viernes, 20 de mayo de 2022

De Dochter van de Korenaar Belle-Fleur

MARCA: De Dochter van de Korenaar
MODELO: De Dochter van de Korenaar Belle-Fleur
ESTILO: India Pale Ale americana (6% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS: De Dochter van de Korenaar es una cervecera familiar flamenca fundada en el año 2007 por Monique y Roland Mengerink en su propio domicilio, en Baarle-Hertog, junto a la frontera con Países Bajos. Su curioso nombre hace referencia a la frase atribuída a Carlos I de España (y V del Sacro Imperio Romano Germánico), que decía que prefería "el zumo de la hija de la espiga a la sangre del racimo de uvas" ("sap van de dochter van de korenaar" dan aan het "bloed van de druiventros"). Durante un tiempo exhibieron su abultado repertorio por nuestro país, además con gran éxito, pero desde hace años sus botellas no se ven con facilidad. 

Hoy comento una de las más populares, una IPA de inspiración belga que encontré en Líquidos hace unos meses. Es de color dorado brillante, algo turbia, con una capa de espuma blanca abundante y cremosa que grita "Bélgica" a los 4 vientos. Muestra músculo en nariz con una potente base de malta, galleta y más suave bizcocho, inundada por recuerdos de frutas tropicales, naranja madura y algo de albaricoque. Aromas de flores blancas envuelven el conjunto, con pinceladas de miel, levadura belga y azúcar candy que también indican el origen de los elaboradores.

De cuerpo medio, la alta carbonatación parece aumentar el volumen del trago. El inicio es dulce, dominado por malta cruda, toffee y caramelo, y poco a poco se suman frutas, destacando mandarina, maracuyá, naranja y más suave albaricoque. El sabor se van secando por culpa del lúpulo, y surge un firme amargor floral, herbal y cítrico, con una importante mineralidad, un punto de especia picante y el calor del alcohol. Regusto largo, ahí aguantan las cáscaras de cítricos y las frutas tropicales mientras poco a poco va desapareciendo (por desgracia) la deliciosidad máxima de esta cerveza. El problema de las IPAs es que a veces pueden resultar algo monótonas, bombas de lúpulo sin personalidad, pero no es en absoluto el caso de esta. Ojalá las podamos volver a tener por la Península con más frecuencia.

NOTA:


2 comentarios:

Albert dijo...

Buenas tardes,

En primer lugar quisiera felicitarte por el blog.

En segundo lugar y en relación a la Belle-Fleur, además de compartir su valoración, comentarte que en Lambicus (Barcelona), tanto en el bar como en la tienda, disponen de una amplia selección de cervezas de De Dochter, tanto en botella como en barril, además de alguna que otra edición especial y limitada. Todas ellas se pueden adquirir online a través de Belgasonline.

Atentamente,

Albert

Embracing Darkness dijo...

Buenas, ¿qué tal Albert?

Muchas gracias por el comentario.
Precisamente Lambicus es de los pocos locales de Barcelona que conozco, aproveché en un viaje de trabajo que me alojaba en Poble Sec, y me pareció una pasada. Apunto lo de Belgasonline y lo comento, por si hay alguien interesado.

Un saludo,

Hugo