viernes, 13 de octubre de 2017

Redneck Brewery Kajun Moonshiner IPA

MARCA: Redneck Brewery
MODELO: Redneck Brewery Kajun Moonshiner IPA
ESTILO: India Pale Ale (7'2% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Supe de la existencia de esta cervecera cántabra en la 3º Feria de la Cerveza Artesana de Burgos, en Villagonzalo, y fue la que más me gustó de todas las marcas que exponían sus elaboraciones en ese evento. Se trata de una empresa fundada por 4 homebrewers cántabros que en el 2014 constituyeron una asociación de elaboradores caseros cántabros y entusiastas de la cerveza, con la ayuda de Kike y Andrew de DouGall's, hasta que finalmente en el 2016 decidieron saltar al ámbito profesional. El primer lote producido en su instalaciones de Reocín se embotelló en junio del 2017, y por el momento cuentan con cuatro recetas fijas en botella. Me llevé un par de ellas para casa con la intención de probarlas con más calma y menos alcohol en sangre, y así ver si esa tan buena impresión que me habían producido estaba justificada o la euforia me había hecho exagerar sus virtudes. 

Kajun servida en copa es de color marrón apagado, céreo al trasluz, con una elevada turbidez. Genera una espuma beige de burbuja fina, de la que en pocos minutos queda una membrana. La potencia del aroma es impresionante, se presenta como una bomba de fruta extremadamente fresca, con mango maduro y maracuyá en cantidades industriales, y melocotón en almíbar y naranja dulce infiltrándose en la mezcla. La base, también contundente, es de potente malta, galleta, suave miel, algo de cereal y un agradable toque floral. A pesar de la carga de lúpulo no parece en absoluto unidimensional, sino que consigue una complejidad muy interesante.

El sabor comienza similar, con gran cantidad de fruta tropical madura, malta sin tostar, almíbar y algo de toffee, evidentemente todo ello tendiendo al dulce. De cuerpo medio-alto y textura oleosa, se nota que no han escatimado con la cantidad de cereal. Al avanzar el trago el lúpulo se refuerza, salen intensas notas de pino y resina que inundan la boca y la dejan seca (y verde), y en el marcado amargor final se suman a cítricos, especia picante y el calor del alcohol. Regusto largo, con pino, cítricos y alcohol, quedando algún resquicio de fruta tropical. Una cerveza fantástica; equilibrada, completa y con personalidad... no es una IPA más. La mejor cerveza nacional que he bebido en lo que va de año, y con el mérito añadido de que cuando compré la botella no habían pasado ni 3 meses desde la apertura de la fábrica. Recomendación absoluta.

NOTA:

0 comentarios: