaboración de sus productos, entre los que se incluye además de diferentes estilos de cerveza (de trigo, rubia, negra, de cannabis), diversos refrescos y zumos.

A pesar de no ser un apasionado de la cerveza biológica, he de reconocer que no le hago ascos, me agrada su suavidad característica y la sensación que transmite, tanto por el aspecto externo como por el contenido, de ser un producto natural. A eso ayudan los tonos verdes o marrones, comunes en las etiquetas, y aromas donde resultan claras las notas herbales y/o florales pero sin tener una intensidad excesiva. En el caso de Ökokrone Export, predominan las flores al olfato, eclipsando a las hierbas, acompañadas de un dulzor muy suave. Como punto positivo, en un inicio esta marca parece tener una carbonatación mayor de la que es habitual, lo cual se agradece porque al pasar un rato la cerveza biológica puede dar la impresión de estar algo aguada (aunque solo sea por la falta de fuerza)

El cuerpo es normalmente ligero, y esta no es una excepción, quizá incluso lo es en exceso. Esta coronado por un gusto a hierbas, similar al del aroma, que se complementa con el de malta, muy ligero, y cierta acidez. Gracias al tenue amargor, que se presenta al final del trago y en el regusto, la agresividad de la cerveza es practicamente nula, para mi gusto llega a pecar de lineal. Parece que en estilo es difícil encontrar alguna marca que destaque, y pese a que esta rica, no ha sido ni mucho menos la mejor "Bio" que he probado.

NOTA:


jueves, 20 de noviembre de 2008

Quilmes Cristal

MARCA: Quilmes
MODELO: Quilmes Cristal
ESTILO: Pale Lager (4'9% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Argentina

CARACTERÍSTICAS:

La Cervecería Quilmes es una de las empresas más importantes de la industria de bebidas de Argentina. Produce, elabora, distribuye y comercializa cervezas, gaseosas, zumos y demás productos de bebida. Es hoy parte del grupo Inbev.
Entre sus productos cerveciles destaca la cerveza que lleva su nombre, la Quilmes, que se encuentra en los tipos: Quilmes Cristal, Quilmes Bock y Quilmes Stout. Más recientemente se ha añadido la Quilmes Red Lager al arsenal.

Según su propia página web, Quilmes es la preferida de los argentinos (que le pregunten al señor filósofo cervecero). Con una botella que viste unos colores representativos de la bandera argentina, nombrándola "Quilmes cerveza Argentina - Favorite Beer", me he temido que fuera la San Miguel de allí. Las opiniones al respecto de esta cerveza desembocan en lo evidente: una cerveza sosa, demasiado suave.

Yo soy de cervezas fuertes, como ya he dicho en alguna ocasión, pero no le hago ascos a una buena cervezuela suave, sobre todo en compañía de amigos, donde la bebida no toma el protagonismo. Pero me temo que ésta no consiguió encandilarme, es más, me ha hecho desechar toda posibilidad de familiarizarme un poco más con ella.
Tengo un colega aquí en Burgos, nacido en Argentina, que casi siempre que vamos a unos grandes almacenes se lleva un sexteto de Quilmes por lo menos. En alguna ocasión había probado un trago, dejándome un recuerdo bastante indiferente.
De un color amarillo claro transparente, tiene una espuma blanca no muy abundante. No desprende un olor característico, quizás deja asomar unos aromas maltosos, pero sin mucha presencia. Su sabor... es muy suave, de un amargo bastante soso, que se termina aguando al cabo de un rato. Quizás, tomándote cinco encuentres algo de sabor, a mí desde luego el de esta se me ha pasado por alto.


NOTA:


viernes, 14 de noviembre de 2008

Legado de Yuste

MARCA: Legado de Yuste

MODELO: Legado de Yuste
ESTILO: Brune (6'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS:
Amante del buen vivir, Carlos V siempre destacó por su paladar exquisito y su deleite ante la buena mesa. Desde muy temprana edad, el Monarca demostró su debilidad ante un buen plato de caza mayor, una buena perdiz o una codorniz, acompañada siempre por una buena cerveza.

Proyecto respaldado por Heineken España S.A., Legado de Yuste es la primera cerveza de Abadía elaborada en España, que recoge todos los valores tradicionales de los Maestros Cerveceros de Flandes, traidos por Carlos V en su residencia en el monasterio de Yuste.
Actualmente el monasterio, por su papel histórico-artístico, constituye un importante punto de referencia, además de la notable belleza natural del entorno donde está ubicado.

El primer trago invade la boca con dulces matices suaves que desembocan en un final donde los amargos se equilibran, llenando de sabor el paladar. Tiene un tinte afrutado y con cierto aroma a caramelo, que se hace algo denso, sin llegar a molestar. La cerveza viste un color bronce con una espuma levemente tostada (en la fotografía ha desaparecido, aunque ha permanecido durante un rato, seguramente mea culpa por no haberla echado correctamente). Como acompañamiento recomiendan carnes o quesos cremosos. Estos segundos le van muy bien, ya que el sabor de la cerveza acentúa la intensidad del queso.

Es una cerveza fácil de conseguir y que no supone un desembolso exagerado. Y no hay más.


NOTA:


miércoles, 12 de noviembre de 2008

Tsingtao

MARCA: Tsing Tao
MODELO:
Tsingtao

ESTILO:
Pale Lager (4'8% ABV)
PAÍS DE ORIGEN:
China

CARACTERÍSTICAS: La fábrica de cerveza Tsingtao fue fundada en 1903 por colonos alemanes en Qingdao, China. Desde su introducción, La cerveza Tsingtao ha experimentado un impresionante crecimiento de ventas y ha permanecido en el número uno de las cervezas de China.
Fue introducida en los Estados Unidos en 1972, convirtiéndose en la primera cerveza china en su mercado, manteniendo esa posición de liderazgo desde entonces. La marca Tsingtao se vende en más de 50 países de todo el mundo y representa más del 50 por ciento de las exportaciones de cerveza de China. De hecho, Tsingtao es la marca de productos de consumo número uno de exportación de China, y la fábrica, es la 10ª más grande del mundo.

Habiendo pasado unas cuantas noches de cenas en un restaurante chino aquí en Burgos, pidiendo vino para beber (tinto de la casa, que el dinero se evapora), ayer decidí probar la cerveza china que ofrecían, la Tsingtao.
Su olor no me suscitó nada, y una vez en la boca, noté un sabor muy particular que me recordó bastante a la Cannabia. Tras el trago, un sabor entre amargo y agrio invade el paladar. Bastante aguada, muy alejada de lo que sería una buena cerveza de acompañamiento a la comida, aunque puede que acorde con todas esas salsas agridulces en las que los chinos bañan sus ensaladas.

Dicen que está elaborada con los mejores ingredientes naturales, incluyendo lúpulo cultivado de alta calidad, y agua de manantial de la región montañosa. Ya sabemos cómo son los asiáticos con sus especialidades culinarias, no obstante, se me quedó tan en segundo plano que me uní a la ronda de vinos que había comenzado sobre la mesa. Y se llevaron la cerveza vacía. Prácticamente tan “vacía” como me la habían traído.

NOTA:

sábado, 8 de noviembre de 2008

Ambar Caesaraugusta

MARCA: Ambar
MODELO: Ambar Caesaraugusta
ESTILO: Witbier (4'8% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Tras muchas semanas de espera, fue durante las fiestas del Pilar de 2008 cuando por fín se empezó a distribuir en bares y restaurantes el nuevo lanzamiento de La Zaragozana, Ambar Caesaraugusta. Ciertamente, la campaña de márketing había sido intensa, aunque no pesada, y las ganas que tenía de saborearla eran enormes. Además, el ciudado diseño, obra de Versus, contribuyó a alimentar mi interés: la botella serigrafiada en oro, con un estilo claramente influenciado por el Imperio Romano, y el dibujo, también en oro, de una moneda romana en la que se podía ver el rito etrusco para la fundación de una ciudad, que fue empleado en la colonia de Caesaraugusta hace 200 años, y que como explican en la página web consiste en "un sacerdote togado guiando un arado de reja de bronce tirado por una yunta compuesta por un buey y una novilla, trazando el perímetro de la ciudad" Una presentación intachable, la verdad.

Fuimos Sir Asf y yo a probarla a un bar local en cuanto tuvimos la oportunidad, y el fiasco fue enorme... ¡sabía a huevo! Era horrible hasta tal punto que no pudimos terminarla, y la única justificación posible que ví es que estuviese en malas condiciones, al fin y al cabo, La Zaragozana no es en absoluto una mala cervecera, y era cuanto menos extraño que sacasen a la venta un producto con ese sabor. Así pues, decidí esperar a que se pudiese comprar en supermercados y al fin tuve la oportunidad esta semana pasada, acompañada además con un pequeño libreto de regalo titulado Romanae Sapientiae Dicta en el que se pueden leer citas de personajes ilústres, desde Séneca hasta Virgilio.

Por si alguien no lo sabe todavía, Ambar Caesaraugusta es una cerveza elaborada con cebada y con trigo, de hecho se anuncia como la primera española que tiene estas características. La verdad, desconozco si es esto cierto, pero lo que sí que puedo afirmar es que no es algo común en el mercado del país, y la innovación siempre es de agradecer. Comparte características con las Berliner Weisse alemanas: el color amarillo turbio, algo blanquecino, similar a la limonada; la alta carbonatación y la espuma blanca, abundante y de aspecto cremoso. El olor es bastante ligero, y la nota predominante es la acidez, recuerda fuertemente a cítricos, aunque también se pueden encontrar aromas a canela. Es muy agradable, aunque quizá echaría en falta una intensidad algo mayor.

La mencionada acidez es también la protagonista del trago, y acompañada por un toque especiado completa un cuerpo ligero, muy refrescante, y que produce una sensación de efervescencia que llena la boca y deja un sensible picor en la lengua. La especia, además, se mantiene un rato alargando la duración del sabor y permitiendo al final que se revele un leve amargor que ha permanecido oculto el resto del tiempo, y que aprovecha sus últimos instantes para hacernos segregar saliva.

Buena novedad la de La Zaragozana, y esperemos que se sigan animando a sacar modelos de otros estilos, (¿para cuando una Ambar Bock?) porque la dedicación que han empleado en producir esta cerveza es encomiable.

NOTA:

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Steenbrugge Tripel

MARCA: Steenbrugge
MODELO: Steenbrugge Tripel
ESTILO: Tripel (8'7% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS: En las proximidades de la ciudad belga de Brujas se encuentra la abadía que da nombre a este modelo de la importante cervecera Palm, fundada por San Arnoldus en la época en que la peste sacudía Europa. Para evitar la epidemia, San Arnoldus hacía beber cerveza a los monjes de su congregación, gracias a lo cual se le erigió patrón de los cerveceros. Actualmente, Palm usa para la elaboración la receta que se empleaba entonces, procurando así mantener la esencia que caracterizaba a la cerveza de la abadía Steenbrugge.

La tomé en un pequeñísimo parquecito de su ciudad de origen, sentado en un banco entre unos árboles, al final de la interminable Langestraat, y fue de hecho la primera que bebí en Bélgica. Es una cerveza de cuerpo medio bastante regular, en el sentido en que en ningún momento parece destacar en nada, pero hay que reconocer que al final la sensación que queda es muy positiva.

Se podría etiquetar como una Ale Belga clásica, de segunda fermentación en botella, con un intenso olor que recuerda frutas maduras y algo a malta, y un también intenso sabor, dulce y muy duradero, donde las reminiscencias a melocotón son obvias y vienen acompañadas de especias, muy localizadas en la punta de la lengua. Al final del trago, el dulzor parece apagarse ligeramente, percibiéndose una sensación algo áspera que da paso a un leve amargor, tenue y que no altera en absoluto la suavidad de la cerveza.

Como ya he dicho, puede que nunca vaya a hacer saltar a alguien de la silla, pero es una rica cerveza que nunca está de más. Como dato adicional, añadiré que tiene la virtud de ocultar sus casi 9º de alcohol a la perfección, dando la falsa sensación de que una más tampoco va a afectar, así que ojo.

NOTA:

martes, 4 de noviembre de 2008

Voll Damm

MARCA: Damm
MODELO: Voll Damm
ESTILO: Märzen (7'2% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS:

En 1953, Damm lanza una cerveza nueva y especial, tras la gran acogida comercial de la cerveza Estrella Dorada. A esta nueva cerveza se le bautiza como Voll-Damm. Voll en alemán significa "lleno o completo", por lo que llega a definir bastante bien una cerveza con sabor fuerte e intenso, con un contenido alcohólico de más del 7%.
Es una cerveza de tipo Märzenbier, aunque el éxito que tuvo amplió su temporada de fabricación a todo el año, convirtiéndose en la única marca de cerveza nacional con una propiedad que la hace inconfundible: su doble malta. Su nueva etiqueta presume de los logros alcanzados, destacando Mejor cerveza strong lager del Mundo en los World Beer Awards.

La cerveza Voll Damm es una razón para salir a tomar buena cerveza. Es quizás, mi lager española favorita, con un sabor completísimo y fuerte, que hace que merezca la pena desde el primer trago hasta momentos después de terminarla. Es además una de las variedades que más tiempo hace que conozco, y han acompañado bastantes de mis "reuniones sociales" como invitadas destacadas.

Su color es de un tostado suave, con abundante espuma blanca. Tiene un olor agradable que acompaña a un sabor muy conseguido, una perfecta unión entre amargos y dulces que deja un regusto francamente delicioso en el paladar. Además acompaña perfectamente a quesos o embutidos fuertes (se puede ver en la fotografía un reglamentario bocata de chorizo de pueblo), tomando la presencia necesaria.

Por suerte, y en mi opinión, el prestigioso premio no es desmerecido.

NOTA:

miércoles, 29 de octubre de 2008

Marlen

MARCA: Marlen
MODELO: Marlen
ESTILO: Dortmunder (5'8% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS:
De La Zaragozana, más conocida por ser la empresa de las variedades de cerveza Ambar, viene Marlen. Una cerveza tipo dortmunder, con una graduación de 5'8%, que sigue en la línea de sabor dulzón de esta casa, alejándose levemente de las Ambar. Marlen es una cerveza de fabricación tradicional, donde se usan maltas de cebada y lúpulos, que le proporcionan un sabor correcto, pero bastante simple. La cerveza tiene un color amarillo con poca espuma blanca.


He de decir que he escuchado y leído algunas opiniones negativas hacia ella, aunque a mí no me pareció un horror de cerveza. Es cierto que se queda en un segundo plano y en breves terminas olvidándote de su sabor, pero para nada tiene un sabor desagradable. Prefiero la básica de Ambar, pero como cerveza de paso, la Marlen no se queda fuera.

En la fotografía se pueden ver unos ravioli con tomate, y lo cierto es que esta cerveza acompañó el plato bastante bien, consiguiendo incluso algunos tintes amargos en contraste con la salsa.
Eso sí, creo que no es una cerveza que poder disfrutar en solitario, no tiene unos matices muy marcados, ni un sabor que desencriptar, es más un acompañamiento en una charla o para una comida.

NOTA:

viernes, 24 de octubre de 2008

Floris Chocolat

MARCA: Floris
MODELO: Floris Chocolat
ESTILO: Witbier con chocolate (4'2% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS: La cerveza Floris es producida por Brouwerij Huyghe, la cervecera responsable también de otras muchas marcas, entre ellas la famosísima Delirium Tremens. En su elaboración, todos los modelos de Floris tienen un factor común, que es la utilización de una base de Witbier a la que se le añaden sabores exóticos, que van desde miel a fresas o, como en este caso, chocolate.

Esta base de Witbier le da una serie de características propias del estilo, una carbonatación considerable, y un cuerpo ligero con matices trigales tanto en el olor, con una leve acidez añadida, como en el gusto, más presente en el fondo de la garganta. Sin embargo, están enmascarados casi por completo debido al protagonismo practicamente exclusivo del chocolate belga, aportando su intenso aroma, su lógico dulzor en la boca y un fugaz toque amargo en las amigdalas.

Fuí incapaz de acabar esta cerveza, aun compartiéndola entre dos, puesto que ya desde los primeros tragos te sientes empalagado, y notas que el sabor del chocolate ha ocupado por completo tus sentidos. Se podría pensar que no tiene por qué ser desagradable, no son pocas las cervezas que tienen algún matiz a chocolate, pero aseguro que el parecido es inexistente. Personalmente, no volveré a tomarla.

NOTA:

miércoles, 22 de octubre de 2008

Grimbergen Optimo Bruno

MARCA: Grimbergen
MODELO:
Grimbergen Optimo Bruno
ESTILO:
Brune (10% ABV)
PAÍS DE ORIGEN
: Bélgica

CARACTERÍSTICAS:

La última del pack Grimbergen, a la cuál tenía muchas ganas debido a que no la había probado nunca, y es puesta a muy buen nivel por muchos entendidos.

Optimo Bruno, que se puede entender como "tostado óptimo", antiguamente se elaboraba únicamente en tiempo de pascua. Tiene un 10% de alcohol, que a mí no me pareció notable hasta terminar la copa. Es decir, no toma una presencia excesiva solapándose sobre otros aspectos, como pueden ser las propias tonalidades en el sabor, por lo que es algo que añadir a su favor.

Tiene una doble fermentación que consigue una mezcla efectiva entre los dulces y amargos, permaneciendo más los primeros en el paladar, pero siempre dejando un regusto agradable, a malta y caramelo. Es una cerveza de sabor fuerte, pero de unas cualidades no excesivamente interesantes. Su color es oscuro, con tonos rojizos, sobre el que se deposita una espuma blanca y espesa.

Después de haber probado la Tripel de nuevo, y quedar algo decaído, encuentro esta variedad mucho más superior (aunque repite nota). Es una buena cerveza, sinceramente esperaba más en cuanto a su sabor, pero no he quedado decepcionado. No hay mucho más que decir.

NOTA:

Sládkův Měšťan

MARCA: Sládkův Měšťan
MODELO: Sládkův Měšťan (Lehké Svetlé)
ESTILO: Pale Lager (3'2% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: República Checa

CARACTERÍSTICAS: Modelo producida por la cervecera Staropramen, cuyo bajón de calidad desde que fue absorbida por la gigante InBev parece estar en boca de muchos. La compré casi regalada en un supermercado en Praga, antes de coger mi tren a Zurich, y me decidí a probarla ya en casa, un Domingo de esos que no te apetece hacer absolutamente nada.

El aspecto es muy típico, un color dorado y brillante que indica que está filtrada, coronado por una capa de espuma que desaparece por completo en cuestión de segundos. Al acercarme a beber me sucedió un fenómeno que nunca antes había experimentado, me pareció percibir un aroma ligeramente frutal, algo dulzón, totalmente atípico en esta clase de cervezas, que me sugestionó muy positivamente, haciéndome pensar que me había hecho por pura casualidad con una cerveza excelente.

Y nada más lejos de la realidad, el primer sorbo arrasó con todas mis esperanzas, al notar un sabor nada agradable, ni siquiera refrescante, con una agresividad extrema debido al excesivo amargor, conjuntado con un cuerpo inexistente, que encima es muy duradero y llena la boca por completo. Ante esta situación, no pude volver evitar volver a centrar mi atención en el olfato, y en efecto, lo más probable es que en el primer momento tuviese un lapsus, porque como por arte de magia el olor se convirtió en el propio de las lager de supermercado.

