jueves, 10 de marzo de 2016

Naparbier Potemkin

MARCA: Naparbier
MODELO: Naparbier Potemkin
ESTILO: Russian Imperial Stout (12% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: A principios del 2015 los de Naparbier organizaron una encuesta/concurso para decidir el nombre de la Imperial Stout que iban a lanzar durante el año. Entre las múltiples propuestas, algunas de ellas realmente buenas, al final optaron por Potemkin, el nombre del acorazado cuyos tripulantes se amotinaron durante la Revolución Rusa, hechos que posteriormente fueron narrados por Eisenstein en su popular película. La cerveza vio la luz en Junio, época del año no demasiado apropiada para este tipo de cervezas, así que la botella que compré pasó directa a mi despensa, donde ha estado hasta el pasado fin de semana, cuando una tormenta de nieve en Pamplona me convenció de que era el momento de estrenarla.

A la hora de servirla tanto el color como la densidad del líquido me llamaron la atención, pocas veces había visto salir de una botella algo tan oscuro y oleoso, excepto cuando abrí mi colección de botellas con contenidos oscuros y oleosos. Cae en la copa como un plomo y no genera ningún tipo de espuma, aunque algunos segundos después parece querer impulsar una corriente ocre a través de la columna. En nariz asusta, es un perfume tremendamente compacto, de dulzor considerable para el estilo, compuesto por una base de frutas del bosque, fruta oscura madura y suaves pasas que se mezcla con grandes cantidades de tostado, torrefacto, recuerdos de cacao puro y un toque de regaliz negro más discreto. Es cálida, cafetosa y tiene un toque de alcohol y especia perfectamente ajustados, que la redondean.

La textura es muy atractiva, densa y rotunda pero a la vez muy sedosa. La entrada tiene algo de dulce todavía, malta, frutas oscuras y sirope, aunque los tostados siguen siendo lo fundamental. Poco a poco estos avanzan en forma torrefacto, toneladas de café negro, mucho cacao, suave regaliz y un importante carácter licoroso. El final es de amargor intenso y áspero, tanto por el grano como por la gran cantidad de lúpulo, llegando a ser este último algo excesivo para mi gusto. Deja la boca seca, con un regusto de cacao intenso y alcohol bien controlado, que en la garganta se transforma en especia picante, leve punto cítrico y una agradable calidez. Para este tipo de cervezas prefiero que el papel del lúpulo sea más limitado y poder disfrutar más del grano, no obstante es verdad que esta elaboración es totalmente consecuente con el estilo de Naparbier, y que es contundente, sabrosa y equilibrada... vamos, que está tan bien hecha como todo lo que sacan al mercado. Repetiré el próximo invierno, si me dejan.

NOTA:

4 comentarios:

cerveza al cubo dijo...

No la he probado, pero es que tienen tanto y tan bueno donde elegir, que catar todas sus creaciones me está costando...

Un saludo.

Mundo Birruno dijo...

Menuda pintaza. De momento por aquí no la encuentro. A ver si me paso por el NaparBCN y me la tomo de postre. ¡Saludos!.

Embracing Darkness dijo...

Cerveza al cubo:

A mí me resulta imposible seguirles el ritmo. Además las que me gustan, repito... y me suelen gustar la mayoría.


Mundo Birruno:

A estas alturas supongo que será complicado. Por Pamplona hubo algunas botellas el verano pasado, pero hace ya muchos meses que no las veo.

Saludos a ambos

UnholyBlackMad dijo...

Tarde o temprano la probaré, tenerlo por seguro !