viernes, 21 de agosto de 2015

Olbea Helles


MARCA: Olbea Pilsner
MODELO: Olbea Pilsner Helles
ESTILO: Münchner Hell
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Durante el pasado 2014 vio la luz la cerveza Olbea, cuyo nombre hace referencia a los hermosos porches que se pueden encontrar en el centro de Salvatierra/Agurain, localidad en la que está emplazada la fábrica de esta marca. Se trata de una pequeña cervecera que se diferencia de la mayoría de las que han surgido durante estos estos últimos años en que producen, al menos por el momento, únicamente cervezas de fermentación baja. Actualmente elaboran dos distintas, una Bock y una Helles de inspiración bávara, siendo esta última a la que le voy a dedicar la entrada de hoy.

No sorprende su color, dorado brillante con algún matiz anaranjado, ni tampoco su ausencia de turbidez, indicativa de que ha sido sometida a filtrado. Hay últimamente cierta manía persecutoria con este proceso, pero a mí en principio me supone ningún problema: en este estilo es la norma y asegura estabilidad a una cerveza delicada por definición. De su espuma blanca alimentada por una carbonatación viva emana un intenso aroma que a mí me dejó de piedra pero en el buen sentido, puesto que es una copia de las mejores Helles de Múnich. Dulce malta, masa de pan y algo de bizcocho junto con toneladas de manzana golden, suave naranja madura y fruta tropical dirigen el olfato, añadiéndose un sutil toque de miel y el perfume floral del lúpulo.

En boca es sabrosa, no le falta cuerpo en absoluto, y la efervescencia está en el límite pero no llega a molestar. Comienza con malta, cereal marcado y suave masa de pan, aunque menos dulce que en el aroma. También son evidentes las frutas maduras pero su intensidad es menor, quedando la cerveza un poco menos redonda. A medida que avanza el trago aparece un sabor relativamente habitual en las cervezas artesanales nacionales que desluce la impresión definitiva, aunque tras dejarla reposar este parece camuflarse. Al final entra el lúpulo noble, floral y levemente terroso y herbal, el cual desencadena un amargor muy moderado, frutal, con un suave punto cítrico, y un toque de especia picante y alcohol un poco llamativos para el estilo. Se bebe rápido y disfrutando cada trago, y parece una buena compañera para charlas con colegas. No es perfecta, tiene sus limitaciones y se puede afinar más, pero el nivel es más que aceptable y el precio, inferior a los 2 euros, razonable. En cierto sentido me ha recordado a las primeras elaboraciones de Naparbier (y 2), y con lo joven que es esta fábrica pueden acabar haciendo cosas muy interesantes.

NOTA:

3 comentarios:

cerveza al cubo dijo...

Desconocía la existencia de esta marca, me gusta que hagan cervezas de este estilo, no es muy habitual en el panorama local y tal y como comentas habrá que hacerles un seguimiento...

Un saludo.

Embracing Darkness dijo...

Tengo todavía que probar su Bock, me han dicho que es mejor que la Lager. Ya comentaré cuando lo haga.

¡Saludos!

CERVERIANA dijo...

NO HE PROBADO NADA DE ESTA GENTE, ESPERO QUE TE GUSTE TAMBIEN LA BOCK. SALUDOS!