Desencantado, tomé algunos tragos más, más por poder hacer una reseña en condiciones que por gusto, percibiendo ese sabor amargo, plano, aburrido, que pasa bastante desapercibido para la lengua y se centra en castigar al paladar, con una efervescencia que persiste en el regusto, donde deja una sensación que junto con el sabor recuerda a las aspirinas. Por algún motivo, este modelo me ha hecho acordarme de La Ronda 1.

NOTA:

sábado, 18 de octubre de 2008

La Ronda #5 ¿Qué país hace las mejores cervezas?

Desde "El Universo de la Cerveza" nos llega la invitación a La Ronda de este mes, y se propone la siguiente pregunta: ¿Qué País hace las mejores cervezas? ¿Por qué lo piensas? y ¿Cuáles son las tres que más te gustan de dicho país?

Hace unos días planteamos esta pregunta, perseguidora y algo discriminatoria, si se me permite la expresión, con el compañero Embracing Darkness. Nos preparamos unos tallarines carbonara y servimos unas cuñas de queso para acompañar una Goldstar israelí y una Kozel checa. Esos días eran las fiestas del Pilar en Zaragoza, y lo cierto es que terminamos bebiendo una variedad respetable de cervezas: unas buenas, otras no destacables, e incluso algunas desechables completamente.
Empezaré diciendo que ninguna de estas valoraciones se generalizaba por países, sino que cada una de las cervezas tuvo su valor distinto y único.

También he de decir que tras plantear la pregunta sobre la mesa en la que almorzábamos, hubo una respuesta inmediata por ambas partes: Bélgica. Pero poco duró nuestro consenso, pues en seguida pasamos a valorar la cuestión desde una perspectiva más amplia. La pregunta se las trae, y pese a nuestra repentina decisión, no creo que se deba tomar tan a la ligera.
Elegimos Bélgica en un primer momento, quizás por la enorme variedad de cervezas que allí nacen, quizás por el sabor fuerte de muchas de ellas, o porque nos hemos llevado muy pocas desilusiones al probar su diversidad cerveciles, encontrando normalmente cervezas con un resultado que hemos terminado alabando.

Diré, que por lo menos por mi parte, tendría que opinar desde un punto de vista de “importación”. Efectivamente, las pocas veces que he viajado al extranjero, no tuve una dedicación por probar cervezas, pero ya empezaba a apasionarme, aunque sólo fuera, la variedad cervecil. Por lo que para responder a esta pregunta debería basarme en lo que un mercado de exportación de esos países me ha traído aquí.

Y antes de que quede en un segundo plano, diré que son los gustos personales los que hacen al mejor país cervecero y a la mejor cerveza del mundo, como al mejor cocido, a la mejor compañía y a la mejor música. No me parece bien que porque alguien diga que las mejores cervezas sean las belgas porque tal y porque cual, te tengas que creer que eso es cierto. Decidir qué país es el mejor elaborador de este bien es algo difícil, porque todos los países producen tanto cervezas malas como cervezas buenas.
Es una visión muy personal, y estoy seguro de que habrá muchos que no estén de acuerdo conmigo, pero creo que la procedencia de una cerveza es algo muy secundario en cuanto a la calidad de esta. Otra cosa es todo el renombre que tenga dicho país por la cantidad de personas que encuentren apetitosas dichas cervezas, y si es así la forma de decidir cuál país es mejor, me temo que no puedo opinar.

Y un último punto: yo personalmente elegí Bélgica, porque me gusta mucho la cerveza fuerte, y de allí es de donde me han venido mayor cantidad de ellas. Simple y llanamente, obviando la amplia gama de sabores y recetas cerveciles.
Es interesante conocer la procedencia e historia de una cerveza, pero no creo que ello tenga que ser requisito para elegir la siguiente ronda.

Y creo que es todo. Gracias por leer, y que continúe La Ronda.