jueves, 28 de septiembre de 2017

Shepherd Neame Master Brew

MARCA: Shepherd Neame
MODELO: Shepherd Neame Master Brew
ESTILO: Bitter Ale (4% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Inglaterra

CARACTERÍSTICAS: Volvemos a dar protagonismo en Hipos Urinatum a una de las Ale de Shepherd Neame, y de momento van cuatro. Además, ahora que el calor veraniego se ha terminado parece que es cuando más apetecen estas cervezas. En esta ocasión se trata de una de las referencias icónicas de esta fábrica, Master Brew, una Bitter incluida dentro de la D.O.P Kentish Ale, elaborada con cebada y lúpulo del condado de Kent, concretamente las variedades Admiral, Target y Golding. 

Es de un color pardo rojizo, algo amarillento en su base, con medio dedo de espuma grisácea en la superficie. La carbonatación es la esperable de una cerveza británica, no demasiado activa, con escasas burbujas gruesas dispersas por el líquido. En nariz le da mil vueltas a esos mejunjes que tan de moda están, y con una mezcla equilibrada de maltas y un toque de lúpulo británico consigue un aroma exquisito y de alta intensidad. Domina densa malta tostada, caramelo, toffee y ciruela madura, como base quedan masa de pan, bizcocho y cereales, y ya en un segundo plano frutos secos y algo de frutas oscuras. Respecto al lúpulo, aporta medidas notas herbales, terrosas e incluso algo medicinales, y aliviana un poco el conjunto, le da frescor y a la vez reafirma el origen de la cerveza.

En boca se presenta con un cuerpo medio, y eso a pesar de la baja graduación alcohólica. Mantiene en sabor esa carga de malta, bizcocho, galletas y algo de fruta, pero aquí aparece mucho fruto seco, principalmente nuez, y el trago se seca. El paso por boca es limpio, y concluye con un final de amargor medio, herbal, medicinal y con un importante carácter cítrico. Regusto largo, sobretodo ácido y medicinal, incluso algo sulfuroso, en lo que imagino que puede influir tanto el tipo de lúpulo como el agua. Una Ale británica sólida, sin fisuras, ideal para los amantes de lo clásico y aun así buena opción para los que prefieren elaboraciones modernas.
NOTA:

6 comentarios:

Miguel (El Baúl de las Cervezas) dijo...

Muy agradable encontrar gente que pueda hacer, en estos tiempos, una valoración como la que has hecho de esta cerveza. Valoración y comentarios que comparto plenamente.

A veces me pregunto si tanto lúpulo estará dañando nuestras papilas gustativas que nos impiden disfrutar de cervezas como esta o como la pilsner urquell.

Al final, no hace falta beberte un cervezón para disfrutar de la cerveza, yo disfruto mucho con las bitter británicas clásicas, sencillas, sin fisuras...

Saludos!!!

Embracing Darkness dijo...

Con las cervezas más modernas mi problema es que la mayoría me saben parecidas, al final son bombas de lúpulo o de alcohol bastante lineales y no tienen la complejidad y equilibrio de las marcas clásicas. Y eso sin meterme en esas mezclas de purés de frutas o ingredientes exóticos que al final hacen que la bebida me sepa a cualquier cosa menos a cerveza.

Para paladares poco acostumbrados a la cerveza no cabe duda de que son lo más atractivo, al fin y al cabo las diferencias con las rubias de toda la vida son mucho más llamativas, pero a la larga uno se acaba aburriendo.

¡Un saludo!

Rul T. dijo...

Yo la encontré demasiado caramelosa para mi gusto. El tema de la botella blanca, es algo que aún me duele a los ojos. Llamadme carca!

Miguel (El Baúl de las Cervezas) dijo...

El problema de las cervezas actuales básicamente radica en que les falta personalidad propia... de cuantas ipas o imperial stouts podrías decir en una cata a ciega nombre de la cerveza y fabricante... yo de muy pocas... y eso dice más bien poco de la mayoría de fabricantes actuales, muchos me consta que se dedican a elaborar la receta tal y cual y al final, pues eso, a unos les quedará mejor y a otros peor, pero en el fondo faltan cercezas con personalidad propia, esas que puedes distinguir con los ojos cerrados.

Embracing Darkness dijo...

¡Carca! Nada, los cerveceros tenemos un condicionamiento frente a las botellas transparentes por culpa de algunas marcas mexicanas, pero si están bien cuidadas las Ale británicas llegan bastante bien.

Miguel (El Baúl de las Cervezas) dijo...

Está claro que tenemos un condicionamiento, pero ante todo seamos prácticos, que es lo que ha hecho Shepherd Neame, las botella de color son más caras y los lúpulos utilizados en esta cerveza no son tan sensibles a generar malos sabores por la acción de la luz... que sí por el calor. Así que puede quedar feo pero la cerveza te va a llegar en buen estado Rul.