lunes, 12 de agosto de 2013

The Kernel India Export Porter

MARCA: The Kernel
MODELO: The Kernel Export India Porter
ESTILO: English Porter (5'7% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Inglaterra

CARACTERÍSTICAS: Si menciono el nombre de Evin O'Riordain probablemente muchos no sabrán a quién me estoy refiriendo; sin embargo, si aclaro que es la persona que está detrás de la cervecería The Kernel, seguro que la cosa cambia. El proyecto de este irlandés comenzó en Maltby Street, en el Sur de Londres, en el año 2009, inspirado en las cervezas americanas de las que tanto había disfrutado durante una estancia de 2 meses en Nueva York que aconteció un par de años antes. Desde entonces la reputación de la fábrica no ha parado de crecer, a pesar de las pocas botellas que salen de la capital inglesa, siendo esta marca una de las más buscadas por los fanáticos de la cerveza.

Esta botella me llegó gracias a una de las pocas, si no la única, vía de conseguir cervezas de esta marca en España: Zombier. Sorprende lo simple y escueto de la etiqueta, en la que no hay prácticamente ninguna información aparte de lo imprescindible, pero el motivo lo explica muy bien en esta excelente entrevista, que por otra parte recomiendo leer. Guarda en su interior un líquido negro como el petróleo, y digo líquido sin mucho convencimiento porque por su fluidez se podría debatir, que al servirlo genera una exuberante capa de espuma beige marronácea, de textura similar al merengue. El aroma tiene tanto una intensidad como una complejidad máximas, abriendo con cereal muy tostado y café, con toques de madera, embadurnados en profundo chocolate negro y regaliz. Lo que marca la diferencia con otras Porter británicas es la función del lúpulo, que con su perfume herbal, adornado con un punto de cítrico y pino, marca el rumbo. Me sorprendí también al leer la baja graduación alcohólica, muy inferior a lo que esperaba por la densidad y fuerza con la que se presenta en nariz, que podría esconder una graduación mucho mayor.

En boca resulta especialmente áspera, el dulzor es mínimo, con un tostado muy intenso, mucho torrefacto y más suave caramelo quemado y mora. De cuerpo completo, conduce el trago con calma, con la presencia evidente del lúpulo británico que desprende notas de hierba y limón. Termina en un final de amargor intenso, aunque quizá disimulado por la contínua presencia de este sabor a lo largo del trago, inundando la boca de café espresso, cacao, hierba, cítricos, un leve picante en el fondo de la garganta, y medidos recuerdos de tabaco y humo, dejando una agradable calidez. La verdad es que es una cerveza que puede resultar un poco dura pero el resultado es fantástico, es como una versión reforzada y algo lupulada de Anchor Porter. Otra marca que apunto para no perder de vista.

NOTA:

0 comentarios: