viernes, 2 de diciembre de 2016

Jopen Jacobus RPA

MARCA: Jopen
MODELO: Jopen Jacobus RPA
ESTILO: American Pale Ale con centeno (5'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Países Bajos

CARACTERÍSTICAS: Harleem es una ciudad de alrededor de 150.000 habitantes situada en la costa oeste de los Países Bajos. Antiguamente conocida por albergar un gran número de fábricas de cerveza, que destacaban además en la producción de Koyt, un estilo de cerveza medieval que emplea en su elaboración diversos cereales y una mezcla de hierbas denominada "gruit" que sustituye al lúpulo. La última de sus fábricas, Het Scheepje, tuvo que cerrar en 1916 por la baja demanda de sus productos provocada por la popularidad de las cervezas lager, y no fue hasta la década de los 90 cuando se volvió a elaborar cerveza en Harleem. Para ello se tuvo que recurrir a dos recetas antiguas encontradas en los archivos municipales de la ciudad, una de 1407 y otra de 1501 que, tras ser verificada su autenticidad por el arqueólogo Maarten Poldermans y el historiador Loes Vroom, dieron origen a Koyt y Hoppen respectivamente. Estos hechos favorecieron la fundación en 1996 de la cervecera Jopen, quienes incluyeron entre sus referencias estas dos elaboraciones, además de muchas otras.

La cerveza que voy a comentar hoy es su APA con centeno, un cereal que siempre que aparece en mi vaso me trae grandes alegrías. Es de color pardo, bastante turbia, con un aspecto inmejorable gracias a una espuma muy densa y cremosa, en cantidad abundante y con una retención tremenda. La entrada en nariz espectacular, con un puñetazo de resina y hierba aportado por el lúpulo americano, dejando una deliciosa estela de maracuyá y mango, mientras queda un contundente fondo de malta tostada, caramelo y toffee. Completan un punto de clavo, recuerdos de cáscara de limón y algo de pomelo, consiguiendo un conjunto exquisito.

De cuerpo medio-alto, sobretodo para el estilo, es evidente la calidez y sedosidad del centeno. El sabor lo domina la dulce malta, densa y potente, y a medida que avanza el trago sale el lúpulo, con un carácter más tropical en el que el mango es el protagonista, mientras que el pino es algo más discreto. Final de amargor moderado, con fruta, algo de cítricos, y es en el regusto final cuando se seca, aparece la astringencia, se refuerzan limón y pomelo y aparece especia picante y hierba. Es una cerveza compleja y muy bien equilibrada, generosa con el lúpulo pero sin dejar de lado la malta, lo que yo creo que es fundamental para cualquier elaboración. Era la primera vez que probaba nada de Jopen y me he quedado muy impresionado con el nivel, posiblemente se encuentre entre las mejores APA que he tomado este año.

NOTA:

0 comentarios: